4

Transformers: The Dark Spark

Transformers Rise of the Dark Spark

Cuando se estrena un juego basado en una película, entran en conflicto dos partes internas de uno mismo. Por un lado está la optimista, ya que al ser fan de la licencia, esperas que el juego vaya a ser buenísimo. Y luego está el racional, que recuerda los excesivos fiascos que ha habido. Por eso estaba en duda con Transformers: The Dark Spark (sí, en España finalmente le recortaron el subtítulo), ya que las entregas de Cybertron fueron buenísimas, y había ganas de ver qué tal se estrenaba Optimus Prime en la nueva generación. Por desgracia, el resultado ha sido desastroso, teniendo que esperar más los fans a que recibamos una nueva entrega en condiciones.

La primera “gran” idea fue la de combinar los universos de Cybertron con el de las películas de Michael Bay, para así enlazar con “La Era de la Extinción”. Porque claro, son dos universos con el mismo apoyo por los fans de los Transformers, así que no podía salir nada mal, ¿verdad?

Transformers Rise of the Dark Spark

Al menos, no siguen la historia de la película (que también tiene tela), sino que se inventan una propia, pero con los personajes del film. La Chispa Oscura ha llegado a la Tierra, y el mercenario Lockdown ha iniciado una guerra con los Autobots para hacerse con su poder con maléficos planes. Tras esta introducción, vamos atrás en el tiempo al mundo de Cybertron (con diseños copiados de las entregas anteriores), para explicar un poco más qué es este artefacto. Esto te lo resumen al principio en que es la antítesis de la Matriz del Liderazgo que llevan los Prime, pero hay mucho relleno de por medio para ver si los Autobots o los Decepticons se hacen con ella.

Vamos, que argumentalmente no tiene ni pies ni cabeza, pero al menos, logran representar bien a los personajes, algo que las películas no pueden decir.

Tampoco ayuda a la campaña su diseño de niveles. En un principio, intenta seguir la fórmula de La Caída de Cybertron. Vamos cambiando de Transformer y bando según lo vaya indicando la historia, cada uno con su propio vehículo y habilidades especiales. El problema está en que los niveles consisten siempre en eliminar enemigos de X zona, proteger Y aliado o activar Z mecanismos. Sin nada de por medio, y con unos enfrentamos que terminan por ser aburridos. Cuando controlando a Bruticus (cinco Decepticons combinados para crear un Transformer gigante) o a Grimlock en su forma de T-Rex te estás aburriendo, es que hay un problema enorme.

Transformers Rise of the Dark Spark

Lo único bueno de la campaña es su sistema de progresión, que está unificado con el multijugador. De esta forma, siempre iremos consiguiendo experiencia, y al subir de nivel o completar varios retos (como matar con cierta arma, no usar una torreta en una zona de oleadas, etc), conseguiremos cajas de equipamiento, donde habrá armas, mejoras, personajes o modificaciones.

Estas modificaciones y artilugios las podemos usar desde cualquier caja de armas, pudiendo servir para invocar un robot que nos acompaña, o si queremos ganar más experiencia, hacer que los enemigos hagan menos daño, que el escudo solo se recargue al matar enemigos, etc.

Son cambios interesantes, y es una dinámica curiosa, ya que todo esto se puede usar también en el multijugador, que en esta ocasión no es competitivo, quedándonos solo con el cooperativo de “Escalada”. Sin lugar a dudas, es lo mejor Transformers: The Dark Spark, ya que es muy divertido sobrevivir a 15 oleadas de enemigos con otros tres amigos, mejorando las trampas, comprando estaciones de salud y usando las habilidades que hayamos seleccionado para trabajar en equipo.

Eso sí, ojito que no hay muchos mapas, y algunos están copiados literalmente de entregas anteriores. Además, por muy chulo que sea este sistema, tras unas cuantas cajas y ya tengamos básicamente todo, es un horror tener que machacar “X” hasta ver todos los items que hemos desbloqueado. Como hayamos guardado unas cinco cajas, nos podemos tirar entonces unos cuantos minutos abriéndolas, lo cual no es nada divertido.

Tampoco lo es comprobar lo mal que han aprovechado la nueva generación, ya que La Caída de Cybertron luce mucho mejor en los niveles ambientados en el planeta natal de los Transformers (los que se ven mejor), pero luego los de la Tierra son horribles. También hay lentitud a la hora de cargar texturas, los efectos no son muy allá, y hasta las animaciones son muy robóticas (quitando el hecho de que son robots y demás, claro).

El sonido en principio está mejor, ya que reciclan la épica banda sonora de juegos anteriores, y las voces originales en inglés son muy buenas (Peter Cullen como Optimus Prime siempre logra inspirar). Sin embargo, hay momentos en los que todo entra en bucle, repitiendo líneas de diálogo y melodías hasta que no superamos una zona.

Transformers Rise of the Dark Spark

Conclusión

Quería que me gustara Transformers: The Dark Spark, ya que mantenía las mecánicas de las anteriores entregas y hasta introducían a los Insecticons. Sin embargo, se nota que se ha apresurado todo para coincidir con el lanzamiento de la película, y como la mayoría de títulos de este estilo, estamos ante un fracaso en toda regla. Una campaña aburrida de unas 8 horas, un cooperativo bueno pero que no logra salvar el conjunto y un apartado técnico que deja mucho que desear.

Espero que High Moon Studios tome las riendas de la franquicia en una futura entrega que continúe lo visto en La Caída de Cybertron, porque Optimus, Bumblebee, Ratchet y compañía se merecen un tratamiento muchísimo mejor que este en el mundo de los videojuegos.

4

Nos consolamos con:

  • Por fin vemos los Insecticons en un juego de Transformers.
  • El modo cooperativo.

Nos desconsolamos con:

  • Campaña mal diseñada, aburrida y molesta.
  • Técnicamente mediocre.

Ficha

  • Desarrollo: Edge of Reality
  • Distribución: Activision
  • Lanzamiento: 27/06/2014
  • Idioma: Castellano (voces en inglés)
  • Precio: 69,99 € (59,99 € en PS3/360)

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *