Presentación de Need For Speed Undercover

    La saga Need For Speed lleva doce años metiéndonos en el mundo de las carreras callejeras en las consolas y PC, llegando a su mejor entrega con Need For Speed Most Wanted. Tras los cambios que se hicieron en ProStreet, Electronic Arts ha decidido volver a los orígenes de la mejor entrega, pero añadiendo novedades y mejorando todo lo visto en el citado Most Wanted. Para demostrarlo, EA nos invitó a sus oficinas para probar el juego en su versión de Xbox 360 de la mano de su productor.

    La principal novedad de Need For Speed Undercover es una historia compleja, propia de las películas de Holywood. Para lograr este objetivo, se han grabado escenas con actores reales como si de una producción de cine se tratara. De esta forma, han contado con miembros de la dirección de series como “24” o actores de alto nivel, como Maggie Q (conocida por aparecer en “Misión Imposible III” o “La Jungla 4.0”). La historia nos cuenta cómo el personaje interpretado por esta actriz ha reclutado “voluntariamente” a un conductor profesional para trabajar en una operación encubierta. De esta forma, trabajamos infiltrados en una organización criminal para destruirla desde dentro. El guion puede parecer muy típico en un principio, pero nos prometieron que según vamos avanzando éste se irá volviendo cada vez más emocionante, lo que hará que no soltemos el mando hasta saber qué ocurre con nuestro personaje.

    En Need For Speed Undercover nos volveremos a encontrar con una gran ciudad, llamada Tri-City Bay, que se dividirá en tres zonas: Palm Harbor, Port Crescent y Sunset Hills (en esta última zona también se encuentra Gold Coast Mountains). Todas estas mini-ciudades tienen un gran tamaño, y están conectadas entre sí por largas autopistas. Gracias a estas conexiones dan lugar a un nuevo modo de juego: highway battle (batallas de autopista). El objetivo es superar al rival mediante una distacia determinada en un tiempo marcado. En este modo la vista es siempre en primera persona, y tenemos que evitar al tráfico, ya que si chocamos a gran velocidad con un coche perderemos la carrera automáticamente. En Need For Speed Undercover nos volveremos a encontrar con fréneticas persecuciones policiales, en las que harán todo lo que esté en su mano para capturarnos. La presencia de la policía es muy notoria, y aumentará si cometemos fechorías siempre en el mismo área. Al igual que en Most Wanted nos empezarán a perseguir varios coches de policía, que aumentarán su agresividad conforme nos volvemos más peligrosos. Si nuestro nivel de búsqueda es muy elevado nos llegará a perseguir un helicóptero, del que nos costará huir. Para saber si estamos cerca o lejos de los perseguidores, se ha incluido una barra muy similar a la de Most Wanted, que nos indicará si huimos o somos atrapados. Para escapar podemos alejarnos de la policía o destruir sus vehículos a base de golpes o con los elementos interactivos del escenario, como por ejemplo una torre de comunicaciones. Estos últimos objetos están representados en el minimapa con un triángulo rojo, aunque una vez los tengamos delante no habrá ningún indicador, por lo que tendremos que averiguar de qué objeto se trata en un breve espacio de tiempo para poder golperalo y eliminar unos cuantos coches patrulla. Esto puede parecer difícil, pero os aseguramos que hacen mucho más realistas y espectaculares el desarrollo de las persecuciones. Una vez hemos conseguido huir, tendremos que estar lejos de la vista policial hasta que se llene la barra de zona segura, aunque podemos hacer que se rellene antes si vamos a unas zonas específicas marcadas en el mapa. Por el contrario, si nos capturan veremos un escena hecha con el motor gráfico del juego.

    La jugabilidad se mantiene en la línea de la saga, aunque se ha facilitado la ejecución de los movimientos típicos de las películas de persecuciones. Por ejemplo, podemos hacer giros de 180º tras ir marcha atrás, giros de 360º o gran facilidad para realizar giros bruscos. Estas maniobras sirven para rellenar una barra, que se vaciará si impactamos con cualquier cosa. Sin embargo todavía no sabemos qué funciones tendrá esta barra. También dispondremos de una barra para ralentizar la acción, que comenzará vacía y se rellenará al hacer acciones temerarias, tales como pasar al lado de los vehículos controlados por la IA. Hablando de este aspecto, la IA ha  mejorado mucho respecto a las anteriores entregas de la saga. El tráfico reaccionará de forma realista a nuestro estilo de conducción, o a la aparición de la policía. La Inteligencia Artificial de los agentes de la ley durante las persecuciones es muy agresiva, haciendo todo lo posible para detenernos en el menor tiempo posible, volviéndose más peligrosos si causamos daños. A pesar de esto, se comportan de forma realista, ya que si nos metemos en un túnel mientras nos persigue un helicóptero oiremos conversaciones entre los policías diciendo que nos han perdido, aunque nos encontrarán instantánemanete si salimos al exterior.

    Dada la importancia de la historia en Need For Speed Undercover hay misiones que hacen que ésta avance. La única que pudimos probar consistía en robar un vehículo de la policía para probar nuestra lealtad a la organización criminal. El nivel empezaba con el coche ya robado, y teníamos que perder a la policía y llevarlo al garaje de la banda sin sufrir demasiados daños.                                                                 

    En esta entrega se ha añadido un sistema de daños en tiempo real, que solo afecta al estético del coche y no al rendimiento. Se ha decidido que funcione de esta manera para que resulte divertido y no frustante, dado que sería imposible superar las persecuciones con daños en el rendimiento del vehículo. Sin embargo, como ya hemos contado, en algunas misiones aparecerá una barra de daños que hará que termine la misión si se rellena por completo.

    El tuning ha sido muy importante en la saga desde Underground, por lo que en esta entrega volveremos a tener amplias opciones de personalización. Sin embargo, en Need For Speed Undercover no se llega a la profundidad de la citada entrega, sino que todo está igual de simplificado que en la últimas entregas. De esta forma solo contaremos con la posibilidad de cambiar todos los parachoques simultáneamente, y no de forma individual. En el aspecto en el que más opciones se han añadido es el de los tubos de escape, ya que contaremos con infinidad de tipos a elegir. El resto de apartados se mantiene en la línea de las tres últimas entregas de la saga. El mejor apartado en la personalización es la pintura, ya que seremos capaces de elegir zonas específicas del coche para pintar, tales como la zona delantera, las ruedas, etc. Lo único que nos queda por probar es la oppción de vinilos, que aunque estará disponible no lo pudimos probar. Need For Speed Undercover contará con una amplia lista de deportivos a elegir, que se dividirán en americanos, europeos y japoneses. Para comprar y personalizar los coches simplemente tendremos que ir al garaje, sin la necesidad de ir a distintos tipos de tiendas.

    El apartado gráfico del juego es muy bueno, aunque al tratarse de una versión en un estado de desarrollo algo precario había algunos fallos, que llegaban a resultar molestos. Por ejemplo, las sombras estaban muy pixeladas, había edificios que cargaban sus texturas ante nosotros o directamente aparecían de la nada. Respecto a la jugabilidad de vez en cuando había tirones (sobre todo en los momentos de más acción como las persecuciones) que podían hacer que tuviéramos un accidente, algo que hacía que fuéramos capturados o perdiéramos una carrera.

    Respecto a los modos online solo se nos informó de uno: policías y ladrones. En este modo de juego unos jugadores son los policías y tienen que detener a los maleantes, mientras que los otros tiene que huir a toda costa. Al finalizar una ronda los papeles se cambian. Lo más destacable de la faceta online de Need For Speed Undercover es la posibilidad de acceder a éste desde el menú de pausa. Respecto a internet, también seremos capaces de realizar espectaculares fotografías, que según parece solo se podrán subir a la red.

    La última novedad de Need For Speed Undercover que pudimos observar fue las “Wheelman Skills” (habilidades de conductor). Es un elemento de RPG que servirá para mejorar las habilidades de conducción de nuestro personaje, como por ejemplo la aceleración o el manejo. Esta mejora estará activa en las partidas offline y online. Respecto al piloto, es digno de mención que finalmente éste se pueda ver en el interior de los vehículos, aunque se trate de un modelo muy simple.

    Need For Speed Undercover tiene una pinta excelente, y si terminan de pulir los detalles citados, nos encontraremos con el resurgir de una saga que lleva de capa caída dos años. El juego saldrá el 21 de noviembre para las consolas Xbox 360, Playstaion 3, Playstation 2, PSP, Nintendo DS, Wii y PC.