6

WWE 2K15

WWE 2K15

El salto de una saga deportiva a una nueva generación puede ir muy bien, o ser más duro. FIFA se ha estrenado bastante bien en la actual, mientras que en la anterior le costó arrancar. NBA 2K, por otra parte, ha sabido adaptarse a las mil maravillas a las nuevas consolas para explotar todas las opciones que ofrecen. Por eso, esperaba tanto de WWE 2K15, ya que 2K Games nos ha acostumbrado a ofrecer productos redondos, sobre todo en su división deportiva. Han prometido muchas mejoras en lo visual y en lo jugable, para así hacer el juego definitivo de “pressing catch”. ¿Lo habrán conseguido o han recibido una derrota por pinfall?

Recortes por todas partes

Nada más empezar a jugar, se nota que algo falla: los modos de juego. La saga nos tiene acostumbrados a montones de opciones para jugar, en varios tipos de combate, y sobre todo, los modos de creación. Pues bien, en esta ocasión nos encontramos con muchos tipos de combate que se han quedado por el camino, como “Inferno Match”, “I Quit” o incluso las peleas en el Backstage por citar algunas de las pérdidas.

WWE 2K15

En las opciones de creación tres cuartos de lo mismo. Atrás se han quedado las opciones para crear arenas, los remates finales o las historias, quedándose únicamente la creación de personajes (pero sin poder crear Divas), de conjunto de movimientos y de entrada. Pero ojo, que los recortes también llegan a estos modos “supervivientes”, ya que nos encontramos con muchas menos opciones que antes.

Esto se nota muchísimo al intentar crear a nuestro personaje, con menos opciones en los peinados, ropa, accesorios, etc. Eso por no mencionar los largos tiempos de carga para ver cómo le queda cualquier cosa al luchador. La única ventaja que nos encontramos en el editor es que podemos importar imágenes para aplicarlas al luchador o a la ropa, lo que permite hacer cosas más técnicas. Eso sí, viendo cómo en NBA 2K15 se podía escanear nuestra cara para usarla en nuestro personaje, es una verdadera lástima que no se haya incluido aquí.

WWE 2K15

La carrera más aburrida del mundo

Uno de los modos que más se han promocionado del juego es sin duda Mi Carrera, donde llevaríamos a nuestro propio personaje desde lo más bajo hasta ser de lo mejor de la historia en la WWE. La idea como tal es genial, pero hay una gran pega: es un modo muy aburrido y limitado. Empezamos bastante bien la carrera, como aspirantes para entrar en NXT, la división más baja de la WWE, viendo incluso varias escenas en las que ha participado uno de los entrenadores del “Perfomance Center”.

Sin embargo, una vez llegamos a NXT, esa sensación de que vamos a formar parte de una historia se esfuma. Todas las interacciones que tenemos vienen en forma de mensajes entre los combates. En dichas peleas obtenemos a su vez dinero y puntos de experiencia para comprar mejoras o mejorar nuestros atributos, algo que se hace muy lento al principio, después se va muy rápido para luego volver a estancarnos hacia el final.

Según vayamos obteniendo seguidores, iremos pasando a categorías cada vez superiores, dejando atrás NXT para entrar en WWE, y llegar finalmente a Smackdown y RAW. De nuevo, la idea es buena, pero cuando realmente lo único que haces es combatir, y la mayor parte del tiempo sin ninguna historia de por medio, por lo que no hay nada que te motive para seguir avanzando.

WWE 2K15

Únicamente hay una historia cuando vamos a participar en un PPV, y suele estar muy limitada, con pocas decisiones que tomar y con muchas secuencias idénticas a las que podríamos ver en el Universo WWE. Y lo que es peor, cuando se acaba el PPV, ya no se vuelve a mencionar nada de esto, por lo que todo está completamente aislado.

Eso por no mencionar que estas historias no tienen mucho sentido, ya que se supone que se generan en función de si somos buenos o malos (reputación FACE o HEEL), pero siendo bueno, una arrancaba diciendo que había rumores de que pegaba a los competidores en el vestuario. ¿Acaso me he perdido una escena o algo por el estilo?

Cosas así ocurren constantemente, y aunque de vez en cuando te encuentras con alguna pequeña historia que no está mal, se pueden estar 8 horas sin ver casi nada, lo cual es absurdo y termina aburriendo demasiado. Así que, la idea de este modo está bien, pero necesita muchas mejoras para próximas entregas.

WWE 2K15

La historia pre-existente viene a salvarnos

Por suerte, el otro modo estrella del juego, 2K Showcase está mucho mejor. En él revivimos las rivalidades recientes entre John Cena y CM Punk, y Triple H y Shawn Michaels. Como en las últimas entregas, viviremos estos combates como ocurrieron en su momento, cumpliendo varios objetivos que darán lugar a escenas de lo más espectaculares.

Además, entre los combates veremos fragmentos de la historia que se pudo ver en la WWE por televisión, creando una gran sensación de inmersión en este espectáculo, viendo exactamente todo lo que le falta al modo Mi Carrera. Es una pena que solo haya estas dos historias, pero bueno, al menos ofrecen mucha diversión reviviendo estos momentos épicos.

El otro modo que está bastante bien es el Universo WWE, aunque por desgracia, también hay algún que otro recorte. Por un lado, ahora podemos establecer fácilmente las rivalidades entre dos luchadores o entre dos equipos y su duración, además de establecer una base para la historia que surgirá. Esto tiene esa parte positiva, pero al mismo tiempo, hace que fuera de las tres rivalidades marcadas dentro de cada una de las dos grandes marcas, los demás combates no tengan demasiada importancia. Luego, tampoco podemos personalizar demasiado los combates, algo que se viene arrastrando por la falta de tipos de combates.

WWE 2K15

En la jugabilidad, nos encontramos con grandes mejoras. Para empezar, el ritmo de los combates se ha reducido, y se han añadido dos barras: la de vida y la de resistencia. Esto sumándose al daño individual de cada una de las partes del cuerpo. De esta forma, cada vez que realicemos una acción, nuestra barra de resistencia se irá gastando. En total tenemos tres barras, y cuando hemos perdido una, ya no se puede recuperar. Esto nos obliga a pensar bien si nos conviene realizar una llave o un golpe cuando tenemos poca resistencia, porque eso nos puede dejar vendidos más adelante.

Con la barra de vida pasa lo mismo. Tiene tres niveles, y cuando perdamos una barra de vida, la barra de resistencia bajará automáticamente a ese nivel si no lo ha hecho antes. Cuanto más dañada esté una parte del cuerpo, más vida nos quitarán, por lo que hay que cuidar mucho estas barras, lo que crea unos combates más emocionantes.

Todo esto con nuevos movimientos OMG añadidos bastante espectaculares, y la inclusión de un mini-juego de “Piedra, papel y tijera” al empezar los combates que crean un mejor ritmo de juego en su conjunto.

WWE 2K15

Eso sí, algunos problemillas clásicos de la saga se mantienen en WWE 2K15, como unos contraataques de los que a veces te avisan demasiado tarde, detección de impactos algo mejorable al usar objetos y un sistema para elegir blanco que sigue sin ir muy fino cuando hay en el ring más de un luchador oponente.

La IA de los enemigos ha mejorado para ofrecer combates más emocionantes, pero hay un aspecto en el que se ha retrocedido: los aliados. Ahora, cuando realizamos un remate sobre el oponente, nuestro compañero no sale a derribar al otro rival para que no nos quite la opción de realizar el pin, y si sale, tarda tanto que es inútil su amago de intento. Si esto se equilibrara con el oponente vale, pero no es así, por lo que nos toca trabajar por dos si es que queremos llegar a ganar los combates por equipo. Luego, algo que se me ha hecho raro es que el juego detecta mucho menos cuando se está efectuando un “Rope Break”, algo que puede jugar a nuestro favor y en nuestra contra. Finalmente, en las partes negativas de la jugabilidad tenemos la velocidad con la que se mueve el indicador de Pin cuando tenemos que librarnos de la derrota, haciendo que sea muy complicado levantarnos, incluso cuando apenas nos han hecho daño.

Otro aspecto que es sorprendente es que en los Battle-Royale solo pueda haber 6 luchadores en el ring, ya que ese era el límite también en la anterior generación, y va siendo hora de aumentarlo.

WWE 2K15

En lo que al online se refiere, la verdad es que no va muy fino, ya que hay lag entre lo que hacemos y vemos en pantalla. Esto hace que el contraatacar golpes o llaves sea casi imposible. Y más cuando hay usuarios que explotan varios movimientos que nos dejan atontados de pie un segundo antes de caer al suelo, siendo imposible contraatacar en esas situaciones, por lo que el online igualmente tiene mucho que mejorar.

En los gráficos, nos encontramos con una de cal y otra de arena. Por un lado, los modelos de muchos de los luchadores es genial, teniendo un alto nivel de detalle. Pero no todos los personajes del plantel (que es más corto que en años anteriores) lucen igual de bien, habiendo algunos que lucen incluso peor que en la generación anterior, lo cual es bastante absurdo. Al menos, las animaciones son mejores que nunca, a pesar de que a veces seguimos agarrando al aire o hay pequeños bugs que hacen que las piernas o brazos de los luchadores hagan cosas raras.

En cuanto al sonido, la selección musical es más variada que nunca (ya no escucharemos en bucle los temas de entrada de los luchadores), lo cual hace que el navegar por los menús sea más placentero. Pero por desgracia, esta mejora no se traslada a los comentarios, ya que a pesar de haberse grabado nuevas líneas con los dos comentaristas a la vez, esta mejor química entre ellos se aprecia básicamente en las cinemáticas. Fuera de ellas, nos seguimos encontrando con muchas frases conocidas que se repetirán una y otra vez. Y ya lo más absurdo de todo es que en las repeticiones, entre cada toma se le escucha la misma frase todo el tiempo o una muy similar, lo cual resulta de lo más irritante.

WWE 2K15

Conclusión

WWE 2K15 es una buena base sobre la que mejorar para las próximas entregas, pero que si se mira como tal, es bastante decepcionante. El salto a la nueva generación deja bastante frío, ya que por cada cosa buena, nos encontramos otra mala. Si la jugabilidad ha mejorado bastante, a cambio hay varios bugs y problemas que no se han arreglado. Si 2K Showcase es bastante bueno, Mi Carrera es horrible. Todo esto sin contar con los recortes, algo que es sencillamente inaceptable, sobre todo al tratarse de algunas características que usábamos mucho los fans.

Así que, si sois muy fans del “pressing catch”, disfrutaréis de todas las mejoras jugables introducidas, pero seguramente os llevéis un chasco en todo lo demás. Así que esperemos que en 2K Games tomen nota de estos problemas para coger todo el potencial que hay gracias a las novedades que ya están introducidas para ofrecer el juego definitivo de “pressing catch” que nos habían prometido, y de lo que se han quedado muy lejos en esta ocasión.

6

Nos consolamos con:

  • Las mejoras jugables introducidas, que hacen los combates más “realistas”, emocionantes y tácticos que nunca.
  • Importar imágenes para usar en la creación.
  • Gráficamente se nota claramente el salto a la nueva generación…

Nos desconsolamos con:

  • … Pero no llega a impactar tanto como nos gustaría.
  • Todos los recortes que hay en los modos de combate y de creación.
  • El modo Mi Carrera es sencillamente horrible. Tiene muchísimo que mejorar.
  • Las partidas online no es que vayan muy finas.

Ficha

  • Desarrollo: Yuke's/Visual Concepts
  • Distribución: 2K Games
  • Lanzamiento: 21/11/2014
  • Idioma: Español
  • Precio: 69,95 € (PS4 y Xbox One) - 59,95 € (PS3, Xbox 360)

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. el juego es tremendamente decepcionante, sobre todo el modo historia. Sin repetir el artículo solo decir que estuve jugando horas y horas sin que pasase absolutamente nada, me aburrio desde la primera hora y sólo jugaba con la esperanza de que pasase algo, pero no, solo gane la batalla real fui a wrestlemania y ahi se acabó todo, quedándome con cara de idiota. Lo único que salva el juego es el showcase, muy currado y entretenido, ojalá hubiese más historias porque están muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *