9

Travis Strikes Again: No More Heroes

Travis Strikes Again No More Heroes

Ha pasado mucho tiempo desde que Goichi Suda, más conocido como Suda51, no dirigía un juego para la empresa que él mismo dirige: Grasshopper Manufacture. También es verdad que cuando colabora en otros títulos de la compañía, ya sea como director creativo y/o ejecutivo o escritor, se nota su absurda, extravagante e incomprendida forma de conceptualizar el arte en los videojuegos. Sin embargo, hay que remarcar que cuando él se pone al mando de la dirección – y no lo hacía desde 2011 con No More Heroes: Heroes Paradise – se respira un aura diferente, se contempla una manera de ejecutar muy distinta a como lo hace, por ejemplo, Killer is Dead, el último proyecto en el que participó activamente como escritor.

Hace ya un par de años, Suda51 – por si te pica la curiosidad sobre el 51, es su nombre “Goichi” en japonés, que se transcribe como cinco (“go”) y uno (“ichi”) – presentó su nuevo juego en exclusiva para Nintendo Switch. La cinemática con la que se anunciaba el proyecto mostraba a Travis Touchdown jugando a Hotline Miami mientras un nuevo personaje llamado Badman intenta matarlo por la espalda, sin demasiado éxito. Parecía que No More Heroes 3 estaba más cerca que nunca. Lo que nadie esperaba es que este Travis Strikes Again: No More Heroes se tratara de algo totalmente distinto. ¿Una historia paralela quizás? ¿Una antesala a No More Heroes 3? ¿A qué juega Suda51 exactamente? Pronto lo descubrirás en este nuevo Touchdown de Travis.

Una consola maldita y seis juegos mortales

Siete años han pasado desde los acontecimientos de No More Heroes 2: Desperate Struggle. Un hombre llamado Shigeki Birkin y apodado Badman, busca venganza por la muerte de su hija Bad Girl a manos de su asesino: Travis Touchdown. Tras una ardua búsqueda, misterioso personaje encuentra a su objetivo en una caravana escondida en un bosque de algún rincón perdido del estado de Texas. La introducción del juego muestra el momento en el que Badman se topa con un Travis entrado en años y totalmente entregado a jugar a videojuegos lo que le resta de vida. Ambos se encarnan en una feroz pelea con publicidad de Unreal Engine 4 de por medio. Entre los lances del combate, se activa una peligrosa y secreta consola llamada Death Drive Mk II que mete a ambos luchadores dentro del primer juego.

La consola, que incorpora entre sus especificaciones más destacadas un horno integrado para poder cocinar tu ramen favorito mientras juegas, se controla a través de un guante llamado Death Glove, que otorga a Travis y Badman la posibilidad de mejorar sus capacidades de salud y fuerza además de permitir el uso de habilidades especiales incorporando distintos chips que encontrarán esparcidos por los distintos juegos. La misión principal de Travis Strikes Again: No More Heroes es encontrar los seis juegos jamás publicados de la Death Drive Mk II. Dichos juegos son bolas, pelotas que se hacen llamar Death Balls en las que el dúo dinámico deberá corregir y depurar un montón de bugs. Cada Death Ball es un juego independiente, con sus propias mecánicas, jefe intermedio y jefe final de turno. Una vez derrotados, el juego estará listo y depurado. Evidentemente hay un fin, una necesidad de conseguir todas las Death Balls, sin embargo, los motivos para lograr esa empresa son muy distintos en Travis y Badman.

Travis Strikes Again No More Heroes

Cada una de las Death Balls es un reconocimiento a la historia de los videojuegos, por su planteamiento, por sus cambios de género, incluso por las cinemáticas de introducción que serás capaz de reconocer a qué época homenajea. Travis Strikes Again: No More Heroes NO SON MINIJUEGOS como tú y yo los reconocemos, son historias independientes que comparten mecánicas, pero que cambian de manera sustancial la manera en la que se ejecutan; es fácil caer en el error de pensar que son minijuegos como si de un «party game» se tratase y no, el concepto no es ese. Cada Death Ball ofrece entornos y NPC temáticos, cambios de perspectiva de la cámara, plataformas, disparos, carreras; se incorporan puzles y/o misiones que resolver, pero hay un común denominador que se mantiene durante todo el juego: las hostias como panes. Travis y Badman repartirán estopa contra multitud de enemigos, bugs en realidad, que usarán nombres tan originales como Bug Street Boys o Mark Bugkerberg entre tantas otras estupideces con la palabra “bug”.

Travis Touchdown vuelve como nunca antes lo habías visto

Ya sea en perspectiva cenital o lateral, ya sea saltando entre plataformas o entrando a saco como si de una partida de Hotline Miami se tratase, el sistema de combate no varía. Existen cuatro acciones básicas, el golpe normal – que si dejamos pulsado el botón Travis no parará de lanzar espadazos láser al aire – el golpe fuerte, el salto y la acción de esquivar. Como he comentado anteriormente, a lo largo del juego se podrán conseguir chips de mejoras con distintas habilidades. Se puede equipar hasta un máximo de cuatro y se ejecutan pulsando el botón R y uno de los botones de acción. No se puede utilizar las habilidades tan a menudo como a Travis le gustaría ya que cada una de ellas dispone de un tiempo de recarga.

Travis Strikes Again: No More Heroes no es un juego de pegar guantazos porque si, se trata, también, de gestionar correctamente la batería del sable láser de Travis. Si lo utilizamos en exceso, éste se queda sin energía y debe ser recargado para que pueda pegar más fuerte. Además, existe un movimiento especial, llamado Cadena que permite lanzar hasta tres golpes muy potentes para tumbar al bug más resistente. Este es el “gameplay” del juego, no hay más. Conseguir los chips y transformar a Travis o Badman en máquinas de matar está a tu alcance, solo tienes que enfrentarte a distintos retos para poder conseguir las habilidades más ocultas y poderosas. Explora los escenarios y no pierdas detalles a las explicaciones que dan de cada Death Ball en la caravana, ya que en cada escenario se esconden secretos, algunos incluso se desbloquean ejecutando una combinación de botones que muchos reconocerán, aunque no en su totalidad y exactitud.

Travis Strikes Again No More Heroes

Travis Strikes Again: No More Heroes ofrece una jugabilidad cooperativa para dos jugadores de forma local para disfrutar al máximo de esta loca aventura y de sus posibilidades jugables. Existen, incluso, chips de habilidad exclusivos para cada uno de los personajes e incluso existen chips que pueden aunar fuerzas tanto de Travis como de Badman para hacer verdaderos estragos, ya sea contra los bugs corrientes o contra los enemigos intermedios y/o finales de cada uno de los juegos. ¿Y qué pasa cuando derrotamos al jefe de un juego? Que se debe buscar la siguiente Death Ball y aquí entra Suda51, de nuevo, para explotarnos el puto cerebro.

Travis Strikes Again No More Heroes

Tras completar un juego, Travis debe buscar la siguiente Death Ball. Como son juegos muy complicados de encontrar ya que la Death Drive Mk II jamás fue comercializada, Travis Strikes Again ofrece una historia que se desarrolla como si de una novela visual se tratase y, además, con un estilo muy muy retro. Son historias muy divertidas y bastante alocadas, para nada serias que tienen como objetivo llegar hasta el siguiente videojuego. Una vez conseguido, Travis vuelve a su caravana para meter la bola en la Death Drive para embarcarse en una nueva aventura. Así hasta en seis ocasiones. Merece la pena descubrir qué nueva experiencia ofrecerá esta misteriosa consola construida por una – aún más misteriosa – científica llamada Dra. Juvenile.

Goichi Suda, ese cabrón orgulloso de su trabajo

No sé qué cojones ha pasado con Travis Strikes Again que se ha convertido en un enorme escaparate para Suda51. ¿Qué quiere decir esto? Que el juego presenta distintos y numerosos cameos de otros títulos en los que no ha participado como director principal. Títulos que van desde Killer7, Killer is Dead o Shadow of the Damned hasta los más desconocidos como Flower, Sun and Rain o Moonlight Syndrome. Todos ellos aparecen, en diferentes escalas de intensidad, en Travis Strikes Back y transforman a este título de Nintendo Switch en un gran punto de unión y reunión multiverso; un verdadero festival de “fanservice” que Suda51 maneja endiabladamente bien.

Pero eso no es todo. Hace escasas unas semanas, conocíamos que las ventas de Travis Strikes Back: No More Heroes determinarían el destino de Travis Touchdown en un hipotético desarrollo de No More Heroes 3, incluso se aseguraba que tanto el desarrollo argumental como las habilidades adquiridas por el protagonista del juego, estarían presentes en la tercera entrega numerada. ¿Existe en Travis Strikes Again: No More Heroes referencias a una hipotética tercera entrega numerada? Tendrás que descubrirlo. Lo que no sé, y creo que Goichi Suda juega con mis sentimientos, es si el resto de los juegos que hacen acto de presencia en este cartucho también pueden estar en fases de desarrollo, o como mínimo, de negociación. ¡Joder! Si es que hasta hablan de qué mejoras van a incorporar en los “ports” e incluso meten a Devolver por medio hablando de compras de derechos y propiedades intelectuales. ¿estás jugando con mis sentimientos Goichi? Te odio.

Travis Strikes Again No More Heroes

Sea como sea, Travis Strikes Again: No More Heroes es un juego que lo disfrutarán mil veces más aquellos fans acérrimos al trabajo de este extravagante creador de videojuegos. No importa si tiene unas mecánicas simples o mejorables, da igual si visualmente es una castaña, qué importa si argumentalmente se pasa por el forro de los cojones cualquier tipo de coherencia, es Suda51; le amas o le odias.

Último consejo del abuelo: “Juega a esta mierda, te sanará”

Es tal y como lo esperaba, Travis Strikes Again: No More Heroes es Suda51 en estado puro. No solo es un juego divertido de jugar, sino que está plagado de esos toques absurdos, totalmente fuera de lugar que enriquece la narrativa con, precisamente, su dejadez y poca seriedad a la hora de mantener el hilo conductor. Ya de por sí, el argumento del juego es bastante estúpido donde una consola maldita que es capaz de cocinar ramen utiliza bolas a modo de cartucho y los protagonistas se meten dentro del juego para liquidar al jefe final.

Vuelvo a remarcar que este título NO es una recopilación de minijuegos, es un juego de juegos – una de las señas de identidad más destacadas de Goichi Suda – y que utiliza muchas mecánicas, muchos géneros distintos y que todos ellos aportan variedad al contexto de la aventura. Son “seis” mundos independientes, “seis” videojuegos que se deben completar y todos ellos justifican sus cambios de mecánicas, sus propias misiones, su propia exploración, sus propios retos y secretos; y como no, sus propios protagonistas y antagonistas. Si eres una persona que ha seguido de cerca el trabajo de Suda51 en sus distintos roles, disfrutarás de Travis Strikes Again por las constantes declaraciones de intenciones de continuar con sus obras más laureadas y públicamente más vapuleadas.

Travis Strikes Again No More Heroes

A nivel jugable, nada en absoluto lo empaña. Es un juego de corte “Hack n’ Slash” donde hay que utilizar distintas habilidades para afrontar olas y olas de enemigos, a cuál más poderosa y letal. Este título en cooperativo es MUY divertido y en líneas generales, es un juego muy adictivo, con una duración muy ajustada para el contenido que ofrece. Además, existen ciertos retos a lo largo de las seis Death Balls y multitud de coleccionables, algunos bastante escondidos. Echa un vistazo a las publicaciones promocionales de cada una de las Death Balls para conocer a sus protagonistas y sobre todo, sus secretos más ocultos.

Travis Strikes Again No More Heroes

A nivel técnico sigue la estela de otros juegos marca Grasshopper Manufacture: feo de cojones, pero romántico y encantador. Travis Strikes Again: No More Heroes es un juego que solo es destacable por su fluidez de movimiento gracias a sus 60 frames por segundo. Es un aventura rápida y directa; ejecuta excelentemente la acción y ofrece diversión instantánea. A nivel sonoro es una gozada, con una banda sonora concebida por DJ Abo y DJ 1-2, dos DJ japoneses que llenan al juego de temas electrónicos muy punteros a través de los distintas estancias y situaciones del juego. Pero el colofón se las llevan las batallas finales contra los jefes de cada Death Ball donde destaco las de “Electro triple Star” o “Eight Hearts”. En resumen, la jugabilidad y la banda sonora destacan por encima del apartado gráfico, que sigue utilizando el recurso del “Cel Shading” para maquillar las carencias técnicas y las limitaciones presupuestales.

9

Último consejo del abuelo: “No te fíes de la gente que juega antes a Kingdom Hearts III que a Travis Strikes Again”

Nos consolamos con:

  • Juego de juegos, multitud de situaciones, multitud de géneros, diálogos desternillantes y todo envuelto en la excentricidad de Suda51
  • Combate rápido, frenético. Las habilidades son muy vistosas y originales
  • La banda sonora es realmente buena
  • Muchas referencias a muchos juegos en los que Goichi ha estado involucrado. ¡incluso se atreve a allanar el camino a posibles secuelas y ports!
  • Los chips de habilidades le dan al combate más profundidad, incluso se pueden complementar
  • El modo cooperativo es muy divertido

Nos desconsolamos con:

  • Gráficamente es una castaña
  • Algo limitado a nivel de movimientos básicos y combos
  • Aquellos que no son fans de Suda51 o no han jugado a sus juegos se quedarán un poco igual con todas las referencias que hace el juego. Muy excluyente en ese sentido

Ficha

  • Desarrollo: Grasshopper Manufacture
  • Distribución: Grasshopper Manufacture (digital) y Nintendo (físico)
  • Lanzamiento: 18/01/2019
  • Idioma: Voces en inglés y textos en Castellano
  • Precio: 39,95€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *