Soul Calibur IV

    Soul Calibur IV es la última entrega de la saga de lucha de Namco, que llega por primera vez a Playstation 3 y Xbox 360 dispuesta a mejorar lo ya visto en anteriores entregas.

    La historia de Soul Calibur IV consiste en una torre que ha emergido del suelo misteriosamente. El artífice de este suceso es Algol, un antiguo guerrero que había portado las dos espadas mágicas Soul Calibur (la espada del bien) y Soul Edge (la espada del mal). Este villano había permanecido en un sueño durante más de mil años, y ahora es solo un recuerdo que tiene forma dentro de la torre. Para ser corpóreo en el mundo exterior necesita ambas espadas, por lo que atrae a todos los luchadores del mundo para encontrar a los que portan las espadas mágicas. A partir de esta historia, todos los luchadores del juego tienen sus propias motivaciones para acudir a la torre: algunos quieren destruir la espada maltida y viceversa, otros quieren controlar ambas para hacerse los más poderosos del mundo, etc. Sin embargo, el guion no es nada bueno, limitándose la historia a un largo texto antes de empezar el modo historia y una secuencia de vídeo al finalizar éste, siendo algunas veces sin argumento alguno y limitándose a destruir a Algol en la última fase. Este modo está comprendido por cinco fases, y en la mayoría de ellas peleamos contra varios contrincantes, pudiendo estar formado nuestro equipo por más de un luchador.

    En total nos encontramos con 34 luchadores. La moyoría son conocidos de la saga, pero hay algunas incorporaciones como el propio Algol, Hilde, cinco luchadores creados por mangakas y tres personajes sacados del universo Star Wars: Darth Vader  (solo para PS3), Yoda (solo para Xbox 360) y El Aprendiz (sacado del juego Star Wars: El Poder de la Fuerza, y aparece en ambas consolas). Los personajes espaciales llegan a Soul Calibur IV mediante un portal que aparece en la galaxia a causa de las perturbaciones ocasionadas por los choques de las espadas. El nivel de detalle de cada personaje es asombroso, ya que en todos se mueven de forma muy realista la capa, el pelo o los collares. Sin embargo a veces hay algo de clipping con estos elementos, ya que atraviesan al luchador de vez en cuando. Los combatientes tienen unos movimientos muy fluidos y naturales. Además del amplio pantel de luchadores, podemos crear los nuestro propios mediante un potente editor, en el que podemos elegir el género, la complexión, el peinado, la voz, el equipamiento, las habilidades especiales, etc. Sin embargo, los movimientos de nuestros personajes y los de los creados por los mangakas son los mismos que los de los personajes principales, sin darnos la posibilidad de crear nuestro propios movimientos.  A pesar de esto, se han añadido elementos de rol, ya que según usamos un estilo de lucha éste va mejorando, dandónos acceso a nuevas habilidades para potenciar a los personajes creados o a los originales. También podemos personalizar a los personajes creados (a excepción de los de Star Wars), pudiendo añadirles equipamiento, comprar armas más poderosas o dejar a éstos en ropa interior.

    La jugabilidad es la típica de la saga, por lo que seguimos teniendo un botón de defensa, dos botones de ataque con el arma y otro para las patadas. También se mantiene la forma de hacer las llaves. Sin embargo, se han añadido una serie de novedades que dan mucha profundidad al juego. La principal es el indicador de alma, que es una esfera situada al lado de la barra de vida de los personajes. Esta indicador descenderá si recibimos golpes cuando nos defendemos, y una vez llegue a cero nuestro rival tiene unos segundos para hacer una ataque final que nos eliminará irremediablemente. Estos ataques son realmentes espectaculares, y están acompañados de unos efectos muy logrados. Para realizar este golpe tendremos que pulsar todos los botones de ataque y defensa, o pulsar el botón del pad que simboliza estos cuatro botones. Otra novedad es la destrucción de equipamiento. Esta función está estructurada en cabeza, tronco y piernas. Si nos golpean demasiado en una de estas zonas, la ropa se acabará por destruir, y cada golpe que recibamos en estas zonas al descubierto nos hará más daño. El equipamiento se rompe de forma realista en algunas ocasionas, mientras que en otras simplemente se hacen unos arañazos a la ropa. Sin embargo, no se romperá el equipamiento de los personajes de Star Wars. Para estos personajes galácticos se ha añadido un indicador de Fuerza, gracias al cual podemos usar los poderes de los Sith o de los Jedi, pero no podemos abusar de ellos porque si se termina la barra el personaje se queda atontado durante unos momentos. 

    Los escenarios donde se desarrollan las peleas tienen un buen diseño. Además algunos cuentan con elementos destructibles, como jarrones o paredes, que llegan a resquebrajarse. En algunos de ellos si lanzamos al oponente contra una pared específica el escenario se amplia con otras zonas. Algunos rings tienen zonas que llevan al vacío, y si alguno de los luchadores cae el oponente gana el asalto o la pelea. Algunos de los escenarios son una puesta al día de los clásicos de la saga, mientras que otros son totalmente nuevos. Con la llegada de los personajes de Star Wars se han recreado dos escenarios basados en la Estrella de la Muerte, siendo dos de los más espectaculares del juego, ya que vemos una batalla espacial a través de las ventanas de la nave y a los cazas de combate salir del escenario. Sin embargo, los escenarios de Soul Calibur IV no son perfectos, ya que los agujeros que se forman al impactar al luchador en el suelo desaparece al poco tiempo, aunque se ha aumentado el tiempo respecto a las entregas de la anterior generación.

    Los modos para un jugador son el citado modo Historia, Torre de las Almas Perdidas, Arcade y Práctica. En la Torre de las Almas Perdidas tenemos que ir ascendiendo por las plantas de una torre. Las fases de este modo pueden ser una única planta o más de una. Antes de iniciar los desafíos tenemos que elegir a un número determinado de luchadores, que variará en función del nivel en el que estemos. Al finalizar cada uno nos enfrentaremos a un oponente original, que hace de jefe final. Durante cada fase hay algunos desafíos que, si se cumplen, nos dan acceso a nuevo equipamiento para el editor de personajes. Sin embargo, no se nos imforma de estos objetivos, por lo que podemos estar ascendiendo sin conseguir ningún objeto. Este modo se asemeja bastante al modo supervivencia de anteriores entregas, ya que cuando las fases son de varias plantas tendremos que derrotar a numerosos oponentes sin recuperar salud en ningún momento. En este modo nos podemos enfrentar a más de un personaje en cada una de las fases, al igual que en la historia. En Arcade luchamos a lo largo de ocho fases en las que nos enfrentamos a un único oponente, y tenemos que ganar dos rounds para pasar al siguiente nivel. Al principio la dificultad no es muy alta, pero en las últimas fases ganar se hace más complicado. En el modo Práctica podemos elegir diferentes configuraciones para mejorar nuestras habilidades de combate. En todos estos modos de juego, a excepción del modo Práctica,conseguimos oro con el que comprar personajes y equipamiento.

    Para competir contra otro usuario en Soul Calibur IV podemos elegir jugar offline (dos jugadores desde una misma consola) o jugar online, siendo ésta la principal novedad de esta entrega. Para sendos modos podemos elegir entre partida normal, sin que se tenga en cuenta las habilidades especiales, o jugar con las habilidades que tengan los personajes. Jugando online podemos elegir entre partidas clasificadas (los combates influyen en la clasificación global) o entre partidas no clasificadas. En ambos tipos  vamos ganando experiencia para subir de nivel. Sin embargo, tanto offline como online, no podemos hacer peleas por equipos como en algunos modos para un jugador. En las partidas en red no encontramos lag ni una mala respuesta del personaje en las partidas con una buena conexión, mientras que si hay mala conexión no llegan instantáneamente los movimientos a los luchadores.

    Para finalizar, nos encontramos con el Museo. En él podemos observar un esquema con todas las relaciones y motivaciones de los personajes de Soul Calibur IV. También podemos ver bocetos e imágenes de los luchadores, aunque para poder verlas tendremos que pagar una cantidad de oro. Además podemos visualizar los vídeos del modo Historia o vídeos especiales de los personajes.

    Soul Calibur IV se convierte, por méritos propios en el mejor juego de lucha. Sin embargo, ha perdido profundidad en los modos para un jugador, y ésto puede llegar a decepcionar a algunos usuarios. Por todo esto es un juego recomendado para los amantes de los juegos de lucha 1 vs 1, aunque si lo que buscan es la profundidad de anteriores entregas quizá acaben decepcionados.