WWE SmackDown! VS. RAW 2009

    La lucha libre está teniendo un gran éxito en España, gracias a la emisión en la cadena de televisión Cuatro de los combates de SmackDown y RAW, por lo que el título basado en ambas ligas de lucha libre está gozando de un gran éxito de ventas en sus anteriores entregas. Tras el juego de 2008, que fue algo decepcionante, finalmente nos llega WWE SmackDown! VS. RAW 2009, que promete mejorar todos los aspectos de la entrega del año pasado e incluir numerosas novedades.

    En esta nueva entrega se han añadido nuevos modos de juego, a la vez que se han eliminado otros tantos, mientras que los que se mantienen han sufrido ligeras mejoras.

    En WWE SmackDown! VS. RAW 2009 el modo “24/7” se ha sustituido por “Road to Wrestlemania”, siendo éste un gran cambio. Si el año pasado el modo historia era muy confuso, no reflejaba realmente la personalidad de los luchadores y el guion era tenía muchas incoherencias, en la entrega de este año ocurre todo lo contrario. Ahora nos encontramos con una historia que parece sacada del show televisivo, a la vez que se muestran las características psicológicas de cada wrestler. Sin embargo, hay una gran pega: solo está disponible para 7 personajes distintos. En total nos encontramos con 6 historias diferentes (5 son individuales y la última es cooperativa), en la cual se nos presenta un conflicto que se resuelve en el evento principal de este deporte: Wrestlemania. Los personajes disponibles serán Triple H, CM Punk, Undertaker, John Cena, Chris Jericho y el equipo formado por Rey Mysterio y Batista (esta última historia se puede jugar de forma cooperativa con un amigo o de forma individual). El guion variará mucho si elegimos a un personaje o a otro. Por ejemplo, en la historia de Cena, éste tendrá que detener el país que se ha inventado MVP, o la historia cooperativa nos contará la unión de Mysterio y Batista tras una larga época luchando por separado. En todo momento el juego nos dirá los días que faltan hasta Wrestlemania, y las semanas se irán pasando automáticamente al completar el combate programado en el show. En este modo parecerá que estamos viendo el programa de televisión, ya que se empieza con una introducción de lo ocurrido en anteriores días, y lo que va a pasar ese mismo día. Entre los combates puede haber alguna secuencia de vídeo, que hará avanzar la historia, y cada programa acabará con el logo de la marca en la que luchemos, dando más autenticidad. Además, las voces de los luchadores que intervienen son las verdaderas, lo que da mayor sensación de realismo. En este modo, aparte de pasar un rato divertido, conseguiremos desbloquear nuevos personajes, arenas o nuevas opciones de personalización si cumplimos los objetivos secundarios que se nos encomiendan en determinados combates. Para completar cada historia necesitaremos entre 1 y 2 horas, por lo que la longevidad del título está más que garantizada.

    Como en anteriores entregas de la franquicia, en WWE SmackDown! VS. RAW 2009 habrá un apartado dedicado a la creación y personalización de personajes.

    El editor de luchadores es muy similar al de anteriores años, por lo que podremos crear a un púgil masculino o femenino, definir su aspecto físico, su cara, pelo, ojos, etc. También podremos seleccionar entre cientos de tatuajes, ropa y complementos. Mientras que los tatuajes son los mismos que en la anterior entrega, la ropa ha aumentado ligeramente, por lo que nos encontramos con nuevas camisetas, pantalones, collares, cazadores, cinturones, etc. Tras definir el aspecto de nuestro personaje, podemos elegir las pancartas que llevarán nuestros fans, nuestro nombre, peso, actitud hacia el público y la liga en la que queremos luchar (SmackDown!, RAW o ECW).

    A parte de crear a nuestros luchadores, tendremos la posibilidad de personalizar su entrada al ring. En este proceso podemos elegir el método sencillo, que consistirá en elegir la música (podremos usar la de nuestro disco duro), las imágenes que saldrán en la pantalla y la actitud de nuestro púgil. Sin embargo, mediante la forma complicada podremos elegir la personalidad de nuestro luchador en diferentes segmentos de la entrada, el momento en el que sale el rótulo con nuestro nombre, las luces que queremos en cada instante y el momento exacto en el que se activarán los fuegos artificiales. Es una pena que no se haya añadido ninguna opción nueva respecto al año pasado.

    También podremos seleccionar los movimientos que podrá realizar nuestro luchador. Se seleccionarán mediante el mismo sistema que en años anteriores. De esta forma, nos encontraremos con la lista de movimientos de pie, cuando el rival está en el suelo, las llaves que podremos realizar en ambos casos, la salida o entrada del ring, los ataques cuando el rival está apoyado en las cuerdas o en las esquinas, y lo más importante, elegir el remate final. En este apartado podemos seleccionar los ya existentes, o crear los nuestros propias mediante un sencillo pero completo editor. De esta forma, podremos combinar hasta un máximo de 10 movimientos para realizar nuestro finisher, al que podremos poner el nombre que queramos. Sin duda, es una nueva característica que aumenta el ya de por sí excelente nivel de personalización del juego.

    Para finalizar, podremos hacer DVDs de nuestros combates. Esta es una nueva caracteística, que funciona bastante bien, aunque también tiene sus puntos negativos. Durante el combate podemos pausar la partida en cualquier momento, para obtener un repetición de los últimos 30 segundos de la pelea. Con este fragemento de vídeo podemos hacer muchas cosas, como añadir filtros, efectos o sonidos. Cuando hayamos acabado de crear el DVD con los mejores momentos de la pelea, podremos hacer la carátula y la caja del DVD. El único problema es que tienes que pausar el combate numerosas veces para poder hacer este DVD, mientras que habría sido mucho más cómodo poder grabar todo el combate y luego elegir los fragmentos que más nos gusten. De todas formas, cuando hayamos acabado nuestro vídeo podremos subirlo a internet, donde los usuarios de todo el mundo lo podrán calificar. Es una pena que esta función sea exclusiva de las versiones de nueva generación (Xbox 360 y Playstation 3).

    Uno de los modos que ha sufrido un lavado de cara en WWE SmackDown! VS. RAW 2009 es el modo carrera. En esta ocasión no habrá ninguna historia ni hilo argumental, sino que tendremos que ir consiguiendo los diferentes títulos de todas las marcas de la WWE. A diferencia de “Road to Wrestlemania”, podremos elegir a cualquiera de los personajes disponibles. Sin embargo, lo más recomendable es usar nuestros luchadores creados, para así hacerlos mejorar poco a poco. Para conseguir cada título tendremos que enfrentarnos a 4 adversarios prefijados en el orden que deseemos. Al final de cada pelea se nos dará una calificación en forma de estrellas. Cuando consigamos el número de estrellas requerido podremos participar en un pelea por ser el contrincante número 1, para acto seguido disputar el combate por el título. En cada pelea podemos elegir el tipo de juego en el que queremos participar, como un combate normal de 1 vs 1 o escapar de la jaula de acero. Sin embargo, al principio solo tenemos un tipo de pelea desbloqueado, y a medida que avanzamos vamos desbloqueando los demás. Al finalizar el combate mejoramos nuestros atributos (fuerza, carisma, resistencia, durabilidad, etc) según lo que hayamos hecho en el ring. Esto da más realismo al juego, ya que no se usan los puntos de experienca típicos de los juegos de rol. Además también recibimos algunos premios por realizar diferentes hazañas en el ring. Junto a estos premios también podemos desbloquear diferentes habilidades para nuestro púgil, como mejorar las sumisiones o los movimientos que dejan KO al oponente. Sin duda, el cambio le ha sentado muy bien al juego, ya que es un modo para relajarse y mejorar nuestras habilidades, sin la necesidad de seguir ninguna historia mal contada.

    También vuelve el modo torneo, con el que podremos disputar campeonatos predefinidos o crear los nuestros propios. En estos torneos podemos competir por equipos o de forma individual, y finalmente se puede disputar algún combate por el título. Si no nos apetece jugar a ninguno de los campeonatos predefinidos o no queremos crear los nuestros, hay una opción en la que el juego elige el número de participantes que quiere, el tipo de pelea y los combatientes son elegidos al azar.

    Finalmente nos encontramos con el modo exhibición, en el que podemos disputar el tipo de pelea que queramos. Los tipos de combate se dividen en 7 categorías, dependiendo del número de luchadores. En los combates individuales nos encontramos con peleas normales, combates en el que gana el primero en hacer sangrar al oponente, retos en los que hay que salir de una jaula de acero antes que el oponente o una de las novedades: el “Inferno Match”. En estas peleas el ring está rodeado de fuego, que se intensificará conforme se van golpeando los luchadores. Nuestro objetivo es echar al rival del ring cuando las llamas estén a 300º C, temperatura a la que se quema a nuestro oponente. Estas peleas no son muy novedosas, pero suponen un soplo de aire fresco. Las peleas entre bambalinas también han sufrido modificaciones, y ahora se ha eliminado el parking. En su lugar pelearemos en el camerino o en la zona anterior al ring. Sin embargo, se ha eliminado el combate “Buried Alive”, que sí se encontraba en la anterior entrega. En los combates handicap (un equipo o luchador se encuentra en desventaja numérica) se ha añadido la modalidad “Gauntlet”, en la aparecen más rivales tras ganar a uno. El resto de modos de juego se mantienen, por lo que encontramos peleas por parejas o tío, combates de todos contra todos de 3, 4 ó 6 luchadores y el modo “Royal Rumble” (para 10, 20 ó 30 púgiles), en el que irán subiendo progresivamente al ring, y su objetivo será echar a los demás de la zona de la pelea, y gana el que se mantenga en la lona al final de la partida.

    Además, se ha incluido un modo online (exclusivo de las versiones de Xbox 360 y Playstation 3), donde podremos disputar peleas con hasta 6 amigos (igual que jugando offline) en todos los modos disponibles. Este año se ha incluido la posibilidad de hablar mediante el headseat durante los combates, y esta característica funciona bastante bien. Para saber quién es el mejor wrestler digital, se ha dispuesto una tabla con la clasificación mundial.

    El número de personajes seleccionables asciende a más de 60, siendo una cifra realmente admirable en los juegos de lucha. De esta forma nos encontramos con algunos púgiles de la entrega del año pasado, como John Cena, Randy Orton, Triple H o Rey Mysterio (estos luchadores tienen el mismo modelado que en el 2008, a excepción del nuevo corte de pelo de Orton), algunos combatientes totalmente nuevos, como Brian Kendrick, Chris Jericho, Chuck Palumbo, The Miz o Paul London. Además, algunos personajes volverán después de no haber aparecido el año pasado, como Finlay o Big Show. También volverán algunas leyendas, como Hulk Hogan. Sin embargo, no esperéis un gran número de este tipo de estrellas, ya que THQ las está reservando para un juego especialmente dedicado a ellas. Finalmente nos encontramos con las Divas, que son las luchadoras femeninas del título, como Mickie James, Michelle McCool o Melina.

    En lo que respecta a la jugabilidad, WWE SmackDown! VS. RAW 2009 se ha centrado en las peleas por equipos, incluyendo nuevas características en este tipo de combates. En esta ocasión, el luchador que espera su turno puede realizar diferentes acciones, como golpear al rival o sujetarle para que su compañero le pueda hacer un llave sin ningún problema. Además, también podrá forzar el cambio de turno si el compañero se encuentra cerca. Las llaves para el cambio de pareja se han mejorado, aumentando considerablemente su número. También se han incluido algunos remates en los cambios de turnos, que serán usados por los auténticos equipos que existen en la vida real. Finalmente, se ha añadido el “Hot Tag Team”, que se activa cuando estamos recibiendo una paliza. Si esto ocurre se irá llenando una barra de fuego junto a nuestro “Momentum” (este último dato sirve para realizar un remate cuando está al máximo). Cuando se rellene y estemos cerca de la posición de nuestro compañero, podremos cambiar de pareja, y este intercambio permitirá al púgil que entre en la pelea arrollar a los rivales y tener la posibilidad de hacer un remate, aunque antes debemos superar un quicktime event de dos botones. Sin embargo, tendremos que tener cuidado con esta función, ya que solo se puede usar una vez. El mayor problema de esta característa es que la escena es siempre la misma, y no se podrá evitar si alguno de los personajes está fuera de la lona, ya que se teletransportará a la posición idónea para recibir el golpe. La IA de los luchadores ha mejorado considerablemente, en especial en los combates por parejas. Ahora nuestro compañero irá a molestar al rival que está esperando cuando vamos a hacer un remate, el cual nos permitirá acabar con la pelea.

    En el resto de modos el control se mantiene estándar, por lo que volveremos a usar el stick derecho para realizar las llaves. Al igual que entregas anteriores tendremos la opción de dar un ataque diferente si combinamos el botón de puñetazo con alguna de las direcciones. Las llaves se realizan con el stick derecho, y cuando ambos púgiles estén de pie existe la posibilidad de hacer llaves más fuertes si pulsamos otro botón a la vez que movemos el stick analógico. Para realizar las burlas usaremos el stick izquierdo, y para mover al personaje, el pad digital. También tenemos la posibilidad de esprintar, y gracias a esta habilidad podremos realizar diferentes ataques y llaves. Por suerte, en WWE SmackDown! VS. RAW 2009 se ha eliminado el sistema de clases de la entrega anterior, lo que limtaba mucho los movimientos de los luchadores, por lo que ahora todos los combatientes podrán golpear la cara de un rival en el suelo, o podrán usar técnicas ilegales. El mayor problema en la jugabilidad es que no hay diferencias destacables en el control de los personajes, ya que las llaves y los diferentes movimientos se realizarán de la misma forma con cada luchador, y únicamente cambiarán las animaciones. En esta entrega podemos usar los remates cuando nuestra barra de “Momentum” se rellena, aunque solo tenemos unos pocos segundos para poder realizar este brutal movimiento. Sin embargo, también tendremos la posibilidad de comprar un movimiento personal, que serán parecidos a los remates, pero serán menos poderosos. Un gran fallo es la cámara cuando bajamos del ring, ya que se ha vuelto más dinámica que en anteriores entregas, y ahora habrá momentos en los que no veamos nada de lo que está pasando.

    El apartado gráfico del juego es muy desigual. Por un lado, tenemos a los luchadores, cuyo modelado es muy realista y natural (incluso se pueden apreciar las gotas de sudor en los púgiles), siendo copias casi exactas de sus homónimos reales. Sin embargo, sus animaciones son algo robóticas, y bastante forzadas en los momentos de encadenar diferentes movimientos (en especial en los finisher personalizados). Al menos se ha suavizado un poco este aspecto respecto al año pasado, pero todavía tienen mucho que mejorar. Con las arenas pasa lo mismo. Los rings tienen unas buenas texturas, pero el público es realmente malo. Los primeros espectadores tienen un modelado correcto, pero según se van alejando se encuentran cada vez más pixelados. Para colmo, detrás de la mesa de los comentarias (que en la versión de PSP sigue sin aparecer) hay una gran zona negra, lo que baja bastantes puntos este apartado. Por primera vez en años, se ha incluido una arena al aire libre: “Tribute for the Troops” (un combate que celebran en Estados Unidos para conmemorar al ejército norteamericano). En este campo todo el público está formado por militares, y todos ellos van vestidos con ropa de camuflaje del ejércirto. Esto hace que todo parece una mancha marrón. Los detalles como el fuego o los fuegos artificiales están a un buen nivel, aunque todavía pueden mejorar. Sin embargo, sigue presente el mismo problema que en los últimos años: la interacción física de los personajes. En esta ocasión nos encontramos con algunas llaves que surgen efecto sin que se toquen en ningún momento los púgiles. Este defecto se aprecia claramente en las llaves en las que tenemos que empujar a los personajes hacia una determinada superficie u objeto.

    El apartado sonoro del título sí está a un gran nivel. Junto con la posibilidad de usar nuestras canciones para las entradas al ring, también disponemos de 10 canciones licenciadas, y bastantes temas de las entradas de diferentes personajes. El sonido ambiente está muy logrado, ya que el público gritará con alegría o nos abuchearán dependiendo de nuestra actuación o los movimientos que hagamos. Sin embargo, el sonido de los golpes no resulta tan realista, ya que siempre escucharemos el mismo efecto, sin importar que demos una patado o un puñetazo. De nuevo, el juego viene con los comentaristas americanos, a pesar de los rumores de que se iba a fichar a los comentaristas de Cuatro. A pesar de este detalle su calidad es muy buena, al igual que las voces de los wrestlers, ya que cuentan con su voz verdadera.

    En resumen, WWE SmackDown! VS. RAW 2009 supera notablemente a su predecesor, pero todavía tiene algunos fallos y es demasiado simple en su control, lo que no gustará a los puristas de los juegos de lucha. Sin embargo, es un título muy recomendable para todos los fans de la lucha libre, ya que se encontrarán con suficientes novedades como para justificar la compra del mejor juego de wrestling que hay actualmente en el mercado.