8

Trine 4: The Nightmare Prince

En una industria como es la del videojuego es donde cada vez es más difícil destacar, al final de cada mes salen decenas de juegos a la venta que acaban siendo en algunas ocasiones las mismas propuestas que ya habíamos visto en otras ocasiones, pero con las skins de los personajes cambiados. Luego por otro lado están las entregas anuales de las franquicias de más éxito en diferentes géneros como son los deportes o los Shooters, en algunas ocasiones ofrecen tan pocas novedades entre entregas que bien podrían ahorrárselas en alguna ocasión. Es por ello que cuando encuentras algo que te hace jugar a algo diferente a lo que estas acostumbrado siempre es un placer hincarle el diente a algo que no se te repite de manera anual, eso es algo que ocurre con Trine 4: The Nightmare Prince ya que a pesar de ser una cuarta entrega ya han pasado los años necesarios para dejar descansar la franquicia.

Esta cuarta entrega es una grata sorpresa, de hecho, nadie apostaba por su desarrollo y posterior lanzamiento debido a los problemas surgidos durante la tercera entrega que dejaron la franquicia en el aire y se vio claramente que algo estaba ocurriendo con un cierre tan precipitado en la tercera entrega. Cuatro años después del lanzamiento de Trine 3: Los artefactos de Poder, los finlandeses de Frozenbyte recuperan a este singular trio para una nueva aventura que esperemos sea un nuevo comienzo y de pie a próximas entregas.

Todo comienza con nuestro amigo el mago Amadeus que está en unas lejanas tierras acudiendo a un simposio de magos, pero todo cambia en el momento en el que recibe una carta de la Academia solicitándole la ayuda para encontrar al Príncipe. La misma misiva la reciben los otros dos componentes de este peculiar trio, Zoya y Pontius, que junto a su mágico compañero se van de viaje en busca del muchacho. Sin embargo, a pesar de encontrarle este se niega a acompañarlos de regreso ya que considera que no le están enseñando la magia tal y como el debería, lo que le hizo mirar hechizos por su cuenta y recitar uno en particular que hizo que un poderoso mal se apoderase de él y que le pondrá las cosas bastante complicadas a nuestro trío.

Trine 4 sigue realmente las mecánicas que tan bien le han servido en anteriores entregas, arreglando algunos problemas que los jugadores encontraron en la tercera entrega y realizando una propuesta bastante sólida. Este es un título de acción, plataformas y también puzles que iremos solventando y avanzando gracias a las diferentes habilidades de cada uno de los tres personajes y que se convierten en fundamentales prácticamente desde el inicio del propio juego. Como decimos cada uno de ellos tiene sus habilidades únicas, Amadeus puede generar una serie de cubos y también hacer levitar diferentes objetos, Zoya por su parte es una excelente arquera y puede hacer uso de su cuerda con la que podrá crear puentes o balancearse con ella, por otro lado, Pontius es el musculo del grupo pudiendo ejecutar pisotones que rompan ciertas partes del escenario o reflejar con su escudo la luz para abrir el camino.

Esto en lo que a puzles se refiere ya que en combate las cosas son algo diferentes pero también será necesaria la cooperación de los tres protagonistas, indudablemente Pontius es el que ofrecerá los ataques más efectivos cuerpo a cuerpo, mientras que Zoya apuesta por un combate a distancia gracias a su arco, esto hace que Amadeus se quede rezagado a las acciones que tendrá que llevar a cabo principalmente en los jefes como el primero ya que tendrá que generar un cubo y lanzarlo con fuerza cuando el enemigo está aturdido.

El movimiento por el escenario se desarrolla de manera lateral pudiendo volver sobre nuestros pasos siempre que tengamos el camino disponible, como es de esperar cuando estamos ante los jefes finales esto no es posible. A lo largo del mismo nos encontraremos con diferentes coleccionables que estarán escondidos y que podremos encontrarlos superando pequeñas pruebas de ingenio, otro de los objetos que hay desperdigados por el mismo son una serie de botellitas denominadas experiencia. Estas botellitas nos permitirán conseguir puntos de habilidades cada cierta cantidad, los cuales sirven como su propio nombre indica para desbloquear las diferentes habilidades de los tres personajes. En este sentido también tenemos una serie de estrellas que solamente aparecerán al derrotar a los enemigos, estas estrellas nos permitirán acceder a habilidades de combate, por lo que tendremos que conseguir tanto las botellas como derrotar a todos los enemigos que nos encontremos por el camino si queremos desbloquear todas las posibilidades que nos ofrecen Amadeus, Zoya y Pontius.

La verdad es que el juego es bastante continuista sobre lo que ya hemos podido jugar en diferentes entregas, esto no es del todo malo ya que apostar siempre por lo mismo, pero a su vez crear un sistema de juego cada vez más sólido es un punto a su favor. Así mismo en este sentido han sabido aprender de los errores cometidos con la tercera entrega y solucionarlos en esta cuarta por lo que los jugadores que llevan disfrutando de Trine desde su primera entrega van a volver a disfrutar al completo de esta franquicia.

Gráficamente el juego luce espectacular en lo que a escenarios y laminación se refiere, estamos en una historia de fantasía y como tal hay que saber representar esto en pantalla. Esto es algo que vemos mucho en el cine donde se usa de manera bastante efectiva tanto los colores como la iluminación de los diferentes planos y como esta afecta precisamente a la paleta de colores presente. Realmente es muy agradable a la vista y se agradece que se siga apostando por un estilo propio sin excesivos cambios entre las diferentes entregas, aunque hay cierta evolución entre ellas, para crear un producto unificado en ese sentido. La banda sonora también es de un nivel más que notable con unas melodías que nos transportan sin problema a todo el mundo de Trine que vemos en la pantalla, un aspecto fundamental en este tipo de juegos con la ambientación que presentan y que además nos llega acompañado con un excelente trabajo de doblaje a nuestro idioma.

Conclusiones

Trine regresa a nuestras plataformas por todo lo alto. Después de un futuro incierto tras los problemas habidos con la tercera entrega, que los finlandeses Frozenbyte regresen con una nueva entrega es una excelente noticia. En su apartado jugable recupera elementos perdidos, pero sigue apostando indudablemente por las mismas mecánicas que han estado ofreciéndonos a los jugadores desde hace años, una delicia para los más veteranos y también una opción más que interesante para aquellos que se vayan a iniciar en el universo de Trine.

 

Nos consolamos con:

  • Se recuperó el árbol de habilidades
  • Puzles de todos los tipos
  • Su apartado visual.

Nos desconsolamos con:

  • Aunque su jugabilidad es bastante solida se echa de menos algo de innovación.

Ficha

  • Desarrollo: Frozenbyte
  • Distribución: Modus Games
  • Lanzamiento: 08/10/2019
  • Idioma: Textos y voces en castellano
  • Precio: 29,99€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *