8

XCOM 2

xcom2

Bostezo. Pero no es de aburrimiento, sino como impulso inconsciente de mi cuerpo tras tantas noches durmiendo pocas horas. Son los efectos secundarios de jugar a XCOM 2 hasta altas horas de la madrugada para conducir a la victoria a la resistencia contra los alienígenas, incluso con sus momentos de desesperación donde uno lanzaría el PC por la ventana. Y aunque la probabilidad de romper la ventana es del 97%, igual hasta fallo.

Por suerte, el fallo no lleva a la muerte, pero en XCOM 2 y como ya viene siendo familiar con la saga, fallar puede llevar a la muerte. Perder un soldado que nos ha acompañado durante un montón de misiones y que hasta le hemos cogido cariño te rompe el corazón (e igual la campaña).

Nos hemos tomado un buen tiempo para realizar este análisis, pero esto nos ha permitido ver como un parche posterior al lanzamiento ha resuelto muchos de los problemas gráficos de los que se quejaban algunos jugadores. Nuestra experiencia con XCOM 2 ha sido fluida y sin fallos de consideración. Ahora es el mejor momento para jugarlo.

XCOM 2 se sitúa unos 20 años después de los hechos de XCOM: Enemy Unknown, donde las cosas no han ido bien y nos encontramos con una distopía donde el totalitarismo alienígena domina la Tierra. Nuestra misión no es impedir la conquista esta vez, sino ayudar a formar células de resistencia por todo el mundo usando nuestra base voladora conocida como el Vengador. Esto es algo que funciona como la base del primer XCOM y que podremos expandir y mejorar a lo largo de la campaña.

xcom2

Muchos de los aspectos no han cambiado. Debemos construir y mejorar nuestra base, contratar personal científico y de ingeniería, decidir qué investigar y fabricar armas y accesorios para nuestras tropas. Todo esto en una carrera contrarreloj contra los alienígenas, que están desarrollando algo conocido como el proyecto Avatar y, como podéis imaginar, no es nada bueno. Si eso pasa, es el fin de la partida. Realizar según que misiones sirven para frenar el progreso del proyecto, pero también deberemos atender con nuestra guerrilla otros terribles acontecimientos para impedir que los alienígenas obtengan ventajas. Pero es imposible responder a todo.

El combate basado en turnos que caracteriza la saga, donde la muerte de los soldados es permanente, vuelve con varias mejoras. Por un lado, se ha introducido la novedad que nuestra guerrilla empieza oculta, sin desvelar la posición de nuestros operativos hasta que un alienígena los detecte si entran en su campo de visión o les metemos un tiro sorpresa en su asquerosa sien. Así pues, en muchos casos tenemos la oportunidad de preparar una emboscada. Por otro lado, los escenarios ahora se generan de forma aleatoria, evitando el encontrar los mismos una y otra vez como sucedía en el anterior XCOM. Esto introduce una gran rejugabilidad.

Aunque por alguna razón de diseño que no logro entender, las mejoras anteriores se ven contrarrestadas por la necesidad a menudo de tener que terminar la misión en menos de un determinado número de turnos, que acostumbra a ser realmente corto y hacen que tengamos que ir más a saco de lo que a un servidor le gustaría. Si a esto le sumamos la aleatoriedad, hay veces donde parece que influirá más la suerte que nuestra capacidad de resolver estratégicamente la situación.

xcom2

A no ser que estemos jugando la campaña con el modo Hombre de Hierro, apta solo para suicidas ya que no permite guardar partidas diferentes, nos veremos cargando una y otra vez las partidas de cara a ver si la suerte nos acompaña más en el undécimo intento que hacemos para conseguir que nuestros valientes combatientes alcancen su objetivo y puedan ser salvados. Ciertamente, acabaremos hartos de la pantalla de carga.

Pero aún así, llegar al final de la campaña es motivo de satisfacción. XCOM 2, como los anteriores, es un juego difícil y es en esa dificultad en la que radica gran parte de la diversión. Este es uno de esos juegos en los que llegar al final es motivo de gran satisfacción personal.

El aspecto personal es importante en XCOM. Cada uno de nuestros combatientes es, en cierta manera, único, y realmente sabe mal cuando mueren (pero aún cuando es después de un error de posicionamiento debido a un movimiento de la cámara en el último segundo). Las diferentes clases de soldado en XCOM 2 están mejor trabajadas y presentan más diversificación respecto al título anterior. Por ejemplo, los soldados de la nueva clase Ranger (XXXX) disponen de una espada capaz de derribar de un golpe a un enemigo cuerpo a cuerpo, especialmente útil en la primera parte del juego aunque más adelante ya no supone tanta ventaja al ser los alienígenas más fuertes. Los de la clase Especialista disponen de drones para dar soporte a nuestros compañeros o dañar a enemigos, pudiendo hackear aquellos que son de tipo robótico.

También se han expandido las posibilidades de customización de nuestros operativos, escogiendo sus armas, accesorios e implantes. Pero también pudiendo hasta decidir el color de sus uniformes o el patrón de las armas.

Los científicos e ingenieros de nuestra base también tiene cada uno su nombre y los conseguimos, por ejemplo, rescatándolos en algunas misiones.

La dificultad en XCOM 2 no es realmente variable. El principio, por ejemplo, es una de sus partes más complicadas, pero desarrollando según que tecnologías podemos hacer que el juego se vuelva mucho más fácil más adelante… aunque puede pasar de golpe a complicarse de nuevo.

xcom2

Esa dificultad inicial, junto con la variedad de enemigos con los que nos encontramos en el principio de la campaña, hace que esta parte sea la más interesante, pudiendo convertirse en algo más tedioso más adelante, aunque la inercia no nos permite dejarlo. Otro turno más, por favor.

Al igual que con XCOM: Enemy Unknown, algunos de los movimientos de los soldados son acompañados de animaciones para más dramatismo. En XCOM 2 son aún más variadas y junto con los mejores gráficos de los escenarios, algo que da color a la experiencia. Es posible, por eso, que a la larga terminemos desactivarlas para ganar velocidad o, después del último parche, podemos simplemente acelerarlas.

Conclusión

Así pues, XCOM 2 mejora varios de los aspectos más débiles de XCOM: Enemy Unknown, pero por el otro lado parece un retroceso -como ese énfasis en misiones cortas y a saco. No es un mal juego en absoluto y especialmente la primera parte de la campaña es fantástica, aunque luego pierda gas y nos deje con ese regusto que podría haber sido algo más y, sin embargo, tampoco podemos dejar de jugarlo. Tenemos un montón de horas de diversión por delante y, además es posible usar Mods, así que es probable que los aspectos más flojos pueden ser mejorados.

8

Nos consolamos con:

  • XCOM puro y duro..
  • Excelente combate por turnos.
  • Grandes posibilidades de customización y especialización.
  • Generación aleatoria de los mapas para que haya dos iguales…

Nos desconsolamos con:

  • …aunque a veces el hecho de ser aleatorio puede generar una desventaja injusta.
  • Demasiadas misiones con cuenta atrás muy ajustada, que nos hace arriesgar más y depender más en la suerte.

Ficha

  • Desarrollo: Firaxis Games
  • Distribución: 2K Games
  • Lanzamiento: 05/02/2016
  • Idioma: Español
  • Precio: 59,95 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *