9

Titanfall 2

titanfall_2

El inicio de generación estuvo lleno de sagas que empezaron con buenas ideas, pero que no pudieron alcanzar todo su potencial por diferentes factores, o que no tuvieron el éxito que se merecían. En este último grupo está Titanfall, ya que no solo marcó el camino a seguir en cuanto a movilidad del personaje en un FPS futurista con su uso del jetpack, sino que además era increíble ya se controlara a un piloto a un titán. Sin embargo, pasó sin pena ni gloria, y la falta de contenido tampoco es que lo ayudara demasiado.

Con varias lecciones aprendidas por el camino, Respawn Entertainment vuelve a la carga con esta secuela que sobre el papel, promete corregir todos los problemas del original: un modo campaña, más opciones de personalización, más contenido y DLCs gratuitos para no fragmentar la comunidad. ¿La ejecución de estas mejoras habrá dado sus frutos y será Titanfall 2 el juego que debería de haber sido el original, o igual va siendo hora de alejarse de La Frontera para siempre?

Con BT hasta el fin del mundo

Lo primero a destacar es que esta vez, tendremos a nuestra disposición un modo campaña al uso, en vez del experimento de implementar la campaña al multijugador tradicional, lo que no terminó de cuajar en el original. Esto nos permite entender más el universo de la saga, y las dos facciones que se enfrentan: la Milicia, en busca de la libertad, y el IMC, que serían los villanos de turno, y que recurren a todo tipo de mercenarios para hacer su trabajo sucio. Nosotros encarnaremos al fusilero Cooper, que junto a un escuadrón de la Milicia es enviado al planeta Tifón para investigar una base del IMC. Allí todo se va al traste, y acaba siendo promocionado a piloto, recibiendo el titán de su superior, BT.

titanfall_2

El argumento como tal es bastante simple, y es bastante típico dentro de los cánones de la ciencia ficción. Al menos, el juego nos permite entender más cómo funciona el vínculo entre los pilotos y sus titanes, además de ofrecernos a un personaje genial como es BT. Él es el alma de la campaña de Titanfall 2, ya que Cooper no es que sea un protagonista demasiado carismático. Esto es bastante curioso, ya que hay momentos en los que podemos hablar con BT y elegir qué dirá Cooper, pero en otras tantas situaciones se mantendrá callado, como si en Respawn no supieran si querían tener un protagonista mudo o no.

BT, sin embargo, es genial. Sus diálogos son bastante buenos, y hacen que nos encariñemos con él a las primeras de cambio. Es cierto que no es muy diferente a otros personajes robóticos de la ciencia ficción, pero gracias a lo imponente que resulta y al enlace que genera con nosotros en el campo de batalla, se convierte en el compañero perfecto para adentrarnos en cualquier aventura.

Y menuda aventura nos espera de la mano de estos dos personajes, ya que estamos ante una de las mejores campañas que podemos disfrutar en un FPS. En esencia, es muy similar a la típica de un Call of Duty (recordemos que Respawn está formada por los principales responsables de Modern Warfare), al encontrarnos en niveles lineales y muchas situaciones scriptadas. Sin embargo, gracias a las mecánicas propias de Titanfall 2 y al diseño de niveles, termina siendo excelente.

titanfall-2

Para empezar, el piloto puede moverse a una gran velocidad, y es una fuerza de combate muy superior a los soldados rasos. Esto hace que nos sintamos casi como unos superhéroes cuando luchamos contra oponentes rasos o robots débiles, al movernos mucho más rápido, y sobre todo, ser mucho más letales. El poder deslizarnos, correr, dar puñetazos, ir por las paredes o pegar dobles saltos permite que cada tiroteo sea muy dinámico, y el cuerpo nos pida movernos en lugar de agazaparnos detrás de una cobertura.

Cuando controlamos al titán, la cosa cambia, ya que el movimiento es algo más lento y pesado, pero nuestra capacidad ofensiva aumenta notablemente. En cualquier momento podremos cambiar entre las armas y núcleos que hayamos desbloqueado, pudiendo pasar de usar una ametralladora a un lanzamisiles, pasando por una espada o un rifle de francotirador. Cada equipamiento se controla de forma diferente, y la campaña viene muy bien para practicar con ellos antes de saltar al modo multijugador.

A lo largo de los niveles, habrá momentos en los que solo podremos ir a pie, mientras que si podemos ir con el titán, podremos escoger bajarnos en cualquier momento para intentar acabar con los titanes subiendo a su “chepa” para hacerles daño por un lado mientras el titán de forma automática (pero mucho menos eficiente) sigue atacando. La elección es nuestra, aunque personalmente prefiero en estos momentos usar el titán, con algunos niveles siendo realmente intensos luchando contra varios titanes enemigos a la vez en fieras batallas.

Titanfall-2

Lo que hace tan grande a la campaña de Titanfall 2 es lo variada que resulta. No estaremos haciendo lo mismo durante mucho tiempo, con algunos niveles que incluso introducen mecánicas únicas que prefiero no desvelar. La misión de El Arca es el ejemplo más claro, siendo sencillamente brillante en todo.

Uno de los aportes a la variedad de situaciones es que no siempre estaremos pegando tiros, sino que también habrá secciones puramente de plataformeo. Lo mejor es que no importa si toca un momento de acción o uno de ir pegando saltos, ya que todos los niveles están increíblemente bien diseñados, ofreciendo a veces diferentes rutas alternativas para sorprender a los enemigos desde diferentes ángulos, por ejemplo.

Si hubiera que ponerle una pega a la campaña, esa sería sin duda la duración. En unas 5 horas la podremos completar sin problemas. Ahora bien, son 5 horas sencillamente espectaculares, sin decaer el ritmo en ningún momento y con secuencias sensacionales, así que eso compensa su corta duración con creces.

La Frontera se hace mucho más completa

En el campo del multijugador, la mejora principal respecto a la primera parte se puede resumir en una palabra: contenido. Ahora hay más tipos de titanes entre los que escoger, y sus características están más diferenciadas para que tengan sus puntos fuertes y débiles, que podremos contrarrestar con según que titán o arma de piloto. Además, y esto es fundamental, el sistema de progresión funciona a las mil maravillas, desbloqueando cada poco tiempo algún nuevo tipo de arma, habilidad, accesorio o skin.

titanfall-2

La progresión se puede separar en varias partes. Por un lado, está la del equipo que tengamos en ese momento. Cuanto más usemos un arma o un titán, más desbloquearemos para la misma. Para poder subir de nivel al personaje, tendremos que conseguir menciones, que se obtienen por completar partidas, subir de nivel cualquier equipamiento o cumplir varios objetivos. Esto nos motiva a experimentar para ver todo lo que ofrece Titanfall 2 en cuanto a equipamiento, ya que empezar a usar un arma nueva hará que subamos de nivel más rápido que el arma que tenemos ya muy evolucionada.

En cuanto a modos de juego, el gran añadido es Cazarrecompensas, donde tendremos que conseguir dinero eliminando pilotos, titanes o enemigos controlados por la IA. La gracia está en que cada vez que muramos, perderemos la mitad del dinero conseguido, y solo podremos sumarlo al contador del equipo entre rondas cuando se abran unas estaciones concretas, alrededor de las cuales habrá mucha acción seguro. El resto de modos son los tradicionales, aunque con algunas modificaciones inteligentes, como que en Dominación se puede recargar un punto ya capturado para que dé el doble de puntos que de la forma tradicional.

Un cambio evidente con respecto a la primera parte es que la cantidad de personajes controlados por la IA se ha reducido notablemente. De hecho, solo aparecen en los modos de Cazarrecompensas y Desgaste. Lo bueno es que ahora se diferencian mucho más de los pilotos, es decir, los personajes controlados por otros usuarios. Además, gracias a la mayor variedad en los tipos de enemigos, pueden añadir bastante diversión a una partida cuando llegan los enemigos más fuertes.

Titanfall-2

Otro cambio que me ha gustado es el ritmo de las partidas. Es un pelín más pausado que en el original, pero sigue siendo muy veloz. Ahora, para poder llamar a nuestro titán, tenemos que conseguir puntos para reducir notablemente el tiempo de espera, funcionando un poco como rachas. A su vez, hay potenciadores para los pilotos que son las típicas rachas de Call of Duty, con la diferencia de que sólo podemos llevar una equipada. Estos potenciadores pueden ser aumentar el daño de las armas durante un tiempo determinado, plantar una torreta automática o usar la infame pistola automática del original, lo que equilibra mucho más su uso respecto a la primera parte.

Gracias a las nuevas habilidades de los pilotos, también te puedes encontrar con situaciones muy diferentes. Por ejemplo, con el gancho puedes moverte con más libertad todavía, para llegar a lugares más lejanos sin tocar el suelo, o lo mejor, subirnos a un titán con más seguridad y precisión. Las granadas-sónar pueden ayudar a todo el equipo para marcar a los enemigos, mientras que la invisibilidad puede venir muy bien para rodear a un enemigo atrincherado.

Todo esto está muy bien, pero donde Titanfall 2 claramente supera a su antecesor es en el tratamiento de los titanes. Por un lado, gracias a al diferenciación más clara de sus clases, es más fácil  ver a simple vista con qué titán nos enfrentamos, lo que nos permite adaptarnos a un estilo de combate u otro. No es lo mismo luchar contra el titán pesado que lleva una ametralladora ligera que contra el titán que usa una espada y puede teletransportarse para destrozarnos en el cuerpo a cuerpo. A su vez, que los escudos no se regeneren es la mejor decisión que podían haber tomado.

titanfall_2

La única forma de conseguir escudos es quitando la batería a otro titán como piloto, e insertarla en el nuestro. Para ello, hay que subirse a un titán enemigo, lo que también ha cambiado notablemente. En esta ocasión, al subirnos por primera vez a un titán enemigo, le quitaremos la batería, que podremos dar a un titán aliado para mejorar sus defensas. Las siguientes veces, lanzaremos una granada en el hueco de la batería, lo que hará una cantidad de daño fija.

Esto equilibra mucho más el uso de los titanes y los pilotos. Además, al ser necesario un usuario humano controlando a un titán para aprovechar todas sus capacidades, ya no es tan común llamar a un titán y dejarlo en modo automático, sino que es más beneficioso pilotarlo nosotros mismos.

El diseño de mapas ayuda mucho a aprovechar todas estas mejoras y retoques, al ofrecernos mapas con extensiones más planas, y otros con muchos más elementos para atacar verticalmente. Sea como sea el mapa, todo está muy bien diseñado, y es un auténtico placer lograr muertes épicas de titanes en el último momento, una buena racha o pedir un titán para que aplaste a otro en su llegada. Lo de tener que huir si hemos perdido o acabar con los que huyen en caso de ganar sigue siendo un acierto, y le da un toque más “realista” a cada batalla.

Por si todo esto fuera poco, la política de Respawn de ofrecer todos los DLCs gratis para Titanfall 2 es todo un acierto, lo que a largo plazo favorecerá mucho a la comunidad. El 30 de noviembre llega el primer DLC, y estoy deseando ver qué más llegará próximamente.

titanfall-2

Exprimiendo el Source Engine al máximo

En el apartado técnico, sorprende que Respawn haya seguido usando el Source Engine, el motor de Valve que se usó en Half Life 2 y que tiene ya bastante tiempo. Aun así, han logrado resultados bastante buenos, aunque con matices. Lo mejor de todo es que Titanfall 2 se mueve a las mil maravillas, sin ningún tipo de tirón y a 60 fps constantes, tanto en el multijugador como en la campaña. Esto ayuda a que la acción sea fluida y frenética a más no poder, lo cual es todo un acierto.

Por contra, la calidad técnica como tal no es que llegue a sorprender demasiado. Esto se palia con una dirección artística muy buena, al igual que ocurría con Call of Duty: Infinite Warfare, llegando a ofrecer escenarios que entran por los ojos, como complejos desolados o frondosas junglas con varios animales alienígenas. Las explosiones y demás efectos lucen realmente bien, habiendo una escena que es visualmente espectacular.

Lo que menos destacan son los modelos de los humanos, algo que se nota sobre todo en los primeros planos y en los créditos donde te muestran a todos los personajes. En esos momentos, el título parece sacado del 2006 o así por sus modelos algo toscos. Al menos, al jugar, que es lo importante, todo se ve mucho mejor gracias a la potente factura artística.

El sonido está mucho mejor, con una banda sonora que aunque es algo típica dentro del género, te pone muy bien en situación para los momentos épicos, los más dramáticos, etc. El doblaje al castellano es de una gran calidad, destacando sobre todo el doblaje de BT, lo que nos ayuda a encariñarnos más del personaje.

titanfall2

Conclusión

Titanfall 2 es todo lo que el original debería haber sido, pero no pudo. Es mucho más grande, pule todas sus buenas ideas y es sencillamente fantástico en casi todo. Por un lado, la campaña es de las más intensos y mejor diseñadas que nos podamos encontrar, que si bien es algo corta, merece ser jugada. El multijugador es directamente el mejor que hay a día de hoy dentro de este tipo de FPS, gracias a sus geniales mapas, la dualidad de piloto y titán, y su gran sistema de progresión. Que los futuros DLCs vayan a ser gratis no hace más que mejorar un apartado de por sí sensacional.

Si las únicas pegas que se te ocurren de un juego es que la campaña se hace corta y que visualmente no impresiona demasiado, es que los desarrolladores han hecho un gran trabajo. Pensaba que ningún otro FPS podría hacerle sombra a DOOM este año, pero Titanfall 2 lo ha hecho. Es, a grandes rasgos, el mejor FPS de este 2016, y todo un imprescindible a poco que os guste el género o busquéis una gran experiencia multijugador.

9

Nos consolamos con:

  • Campaña muy intensa y variada.
  • Gran sistema de progresión.
  • Nada de DLCs de pago.
  • Multijugador prácticamente perfecto.

Nos desconsolamos con:

  • La campaña se hace corta.
  • Visualmente no es gran cosa.

Ficha

  • Desarrollo: Respawn Entertainment
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 28/10/2016
  • Idioma: Textos y voces en Castellano
  • Precio: 69,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *