7

Unmechanical Extended

Análisis de Unmechanical Extended.

Detrás de cada esquina y debajo de cualquier piedra nos podemos encontrar sorpresas muy agradables tanto en la vida como en el catálogo de cualquier plataforma. En este análisis de Unmechanical Extended os adelantamos que estamos ante una de las sorpresas antes citada, pero el dulce de turno deja cierto mal sabor de boca cuando nos lo terminamos de tragar. Un sabor metálico muy particular.

Primero de todo, como la gente educada, las presentaciones. Unmechanical fue un juego de puzzles en dos dimensiones desarrollado por el pequeño estudio independiente Talawa Games que vio la luz en PC en 2012, ganando algún que otro premio por el camino. Pues bien, siguiendo la tan criticada como generalizada moda generacional, desde hace unas semanas podemos hacernos con Unmechanical Extended, que es la versión para PlayStation 4 y Xbox One (y PlayStation 3, que para variar no se pierde ninguna fiesta) del título que hoy nos ocupa, y que además añade un nuevo capítulo exclusivo a su campaña sin coste adicional.

Un robot volador inútil necesita que le echen un cable

La historia de Unmechanical Extended ni tiene mucho misterio ni pretende siquiera insinuarlo demasiado, aunque algo sí que se puede deducir en algún momento que otro, pero no tiene mucha relevancia en cualquier caso. Encarnamos a un robot sin nombre que, paseando un buen día con su familia de robots, es abducido por una especie de tubo mecánico que sale de la nada. El recién secuestrado protagonista se ve absorbido y arrastrado hasta un extraño complejo bajo tierra del que deberá intentar salir usando todas las herramientas que tiene a su alcance… que realmente son pocas.

El robot es un trasto bastante simpático. Tiene una forma ligeramente redondeada, contando con dos pequeños brazos totalmente inútiles, una hélice en la cabeza con la que desplazarse hacia todas las direcciones que las dos dimensiones le permite y una especie de gancho en la parte inferior con el que desplazar objetos y activar mecanismos, siendo este último elemento la piedra angular de todas las mecánicas del juego.

El objetivo de Unmechanical Extended es conseguir escapar de un complejo subterráneo, y para ello tendremos que estrujarnos un poquito los sesos. Suerte que son mecánicos.

El objetivo de Unmechanical Extended es conseguir escapar de un complejo subterráneo, y para ello tendremos que estrujarnos un poquito los sesos. Suerte que son mecánicos.

El desarrollo de la aventura es totalmente lineal y se centra en resolver acertijos que nos impiden seguir adelante, apoyándose casi todos ellos en las bondades físicas que nos brinda el motor gráfico de Unmechanical Extended. Coger elementos y llevarlos a otro sitio, mover una palanca, montar una pequeña estructura con diferentes objetos… os hacéis una idea de por dónde van los tiros. La curva de dificultad está bien proporcionada y su extremo más exigente no es para nada complicado, siendo el único motivo por el que nos podemos quedar atascados el sobreestimar su dificultad. Sí, si eres de esos que tienen tendencia a complicarse la vida, puede que te estampes ante alguna obviedad y pierdas tiempo de vida.

Pese a ello, su diseño de niveles es más que destacable, estando bastantes puzzles ligados entre ellos obligándonos a dejar algunos a medias para volver más adelante con bastante acierto.

Mecánicamente imperfecto

Sobre el papel, Unmechanical Extended es bastante completo, pero se le pueden achacar dos problemas con un mando entre las manos: uno es su duración y otro lo desaprovechado que están, en general, sus mecánicas. Podemos completar la aventura junto a su capítulo extra en unas tres horas (siendo generosos), dejando un sabor de boca decepcionante por el hecho de que podría haber dado mucho más de sí. De hecho, en un momento puntual Talawa Games parece abrir la puerta del género metroidvania… pero la cierra de golpe.

Para entender esto último, os voy a explicar cómo conseguir un logro bastante curioso que retrata perfectamente la situación. Nada más comenzar la aventura tomaremos el control de nuestro robot al lado de una especie de depósito de agua y con un único camino a seguir, en el que encontramos piedras de diferentes tamaños apiladas unas encima de otras, como si fueran consecuencia de un derrumbe. Pues bien, el logro consiste en conseguir que nuestro protagonista llegue al fondo de la ruta submarina, siendo importante el hecho de que no puede bucear.

El robot que protagoniza Unmechanical Extended confía plenamente en su especie de gancho para sobrevivir. Se "engancha" a la vida como puede.

El robot que protagoniza Unmechanical Extended confía plenamente en su especie de gancho para sobrevivir. Se “engancha” a la vida como puede.

Para lograrlo, necesitamos tirarnos al agua con el pedrusco más gordo de la gruta, pero es tan pesado que no tenemos fuerza suficiente para levantarlo, pero si para tirar ligeramente de él e inclinarlo. Necesitamos ayudarnos de piedras más pequeñas para conseguir hacer una especie de puente con el que arrastrar poco a poco la piedra hasta el agua y agarrarnos a ella para sumergirnos y obtener el logro Freediver.

Aunque el ejemplo anterior no sea precisamente un alarde de dificultad, podéis entender que es un acertijo (y para más inri, secundario) muy bien pensado y diseñado, que está a años luz en lo que respecta a ingenio del resto de rompecabezas. El tema es que Talawa Games demuestra que tiene potencial de sobras para sorprender con estos detalles, pero parece que no hayan querido darlo todo en Unmechanical Extended. Pero bueno, no hay que olvidar que fue su primer juego, por lo que hay margen de mejora sobre una base que ha demostrado estar a la altura.

Por otra parte, en el apartado técnico estamos ante un juego la mar de majo. Gráfica y artísticamente es muy resultón y no podemos quejarnos en absoluto, y a nivel sonoro encontramos una banda sonora minimalista que acompaña perfectamente a lo que vemos en la pantalla, generando una atmósfera absorbente que, junto a la escasa duración de la campaña, nos empujará a pasarnos el juego del tirón.

Conclusión del análisis de Unmechanical Extended

La conclusión del análisis de Unmechanical Extended es agridulce. Es una experiencia corta y disfrutable que no ofrece ningún aliciente para ser rejugada y que da la sensación de que podría haber sido mucho más redonda. Aun así, los retos que nos propone son inteligentes y entretenidos de resolver sin ningún tipo de tensión, por lo que a poco que a alguien le haga gracia el “género” en el que se engloba, es una compra interesante.

Y vaya, cuesta 10 euros tanto en PlayStation 4 como en Xbox One (también en PC, pese a que no cuenta con la pequeña expansión), tampoco se le puede pedir mucho más.

Nos consolamos con:

  • La atmósfera lograda entre apartado artístico y banda sonora es absorbente.
  • Los puzzles están bien diseñados y muestra algunas ideas inteligentes.
  • Es una experiencia muy entretenida, que invita a pasarse el juego incluso del tirón.
  • El capítulo extra de la versión Extended, que es exclusivo de consolas.

Nos desconsolamos con:

  • Pese a las buenas ideas, es demasiado simple y deja una sensación de haberse perdido una buena oportunidad para desarrollar un juego redondo.
  • Es bastante corto y no muestra prácticamente ningún aliciente para ser rejugado.

Ficha

  • Desarrollo: Grip GamesTeotl StudiosTalawa Games
  • Distribución: Grip Games
  • Lanzamiento: 30 de enero de 2015 (Xbox One) y 11 de febrero de 2015 (PS3 y PS4)
  • Idioma: Textos en inglés, sin voces
  • Precio: 9’99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *