Super Smash Bros Brawl

    Los personajes más conocidos de los videojuegos se ven la cara en uno de los juegos más divertidos y alocados de todos los tiempos. Nintendo los transforma en luchadores (37 en total), les mantiene sus voces originales y crea para ellos unos escenarios que reconoceréis enseguida si sois seguidores de sus juegos. Se enfrentan en combates de dos, tres o cuatro luchadores con el único objetivo de echar del escenario el mayor número de veces a nuestro adversario. Para equilibrar los combates contaremos con objetos que nos facilitarán poder ganar el combate o trampas y plataformas que deberemos utilizar o evitar.

    Las posibilidades a la hora de jugar son increíbles, contaremos con diferentes modos de combates: Lucha Normal, Emisario Especial (iremos ganando combates para desbloquear personajes secretos), Modo Clásico (12 combates y dos combates de bonus), Eventos (combates individuales), Estadio (4 categorías: Dar a objetos, Supervivencia, Home Run y Jefes Finales) y Entrenamiento. Además si jugamos con amigos contaremos con Luchas Normales o Especiales, Modo Rotación (podemos alternar cinco o más luchadores), Modo Torneo (permite jugar hasta 32 luchadores). En el modo online podremos enfrentarnos a nuestros amigos o a otros jugadores.

    Disponemos de la opción Baúl dónde poder diseñar nuestros propios escenarios o poder visionar las imágenes o vídeos que hayamos registrado durante el juego.

    En cuanto al manejo de los luchadores con sólo dos botones podremos utilizar los golpes más básicos, aunque si los acompañamos con los botones de dirección podremos realizar golpes distintos y más efectivos. En cuanto al apartado gráfico ‘Super Smash Bros Brawl’ saca todo el provecho de la consola Wii, los luchadores y los escenarios se ven francamente bien, con unos detalles nunca antes vistos en la consola.

    En definitiva, un juego de lucha y combates que rinde un homenaje al mundo de los videojuegos contando con la mayoría de los personajes que han hecho historia dentro de este mundo. Recomendable para aquellos jugones que se consideran seguidores de los videojuegos por su duración y su buen puesta en escena.