7

Transformers Devastation

devastation-trans

Sin venir a cuento, sin tener ningún film canceroso de Michael Bay al que hacer promoción, Activision y Platinum Games unen dinero y talento (en ese orden) para lanzar al mercado un juego tan inesperado como, para muchos, irrelevante. Transformers Devastation es uno de esos videojuegos necesarios; uno de esos productos que contentan a un determinado público. En este caso concreto, hay un enorme y numeroso ejército de treintañeros y cuarentones gritando alto y fuerte ahora mismo; babeando y alucinando porque una de sus sagas icónicas de su infancia vuelve a revivir en un videojuego vibrante y vistoso, con un estilo gráfico chapado a la antigua (mezclado con el siempre agradable Cel-Shading) que les provoca una felicidad parecida a si Optimus Prime les arrancase los huevos y se los hiciese comer tras ser aplastados por sus enormes y metálicos puños.

No amigos, este juego no es para todo el mundo. Quizás tú has crecido con Las Tortugas Ninja de Nickelodeon; nosotros no. Quizás nunca puedas entender lo que significa este juego de Transformers si no te has levantado a horas intempestivas 30 años atrás; seguramente ni habrías nacido. Y para rematarlo todo, está detrás Platinum Games, los dueños y señores de los juegos de acción que reafirman una vez más, que el estudio nipón no se sustenta únicamente con el espléndido y firme culo de Bayonetta y que su particular estilo tiene cabida también en el universo de Cybertron ¡Y menudos resultados!

Al contrario que la anterior colaboración entre Activision y P* llamada Legend of Korra, Transformers Devastation es un juego mid-budget (de presupuesto moderado) que igual se queda corto en algunos aspectos y nos da la sensación que se va al low-budget o bajo presupuesto. Analicemos esta “heroica tontería” que toda persona nacida en la generación de los 70 y 80 debería jugar.

¡Autobots! ¡Transfórmense y avansen!

– Optimus Prime

El título empieza fuerte y sin demasiadas florituras. En una ciudad sin nombre situada en una zona indeterminada de la tierra, una enorme explosión seguida de la aparición de enormes tentáculos robóticos y una serie de vehículos de construcción se presentan por las calles de la susodicha metrópolis montando un percal importante. Al poco de estos sucesos, aparecen una serie de vehículos que en realidad son los Autobots, un cuerpo especial de robots programados para hacer el bien cueste lo que cueste. En realidad, los vehículos industriales de color mostaza que vemos recorrer la gran ciudad son los Constructicons, una división más de los pérfidos y malvados Decepticons encabezados por su malvado líder: Megatron.

A medida que se desarrolla la aventura veremos que los Decepticons tienen una misión muy concreta y no es más que tomar la tierra y transformarla en su nueva base de operaciones. Para ello necesita un núcleo de plasma que encontrarán en lo más profundo de una antigua nave situada en un punto indeterminado de la ciudad. Nuestra misión como Autobot es evitar que esto ocurra, pues los planes de Megatron incluyen, entre muchas otras cosas, el control de los Insecticons y la completa extinción de la raza humana.

663edc8c767f9d21e87455c243a3b1b94e8ceb91.jpg__1920x1080_q85_crop_upscale

Para detener esta nueva amenaza de Megatron, contamos con la inestimable ayuda de cinco de los más famosos Autobots: Bumblebee, Slideswipe, Wheeljack, Grimlock (el único Dinobot del juego) y como no, OPTIMUS FUCKING PRIME. A nuestras espaldas tendremos un enorme centro de operaciones, la Teletraan-1 que servirá para prepararnos para el combate a modo de creación de perks o accesorios, mejora de armas y estadísticas para combatir la gran amenaza que cierne sobre el Planeta Tierra.

En el lado contrario, tenemos a una infinidad de enemigos, todos ellos militantes del lado Decepticon. En primer lugar, tenemos a los Constructicons formado por Scrapper, Scavenger, Mixmaster, Long Haul, Bonecrusher y Hook que a su vez, se pueden transformar en un único y brutal robot que responde al nombre de Devastator. También hacen aparición los Stunticons, la versión #darkness de los Autobots encabezado por Motormaster y seguido de Breakdown, Offroad, Dead End y Drag Strip. Como ocurre con los Constructicons, los Stunticons también tienen su megafusión llamada Menasor y es completo cabrón en el campo de batalla.

Transfomers-Devastation-9

Eso no es todo, porque también contamos con los Insecticons, formados por Kickback, Skrapnel y Bombshell además de otros tantos soldados raros y altos cargos que nos pondrán las cosas difíciles en el campo de batalla. No podemos olvidarnos de los “pesos pesados” de los Decepticons, encabezados por Megatron, seguido de Starscream (que el juego representa muy bien la tirantez entre éste y el líder de los Deceptions), Shockware, Soundwave junto a sus “Cassettes” Rumble, Laserbeak, Buzzsaw, Frenzy y Ravage; Blitzwing, Thundercracker Skywarp. Como podéis comprobar, faltan muy muy poquitos protagonistas de la G1 de la serie original de Transformers.

 ¡Ya estás viejo Megatron! ¡Te destruiré y te venderé como chatarra!

– Optimus Prime a Megatron

El Sistema de combate de Transformers Devastation es el gancho perfecto. Solo con ver todos esos robots de diseño ochentero repartiendo leña como si se tratase de un juego de corte Hack’n Slash como Bayonetta o Metal Gear Rising: Revengeance genera, como mínimo, el interés de muchos fans del género. ¿Y quién si no podría estar detrás? Pues Platinum Games, el estudio creador de la acción moderna por excelencia. Su sello inconfundible se mantiene una vez más, con juegos de repartir estopa, entrar en Modo Bruja al esquivar ataques, y obtener una cierta puntuación en cada episodio, además de la personalización muy Made In del estudio japonés. Así es, podrás hacer que Optimus Prime active el Witch Time de Bayonetta y realice combos y aerials con dos espadas que escupen fuego.

Ya lo decía Stan Bush en 1986: “tú tienes el golpe, tú tienes el poder” – The Touch, tema principal de The Transformers: The Movie (1986). Y en Transformers Devastation es el concepto, el lema del juego. Tú tienes el protagonismo absoluto en el campo de batalla, ya que a través de dos botones de ataque podrás realizar combos brutales y devastadores que imposibilitarán al enemigo siquiera responder. Ahora bien, contra midbosses (jefes intermedios) o jefes finales, esta táctica no funcionará tan fácilmente y tendrás que poner a prueba tus reflejos para activar el modo ralentización que te permitirá ganar unos segundos para lanzar tu nueva acometida. Ataca, combina golpes, esquiva y sigue atacando; activa el ataque especial con el botón superior derecho o realiza el ataque más potente apretando L3 y R3 a la vez cuando te veas en verdaderos apuros. Cada Autobot tiene un moveset distinto así que no dudes en probarlos todos y jugar con aquel que se adapte mejor al campo de batalla.

Transformers-Devastation-5-1280x720

Pero eso no es todo, como buenos Transformers, también podremos cambiar a modo vehículo para realizar ataques especiales que aturdan más al enemigo. Como ya he dicho antes, cada Autobot es distinto y la gran diferencia reside en estos ataques en Modo Autobot, donde algunos son más cuerpo a cuerpo y otros de zona. El Modo Autobot también será vital para jugar en los mapas de cada uno de los capítulos, pero de esto hablamos un poco más adelante.

¡¡CHATARRA TU ABUELA!!

– Megatron, a Optimus Prime

Durante nuestra aventura (a través de logos de Autobot de color verde) y al inicio de cada capítulo, podremos personalizar a nuestro personaje en la Teletraan-1 o lo que es lo mismo, nuestro centro de operaciones (vamos, nuestro particular The Gates of Hell) . En esta base encontramos distintas opciones, desde la de armamento donde podemos equiparnos armas que vamos encontrando a lo largo de nuestra aventura, o fusionarlas entre sí para mejorar sus parámetros y ser aún más destructivos en el campo de batalla. Podemos equiparnos hasta cuatro armas por personaje que podemos cambiar en cualquier momento durante la aventura. Hay distintos tipos de armas; las espadas, espadas dobles, hachas y martillos por una parte, y las armas de fuego basadas en balas y proyectiles por otro.

También podemos mejorar las estadísticas de nuestro Autobot, tal como la vida, la fuerza, rapidez, resistencia, etc. Hay bastantes parámetros y todos ellos se suben con créditos (dinero en el juego) que se consigue descubriendo secretos, rompiendo objetos dispuestos en los mapas o liquidando enemigos. Los créditos también sirven para comprar nuevos movimiento, de ejecución algo más rebuscada, y para crear pequeños accesorios que nos darán cierta ventaja en combate. Para crear dichos accesorios tendremos que acertar pulsando el botón correspondiente en el momento preciso. Si pulsamos el botón en el mejor punto del medidor que aparece en pantalla (con una barra oscilante de lado a lado de dicha barra) conseguiremos un accesorio mejor.

transformers_devastation_capture_ark_1

Y si nos quedamos sin créditos, no pasa nada, porque podemos vender toda la purria de armas que conseguimos en el juego y que no nos sirve para nada. Así podemos conseguir créditos frescos para comprar armas, accesorios, ítems o subir parámetros de nuestro OPTIMUS FUCKING PRIME.

Pensaba que estabas hecho de aserrín

– Optimus Prime, a Megatron

Hablemos del desarrollo de la aventura en sí. El juego se basa en contados mapas donde la gran ciudad cobra especial protagonismo ya que en ella se basan muchos capítulos de la aventura. En cada capítulo se activan distintas rutas del mapa que podremos explorar sin más restricción que la de unos ventiladores gigantes que nos impiden el paso dada la potencia de la energía que proyectan. Por lo tanto, la ciudad se abre o se cierra dependiendo del capítulo en el que nos encontremos, encorsetando por completo una posible libertad de movimiento en Transformers Devastation.

 

Para recorrer la gran ciudad y el resto de zonas del juego, podremos transformarnos en Autobot y avanzar más rápido a través de las calles. En ciertas zonas será obligado adoptar esta forma ya que ciertos enemigos solo responden a ataques con el acelerador pisado bien a fondo. El Modo Autobot también nos permite romper defensas a modo de escudo de color violeta de objetos, cofres o escudos enemigos además de descubrir secretos enterrados en el suelo representados con un anillo brillante de color amarillo. Transformarse en vehículo también te permite superar tramos de escenario donde hay ventiladores de energía de intensidad moderada que nos empujan con una fuerza suficiente como para impedirnos el paso como humanoide. Siempre que te encuentres dichas fuentes de energía… ‘Autobot, ¡¡transfórmese y avance!!”

Un juego de Platinum Games no es un juego de Platinum Games sin una cantidad absurda de coleccionables y rutas alternativas. En Transformers Devastation esto no es una excepción. El título cuenta con un montón de secretos, tales como misiones secundarias ocultas en rutas de difícil acceso, banderas Decepticon que eliminar para desbloquear ilustraciones, fases de bonus que tratan de disparar a ciertos interruptores dispuestos en distintas zonas del mapa (algunos solo responden a un tipo concreto de arma); interceptar Sky Ops (o aviones de reconocimiento Decepticon) y por último, capturar Kremzeems que no paran de saltar. Las banderas, los Kremzeem y los Sky Ops desbloquean ilustraciones de lo más molonas. El resto sirve para completar un capítulo al 100%.

maxresdefault

A medida que avancemos en la historia, también se irán desbloqueando Fases de Retos (algo así como los Alfheim de Bayonetta) que podremos jugar en cualquier momento seleccionando a nuestro personaje y un modo de dificultad concreto. Hay unas cuantas decenas de retos de distinto tipo y dificultad. Su objetivo no es más que la de curtir al jugador, mejorar los parámetros del jugador y conseguir algún que otro trofeo. Como no podía ser de otra forma, Transformers Devastation también tiene niveles de dificultad ocultos, como el modo Prime que es una verdadera aberración en lenguaje de dificultad.

Te perdono porque me haces reír

– Megatron a Starscream

Transformers Devastation es un hito a nuestra infancia. Es un guiño especial por todo lo que representa; es la definición perfecta de nostalgia adaptada a los tiempos modernos. Es un juego de acción frenético y divertido que está maquillado por todos esos personajes ochenteros que tan felices nos hacían los fines de semana a tempranas horas de la mañana, es el masaje escrotal que todo crio necesita llegados a estas alturas de la vida. Ahora bien, no es el mejor juego de Platinum Games y lo peor de todo, que su precio no es acorde a la magnitud de su desarrollo. Supongo que la licencia de Hasbro debe hacer el resto, inflando el precio del juego de manera brutal.

Los mapas son repetitivos, poco variados, poco profundos aunque con bastantes cosas que hacer. La cámara no funciona como debería, culpa también de no haber el que creo, imprescindible check de enemigo para fijar un objetivo y centrar tus ataques en el susodicho rival. La batalla contra Starscream me hizo lanzar algún que otro insulto al aire al por culpa de la ausencia de esta característica imprescindible de cualquier Hack’n Slash. Aquí es donde la duración del título, entre 6 y 8 horas juega un papel importante ya que minimiza (un poco) esta sensación de repetición; “muerto el perro, muerta la rabia”. Aunque nadie nos quita el regusto de ciertas cosas que no nos han gustado, para que nos vamos a engañar.

Ahora bien, el diseño, la música (OH LA MÚSICA) el doblaje original de la serie de televisión, el punto nostálgico que envuelve el juego, la acción trepidante… Es el juego de Transformers con el que siempre habíamos soñado de niños. Solo espero, quiero y deseo es que esto siga adelante, que tengamos más títulos de este tipo y que mejoren muchos de los aspectos que cojea, como por ejemplo el número de Autobots controlables, jugar con los Decepticons, mejorar los menús de personalización y sobretodo, trabajar en la variedad y profundidad de un título que podría haber sido uno de los mejores del año.

Nos consolamos con:

  • La nostalgia se te saldrá por las orejas
  • La banda sonora
  • El diseño ochentero de todos los personajes y enemigos
  • La cantidad infame de coleccionables
  • El sistema de combate. Rápido, divertido y espectacular
  • Rejugabilidad con otros Autobots y modos de juego

Nos desconsolamos con:

  • Diseño de niveles simplón y repetitivo
  • Menús de personalización nada claros
  • Precio muy alto para el tipo de juego que es
  • No tiene botón de marcar a un enemigo, la cámara nos jugará malas pasadas con eso
  • No poder jugar con los Decepticons, hubiese sido el clímax

Ficha

  • Desarrollo: Platinum Games
  • Distribución: Activision
  • Lanzamiento: 09/10/2015
  • Idioma: Voces en inglés, textos en castellano
  • Precio: 49,95€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *