8

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Si pensamos en campañas de Kickstarter de gran éxito, una que seguro nos viene a la menta es la de Yooka-Laylee. Varios ex-desarrolladores de Rare formaron el estudio Playtonic Games, con la idea de revitalizar los plataformas 3D al estilo de Banjo-Kazooie, pero aprovechando las tecnologías modernas para hacer algo más grande y ambicioso que nunca.

El resultado, si bien no fue un desastre, tampoco estaba a la altura de las altísimas expectativas que se depositaron, culminando en un plataformas 3D correcto, pero poco más. Por suerte, el equipo todavía tiene fe en la franquicia, con que el dúo plataformero regresa en Yooka-Laylee and the Impossible Lair. Sin embargo, esta vez Playtonic Games ha vuelto más atrás en la historia de Rare, para inspirarse en los Donkey Kong de scroll lateral. ¿Podrán este cameleón y su amiga murciélago saltar hacia nuestros corazones, o seguirán quedándose cortos?


Nuevamente, el villano contra el que este dúo dinámico se debe enfrentar es Capital B, que pese a ser atrapado en un libro, ha logrado hacerse con dicho mundo, y amenaza con controlar mentalmente a todas las abejas del mismo. Como somos más majos que las pesetas, saldremos en otra aventura para ayudar a la Abeja Reina. ¿El problema? Que Capital B ha creado lo que considera una «Guarida Imposible», por lo que necesitaremos la ayuda del ejército de abejas si queremos tener la mínima oportunidad para frustrar sus planes.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Esto da pie a una estructura de juego bastante interesante, ya que de hecho, tenemos acceso al nivel final de Yooka-Laylee and the Impossible Lair desde el principio del juego, pudiendo intentar completarlo todas las veces que queramos. El «problema» es que solo contamos con dos puntos de vida, ya que al primer impacto, Laylee empezará a volar por su cuenta, y si recibimos otro golpe sin la protección de nuestra amiga, moriremos instantáneamente. Por tanto, tendremos que usar el escudo de abejas para protegernos, de modo que cada abeja absorberá un punto de daño antes de llegar a esta situación o vida a muerte.

Seguro que hay algún crack que se pasa el juego desde el primer momento, pero lo normal es que tengamos que encontrar abejas para protegernos y tener más puntos de vida. Éstas se obtienen al completar los diferentes niveles del juego, o explorando el Supramundo, habiendo una clara distinción entre el estilo de juego de ambas secciones.

Por un lado, en el Supramundo jugamos desde una perspectiva cenital, centrándose todo mucho más en la exploración y en la resolución de puzzles para poder avanzar. Aquí las plataformas se dejan de lado, ya que apenas podemos saltar, teniendo más que buscar qué piezas del escenario mover o qué mecanismos activar para resolver los diferentes rompecabezas que nos bloquean el paso.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Muchas veces podremos encontrar diversos caminos ocultos, que nos llevarán a objetos coleccionables únicos: los tónicos. Estas pociones nos permite activar diversos modificadores al juego dentro de los niveles tradicionales, pero no el Supramundo ni la Guarida Imposible. Y no hablo de cosas simpáticas sin importancias solamente, ya que los chicos de Playtonic Games se han vuelto locos en este sentido: filtros para simular que jugamos a Limbo, efectos pixelados como si estuviéramos en la SNES, poner todo a oscuras salvo un foco sobre nuestro dúo protagonista, etc.

Otros tónicos afectan más a las mecánicas, como permitirnos planear, usar un grito con el que acabar con todos los enemigos que aparecen en pantalla, o incluso poner ojos saltones a los enemigos, que sirven como protección. En función de qué tónicos tengamos activados para el nivel, obtendremos más o menos plumas, que a su vez podemos usar en el Supramundo para desbloquear nuevos secretos, o activar los tónicos por primera vez.

Me estoy centrando bastante en toda esta parte de Yooka-Laylee and the Impossible Lair, porque realmente es importante para el conjunto global. De hecho, casi diría que la mitad del tiempo nos la pasaremos explorando el Supramundo, siendo algo que me ha divertido muchísimo más de lo que me esperaba. También es un acierto que, pese a lo grande que es este Supramundo, una vez hayamos desbloqueado un nivel, podemos teletransportarnos al mismo, para no tener que recorrer todo el camino, lo cual llegaría a cansar, sobre todo si queremos ir probando la Guarida cada vez que conseguimos una nueva abeja.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

En cuanto a los niveles tradicionales, aquí la sensación de estar ante un nuevo Donkey Kong Country son más que evidentes. Yooka ataca en un rango cercano, pero lo más efectivo consiste en rodar para aplastar a los enemigos (consiguiendo velocidad en el proceso), o directamente saltar sobre sus cabezas. Mientras que en la saga de Nintendo se consiguen habilidades al rescatar a un compañero, en Yooka-Laylee and the Impossible Lair vamos por defecto con nuestra compañera de aventuras, lo que nos permite usar habilidades especiales como el ataque en el aire para estar unos momentos más sin tocar el suelo, o poder dar el culetazo.

Esto hace que, perder a Laylee no signifique solo que estamos cerca de la muerte, sino que además lo pasaremos peor, al no tener estos útiles movimientos. Si además llevamos tónicos centrados en Laylee, éstos serán totalmente inútiles, al no poder «planear» sin Laylee, por ejemplo.

En cuanto a los niveles en sí mismos, estos están perfectamente diseñados, para tener montones de secretos que, nuevamente, recuerdan a Donkey Kong Country. Durante el nivel, el principal coleccionable son las plumas, pero además hay 5 monedas en cada fase. Dichas monedas están bien escondidas, y necesitamos una cierta cantidad para poder abrir varias puertas en el Supramundo, lo que nos anima a buscarlas. Si somos ligeramente completicionistas (y no de los que van al 100% sí o sí), podremos obtener las necesarias para desbloquear todas las fases sin problemas.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Las sensaciones a la hora de saltar y movernos por las fases son excelentes, de modo que estamos en pleno control del dúo protagonista. Además, el juego es bastante accesible para todo tipo de públicos, gracias no solo a los tónicos, sino porque, si nos bloqueamos en una sección y morimos muchas veces, desde el punto de control nos preguntarán si queremos omitir la parte en la que claramente nos hemos atascado. Todo esto sin ninguna penalización (no obtendremos los coleccionables entre ambos checkpoints, claro), ya que al final de la fase seguiremos rescatando a la abeja.

Esto es algo que me ha gustado mucho de Yooka-Laylee and the Impossible Lair, ya que permite que cualquier tipo de usuario pueda ver todos los niveles… Excepto la Guarida Imposible. Porque sí, aquí no hay puntos de control, y es algo que choca de frente con la dificultad planteada en el resto de la aventura. Esto puede hacer que sea un poco frustrante volver a la Guarida, morir cuando llevamos ya la mitad del nivel (unos 20 minutos fácilmente de juego), y tener que volver a empezar desde el principio otra vez.

Si todo el juego hubiera tenido una dificultad similar, igual no sería tan pronunciado este pico de dificultad, pero ciertamente choca cuando recibimos tantísimas ayudas en los niveles tradicionales. También me hubiera gustado algo más de variedad en los enemigos, ya que básicamente hay tres: los normales, los que tienen pinchos por delante, y los que saltan a la vez que nosotros. Aunque no dejen de ser obstáculos, un poco más de variedad, o incluso algún jefe final, habría estado de lujo.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Al menos, sin centrarnos en la Guarida Imposible, Yooka-Laylee and the Impossible Lair ofrece muchísimo contenido. Hay 48 abejas para liberar, y todos los niveles normales tienen dos modos, según cómo afecte el Supramundo sobre el libro que sirve de portal al nivel. Por ejemplo, si inundamos un libro, la fase estará llena de agua. Si le damos caña con un ventilador, habrá viento por todos lados, y así sucesivamente. Es una forma muy inteligente de presentar el mismo nivel de una forma completamente diferente, ya que se abrirán nuevos caminos, se bloquearán otros, y al final podremos salvar a otra abeja completamente diferente. Es como si cada nivel fueran dos, lo cual hace que estemos fácilmente unas 8-10 horas para completar todas las fases, y con suerte (y mucha habilidad), también derrotar a Capital B.

Si a nivel de diseño y de mecánicas los chicos de Playtonic Games han dado en la tecla adecuada con Yooka-Laylee and the Impossible Lair, con los apartados técnicos ocurre exactamente lo mismo. El apartado artístico inspirado por los clásicos del género brilla con luz propia en esta entrega, gracias a unos escenarios muy detallados, tanto en los niveles como en el Supramundo, haciendo que cada región entre por los ojos. Lo mismo ocurre con el diseño de los diversos personajes, al derrochar simpatía y personalidad. Que todo se mueva a 60 FPS constantes (he jugado en Xbox One X, pero en teoría funciona así de bien en todas las plataformas) es todo un plus, para tener una mayor precisión en los momentos más desafiantes del juego.

El sonido es también bastante bueno, pero primero, quiero agradecer que se quitaran de raíz los ruiditos que hacían los personajes al hablar. Hacen algún ruido bajo, pero ya no molesta por el simple hecho de «¡en Nintendo 64 también lo hacían!». Dicho esto, la música es igual de simpática que el apartado visual, redondeando así un conjunto técnico.

Yooka-Laylee and the Impossible Lair

Conclusión

Mientras que la primera aventura de este dúo me decepcionó pese a entretenerme, Yooka-Laylee and the Impossible Lair ha sido una sorpresa mayúscula. Mientras que Retro Studios se nieva a ofrecernos un nuevo Donkey Kong Country, viene Playtonic Games para ofrecernos lo más cercano posible, y con una calidad muy, muy similar.

El diseño de esta entrega es excelente, gracias a unos niveles de plataformas variados, llenos de secretos y tremendamente divertidos. Al sumarle un Supramundo lleno de rompecabezas y elementos exploratorios tan divertidos, tenemos un conjunto muy completo que engancha de lo lindo a poco que nos gusten las plataformas.

Es cierto que no llega a ser perfecto, por quizá una subida de dificultad muy acusada para la Mazmorra Imposible, o personalmente, echar en falta algún jefe final adicional o una mayor variedad de enemigos. Aun así, Playtonic Games ha demostrado que saben muy bien lo que se hacen, de modo que Yooka-Laylee confirman su posición como mascotas modernas para el género de las plataformas.

8

Nos consolamos con:

  • Gran variedad en los niveles y el Supramundo, llenos de secretos para encontrar
  • Muchísimo contenido para estar pegados al mando durante varias horas
  • Técnicamente redondo, para que entre por los ojos desde el primer momento
  • La locura de los tónicos

Nos desconsolamos con:

  • El pico de dificultad que supone la Guarida Imposible, frente a lo accesible que es todo lo demás
  • Se echa en falta una mayor variedad de enemigos

Ficha

  • Desarrollo: Playtonic Games
  • Distribución: Team 17 - Versión física: Badland Publishing
  • Lanzamiento: 08/10/2019
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: 29,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *