8

Victor Vran: Overkill Edition – Nintendo Switch

Uno de los géneros que se echaban en falta en Nintendo Switch era el ARPG del estilo Diablo. Gracias a la naturaleza portátil de la consola, es un género ideal para completar una mazmorra en un viaje en metro o bus, y así mantenernos enganchados con el bucle de mazmorra, mejor loot, mazmorras más desafiantes, etc. Hace unos meses llegó Titan Quest, pero la calidad del port dejó mucho que desear.

Esto nos deja con Victor Vran: Overkill Edition hasta que Diablo III llegue dentro de unos meses. Aunque pueda parecer que no hay mucho que hacer frente al titán de Activision Blizzard,estamos ante un juego que se ha ganado su público en las demás versiones gracias a sus particularidades. ¿Logrará repetir el éxito en Switch, o estaremos ante otro port a medio cocer?

La premisa de Victor Vran es bastante sencilla: controlamos a un cazador de demonios, que va a la ciudad de Zaragovia en busca de su amigo cazador. Esta ciudad lleva atestada de monstruos durante un tiempo, de modo que el resto de cazadores que han ido no han vuelto para contarlo. Al llegar, nos tocará descubrir qué está pasando en la ciudad, ayudar a los supervivientes que quedan, y de paso, acabar con el mal que asola.

Aunque el argumento no es nada súper especial, tiene su encanto, gracias a los diferentes personajes con los que nos cruzamos. Vale, también me conquistó el propio Victor gracias a la voz de Doug Cockle (voz de Geralt de Rivia en The Witcher), que logra dar carisma a todos los diálogos. También destaca la voz que escucharemos durante la aventura, a la que le encanta jugar con nosotros.

Al estar ante la Overkill Edition, el juego viene de serie con las dos grandes expansiones que acompañan a la historia principal. Cada expansión tiene su propio argumento y escenarios. En este sentido, destaca la expansión Motorhead, basada en la música más rockera y metalera, con la participación de la banda que da nombre a la expansión. Es un cambio muy loco, pero también divertido.

Sin embargo, aquí la gracia está en las mecánicas jugables, y ahí es donde Victor Vran brilla con luz propia. En esencia, estamos ante un hack and slash bastante dinámico, ya que Victor cuenta con la habilidad de saltar y dar volteretas para esquivar ataques enemigos. Esto nos permite movernos con más libertad que en muchos otros ARPG, donde estamos fijados al suelo, y de hecho, los mapas aprovechan esta habilidad para esconder varios secretos en zonas a las que solo accedemos saltando, o incluso rebotando en la pared para alcanzar mayores alturas.

Mientras que en otros juegos del género hay unas clases predefinidas, aquí están marcadas por los trajes que lleve Victor. En función del traje, potenciaremos más los ataques mágicos, los cuerpo a cuerpo, etc. Podremos ir consiguiendo diferentes trajes a lo largo del juego si completamos diferentes logros, para así cambiar rápidamente entre “clases”, y de paso, ofrecer un notable cambio visual en nuestro personaje.

La gracia en el combate de Victor Vran viene por lo diferente que se controlan las diferentes armas a las que tenemos acceso. No solo es radicalmente diferente el ataque normal, sino también sus habilidades asociadas. Por tanto, el juego nos anima a experimentar hasta encontrar con nuestro juguete ideal, ya sea una espada, un florete, una guadaña, una escopeta o incluso una guitarra eléctrica. Otras capacidades ofensivas vienen por los hechizos, que solo podremos usar cuando se rellene la barra de Impulso.

Para personalizar más a nuestro personaje, podemos equipar una serie de cartas que mejoran diferentes atributos o nos dan habilidades muy potentes, como crear una explosión de hielo al realizar ataques críticos, entre otros. Al final, hay bastantes opciones de personalización y la progresión es muy satisfactoria. Al compartir el progreso entre la campaña principal y los dos DLCs, igual podemos encontrar un arma o novedad en una de las expansiones para luego traerlo al juego principal, como la guitarra eléctrica que comentaba antes, y así animar un poco más el cotarro. Eso sí, me hubiera gustado algo más de personalización visual, para equipar nuevas armaduras, y que no tengamos que cambiar de clase para modificar el aspecto de Victor.

El mapa de Victor Vran nos presenta varias zonas que sirven como hub, y nos acceso a diferentes mazmorras más pequeñas. Desde el castillo de la ciudad, podremos teletransportarnos a cualquier nivel que hayamos encontrado previamente, o si es una zona nueva a la que tenemos que ir para progresar en la historia. Independientemente del tamaño del nivel, siempre habrá 5 desafíos a completar en ellos, que pueden ser acabar con X enemigos usando un arma concreta, no emplear pociones hasta que hayamos matado a X enemigos, etc. Esto nos anima a explorar más los escenarios, además de darnos jugosas recompensas en forma de equipo, dinero o experiencia. Al final me picaba bastante el obtener así las 5 estrellas, lo cual es una buena señal.

Si buscamos un desafío mayor, podremos activar varios maleficios para ese nivel, como hacer que perdamos vida de forma gradual o aumentar la potencia de los enemigos. Esto aumenta notablemente la vida útil de Victor Vran, haciendo ideales estas modificaciones para cuando jugamos con un amigo, ya sea en local u online junto a otros tres usuarios.

Gracias a todo esto, el juego es realmente divertido y adictivo. Hay bastante variedad de enemigos, con peleas que son bastante intensas. Sobre todo destacan los grandes jefes finales, con patrones o peculiaridades únicas. Puede haber momentos en los que llega a haber decenas de enemigos en pantalla, dando lugar a peleas de lo más llamativas y divertidas.

Hasta ahora, todo lo que he dicho se aplica a todas las versiones, pero ¿cómo está adaptado todo a Nintendo Switch? A pesar de tratarse de un juego con mucho texto y menús (como todos los ARPG), el juego se ve realmente bien tanto en el modo portátil como en el televisor. Es cierto que el juego no es el más vistoso del mundo, con unos gráficos algo simples en bastantes ocasiones. Al menos, la experiencia es bastante fluida, con solo algunos tirones al entrar en los niveles más grandes del juego. Esto nos permite disfrutar al máximo de las multitudinarias batallas del juego, cuando la pantalla se llene de monstruos, efectos y demás.

Lo que sí quiero destacar es la implementación de la vibración HD de los Joy-Con. En general, está bien implementada, para que sintamos mejor los golpes. Sin embargo, no me gusta lo muchísimo que vibran los mandos cuando estamos al borde de la muerte. Esto me animó a desactivar la vibración del todo.

El sonido, algo que aplica a todas las versiones, es otro aspecto de Victor Vran que no me ha convencido del todo. Los efectos y las voces están bien, pero la música me parece muy escasa. Durante la mayor parte del tiempo estamos en silencio, entrando la música en acción al pelear contra un jefe, por ejemplo.

Conclusión

El éxito que ha tenido Victor Vran en las diferentes plataformas está más que justificado, ya que el sistema de combate es mucho más ágil que en otros ARPG de este tipo, hay una gran variedad de armas que ofrecen estilos de juego totalmente diferentes, y el sistema de desafíos es muy adictivo. Al sumarle las nuevas expansiones, sobre todo la de Motorhead, tenemos un juego todavía más loco y variado, sin importarle la absurda premisa de ayudar a un grupo de heavy metal/rock a acabar con montones de demonios.

Lo bueno es que el salto a Nintendo Switch del juego es excelente, al ofrecer una interfaz clara y legible en modo portátil y en el televisor, además de un gran rendimiento para disfrutar al máximo de los multitudinarios combates. Puede que se avecine el titán de Diablo III, pero hasta entonces, o como alternativa más ágil, Victor Vran: Overkill Edition es una alternativa de lo más recomendable, divertida y adictiva.

8

Nos consolamos con:

  • Gran port a Nintendo Switch en cuanto a materia gráfica, jugable y de rendimiento
  • Muy divertido y adictivo gracias a los desafíos de cada nivel
  • Variedad de armas y enemigos para poder usar
  • La expansión de Motorhead es una auténtica locura

Nos desconsolamos con:

  • La poca frecuencia que escuchamos música en el juego
  • Más personalización visual le habría venido muy bien
  • La vibración HD al estar cerca de la muerte es exagerada, y llega a molestar

Ficha

  • Desarrollo: Haeminton Games
  • Distribución: Wired Productions/Avance
  • Lanzamiento: 28/08/2018
  • Idioma: Textos en Castellano y voces en Inglés
  • Precio: 39,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *