5

Vaccine

Los estudios independientes quieren recuperar la nostalgia y el estilo de los clásicos de antaño, aunque lo más tradicional ha sido ver cómo se quedan anclados en recuperar la era de los 8 y 16 bits, con el pixel art y el desarrollo de scroll lateral. Sin embargo, hay muchos que echan aún de menos el estilo tridimensional durillo y tosco de la era de PSX, y aquí hay menos títulos independientes.

El último en llegar es Vaccine, lo nuevo de Rainy Night Creations (estudio de una sola persona) tras el plataformas FreezeMe, que pretende recuperar el espíritu del primer Resident Evil, algo que coincide con la saga de Capcom volviendo a sus raíces, pero bajo una nueva perspectiva. ¿Listos para volver a una mansión llena de zombies y monstruos?

A pesar de querer evocar a los juegos clásicos, Vaccine pretende mezclar el survival horror con dos géneros muy populares en la actualidad: el rogue-like y el RPG. Así es, cada partida será única, con una nueva mansión generada de forma procedimental en cada partida, subiendo de nivel durante la misma, para luego volver a empezar cada vez que nos maten.

Esto sobre el papel le sienta genial a un survival horror, ya que gran parte de la tensión del género proviene de no saber a qué nos enfrentaremos, si estaremos lo suficientemente preparados, etc. Esto se cumple en Vaccine, ya que cada vez que entramos en una nueva sala, no sabremos qué habrá al otro lado, si nos matarán, etc.

Al empezar la partida podremos seleccionar entre dos personajes, uno femenino y otro masculino, que parten de unas estadísticas ligeramente diferentes. Salvo eso, el desarrollo del título es igual para ambos. Los dos tienen un amigo bastante torpe que, como nos dicen al inicio de cada partida, se ha vuelto a infectar. La cura a este virus zombie o similar está en el interior de la mansión en la que estamos actualmente, siendo nuestro objetivo encontrarla para salvar a nuestro compañero.

La gracia es que no hay sólo una mansión, sino que cuando completemos una, pasaremos a otra, y así unas cuantas veces más. Cada mansión tiene sus particularidades, por lo que la partida se mantendrá variada a medida que vamos cumpliendo nuestro objetivo.

Cada cosa que hagamos nos hará ganar puntos de experiencia, ya sea abrir pruebas, dañar enemigos, etc. Llegado cierto punto, podremos subir de nivel varias características del personaje, como la salud, la puntería, la suerte para conseguir mejores objetos, etc. Es decir, algo normal de los RPGs.

Como tal, Vaccine parte de una buena base. Es intenso no saber qué nos encontraremos tras cada puerta, y sobrevivir sólo con lo que tengamos. Al mismo tiempo, mientras exploramos iremos encontrando otros NPCs, textos para saber qué ocurre en este universo, etc.

Sin embargo, hay varios problemas con el diseño procedimental del juego, que por desgracia, son los típicos de muchos otros rogue-like. Para empezar, el que los objetos aparezcan al azar puede obligarnos a adaptarnos a la situación que se nos presenta, pero también puede ser frustrante. Cuando pasas varias habitaciones sólo con el cuchillo, encontrándote munición para armas que nunca te salen, y no paran de aparecerte más zombies, acabas por cansarte. Lo mismo ocurre con los textos, ya que me encontré en varias ocasiones en las que leí el mismo texto en la misma partida en varias salas diferentes. Otro fallo es que hay muy poca variedad en las salas que visitaremos, algo que se podría haber paliado con más habitaciones.

Aunque haya algo de lore en este universo, al final no hay ninguna trama ni nada remotamente interesante. Lo mismo se aplica a los personajes, que tienen la personalidad de una piedra. Esto hace que el progreso no es que sea tan interesante como podría ser.

Aunque seguramente, el principal problema sea la jugabilidad. Está bien basarse en los juegos de la era de PSX, pero haber cogido los controles de tipo tanque me parece un error importante. Vale, eran los controles usados en los Resident Evil originales, pero ha llovido mucho desde entonces y ya no son para nada cómodos. Me parecen bien las cámaras fijas, aunque a veces tapan demasiado a los enemigos, lo que nos impide evitar algunos ataques.

Sin embargo, con el control no se puede hacer nada. Cuesta esquivar muchos ataques enemigos, o rodear a los enemigos, lo que unido a la pobre colocación de objetos de muchas partidas, pueden llegar a ser las “run” más frustrantes que intensas. Este es el principal problema de Vaccine, pero no el único. La IA no es para echar cohetes, y no habría estado mal contar con un mapa de las habitaciones descubiertas para hacernos una idea de cómo es la mansión de esa partida.

Es cierto que poco a poco nos iremos adaptando y mejoraremos, pero no llega a ser especialmente divertido. Puede ser que yo no disfrutara de los Resident Evil de la época y por eso no me convenza tanto, pero me costaba disfrutar de cada “run”.

Técnicamente, y como podéis ver en las imágenes, el estilo gráfico empleado es como en los juegos de PSX, algo que se ha conseguido con mucho éxito. Las texturas planas y cuadriculadas, junto a los diseños también cuadriculados están bien hechos, para que todo nos haga recordar los juegos de la época. Lo único moderno son las físicas realistas de los cadáveres cuando son abatidos, pero que no desentonan.

El sonido no llega a destacar tanto, ya que los efectos cumplen y poco más, lo mismo que con la música. De nuevo, aquí puede que se esté intentando evocar a los juegos de antaño, pero se podría haber hecho mejor en este aspecto.

Conclusión

Quería que me gustara Vaccine, ya que evocar a la tensión de los survival de antaño es algo de lo más atractivo. Además, sobre el papel, el no saber a qué nos enfrentaremos en cada partida nos obligaría a estar atentos a todo, adaptarnos a lo que nos encontremos, y todo eso nos debería de provocar mucha tensión.

Sin embargo, debido a un diseño procedimental que muchas veces nos puede dejar vendidos, y sobre todo, un sistema de control que coge todo lo malo de los survival de la era de PSX para ofrecer una experiencia que puede llegar a ser más frustrante que intensa. Y es una pena, porque la idea como tal podría haber funcionado muy bien.

Por tanto, si sois fans acérrimos de los Resident Evil de PSX, los controles tipo tanque no os parecen horribles y queréis revivir tiempos pasados, Vaccine puede que os llegue a entretener. De lo contrario, es mejor dejar pasar esta mansión cambiante llena de zombies y monstruos.

5

Nos consolamos con:

  • Recuperar el espíritu de los survival horror de antaño.
  • Estilo gráfico muy nostálgico y cuidado para su objetivo.
  • No saber a qué nos vamos a enfrentar…

Nos desconsolamos con:

  • … Pero que a veces se traduce en partidas algo injustas. 
  • Protagonistas con la personalidad de una piedra.
  • El sistema de control tipo tanque es horrible y excesivamente anticuado.

Ficha

  • Desarrollo: Rainy Night Creations
  • Distribución: Rainy Night Creations
  • Lanzamiento: 21/02/2017
  • Idioma: Textos en castellano
  • Precio: 9,99 €

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. A mi me ha gustado mucho,reconozco que no es para tirar cohetes,pero para ser un indie español y para no disponer en Ps4 de los Resident Evil 1,2 y 3 de PSX debo reconocer que este juego transmite entretenimiento y nostalgia
    Lo que no comprendo es porque en Youtube solo hay criticas in english y ni una sola en español siendo un juego creado en España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *