7

Toukiden 2

Toukiden2

Aunque el primer Monster Hunter se basaba en otros títulos (Phantasy Star Online, principalmente), marcó una fórmula que cosechó millones de seguidores alrededor del globo. Muchos títulos, desde entonces, han intentado copiar su éxito con propuestas similares (y no tan similares), sobre todo desde que las consolas de Sony se quedaron “huérfanas” de la saga al pasar a ser una exclusividad de Nintendo. Soul Sacrifice, Freedom Wars, Ragnarok Odyssey, God Eater o la saga Toukiden son algunos ejemplos de estos juegos, y hoy hablaré de Toukiden 2.

El primer Toukiden, por decirlo de alguna manera, era un Monster Hunter pero cambiando los monstruos de la saga de Capcom por monstruos inspirados en la mitología tradicional japonesa. En esta segunda entrega, por el contrario, los desarrolladores se atreven a realizar algo más diferenciado (aunque no demasiado, no sea que se pierda “la magia”) y se dan algunos toques más personales y diferenciadores.

Para empezar, se profundiza más en la trama que en la saga de Capcom (algo que tampoco era muy difícil): en esta entrega, tras personalizar a nuestro avatar, seremos trasladados a la guerra contra los monstruos en un escenario que, a su vez, hará de tutorial básico. Tras acabar con algunos monstruos aquí y allá, y tras presenciar cómo una gran bestia se desvanecía frente a nuestros ojos, el juego nos transporta a un nuevo escenario en el que nos despertamos desorientados. A primera vista, parece que “lo que falta” es debido al cansancio del combate, pero poco después descubrimos que entre la batalla y el punto en que nos encontramos ahora hay 10 años de diferencia, y bastantes quilómetros de separación. Por tanto, nosotros, a la vez que el protagonista y sus extraños compañeros, deberemos descubrir qué ha pasado y por qué.

Toukiden2

A lo largo de nuestras aventuras nos encontraremos con dos facciones diferenciadas, que están enfrentadas entre ellas, y que poco a poco iremos conociendo mejor (tanto a las organizaciones y sus maneras de actuar como a sus miembros). Así como profundizaremos en nuestra relación con una chica a la que llaman “Professor”, una estudiosa del pueblo (de hecho es la que nos rescata al principio de nuestra aventura) que está desarrollando/investigando una tecnología para facilitar las cosas a los humanos en estos días.

Esta tecnología se traduce en dos elementos: el primero de ello es el devolver a la vida unas antiguas máquinas (una, de hecho, tendrá bastante peso en la trama), mientras que el segundo es un artilugio llamado “Demon Hand” que marca un aspecto crucial en el gameplay del título: esta “Demon Hand” nos permite agarrar objetos lejanos, ya sea parte del entorno o enemigos. Esto nos permite recorrer grandes distancias, escalar hasta sitios imposibles de otra forma, o incluso realizar ataques especiales (y devastadores) contra los monstruos más grandes.

Toukiden2

Porque sí, hace rato que debía haber salido uno de los aspectos más importantes del título: el combate. En equipos de hasta 4 personajes (ocasionalmente podemos reclutar a alguno extra temporalmente, si le ayudamos en combate, algo en lo que profundizaré en unas líneas), deberemos acabar con toda clase de enemigos extraídos del folklore nipón, por lo que los monstruos serán aterradores y exóticos (a nuestros ojos) a partes iguales.

Los enemigos, además, están divididos en dos clases: los comunes, de relativo pequeño tamaño, y unos “especiales”, mucho más mortíferos y colosales (y, escasos, por suerte). Contra estos segundos enemigos es donde el juego se convierte en más estratégico, puesto que dependiendo de dónde les ataquemos, podremos llegar a cercenarles alguna parte del cuerpo (brazos, patas, etc.), haciendo que temporalmente mermen su defensa y su poder ofensivo. Pero como hablamos de criaturas demoníacas, con su energía espiritual les “crecerán” apéndices de energía que suplirán sus carencias, al menos en parte.

Y hablando del combate, es precisamente el aspecto que (personalmente) considero menos profundo que en su mayor competidor: si bien en Monster Hunter hay mucha estrategia tras cada ataque, y habrá que conocer muy bien al enemigo antes de acercarnos para poder superarlos sin mucho problema, en Toukiden 2 es más directo y rápido, pero a la vez menos satisfactorio. Si bien no podemos ir a lo loco, el sistema de combate es mucho más parecido al de los musou (al fin y al cabo, sus desarrolladores son experto en el género), donde daremos cientos de espadazos por minuto (no literalmente, pero ya me entendéis la metáfora) machacando los botones sin piedad. Sí que, por lo menos, no nos encontraremos con cientos de monstruos por centímetro cuadrado, pero la sensación de que nuestros espadazos “no hacen nada” están presentes por momentos. Hablando de mi caso personal, la espada a dos manos (arma que siempre he usado en la saga de Capcom) me ha dado sensación de ser excesivamente ligera y poco efectiva, puesto que la contundencia que debería transmitirme (o a la que estoy acostumbrado, al menos) aquí no la veo reflejada.

Toukiden2

Por el contrario, veo como un gran punto a favor el modelo de mundo abierto (al menos, en parte), en el que poder deambular libremente para recoger mejores materiales, explorar nuevos rincones o incluso realizar tareas secundarias y que, poco a poco, iremos ampliando con nuevas zonas. Estas tareas, por cierto, incluyen la posibilidad de ayudar a un “Slayer” en apuros a derrotar a las criaturas que le rodean y, si logramos vencer, se nos unirá temporalmente como comentaba hace un rato. Además, si no nos interesa el deambular, podemos ir buscando directamente las misiones principales, o realizar las misiones secundarias que se nos asignarán en la entrada al pueblo o que nos ofrecerán directamente los habitantes de este mundo.

Por si esto nos parece poco, además, podemos ir mejorando nuestro equipo con las partes de los enemigos que recojamos (no literalmente, como en Monster Hunter, sino que los absorberemos) y hasta podemos equiparnos las almas de antiguos guerreros que mejorarán nuestras estadísticas y nos desbloquearán habilidades únicas. Estas almas, a su vez, irán potenciándose a medida que combatimos, así que sólo en probar cuales son nuestras favoritas y en dejarlas a un nivel óptimo para lo que requiere el juego podemos dedicar unas cuantas horas.

Para ir terminando, comentar que gráficamente es un título competente, pero que tampoco llega a sorprender en muchos momentos Destacan sus diseños, la cantidad de enemigos y efectos que se pueden acumular y los enfrentamientos contra grandes monstruos, pero en PlayStation 4 hemos visto títulos que demuestran un poder de la consola que aquí no encontramos. A nivel sonoro cumple, pero no destaca en nada: sus melodías acompañan, pero no son especialmente memorables y pueden llegar a cansar.

Conclusión

Toukiden 2 es una propuesta muy interesante para aquellos que busquen un buen juego “de caza”, e incluso se atreve a dar su toque personal de manera bastante satisfactoria, pero el gameplay es, por momentos, más “machacabotones” de lo deseable y acaba resintiéndose por la falta de contundencia que encontramos en otros títulos. Destacar, eso sí, su mayor énfasis en la trama y su propuesta de mundo abierto, haciendo que tengamos muchas horas de juego por delante.

7

Nos consolamos con:

  • Un apartado artístico muy interesante
  • Libertad para explorar el basto mundo
  • Una trama interesante
  • La “Demon Hand” da un toque personal muy chulo

Nos desconsolamos con:

  • Técnicamente no destaca
  • Machacabotones por momentos, y sin contundencia

Ficha

  • Desarrollo: Omega Force
  • Distribución: Koei Tecmo
  • Lanzamiento: 24/03/2017
  • Idioma: Totalmente en inglés
  • Precio: 59,99 en PC y PS4, 39,99 en PSV

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *