9

Unravel

Unravel

No me cansaré de decir nunca lo mucho que apremio la originalidad y el arte que hay detrás de un videojuego cuando se presenta la ocasión, y gente como Coldwood Interactive merecen toda la atención de la industria (y todo nuestro dinero) porque son el futuro y son quieres han de establecer las nuevas bases del gaming internacional. El pasado E3 de 2015 se presentó Unravel y con él, un videjuego bello, distendido, con una carga sentimental profundamente arraigada; pero sobretodo, con un protagonista carismático, entrañable y achuchable. El gancho perfecto para que un juego se convierta en éxito mundial.

Durante la presentación, su creador, Martin Sahlin, explicaba con más vergüenza que soltura qué era Unravel y qué podíamos esperar de él. Era tal su nerviosismo que la “Meme Factory Inc.” De Internet no dudo en darle el mejor de los apodos: Trembling Man; si es que estaba hecho un flan el pobre. Un año después de aquella presentación, el título llega a nuestra biblioteca digital para llenarlo de ternura, de principios, de lucha por aquello que tanto amamos y necesitamos: la familia. Porque la familia es lo más importante.

El juego lo tiene todo. Es una aventura intensa a la vez que corta; es un viaje escandalosamente bonito dado sus planos cercanos y el cuidadoso detalle de sus escenarios, texturas y efectos de luz. Es profundo porque combina las plataformas con sencillos puzzles, además de una exploración gratificante en forma de secretos coleccionables; es exquisito de escuchar, porque vierte todo el talante y saber hacer sueco, pero sobretodo, lo que hace grande a Unravel es su protagonista, Yarny.

El nuevo héroe sueco

Desde Zlatan Ibrahimovic que Suecia no cuenta con otro héroe nacional y ya va siendo hora de derrocar al chulazo de Ibra del top de personalidades del país escandinavo. Yarny se ha ganado el corazón de todo el mundo desde que fue presentado, como lo hicieron otros personajes “de trapo” como Yoshi en Yoshi’s Woolly World o Kirby en Epic Yarn (No, los Sackboys no despertaron ternura alguna). Pero Yarny es distinto, tiene un fin mucho más profundo y sentimental que los protagonistas de Nintendo. Yarny arregla la vida de los que más le importan, en este caso una familia del mismo país del estudio que, por algún motivo que vamos a descubrir, se rompe.

Con esta premisa comienza nuestro viaje, un periplo que trata de recuperar los recuerdos de esta familia a través de sus fotografías, desengranando los detalles que han llevado a esta situación tan, a priori, triste y desoladora. Para ello, Unravel dispone de más de una decena de niveles en los que Yarny tendrá que sacar a pasear sus habilidades para reconstruir un álbum de fotos familiar que a nuestros ojos, está borroso e inteligible. Nuestro viaje comienza en una cálida y acogedora cabaña donde vive una anciana. Tras unas miradas llenas añoranza a unos cuadros con fotos familiares, la señora se lleva su saco de ovillos para hacer algo de ganchillo pero el ovillo de color rojo se cae escaleras abajo, otorgándole el beneplácito de la vida a nuestro pequeño gran héroe.

Unravel

Ahora que Yarny es un ovillo antropomórfico, puede explorar algunas estancias de la casa saltando para alcanzar mesas, sillas o colgarse de los pomos de las puertas y balancearse como solo un Belmont puede hacerlo para poder adentrarse en los distintos niveles que conforman Unravel, representados como marcos de fotos. Existen, como ya he comentado antes, más de una decena de marcos que deberán ser completados para esclarecer los sucesos que ha llevado a esta familia a romperse en pequeños pedazos.

Una pequeña gran aventura

Al iniciar cualquier nivel aparece, de forma entrañable y divertida, nuestro inestimable Yarny. Y junto a él, titánicos escenarios detallados a la perfección. Será a lo largo y alto de estos escenarios donde se desarrollará la aventura que se propone en Unravel y serán estos bellos paisajes los testigos donde nuestro protagonista tendrá que crear todo tipo de caminos para poder alcanzar su objetivo: capturar los recuerdos del álbum de fotos familiar y conseguir un ornamento que pegará en el álbum a modo de recuerdo.  Quiero remarcar, con mucha exaltación, el diseño de los niveles, su belleza, los efectos de iluminación y como todo parece estar muy vivo. Gracias al potente motor gráfico PhyreEngine, es posible recrear escenarios que parecen reales y encajarlo con una aventura de este calibre. Pero no solo de gráficos presume Unravel, pues la banda sonora no se queda atrás, con melodías llenas de folclore sueco (más concretamente el Waltz en su gran mayoría y Polska en algunos casos) gracias al peculiar sonido de sus instrumentos de cuerda y viento. Además la banda sonora cambiará dinámicamente para darnos cambios de ritmo que engrandecen aún más la experiencia.

A nivel jugable, lo más destacado que tiene Unravel que ofrecernos es que Yarny usa su condición de ovillo de forma literal. A medida que nuestro pequeño héroe avance, ser irá deshilando hasta llegar a un punto en el que no puede avanzar más. A medida que avances en la aventura, encontrarás alfileres y clavos que contienen más ovillos que harán que Yarny recupere su estado original, permitiéndote seguir avanzando en el mapa. En realidad es un punto de control de toda la vida, pero encajado y camuflado perfectamente con la fisiología de nuestro entrañable pequeñajo. Ahora bien, el problema viene cuando, entre checkpoint y checkpoint, hay que crear distintos caminos con nuestro hilo. ¿Y cuál es el problema? Que nos quedamos sin cuerda si retorcemos demasiado el trayecto por lo que lo más común es que Yarny no pueda avanzar o nos quedemos a las puertas de recoger un nuevo ovillo, por lo que volver sobre nuestros pasos y resolver el puzzle de una manera más limpia y elegante será vital para que la aventura fluya con normalidad.

Unravel

La dificultad de Unravel reside en gestionar tus recursos ya que entre los distintos tramos de cada uno de los niveles, la cuerda de Yarny será necesaria para crear puentes o tensar cuerda para catapultarnos por los aires. Así pues, deshacer nudos que ya no necesitas o no dar demasiadas vueltas sobre un mismo obstáculo son los puntos clave que Yarny necesita para avanzar a paso firme y seguir sin quedar “desnudo” ante nuevos retos. Sin duda es una de las formas más elegantes y homogéneas que no hace más que corroborar el enorme talento y buen hacer de Coldwood Interactive y su creador Martin Sahlin.

Cada uno de los niveles tiene (muy bien escondidos, por cierto) cinco secretos que recolectar. A modo de broches y ornamentos, los coleccionables están repartidos por cada uno de los mapas que conforman el juego y para descubrirlos habrá que inspeccionar muy bien todas y cada una de las fases, ya sea buscando enganches donde crear un nudo o bien utilizando elementos del entorno en zonas poco accesibles. Sea como sea, toca explorar y pensar un poco para poder alcanzar esa zona sensible o sospechosa de poder contener algún secreto, seguro que no nos equivocamos y encontramos ese ornamento oculto. Uno de los puntos que menos me ha gustado de este punto, el de los coleccionables, es que hay algunos que tras conseguirlo, no hay punto de retorno y toca sacrificar a Yarny para volver a iniciar la sección de mapa que corresponde. Tampoco estoy demasiado seguro si yo no he encontrado la forma de hacerlo sin sacrificar a nuestro protagonista. Sea como sea, no es algo demasiado negativo.

Unravel

Existen distintos retos que se encuentran ocultos en cada nivel, y que consta, básicamente, de lograr una acción determinada en cada una de las fases; solo he descubierto dos. Pero el reto más importante de Unravel es, sin duda, el de completar todos los niveles sin morir. A priori parece sencillo pero a medida que vamos avanzando en la aventura nos daremos cuenta que es más complicado de lo que parece. Para ser sinceros, la dificultad se reduce a medida que nos memorizamos las acciones a realizar y el camino a seguir, por lo que es más que probable que si volvemos a completar un nivel, lo hagamos todo perfecto, salvo que el entorno nos juegue una mala pasada y Yarny termine ahogado o estampado desde lo alto de una plataforma y nos partamos el cráneo de lana. Que eso también nos va a pasar. Sea como sea, esto se traduce en rejugabilidad, y eso, es lo que verdaderamente importa en un juego de estas características.

Conclusión

Cuando creíamos que lo habíamos visto todo, llega Unravel y vuelve a darle una vuelta de tuerca al género de las plataformas. Aunque el juego bebe de una mecánica muy similar a Limbo, tiene una identidad propia, unos principios que lo hacen único. Y que cojones, si se parece, pues mejor, ¿desde cuándo tener buenos juegos, por similitudes que tenga, debe ser un problema? La aventura de Coldwood Interactive no solo juega con los retos propios de los niveles que se presentan, sino que el entorno juega también un papel importante, otorgando un plus de dificultad que le da esa frescura y novedad en cada uno de los niveles. Además, su cuidado detalle gracias al PhyreEngine y el folclore sueco de su banda sonora, lo convierten en una idea original y totalmente recomendable.

El juego puede parecer corto si se tiene en cuenta las 7 horas que he tardado en completarlo, pero puedo decir con total rotundidad que cada céntimo de euro está justificado. Además, si eres de los que le gusta completar los juegos al 100%, llegarás a rozar las diez u once horas si quieres conseguir todos los secretos de cada nivel además de completar el reto más exigente de Unravel, el de completar todos los niveles sin morir. Y esto si es algo que será verdaderamente complicado en ciertos puntos de la aventura, os lo puedo asegurar.

Nos consolamos con:

  • Apartado gráfico y sonoro único, exquisito
  • Muchos niveles para ser un plataformas, todos realmente bellos
  • Historia emotiva
  • Los puzzles son simples pero ingeniosos
  • Yarny, por dios, YARNY
  • Rejugabilidad, por lo menos para doblar la duración

Nos desconsolamos con:

  • La historia es libre de interpretación, nada grave ni enrevesado tampoco
  • Hacerse a los controles puede costar más de lo estrictamente necesario
  • En la versión de PS4 “rasca” un poco cuando aparecen personajes humanos
  • Me ha faltado un poco más de exploración en la cabaña y algún que otro secreto

Ficha

  • Desarrollo: Coldwood Interactive
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 09/02/2016
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 19,90€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *