7

Worms Battlegrounds

portada

Team17 no deja escapar ni un solo tren a la hora de mostrar sus nuevas aventuras de los ya interiorizados Worms. Se nota, sin embargo, que la compañía (que recientemente ha cedido a la creación de contenido físico) se encuentra en un profundo pozo de originalidad del cual no puede ascender ni usando el gancho, que tan bien dominan algunos jugadores vitalicios de esta popular saga. Quizás Worms Battlegrounds sea el soplo de aire ¿fresco? que necesita la compañía para volver a ser aquel torrente de creatividad y humor.

La nueva entrega de estos gusanos macarras pretende dos cosas. La primera y más extraña: retroceder en el tiempo para ofrecer nuevas experiencias jugables enfocadas a la competitividad en red. La segunda, llegar a las consolas de nueva generación como es PS4 (versión analizada) y Xbox One y ofrecer un apartado técnico nunca visto en un Worms de corte clásico. ¿Habrán sido capaces de conseguir aquel arrasador éxito de cuando los Worms eran cuatro pixelotes verticales?

Battlegrounds

La novedad más importante de esta nueva vuelta de tuerca de Team17 viene en el mismo título del juego: Battlegrounds. Sin embargo, no es ningún modo historia retorcido ni ningún arma especial, se trata de algo mucho más social y comunicativo. Este modo trata de crear clanes de gusanos y tener un enorme abanico de opciones para personalizarlos. Tenemos muchas, muchas opciones e incluso cada uno de estos grupos armados tendrá uno o dos líderes que serán capaces de controlar a sus secuaces en el campo de batalla. Este modo nos permite tener un equipo multijugador con amigos o jugadores que hayamos logrado derrotar (o al revés) en los modos en red del título.

El chat de voz nos permitirá, además, podernos comunicar con ellos y poder trazar estrategias mucho más contundentes y organizadas. Todo sea por llegar a lo más alto en el sistema de clasificación que incluye Worms Battlegrounds. Podemos llegar a personalizar muchos parámetros, elegir el tipo de gusano que nos representará, logo, apariencia, etc. ¿Novedad? Bueno, comunicarnos con otros jugadores de una forma tan activa es algo novedoso en la saga, sin duda, y nos permite aprovechar el fenómeno de la inmediatez que tan presente está en nuestra sociedad ahora mismo.

4

¿Es nuevo? Pese a ofrecer estas novedades, crear equipos no ha sido nunca un impedimento en un Worms. Salvando las evidentes distancias, se trata más de una vuelta de tuerca al uso de crear grupos, más que algo totalmente nuevo y rompedor. Sin embargo, nos parece uno de las características más llamativas del juego, ya que el resto, viniendo de un rodaje bastante extenso en la saga, no sorprende ni un ápice.

En el campo de batalla

Como ya hemos comentado, nada nuevo y aún así, nos sigue divirtiendo como el primer día. Worms Battlegrounds se desarrolla en un inmenso escenario 2D, como en los viejos tiempos. Tenemos tres tipos de mapas: los cerrados en un inmenso cubo, los peñones únicos donde se mezclan todos los rivales para gritar eso de “sálvese quien pueda” y finalmente, los dos peñones, separados por el mar donde cada bando (o dos bandos en cada peñón) se preparan para el derroche de explosiones y mala hostia.

El menú de armas está ahora dividido en tres categorías para diferenciar los 65 tipos diferentes que se ofrece. A la izquierda podemos ver todo el arsenal de armas de fuego, armas especiales y explosivas que podemos imaginar. En la parte derecha del menú encontramos otro tipo de armas, más pensadas para interactuar con el escenario, como puede ser el jetpack o el creador de bigas que nos permitirá sortear boquetes o grandes precipicios. En la parte inferior del menú encontramos lo que llamamos el arsenal de armas de destrucción masiva. En este menú encontramos atrocidades tales como la granada banana, el agua bendita o la lluvia de meteoritos que harán verdaderos estragos en el campo de batalla.

2

En Worms Battlegrounds disfrutaremos de diez nuevas armas. Éstas son: el Mega Mortar, Winged Monkey, Oxygen, Gravedigger, Worm Charm, Bovine Blitz, Teleport Gun, Aqua Park, The Equalizer o Whoopsie Cushion. Todas estas armas se distribuyen a través del extenso menú de armamento, siendo algunas de ataque, otras pasivas y otras, simplemente para hacer destrozos monumentales mientras nos partimos un poco el culo.

Los infinitos modos de juego de Worms Battlegrounds nos permitirán personalizar nuestra partida solo, contra un amigo o contra un contrincante en línea. Estos parámetros nos permitirán modificar el tipo de armamento que queremos utilizar en la batalla, elegir el tipo de mapa o la vida que tendrán los gusanos en el campo de batalla. Con 100 de vida igual, la cosa puede durar poco. Una de las cosas más graciosas que nos hemos encontrado a la hora de jugar a este título es ver cómo hay diferentes tipos de gusanos y cada uno de ellos tiene unas características muy concretas.  El gusano gordo tendrá una movilidad limitada, pero cuando muera, provocará una onda explosiva enrome, el más delgado todo lo contrario, salta como un condenado pero al morir apenas destroza el escenario.

Modos de juego

Worms Battlegrounds cuenta con un modo historia que nos narrará con el humor propio de la saga, como tenemos que recuperar un artefacto extraño a través de diferentes niveles que se desarrollan en un museo. En total, son 25 misiones que, si somos un poco experimentados en esto de partirnos la cara con los Worms, no nos llevará demasiado tiempo, aunque no estará de más jugarlo, ya que, aparte de disfrutar de una historia muy entretenida, refrescaremos técnicas que creíamos que dominábamos y que el tiempo nos ha hecho olvidar.

Para los jugadores nóveles (qué envidia) que nunca han tocado un Worms, este juego es el título perfecto para iniciarse y poder disfrutar de unas batallas sin igual. Las risas están aseguradas, así como también lo está el sentido del ridículo y la espontaneidad de nuestras acciones. Vamos a ver a muchos gusanos lanzarse desde lo alto de una roca, mar adentro, tras no controlar un salto, o lanzarnos una granada a nuestros pies por no controlar algo tan importante como la dirección y fuerza del viento.

5

El DualShock 4 ofrece varias funcionalidades que le dan más jugabilidad y diversión si cabe. La primera es el micro build-in que incorpora y donde escucharemos a través de él, las voces siempre simpáticas de nuestros gusanos. La segunda, es el panel táctil de la parte delantera que nos servirá a modo de ratón “pecero” para marcar a nuestros objetivos en el campo de batalla de una forma mucho más rápida y directa. ¡El tiempo es oro!

Al ya comentado modo Battlegrounds, tenemos los modos cara a cara (4 jugadores local), partida rápida, igualada o de jugador para los modos online donde pondremos a prueba nuestras habilidades y alucinaremos con la experiencia de los jugadores que, como ya he comentado antes, llevan jugando a los Worms en cada una de sus entregas, en 2D y 3D. Y es que, ésta, es una de las sagas más recordadas por los jugadores de PC desde tiempos del primer Pentinum.

6

Otra opción que nos dará mucho juego es el editor de niveles, el cual nos permitirá crear el campo de batalla perfecto, ese que tanto se adapta a nuestra forma de jugar, o por el contrario, que nos exige al máximo para alzarse con la victoria. Nuestra creatividad se pone a los mandos de nuestra consola nextgen para ofrecer un mundo de posibilidades a la hora de crear contenido inédito.

Rendimiento… ¿De última generación?

Desde luego, la peor parte se la lleva el acabado final. Sí, todo funciona bien a 1080p pero la tasa de frames es cuanto menos inestable. Hay una mezcla extraña entre los 30 y 60fps donde partes del juego funcionan a un muestreo y otras partes a otra. Evidentemente, la calidad gráfica luce muy bien, todo muy bien definido pero la calidad de las texturas, sobretodo el detalle de los escenarios deja mucho, muchísimo que desear. ¿Qué es un juego (y siendo a la vieja escuela) donde lo que menos importa es eso? Bueno, sí, así es, pero creemos que podrían haber mimado un poco más este aspecto, sobre todo cuando te encuentras mapas donde es muy difícil distinguir qué es escenario y que es fondo derruido.

1

Team17 ha dado un paso más con Worms Battlegrounds pero nos da la sensación que pisa con miedo, queda un paso en falso a la hora de aventurarse a cosas nuevas y frescas y nos apena que un estudio tan legendario como este, pueda encontrarse en un pozo creativo profundo por culpa de algún que otro problema financiero. A pesar de todo este panorama, el equipo sigue teniendo destellos brillantes y sigue (y seguirá, estamos seguros) divirtiendo a masas de usuarios que recuerdan con nostalgia una saga demoledoramente original.

Nos consolamos con:

  • El toque retro de los clásicos Worms
  • Multitud de modos de juego, todos con enfoque competitivo
  • La pesonalización del modo Battlegrounds
  • El carisma intacto de estos gusanos
  • Las nuevas (y viejas) armas

Nos desconsolamos con:

  • Rendimiento pobre para ser nextgen
  • Apartado técnico bastante modesto
  • No acaba de aportar nada nuevo a la franquicia

Ficha

  • Desarrollo: Team17
  • Distribución: Team17
  • Lanzamiento: 30/05/2014
  • Idioma: Inglés con subtítulos en español
  • Precio: 24,99€

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *