8

WWE 2K19

WWE 2K19

Las sagas deportivas anuales tienen siempre un desafío de ofrecer año tras año una serie de mejoras que realmente hacen que merezca la pena o se note cierta evolución. Una de estas franquicias que necesitaban una evolución como el comer era sin duda WWE 2K, ya que desde que 2K Games se hizo con la licencia, han tenido mucho potencial, pero siempre se quedaban muy atrás en varias áreas clave que desmejoraban bastante al juego, de modo que siempre daban un paso adelante y otro para atrás, o incluso más.

Aun así, no paraba de tener fe en que al siguiente año por fin lo lograrían, con que aquí estamos con WWE 2K19. De nuevo, Yuke’sVisual Concept vuelven a la carga, con la promesa de multitud de mejoras técnicas, el regreso del modo Showcase, nuevos modos para disfrutar en solitario, y en definitiva, ofrecer el mejor juego de la saga. ¿Podrá alzarse con el título de campeón o ni siquiera se llegará a clasificar para el combate por el título?

En WWE 2K19 hay una serie de pilares muy claros a los que podemos acceder desde el menú principal. Primero me quiero centrar en el modo Showcase, que regresa tras unos años de ausencia (algo bastante raro con lo querido que era esta modalidad), y vuelve con mucha fuerza. En esta ocasión, el juego se centra por completo en la carrera de Daniel Bryan, empezando por su combate contra un John Cena en ascenso en su vuelta tras haber sido despedido de la WWE por primera vez. Todo lo bueno que se podía decir de este modo en el pasado se mantiene, ya que nos marca unos objetivos durante la pelea para recrear las situaciones que se dieron en la vida real, como una llave concreta cuando ya un luchador ha sufrido cierto daño, hacer un ataque en una zona concreta, etc. Al cumplir estos objetivos, veremos escenas ingame que recrean los hechos del combate, ofreciendo así una experiencia bastante cinematográfica.

WWE 2K19

Lo mejor de todo es que antes de cada combate, habrá una serie de vídeos de imagen real a modo de documental, con declaraciones exclusivas del propio Daniel Bryan, lo cual es toda una delicia para los fans del wrestling. Es aquí donde radica todo lo bueno de este modo, y espero que lo sigan manteniendo en el futuro con este formato, ya que le da un plus de exclusividad, al saber que solo gracias al juego podemos tener estas declaraciones, que además sirven muy bien para introducir cada pelea. Al final, ayuda a meterte más en situación que “solo” fragmentos del audio de los comentaristas, por lo que todo son ventajas.

Otro pilar es todo lo que engloba a Mi Jugador, que es la serie de modos en la que empleamos a nuestro personaje creado. Obviamente, lo principal es Mi Carrera, donde esta vez sí, 2K Games ha ofrecido la que puede ser la primera campaña de alto presupuesto para un juego de pressing catch. Mientras que los últimos años parecía que estábamos ante casi el modo Universo WWE con otro nombre, aquí tendremos una narrativa muy clara, al seguir a nuestro personaje (con el apodo Buzz) desde que participa en el circuito independiente de la BCW, hasta formar parte de la WWE y dejar su marca personal. El trabajo del luchador AJ Kirsch para dar voz y prestar sus movimientos a Buzz es fantástico, al tener por primera vez una personalidad nuestro personaje, y ayudar a meternos de lleno en la historia. Porque sí, hay un argumento bastante loco, pero que funciona y engancha.

Al igual que en el modo Showcase, habrá varios combates que son claves para la trama, por lo que tendremos que cumplir ciertos objetivos para poder progresar, que pueden ser ganar o realizar movimientos concretos en lugares específicos. Es cierto que a veces esto nos lleva a algunos combates donde la dificultad se dispara, como por ejemplo, antes de entrar en la WWE como tal, tener que superar una serie de combates sin recuperar salud contra varios rivales a la vez, lo cual es injusto dadas las estadísticas que tenemos en ese momento. Otro aspecto importante es que podemos tomar decisiones que afectan en cierto aspecto a la trama, aunque muchas veces, cuando parece que deberíamos de poder decidir, no nos dejan, como cuando nos ofrecen elegir entre entrar en Smackdown y RAW, al decidir Buzz por nosotros.

WWE 2K19

Dentro del menú de Mi Jugador también podemos acceder al modo Road to Glory, que ya debutó el año pasado, y que sigue sin demasiadas novedades. En esencia, estamos ante una competición online con nuestro personaje creado, para intentar clasificarnos en los PPV, que coinciden con los eventos reales de la televisión. El otro gran modo sí que es una novedad de WWE 2K19, y aquí se nota la influencia de Mortal Kombat X: las Torres. Aquí deberemos completar una serie de combates, a veces sin recuperar salud y otras sí, contra varios contrincantes bajo unas reglas específicas, ya sean modificadores de daño, de velocidad global, etc. Es algo bastante variado, con torres diarias y semanales, con recompensas temporales para la personalización de nuestro personaje. Las Torres también están presentes para jugar con las Superstars tradicionales, por lo que es un añadido de peso bastante importante.

En todos los modos de Mi Jugador iremos consiguiendo puntos de experiencia para ir subiendo de nivel, y aquí nos topamos con uno de los principales problemas de WWE 2K19: la progresión del jugador. Esto no cambia de un año para otro, y ya va siendo hora. Aunque al menos se ha modificado la forma de progresar, al poder distribuir puntos en varios árboles de mejora que son mucho más accesibles que asignar puntos a multitud de estadísticas, seguimos evolucionando a paso de tortuga. No es normal que cuando entremos en la WWE sigamos teniendo unas estadísticas que no llegan ni a los 60 puntos de media, y aquí estamos hablando de unas 5-6 horas de juego si nos hemos puesto a trastear con otros modos. Se nota que quieren que compremos el DLC que acelera la progresión, pero es absurdo, ya que así también se crean enormes desequilibrios en Road to Glory, al poder emparejarte contra otro usuario con mejores estadísticas que tú.

Otro problema está en el sistema de desbloqueo de elementos. Casi todo está bloqueado, ya sean elementos estéticos o movimientos de combate, victoria o entrada. Para conseguirlos deberemos gastar unas monedas de este modo en cajas de botín (representadas como sobres de cromo), sin luego tener un menú donde claramente está todo lo desbloqueado, sino que hay que buscarlo entre las decenas de opciones de cada apartado. Es algo sencillamente horrible, ya que si queremos algo en concreto, o tenemos suerte, o nos toca desembolsar una cantidad absurda de VC (Virtual Currency), lo cual hace todo este proceso de desbloqueo un horror.

WWE 2K19

Por suerte, en el editor de personajes fuera de Mi Jugador sí tenemos todo desbloqueado, lo que nos permite hacer de todo. Nuevamente, WWE 2K19 nos ofrece un editor fantástico, y es una delicia navegar entre las creaciones de la gente para ver a luchadores que no se han incorporado en el roster, personajes de cómics, etc. Los tiempos de carga al mostrar un objeto nuevo han mejorado mucho, por lo que ahora editar a nuestra creación es más rápido y natural que antes.

En cuanto al resto de modos, tenemos la opción de competir en todo tipo de combates (1 vs 1, combates por equipo, Handicap o especiales), podremos crear nuestro Universo WWE para montar pequeñas historias de rivalidades o alterar quién gana cada cosa, qué show se juega, etc. Finalmente, está el online, donde nuevamente la conexión sigue siendo un desastre. Sigue habiendo multitud de lag o cortes, lo que hace que no podamos ejecutar correctamente los movimientos que requieren cierto timing, haciendo que sea muy frustrante jugar de esta forma. Ya va siendo hora de que mejoren los servidores, ya que es un problema que se repite año tras año.

A nivel de mecánicas, lo básico se sigue manteniendo. Los luchadores tienen una barra de vida y otra de resistencia de tres niveles cada una. Además, sólo se pueden hacer contraataques si contamos con fichas de Evasión, que se van recargando con el tiempo. Igual va siendo hora de modificar un poco este aspecto, ya que tener más fichas de evasión suele significar la victoria o dominar durante un buen tiempo el combate, pero es algo que, al menos, permite cierta estrategia de cuándo esquivar y cuándo soportar algo de daño para darle la vuelta al combate. Lo mejor es que el ritmo de las peleas ha mejorado bastante, además de ofrecer unas transiciones más naturales entre los diferentes movimientos, lo que ayuda a que nos sintamos más inmersos en las peleas.

WWE 2K19

Hay una nueva mecánica llamada “Venganza”, que le da más ritmo a las partidas. Básicamente, tendremos un par de fichas que se recargan a medida que sufrimos daño, para luego poder vengarnos del rival. Una ficha se puede usar todas las veces que queramos en el combate, mientras que la otra tiene un uso único. Algunas habilidades de las fichas son tener una esquiva gratuita y sin preocuparnos del timing, recargar nuestra energía como si fuéramos Thor o incluso conseguir un remate gratuito. Es algo que permite darle la vuelta a la tortilla en muchos combates de WWE 2K19, lo cual casa con lo que podemos ver por la televisión, ya que la sorpresa es una constante en el pressing catch. El sistema es sencillo y me gusta bastante, con que espero que lo mantengan para próximas entregas.

La cantidad de bugs que suele acompañar al juego se ha reducido notablemente, y la detección de impactos es mejor que nunca. Al final, las peleas son las más disfrutables desde que la saga dio el salto a 2K Games, lo cual es fantástico para los que llevamos apostando por la franquicia año tras año.

Fuera del combate, seguimos contando con contenido para dar y tomar, gracias a un roster enorme, nuevos filtros que le dan un toque más arcade al juego, como jugar con luchadores cabezones o incluso con personajes pixelados a lo Minecraft. Sin duda, quieren alejarse un poco del “realismo” que intentaban alcanzar en anteriores títulos, lo cual es todo un acierto, ya que estamos ante un deporte de espectáculo, donde la diversión debería primar por encima de todo, en vez del realismo como tal.

WWE 2K19

A nivel técnico, el juego luce bastante bien a nivel general. Es cierto que no impresiona en exceso, pero las entradas están a un nivel altísimo, mientras que los modelados de los luchadores tiene un gran nivel de detalle. Es obvio que los personajes creados no son tan bonitos como los de las Superstars auténticas, pero aun así, en las escenas del modo Mi Carrera no desentonan demasiado, y de hecho, las animaciones son en general bastante buenas. Se nota que han mejorado las transiciones entre movimientos para que no se sienta todo tan robótico, y hasta el público ahora está más detallado que nunca. Sigue habiendo momentos mejorables, como alguna expresión facial bastante extraña, pero al menos, han dado un buen paso adelante en todos los aspectos, incluyendo el rendimiento.

En el sonido, las cosas sí que podrían ser mejores en WWE 2K19. A nivel de voces, los comentaristas siguen siendo un desastre, con líneas que se contradicen constantemente, o que se repiten más que el ajo. Esto ocurre también en el modo Mi Carrera, con algunos momentos en los que dan ganas de poder quitar los comentarios y que suene la banda sonora del título. Siguiendo con el modo Mi Carrera, los diálogos de nuestro personaje y los que se han inventado para la trama están muy, muy bien, pero los de algunas estrellas de verdad, como Daniel Bryan, son muy mejorables, notándose que igual la actuación digital no es lo suyo.

Conclusión

Por primera vez en muchos años, me alegra decir que WWE 2K19 da varios pasos adelante para convertirse en el mejor juego de pressing catch. Sin lugar a dudas, es la mejor propuesta que nos ha ofrecido la franquicia desde su salto a 2K Games, gracias a unos modos mucho mejor diseñados, sin olvidarse de nada por el camino, ofreciendo así el título más completo de toda la saga. En primer lugar, el modo Mi Carrera es fantástico, y si consiguen evolucionarlo para tener más poder de decisión o incluso mejores valores de producción, puede ser toda una pieza angular sobre la que crear futuras entregas, como ha ocurrido en NBA 2K. Al menos, este año han hecho algo muy divertido y que parece una campaña como tal, lo cual ya es una mejora abismal.

El regreso de Showcase es increíble gracias a las entrevistas exclusivas con Daniel Bryan para contextualizar los combates de su carrera que viviremos, mientras que el modo Torre ayuda a ofrecer una buena variedad y desafío constante con sus modificadores. Al sumarle las mejoras jugables como el sistema de Venganza o un mejor ritmo, los combates son muy disfrutables.

Aun así, WWE 2K19 sigue teniendo varios problemas características de la franquicia, como una progresión nefasta para Mi Jugador, sumando ahora un desbloqueo por cajas de botín realmente molesto; el modo online funciona fatal, y los comentaristas son un desastre. Son cosas que pueden ir mejorando poco a poco en próximos años, ya que ahora sí, tienen una base increíble para todos los modos de juego, con que este año es una delicia subir al ring digital para disfrutar de épicos combates de pressing catch con WWE 2K19.

8

Nos consolamos con:

  • Gran modo Mi Carrera con una narrativa muy clara y combates divertidos
  • El modo Showcase no solo nos permite disfrutar la carrera de Daniel Bryan, sino escuchar declaraciones exclusivas
  • Las mejoras jugables en el ritmo de los combates y el nuevo sistema de Venganza
  • Multitud de modos de juego para estar horas y horas en el ring

Nos desconsolamos con:

  • La progresión de Mi Jugador es nefasta, tanto a nivel de estadísticas como de desbloqueo de cosas
  • Los comentaristas son horribles
  • El online sigue fallando más que una escopeta de feria

Ficha

  • Desarrollo: Yuke's y Visual Concept
  • Distribución: 2K Games
  • Lanzamiento: 09/10/2018
  • Idioma: Textos en Castellano y voces en Inglés
  • Precio: 69,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *