7

Trials Frontier

Trials Frontier

Algo que es imposible para las tablets y móviles es sin duda tener la precisión que se puede tener con un mando, ya que una pantalla táctil o un sensor de movimiento nunca será más preciso que pulsar botones físicos. Es por eso que el lanzamiento de Trials Frontier era interesante, ya que en esta saga de los chicos de RedLynx Studio, prima la precisión y la habilidad por encima de todo. Sin embargo, ya lograron adaptar el también genial MotoHeroz, por lo que había bastante esperanza. Sin embargo, el problema con los juegos para tablets y móviles no es solo el control, sino también su modelo de negocio, y es donde esta entrega hace aguas por todos lados.

El primer cambio entre esta versión portátil y las de sobremesa es que aquí hay una pequeña historia, que nos irán contando cómicos personajes en 2D en un escenario similar al Salvaje Oeste, pero muy caricaturizado. Esto en un principio podría quedarse en algo anecdótico, pero en lugar de ir superando las pistas del juego para ir avanzando como siempre, ahora tendremos que ir completando las misiones que nos encomienden los personajes.

Trials Frontier

Estas pueden ser tan sencillas como completar una pista determinada, o realizar varios trucos (no piruetas, sino caballitos, giros y demás) en un circuito concreto. Hasta ahí todo correcto, ya que no solo tenemos el objetivo de llegar sin caernos o superar nuestro tiempo, sino que además tenemos otras metas para hacer cada misión interesante.

El problema está cuando la misión que nos piden consiste en recoger algún objeto, ya que se consiguen en una ruleta al final de cada pista, y ahí ya no dependemos de nuestra habilidad, sino del azar. ¿Por qué en un Trials tengo que depender del trébol de cuatro hojas de los irlandeses en vez de mi habilidad con el juego? Y es ahí donde entra la frustración, ya que a veces tendremos que completar la pista en la que está ese objeto muchas veces hasta que finalmente tengamos suerte (se puede tirar varias veces a la ruleta, pero se consumen los dichosos y escasos diamantes), con la pega de que cada vez que entramos en una pista, gastamos combustible.

El combustible es la barrera que nos impide jugar cuanto queramos, ya que se recarga una unidad cada tres minutos, y aunque al principio no supone un problema al rellenarse el depósito al subir de nivel, cuando se tarda mucho en hacerlo, ya empiezan las esperas para seguir jugando. Y si esta espera es debido a tener que repetir una misma pista una y otra vez, el juego empieza a cabrear lo suyo.

Trials Frontier

Otra “ventaja” del modelo freemium del juego es que para mejorar las motos se necesitan unas cantidades indecentes de monedas tras las primeras mejoras, y encima, hay que esperar bastante tiempo para que se instalen. En un principio esto no me ha supuesto un problema con otros títulos como Dead Trigger 2, pero como es necesario instalar ciertas mejoras para seguir avanzando, y no para hacer el juego algo más fácil, tener que esperar tanto para echar una partida llega a cansar bastante, haciendo que uno se pregunte si no habría sido mejor que el juego costara unos 5 euros, y todas estas trabas se eliminaran de un plumazo.

Y es que, cuando empezamos a jugar, es una gozada. Los niveles son muy numerosos, variados y están genialmente diseñados. Su longitud es menor que en consolas al estar pensados para partidas cortas, pero eso no evita que haya saltos, trampas, loopings y mucho más. Para jugar, tenemos que usar los botones virtuales que aparecen: las flechas de la derecha para acelerar o frenar, y las de la izquierda para la inclinación del piloto.

Como este sistema no es el más preciso del mundo, las físicas son algo más permisivas que en sobremesa, lo que reduce la dificultad si ya le tenemos cogido el truco a la saga. Aun así, sigue siendo muy divertido correr, ya que es la experiencia Trials en portátil, con los circuitos tan bien diseñados y con su creciente dificultad. Incluso en los gráficos el juego es impecable, por lo que si nos centramos únicamente en su parte jugable, sería toda una joya.

Trials Frontier

Conclusión

Lo que le ocurre a Trials Frontier es una verdadera lástima, ya que estamos ante un título para móviles que se juega y se ve de maravilla, ofreciendo una experiencia Trials muy bien representada en móviles y tablets. Sin embargo, su modelo freemium arruina gran parte de la diversión, obligando a esperar cada dos por tres para simplemente competir o forzando a que dependamos de la suerte para seguir avanzando en vez de nuestra habilidad.

Aun así, debido a su nulo precio (en teoría, claro), es una app recomendable, ya que cada uno tiene unos límites de paciencia con este tipo de juegos, y sin duda, la diversión de cuando uno se pone a jugar fuera de tantos muros de pago, estamos ante un juego increíble.

7

Nos consolamos con:

  • Genial diseño de niveles, que además son muy variados.
  • Gráficamente es espectacular.
  • La jugabilidad se ha trasladado muy bien a tablets y móviles.

Nos desconsolamos con:

  • Todo lo relacionado con el modelo freemium.
  • ¿Por qué necesito suerte para avanzar en un juego de Trials?

Enlaces de descarga:

Ficha

  • Desarrollo: RedLynx
  • Distribución: Ubisoft
  • Lanzamiento: iOS: 10/04/2014 - Android: 22/05/2014
  • Idioma: Español
  • Precio: Gratis (usa muchos micropagos)

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *