9

Transistor

Transistor

Desde que se anunció el increíble soporte de Sony a los juegos independientes, el indie más esperado era sin duda Transistor. Después de Bastion, cualquier cosa creada por los chicos de Supergiant Games era muy prometedora, y afortunadamente, su nuevo juego no ha decepcionado. Enfrascado en la misma perspectiva cenital y siendo también un RPG de acción, nos adentramos en un nuevo mundo de lo más particular en el que el color del cielo o el tiempo se decide por votación, y las espadas pueden hablar. Todo al servicio de un juego que entra por los ojos y los oídos como pocos títulos pueden lograr.

Nosotros controlamos a Red, una cantante de éxito que ha perdido su voz. El juego empieza con ella sacando la espada Transistor de un cuerpo. No sabemos cómo ha llegado a esa situación, quién es ese hombre o qué narices ha pasado.

Para empeorar más la situación, la ciudad está siendo asediada por el Proceso, unas bestias que están transformando y eliminando todo a su paso mientras nos buscan para eliminarnos. En ningún momento el juego nos dice claramente lo que está pasando, sino que tenemos que ir uniendo las diferentes piezas del puzzle que se nos van presentando, como en las máquinas de noticias, los puntos interactivos o las conversaciones que tenemos con la espada.

Transistor

Ese es uno de los grandes encantos del juego, ya que su argumento se nos va presentando poco a poco, de una forma adictiva y muy espectacular, ya que la relación entre la espada y Red está muy bien llevada a cabo. De hecho, Transistor sirve tanto como narrador como personaje, y si jugáis en PS4, hacer que nos hable a través del altavoz del Dualshock 4, al igual que ver cómo parpadea la luz del mando al mismo tiempo que la espada en el juego, es sencillamente increíble.

Detrás de esta absorbente historia tenemos un sistema de juego que se resume en ir avanzando por unos niveles bastante lineales superando encuentros cada vez más complicados frente a un buen repertorio de enemigos. Para ello, podemos asignar cuatro funciones a la Transistor, que serán nuestros ataques básicos. A su vez, cada función puede servir para mejorar los ataques que hayamos seleccionado, o como mejoras pasivas que están activas todo el tiempo. De esta forma, cada función tiene tres usos, y si las usamos de las tres maneras, descubriremos la historia detrás del personaje que nos ha dado esa función. Algunas de estas biografías son importantes para la historia (en esencia, las dos primeras), pero todas ayudan a crear una visión más global de este interesante universo de ciencia ficción, además de estar muy bien escritas.

Transistor

A la hora de combatir, tenemos la opción de hacerlo en tiempo real, pulsando los cuatro botones de acción para usar la función asignada a cada tecla. Sin embargo, tras los primeros combates, habrá que empezar a usar “Turn()”, que nos permite paralizar el tiempo para planear nuestro ataque. Si no nos movemos o realizamos alguna acción, podremos estar todo el tiempo que queramos en este modo, ya que su barra de “tiempo” solo se gasta al empezar a movernos o atacar a los enemigos.

Cuando hayamos realizado todas las acciones que queremos, las ejecutaremos todas de golpe, con la desventaja de que no podremos entrar a este modo o usar casi ningún comando mientras la barra de “Turn()” se rellena. Esto crea unos combates muy tácticos, ya que a algunos conviene derrotarlos moviéndose en tiempo real, mientras que contra otros lo mejor es usar ataques muy bien medidos para dañar lo máximo posible a todos los miembros del Proceso de esa pelea para luego no estar vendidos en el tiempo de recarga.

Transistor

He de reconocer que al principio esta mecánica me parecía bastante innecesaria, pero luego es clave si queremos sobrevivir a los enemigos, ya que no solo nos sirve como medio de defensa, sino como ataque. Uno de los puntos fuertes del combate es la experimentación, ya que casi después de cada encuentro podemos modificar las funciones que tenemos asignadas a los ataques, mejoras de ataques o mejoras pasivas, por lo que es muy divertido ir probando diferentes combinaciones para ver cómo somos imparables.

Eso hace que dependa mucho de cada jugador, ya que algunos preferirán ir a la ofensiva con funciones de grandes ataques, mientras que otros igual prefieren ser más defensivos, usando la habilidad de esquivar, convertir en aliados a los enemigos de forma temporal o incluso volverse invisible. Hay muchas opciones, y todas tienen su utilidad.

Cuando más lo veremos será en las misiones secundarias opcionales, ya sean de matar a los enemigos de la zona en un tiempo concreto, aguantar con vida un tiempo determinado, superar X oleadas o limpiar la zona en un único “Turn()”. En todas ellas nos dan unas funciones predeterminadas, y es así como descubría algunas que solo tenía puestas como mejoras. Y para probar todo hasta el más mínimo detalle, incluso tenemos un modo Práctica, por lo que el juego anima muy bien a experimentar hasta dar con la combinación ganadora de funciones.

Aunque hay que tener mucho cuidado de depender de unas pocas funciones, ya que al vaciarse la barra de vida, una función quedará inutilizada temporalmente (el número de ataques asignados indica el número de barras de vida que tenemos), lo que obliga a replantear la estrategia para el siguiente combate.

Además, hay una mecánica interesante que nos motiva a ponernos las cosas más complicadas, como haciendo que el enemigo sea más poderoso, se eliminen más funciones al vaciarse la barra de vida o que las cápsulas que sueltan los enemigos al morir se conviertan instantáneamente en mini-enemigos. A cambio, nos darán más experiencia para subir antes de nivel, y si usamos estas desventajas, descubriremos más detalles aún de la trama.

Vamos, que detrás de una mecánica que a priori resulta muy sencilla y hasta puede decepcionar, se esconde una gran complejidad que da pie a peleas muy emocionantes, variadas y tácticas. Sin duda, es uno de los muchos puntos fuertes de Transistor, aunque no habría estado de más el incluir más exploración, ya que es algo muy secundario. Tampoco habría estado mal hacer que la aventura sea más larga, ya que en unas 6 horas la habremos podido completar. Entonces se activará el modo “Recursión”, que es una especie de “Nuevo Juego Plus” donde mantenemos nuestro nivel y funciones, pero los enemigos que aparecían al final del juego, ahora nos salen desde el principio. Al mismo tiempo, nosotros nos vamos haciendo más fuertes, ya que vamos obteniendo las funciones ya desbloqueadas de nuevo, lo que nos permite usarlas de forma repetida o usar más nuestras favoritas sin temer a perderlas por vaciarse la barra de vida. Es algo que anima a seguir jugando, ya que es también la única forma de acceder a todas las pruebas secundarias y completar el título al 100%.

Transistor

Técnicamente hablando, los chicos de Supergiant Games han creado una auténtica maravilla. Desde el primer momento, el estilo visual es fantástico, sorprendiendo a cada paso y ofreciendo unos escenarios preciosos, que además se mueven genial durante los combates, con elementos dinámicos que nos pueden ayudar o fastidiar dependiendo de cómo nos pillen.

Aunque la palma se la lleva el sonido, con una banda sonora que es para quitarse el sombrero. Os recomiendo que la escuchéis independientemente os guste el juego o no, ya que Transistor ofrece una música de ensueño. También es genial el doblaje, y lo comentado antes, si jugáis en PS4 activad el altavoz del mando, ya que hace que la experiencia mejore enormemente, ya que al igual que a Red le habla su arma, a nosotros también nos habla el mando con el que controlamos todo.

Transistor

La primera impresión que puede dar Transistor puede que no sea muy positiva, pero es seguir un poco con él, y enamorarse de todas sus virtudes. La historia, la profundidad del combate y sus fantásticos apartados técnicos hacen que estemos ante un indie realmente redondo.

Vale que no es lo más variado del mundo al ser siempre combate, combate y más combates, pero gracias a sus geniales mecánicas, interesante historia y sencillamente, la gran experiencia que proporciona, Transistor es un juego que se merece ser probado por todos.

9

Nos consolamos con:

  • Sistema de combate que combina muy bien la estrategia y el tiempo real.
  • Historia que recompensa el buscar y leer todos los detalles de este interesante mundo.
  • Artística y sonoramente es una auténtica maravilla.
  • Fantástico uso del Dualshock 4 en su versión de PS4.

Nos desconsolamos con:

  • Poca exploración de los escenarios.
  • La aventura principal se puede hacer corta sin contar las recursiones.

Ficha

  • Desarrollo: Supergiant Games
  • Distribución: Supergiant Games
  • Lanzamiento: 20/05/2014
  • Idioma: Español (textos)
  • Precio: 18,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *