10

The Witcher 3: Wild Hunt

The Witcher 3

Terminar una trilogía no puede ser fácil. Tras dos juegos de creación de universo, encariñarnos con los personajes y seguir de cerca su historia, siempre hay mucha expectación sobre qué ocurrirá en la entrega final. En los RPG es especialmente cierto, y no siempre el resultado ha sido satisfactorio, como en Mass Effect 3. Pero había mucha fe puesta en CD Projekt de cara a The Witcher 3: Wild Hunt, y no han decepcionado lo más mínimo.

La historia de Geralt de Rivia llega a su fin, cerrando el círculo sobre varios temas y personajes que se han ido mencionando a lo largo de toda la trilogía, para elegir nosotros mismos su destino final y el de los reinos del norte. Porque entre la guerra iniciada por Nilfgaard y la Cacería Salvaje, Geralt tiene trabajo para rato en esta entrega.

La historia está en nuestras manos

Como en las dos entregas anteriores, uno de los puntos fuertes de The Witcher 3: Wild Hunt es su historia. El argumento arranca unos meses después del desenlace de la segunda parte, con Nilfgaard aprovechando lo fragmentados que están los reinos del norte para lanzar una gran invasión. Mientras tanto, Geralt ya ha recuperado la memoria, y debe buscar a Ciri, su hija adoptiva quien tiene unos poderes místicos que otros intentan usar en su beneficio.

the_witcher_3-2751119

No quiero desvelar mucho de la historia porque ir descubriéndola es de lo mejorcito de esta enorme aventura. Eso sí, aunque haya muchos aspectos argumentales que se iniciaron en las entregas anteriores, no es necesario haberlos jugado para entender todo. Aun así, os recomiendo jugar a The Witcher 2, no solo porque es un juego fantástico, sino porque así se tiene un mayor conocimiento de todos los personajes con los que nos cruzaremos. Además, así podremos importar nuestras decisiones por medio de una serie de preguntas unas pocas horas después de empezar. Para ello, habrá que seleccionar “Simular hechos de The Witcher 2” al inicio de la partida. Si no habéis jugado, seleccionad que no se simule y empezaréis en un estado pre-seleccionado por CD Projekt Red. Luego, si no os suena algún personaje, normalmente habrá una opción en la conversación que nos pondrá al día, o de lo contrario, con leer la ficha de ese personaje ya tendremos el contexto necesario para no estar perdidos.

Algo que me ha encantado de la historia es que no sólo la historia principal está trabajada, sino también las historias secundarias, lo que hace que parezca que el mundo está vivo. Podremos formar parte de conspiraciones, investigaciones y robos, todos con una importante carga narrativa y no tendrán nada que ver con la búsqueda de Ciri. Ojalá más RPGs y sandbox trataran así de bien las misiones secundarias, porque realmente motiva a hacerlas todas en cuanto están disponibles.

The Witcher 3 1422266684-the-witcher-3-wild-hunt-you-re-just-delaying-the-inevitable

Las decisiones que tomamos, tanto en las misiones principales como en las secundarias, realmente cambian el mundo. De hecho, incluso lo que hagamos al explorar puede cambiar el mundo que nos rodea. Esto es lo que hace que cada decisión cuente, aunque sus consecuencias no sean aparentes de forma inmediata. Por ejemplo, el resultado de una misión puede ser similar hagamos lo que hagamos, pero si luego volvemos a la zona de la misión, el estado del mundo puede haber cambiado.

Esto nos lo encontramos constantemente, a una escala mayor o menor dependiendo de la situación. A veces simplemente será hacer que unos niños tengan un techo sobre sus cabezas tras quedarse huérfanos, mientras que otras veces será devolver vida a un pueblo aterrorizado por monstruos o bandidos. Aunque lo mejor seguramente sea cuando las consecuencias lleguen cuando menos nos lo esperamos, a veces varias horas tras hacerla en una misión que no parece nada que ver.

Bueno, esa es otra, ya que misiones que en principio no tienen nada que ver entre sí se pueden relacionar de una forma muy orgánica, o “simplemente” hacer que una misión desemboque en otra. Son momentos mágicos de narrativa que os maravillarán.

witcher2

La vida errante del brujo

Otro aspecto que los chicos de CD Projekt Red han clavado en The Witcher 3 es representar la vida del brujo, yendo de una ciudad a otra, aceptando contratos para matar bestias y así consiguiendo algo de dinero con el que poder mantenerse. Gracias al enorme mundo abierto que tenemos, dividido en tres zonas (dos de ellas enormes), el mundo nos pide a gritos ir a explorarlo, encontrar todas las ciudades, leer los anuncios que hay en los tablones y encontrar así misiones secundarias.

El mundo es tan grande, que al principio incluso nos podemos sentir abrumados ante la enorme cantidad de interrogaciones que hay para explorar y descubrir qué hay. Pero ese es otro de los puntos fuertes del juego, ya que descubrimos mucho del mundo explorando. Así podemos ver cómo afecta a ambos bandos la guerra que se está teniendo, y hasta inmiscuirnos en ella en algún que otro contrato.

Al hacer todo esto y no solo centrarnos en la historia principal, nos sentiremos como si fuéramos Geralt de Rivia como nunca antes. Esto continúa luego en los contratos, donde normalmente nos encomiendan acabar con un monstruo que acecha al pueblo que nos ha contratado, por lo que tenemos que rastrearlo, identificarlo y prepararnos de forma apropiada para el combate que nos aguarda.

witcher-3-1

Como podéis ver, hay una mayor profundidad que antes a la hora de luchar contra los monstruos, ya que de hecho, hay más variedad que nunca. Tenemos espectros, grifos, dracónicos, hombres lobo, gigantes y mucho más. Cada uno tiene sus puntos fuertes y débiles, por lo que elegir bien el aceite que aplicar a nuestra espada o la señal que usar es esencial.

A la hora de combatir es donde también vemos muchas mejoras. Ahora el sistema de combate es más accesible y rápido, pero no por ello sencillo, ya que si no tenemos cuidado, podremos morir ante un único enemigo. Antes, pelear era una obligación casi, pero ahora es algo muy emocionante, y los combates finales son muy épicos. De nuevo, la sensación de ser uno de estos cazadores mejorados genéticamente para acabar con los monstruos es inmejorable.

Aunque claro, ser un brujo no es algo muy positivo a la vista de los demás, y también se retrata muy bien. De hecho, el tema del racismo de humanos contra elfos, enanos o incluso los brujos se plasma a la perfección. Al ir por las ciudades o las aldeas, veremos muestras de este racismo, con gente tanto a favor como en contra, pudiendo incluso activar alguna misión relacionada con este problema social. Vamos, que el mundo está realmente vivo, y eso es fantástico.

The Witcher 3 2457643-the_witcher_3_wild_hunt__geralt_travels_through_war_ravaged_territory+copy

Pero no todo es pelear y explorar en The Witcher 3, ya que tendremos muchas actividades para mantenernos entretenidos. Por ejemplo, podemos participar en varias carreras para caballo, logrando así mejor equipamiento para Sardinilla, nuestro fiel corcel. O si queremos demostrar que somos los mejores púgiles, nada mejor que una buena pelea a puñetazos. Y si lo nuestro son los juegos de cartas, tenemos el Gwynt, un nuevo juego de cartas bastante completo en el que poder echar horas y horas mejorando, logrando mejores cartas y demás.

Junto a las peleas, la exploración y los minijuegos, también hay una parte importante de personalización. Vale que no nos podemos crear al protagonista como en otros RPG occidentales, pero sí podemos elegir las armas que podremos llevar, la armadura o el corte de pelo. Hay montones de opciones, que encima se siguen ampliando cada semana con DLCs gratuitos, y todas son tan válidas como las demás. La parte de crafteo se ha hecho más compleja que en The Witcher 2, al tener muchos más objetos que usar, o tener que romper algunos que no nos dan nada para obtener el que realmente nos interesa. Pero en cuanto le cojamos el truco, es un auténtico vicio el ir saqueando todo lo que nos encontremos, consiguiendo materiales con los que fabricar los mejores y así estar preparado para cualquier combate.

Y como en todo buen RPG, tenemos un gran número de habilidades a las que acceder según vayamos subiendo de nivel. Esto es algo que va lento, ya que los enemigos no dan muchos puntos de experiencia, y algunas misiones secundarias apenas dan tampoco. Pero esto hace que, cuando vayamos subiendo de nivel, sea más satisfactorio. El árbol de habilidades se divide entre las de combate físico, el uso de señales (una especie de hechizos) y de pociones. Podemos mejorar el árbol que queramos, para así potenciar nuestra forma de jugar y no lo que no necesitemos, lo cual es de agradecer.

Como podéis ver, hay una gran profundidad jugable y mucho contenido para disfrutar durante horas y horas. La historia principal puede durar fácilmente unas 30 horas, y se necesita muchísimo más para completarlo todo. Para que os hagáis una idea, actualmente llevo unas 150 horas de juego y todavía me faltan algunas misiones secundarias por hacer, con que estamos ante un juego enorme.

The Witcher 3

La belleza está en los detalles

The Witcher 3 es un juego precioso. Eso está claro, independientemente del “downgrade” que ha sufrido. Pero lo que más impresiona no es su calidad gráfica, sino el genial grado de detalle de todo lo que nos rodea. Para empezar, tenemos la gente, con dientes roídos, tatuajes o sucios dependiendo de su posición social y su estado de vida. Hay una gran variedad, y simplemente al ver a cada personaje es fácil saber cuál es su estado y lo que hace en la ciudad.

Otro detalle que me ha encantado es que la barba de Geralt crece según pasa el tiempo, por lo que si queremos tenerle afeitado, habrá que pasar por el barbero cada cierto tiempo. Y con eso no será suficiente, ya que si el barbero está borracho, podemos recibir otro corte de pelo o afeitado diferente al pedido.

Cosas así son las que te hacen quedar asombrado. Pero luego al fijarse en la calidad gráfica te vuelves a quedar con la boca abierta. El modelado de todos los personajes es impecable, y su vestuario es para quitarse el sombrero. Es la ropa medieval más realista que he visto nunca, y está hecha con tanto detalle que da gusto. Los escenarios son también dignos de mención, pudiendo quedarte embobado viendo una puesta de sol o por el genial grado de detalle de todo cuando empieza a llover o a nevar, mientras el viento mece los árboles o los arbustos. Que encima solo haya tiempos de carga al cambiar de zona o en el viaje rápido es para quitarse el sombrero, porque explorar semejante belleza sin tiempos de carga de por medio es fantástico.

The Witcher 3

Eso sí, toda esta belleza no es perfecta, al menos en consolas, ya que hay algunos problemillas. Los bugs en un juego tan grande son normales, y no se han escapado todos a la vista de CD Projekt Red, ya que a veces veremos algún personaje atascado en una pared, o incluso algún caballo volando. Pero no son bugs demasiado frecuentes ni tampoco rompen la experiencia.

Lo que es un pelín más molesto son los problemas técnicos que nos encontramos, al menos en PS4. Si vamos muy rápido después de un viaje rápido, sobre todo en la ciudad de Novigrado (ciudad preciosa, por cierto), veremos cómo algunos elementos cargan ante nuestros ojos, como texturas o incluso personajes, teniendo que esperar a que todo cargue para que podamos interactuar con ellos.

También, cuando llueve es curioso que incluso los personajes que están dentro de los edificios estén mojados. Esto también ocurre con el viento, al moverse los objetos como si estuvieran fuera. Parece que se debe a que no se detectan las paredes para detener la lluvia o el viento, pero es curioso cuanto menos. Pero lo que resulta más molesto son las ralentizaciones y tirones. Está claro que el juego no tiene una tasa de frames estable, pegando algún que otro tirón, y aunque se puede jugar sin problemas, lo podrían haber optimizado para que fuera fluido en todo momento.

The_Witcher3_2

Finalmente, el último problema que he tenido con el juego es lo débil que es Geralt ante las caídas. En un juego en el que explorar es tan importante, que perdamos tantísima vida ante pequeñas caídas es de chiste, y se debería de haber ajustado más.

En cuanto al apartado sonoro, nos encontramos otro trabajo increíble. Los actores de doblaje han traído a la vida a Geralt, Triss, Yennefer, Ciri y demás personajes para que nos preocupemos por ellos, lo que unido a sus expresivos rostros, casi parecen vivos.

La música es otro de los puntos fuertes, con melodías sencillamente perfectas para cada momento. Cuanto toca acción, sonarán temas muy épicos, mientras que en momentos más calmados o de tensión habrá una pieza musical que también encajará. Aunque la siguiente canción solo suena en ese preciso momento, aquí os la dejo porque es preciosa.

Aunque las voces están en inglés, hay subtítulos en castellano para que no nos perdamos de nada. Al principio, al igual que toda la interfaz, eran muy pequeños, pero tras un parche tuvieron un tamaño más aceptable. Lo que por desgracia ya no solucionarán serán los problemas de traducción que hay, que si bien está a un gran nivel, en ocasiones veremos perlas como “ayuda al novio de mi prometida” cuando el personaje se refiere al prometido de su hermana, o perdiendo la rima en algunas canciones y otros momentos.

Conclusión

The Witcher 3: Wild Hunt es una obra maestra. Así de simple. Los chicos de CD Projekt Red han creado un juego que cierra de forma increíble esta gran trilogía, con una historia fantástica, adulta y que engancha. Al mismo tiempo, han demostrado a todo el mundo cómo deben hacerse misiones secundarias para que no sean contenido añadido por añadir horas sin que tengan mucho sentido, y lo más importante, han ofrecido un mundo vivo que reacciona ante nuestras acciones como en ningún otro juego antes.

Por si esto fuera poco, jugablemente estamos ante un RPG de acción sólido en todos los sentidos, con mucho por hacer y en el que pasarnos horas, horas y más horas explorando los reinos del norte y conociendo a todos sus personajes. Los problemas técnicos que tiene son muy pequeños para que afecten a la experiencia global. A todos los efectos, estamos ante un juego que tenéis que probar, y que automáticamente se ha convertido en el mejor RPG occidental que hay y título a batir para GOTY de 2015. Geralt de Rivia, te echaremos de menos, pero te has despedido por la puerta grande.

10

Nos consolamos con:

  • Mundo enorme y, sobre todo, que está vivo.
  • Decisiones que no solo afectan a la historia, sino con consecuencias para todo el mundo y que realmente importan.
  • Muchísimo contenido que es una delicia explorar.
  • Gran jugabilidad con muchas opciones para usar la magia, el cuerpo a cuerpo o una mezcla de ambos estilos.
  • Increíble apartado técnico, destacando los pequeños detalles y la perfecta banda sonora.
  • Historia fantástica y llena de matices políticos y sociales.

Nos desconsolamos con:

  • Geralt recibe demasiado daño por las caídas.
  • Pequeños problemas técnicos y bugs, sobre todo en consolas.
  • Algunos problemas en la traducción al castellano.

Ficha

  • Desarrollo: CD Projekt Red
  • Distribución: Bandai Namco
  • Lanzamiento: 19/05/2015
  • Idioma: Inglés con subtítulos en español
  • Precio: 69,95€

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Aviso, le he dado un 10 al juego porque, en líneas generales, me parece perfecto. Sí, tiene problemillas que recalco en la parte de negativos, pero es algo tan mínimo que no me ha afectado a la hora de disfrutar de esta obra maestra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *