7

Vesta

Nos hemos enfrentado a muchos mundos post-apocalípticos en los últimos años, desde la perspectiva de un héroe bastante poderoso que se tiene que enfrentar a todo tipo de peligros. Pues bien, eso no ocurre en Vesta, una aventura de puzzles desarrollada por Final Boss Games, en la que controlamos a una niña de apenas 6 años y a su robot guardaespaldas llamado DROID. Casi como de Portal se tratase, nuestro objetivo es superar una serie de pisos guiados por una IA (esta vez más amistosa a priori) para llegar a conocer a MUM, y de paso, descubrir por qué la joven Vesta es la única humana que queda en estas instalaciones tan automatizadas. ¿Listos para darle al coco como si no hubiera un mañana?

Como os podréis imaginar, el argumento no es lo principal en esta aventura, pero eso no quita que tenga varios aspectos interesantes. Para empezar, la trama avanzará mediante diálogos durante el propio juego, o usando escenas propias de un cómic, muy bien dibujado y que le da un toque visual muy atractivo. Algunos diálogos y diarios que encontramos no están nada mal, con que es agradable ir descubriendo más de este mundo.

Sin embargo, el atractivo principal de Vesta está en su jugabilidad y los diferentes puzzles que nos propone. En esencia, nuestro objetivo es llegar hasta el final de cada una de las plantas del complejo, aunque como os podréis imaginar, habrá todo tipo de obstáculos por el camino. Desde una perspectiva isométrica, tendremos que guiar a Vesta y a DROID, aprovechando las habilidades únicas de cada uno de los personajes.

Por un lado, Vesta puede almacenar energía en su mochila, para así activar diferentes mecanismos. Esto es clave, ya que algunas salidas del nivel requieren que tengamos cierta cantidad de energía, y como no la tengamos, nos tocará volver atrás en el nivel para encontrar algo más. Luego tenemos a DROID, que es mucho más grande, por lo que no cabe por los recovecos pequeños por los que sí cabe Vesta. A cambio, es capaz de aguantar tres impactos (Vesta sólo uno), puede disparar unos misiles que aturden a los robots enemigos, sirve de escudo frente a varios chorros de aire o electricidad, y puede lanzar a Vesta para superar huecos.

Para pasar al siguiente nivel, ambos protagonistas deben llegar a la meta, por lo que tendremos que ir intercambiando el control entre ambos. Algo importante es que los dos pueden morir cuando no les controlamos, por lo que si los colocamos en una posición a la que lleguen disparos enemigos, por ejemplo, morirán antes de que nos demos cuenta. Esto, junto al hecho de a veces tener que desplazarnos por todo el nivel porque no tenemos en la meta la cantidad necesaria de energía, puede llegar a frustrar un poco, aunque por suerte, ni los niveles son excesivamente largos ni estaremos excesivamente lejos de un punto de control, para así retomar la aventura sin perder demasiado progreso.

Los puzzles a los que nos enfrentaremos en Vesta aprovechan las habilidades que mencionaba antes, para por ejemplo, cubrir con DROID a Vesta de una corriente de viento que la tiraría a un barranco, o disparando a los robots para noquearles y que luego vaya Vesta a quitarles su núcleo de energía, consiguiendo así una unidad de energía necesaria para activar otros mecanismos en el nivel.

El diseño de los niveles está bastante bien, al plantear rompecabezas que no son extremadamente complejos, pero tampoco muy sencillos. La curva de dificultad está bien medida, de modo que cada vez tendremos que combinar más habilidades de formas algo menos obvias, pero que se basan en casos concretos a los que ya nos hemos enfrentado anteriormente. También me ha gustado que cada capítulo termine con un jefe final, evolucionando con nuevos patrones y ataques, tanto él mismo como el escenario, para que poco a poco vaya suponiendo un desafío mayor.

Por desgracia, no todo en Vesta funciona a las mil maravillas, con algunos aspectos que pueden llegar a molestar. El backtracking es destacable a veces, pero lo que más me molestaba era la velocidad de las plataformas. Cuando activamos una plataforma, ésta se mueve muy despacio, por lo que estaremos bastante tiempo esperando o bien a que llegue hasta nosotros, o luego a que llegue a su destino. Al juntarlo con el backtracking, el problema es algo mayor. Los controles a la hora de disparar también son algo toscos, con el modo de apuntado desapareciendo en determinados momentos cuando DROID está ligeramente cerca de un muro. Por no mencionar algún pequeño bug, como uno que me hizo teletransportarme con DROID y acabar en un barranco. Aun así, son problemas no demasiado graves que no quitan demasiado de la experiencia.

Con todo esto, tenemos una aventura que puede durar unas 6-8 horas, en función de lo mucho (o poco) que nos atasquemos con los diferentes puzzles. Esta cifra pude aumentar algo más si queremos conseguir todos los secretos, aunque por desgracia, no sirven para nada más que para tener satisfacción personal.

A nivel técnico, Vesta presenta un aspecto cartoon que funciona bastante bien. Además, es fácil ver en todo momento con qué podemos interactuar y con qué no, por lo que eso no será un obstáculo adicional a superar. Por contra, en la versión de Switch al menos, hay varias ralentizaciones en momentos muy puntuales, cuando hay muchos efectos en pantalla, como varias corrientes de viento a la vez. No es algo que moleste en exceso al ser un título de puzzles no demasiado rápido, pero podría haberse solucionado. Lo que menos me ha gustado del aspecto visual es que todos los niveles se parecen demasiado, variando ligeramente el escenario entre cada planta (poniendo el suelo un poco en plan césped o madera), por lo que todo termina siendo muy similar, echando de menos algo más de variedad.

El sonido no destaca en exceso en ningún campo. Por un lado, la banda sonora está bastante bien gracias a sus temas en plan chiptunes a veces, pero se hacen algo repetitivos pese a su calidad. Los efectos de sonido no son malos, pero tampoco llegan a impresionar. Cumplen su cometido, y poco más.

Conclusión

Para todos los que buscan una buena aventura en la que ir resolviendo puzzles, Vesta es un título muy recomendable. Puede que no sea el título más original del mundo, y los tiempos de espera para cada plataforma pueden hacerse algo pesados, pero el diseño de niveles funciona bastante bien, planteando rompecabezas cada vez más difíciles sin llegar a abrumar ni aburrir por su sencillez.

Al mismo tiempo, tenemos una historia entretenida, y unas mecánicas la mar de sólidas. No será el mejor juego de puzzles de la historia, pero logra entretener de principio a fin, y personalmente, como título portátil gana bastantes enteros. Así que, si buscáis un buen juego con el que darle al coco, Vesta es una propuesta que no os decepcionará lo más mínimo.

7

Nos consolamos con:

  • Buen diseño de niveles para plantear constantemente nuevos retos
  • Genial curva de dificultad. Siempre desafiando, pero sin dejar atrás a nadie
  • Personajes e historia simpáticas

Nos desconsolamos con:

  • El backtracking y la velocidad de las plataformas molestan
  • Pequeños bugs y ralentizaciones
  • Escenarios demasiado repetitivos

Ficha

  • Desarrollo: Final Boss Games
  • Distribución: Final Boss Games/Eastasiasoft
  • Lanzamiento: 19/01/2018
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: 14,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *