8

The Surge

The-Surge

Ahora que From Software ha acabado con la saga Dark Souls (aunque los rumores apuntan a que seguirán con Bloodborne), los fans de los RPGs de acción duros y desafiantes están buscando un nuevo título que les rete y les recompense una vez han superado un desafío. Uno de los estudios que mejor tomó la fórmula instaurada por From Software es sin duda Deck13, ya que Lords of the Fallen lograron hacer un título divertido, aunque no demasiado original.

Lo importante es aprender de los errores, y eso es lo que se han propuesto con The Surge. Atrás quedó el hacer otro RPG de fantasía medieval, y esta vez han querido trasladar el estilo de los Souls al futuro, además de aportar su granito de arena al género con varias mecánicas jugables nuevas. ¿Habrán dado en el clavo, o con la ambientación futurista no es más que un espejismo para ocultar que han ido para atrás?

Como es habitual en estos juegos, la historia es bastante ligera, dejando que si alguien se interesa, pueda explorar los escenarios para saber qué ha pasado, y los que simplemente quieran avanzar, no les suponga un inconveniente. En esta ocasión, nos trasladamos a un futuro en el que la atmósfera está muy mal, y la vida en la Tierra es bastante complicada. Por suerte, la empresa CREO tiene un sistema que permite renovar la atmósfera, por lo que parece que los problemas se van a acabar. Nosotros controlamos a Warren, que va a empezar a trabajar para CREO, pero por desgracia, nada más implantarle el exoesqueleto con el que trabajará, todo se va al garete, y es ahí cuando empieza The Surge.

The-Surge width=

Por lo general, estaremos solos en nuestra búsqueda de otros supervivientes, mientras intentamos descubrir qué narices ha pasado en las instalaciones, por qué todos los robots nos quieren matar, o cómo es que hay trabajadores que actúan casi como zombies. La trama no está mal, y aunque hay algún momento interesante, por lo general, no termina de aprovechar todo su potencial. Puede que me dejara algún audio o pista por el camino, pero sentía que al conjunto le faltaba algo de cohesión en varios puntos, para que toda la narrativa fuera satisfactoria una vez se llegue a los créditos.

En la faceta jugable, The Surge bebe mucho de Dark Souls, pero también ofrece novedades que me han gustado mucho. Tengo que recalcar que sólo he jugado un poco a Dark Souls, Lords of the FallenNioh por lo que mi experiencia con este tipo de juegos no es muy amplia. Si estáis como un servidor, en esencia, lo que caracteriza a estos títulos es que la gestión de recursos, aprender los patrones de los movimientos enemigos y una dificultad bastante alta son sus principales señas de identidad, además de no llevarnos de la mano en ningún momento.

El primer cambio palpable respecto a los Souls lo encontramos en el sistema de combate. Ya no tenemos un ataque fuerte y débil, sino que con un botón haremos un ataque horizontal, y con el otro, un ataque vertical. Esto es clave al sumarle el sistema de apuntado para cada una de las extremidades del enemigo. En función de a qué parte ataquemos, puede que un ataque horizontal sea más potente que uno vertical, lo que le da una profundidad bastante interesante al combate.

The-Surge

Otro aspecto a tener en cuenta es que, junto a nuestra barra de vida y resistencia, tendremos una tercera barra dedicada a la energía de nuestro exotraje. Cuando damos un golpe, la energía se llenará, y al llegar a determinados niveles podremos ejecutar a un enemigo (tras bajar su vida a cierto nivel), usar nuestro dron para hacer más daño, o algún otro potenciador que tengamos equipado.

Esta energía no se almacena durante mucho tiempo, por lo que a veces hay que ver si nos conviene ejecutar a un enemigo, o guardar un poco de energía para usar el potenciador curativo que tenemos.

Todo esto nos lleva a uno de los aspectos que más me han gustado de The Surge: la progresión del personaje. No hay niveles al uso como tal, sino que con la chatarra que logramos al derrotar a los enemigos (que perderemos si morimos, y tendremos que recuperar en un tiempo determinado) aumentaremos el nivel del núcleo del exotraje. Al hacerlo, podremos ponernos más armaduras, o usar las ranuras para implantes. Estos implantes pueden ser inyecciones de salud, los potenciadores que aprovechan la energía, etc. Por tanto, tendremos que analizar qué nos interesa más con el nivel de potencia del traje, para así ir mejorando nuestras estadísticas con estos implantes y hacernos poco a poco más poderosos. Si no queremos mejorar la salud, pero sí la energía o la resistencia, usamos implantes para ello y solucionado. Luego, si queremos cambiar, se cambian los implantes y listo. Esto da pie a mucha experimentación sin ningún tipo de penalización para el usuario, lo cual me parece genial.

The-Surge

El otro aspecto interesante es cómo obtenemos nuevas armas y piezas de armadura. Aunque algunas armas están sueltas por el mundo, lo normal es que descubramos nuevo equipamiento en los enemigos. Si nos gusta luego el casco que llevan, su armadura de cuerpo o lo que sea, tendremos que ejecutarles mientras apuntamos a la extremidad con el equipo que queramos (habiéndolo dañado previamente), y así obtener el diagrama para dicho equipo.

Con el diagrama, en el centro de operaciones (la zona segura de The Surge donde reapareceremos y mejoramos al personaje) podremos construir los objetos si tenemos los materiales adecuados. Si queremos mejorar o construir una pieza de brazo, nos tocará cortar brazos para conseguir materiales.

Esto nos pone en una situación interesante con cada combate, ya que tenemos que ver si nos interesa atacar una parte que no tenga el enemigo protegida para hacer más daño y así acabar antes el combate, o hacer menos daño atacando una parte protegida, pero a cambio poder conseguir materiales o nuevos diseños. Todo este sistema es una auténtica delicia durante toda la aventura, algo que se ve potenciado por lo satisfactorio que es ejecutar a los enemigos.

The-Surge

Lo bueno es que las mecánicas son muy sólidas para apoyar todos estos diferentes sistemas. Los combates son bastante rápidos (se potencia mucho más el uso de esquivas que de bloqueos al no tener escudo), pero cada encuentro logra ser intenso y satisfactorio al ganar. Un gran detalle es que cada ataque se siente tan pesado como parece, lo cual ayuda a vender mucho mejor cada pelea.

En cuanto a la dificultad, es bastante alta, pero suele estar más o menos bien ajustada. Esto quiere decir que la primera vez que vemos a un tipo de enemigo o a un humano con un arma nueva, nos costará bastante derrotarlo. Sin embargo, gracias a las diferentes animaciones que presentan, podremos aprender sus patrones, para así luego superarlos con mayor facilidad en siguientes encuentros.

Como no podía ser de otra forma, los enemigos no serán los únicos oponentes en The Surge, y a veces varias zonas tóxicas o con otros peligros aumentan el desafío. Antes decía lo de que más o menos la dificultad está ajustada, y es que hay situaciones en las que cuesta horrores superar una zona. Puede que no sea muy bueno en este tipo de juegos, pero mientras que a veces sentía que había muerto por mi culpa, en otras ocasiones parecía que no era así, como en muchas de las “sorpresas” que te dan enemigos escondidos detrás de cajas y otros objetos.

The-Surge

Otro aspecto que igual no convence a todos es que no haya una gran variedad de enemigos. Sí, hay muchos humanos con armas diferentes, pero la mayoría de rivales son eso, humanos. No hay demasiadas máquinas diferentes contra las que luchamos, por lo que muchas peleas acaban siendo muy similares. La cantidad de jefes finales un poco sí, ya que no hay demasiados. Lo bueno es que todos son muy diferentes entre sí, aportando una reto diferente, teniendo que cambiar nuestra táctica con cada uno de ellos. Los dos últimos son quizá algo más difíciles que los demás, pero por lo general, están bastante bien.

Lo último que quiero comentar es el diseño de niveles, que es un punto positivo y a la vez negativo de The Surge. A lo largo de la aventura visitaremos varias zonas interconectadas por trenes o puertas concretas, siendo cada área un pequeño mundo abierto. No nos dicen claramente dónde está nuestro siguiente objetivo, teniendo nosotros que explorar para ver por dónde avanzar. A veces es obvio que no tenemos que ir por alguna zona porque no tenemos cierto nivel del núcleo del traje o nos falta alguna habilidad, lo que nos deja un camino bastante obvio. En este sentido, el juego es bastante lineal, al presentar un único camino principal, y luego otros para encontrar mejores implantes o completar alguna pequeña misión secundaria.

Cuando vas explorando y encuentras un atajo que no habías visto para volver al centro de operaciones, te sientes aliviado si ves que te van a matar pronto y llevas mucha chatarra, siendo algo muy satisfactorio. Ahí es cuando el diseño de niveles brilla con luz propia. Sin embargo, hay muchos momentos en los que, como bastantes escenarios lucen muy similar, te acabas perdiendo, sin saber por dónde progresar porque el camino a seguir está casi demasiado oculto, y te atascas. Esto es especialmente cierto en el último tramo, con unos niveles demasiado laberínticos como para ser satisfactorios, llegando casi más a frustrar que a satisfacer cuando encuentras el camino a seguir. No ayuda que a veces no sepamos ni nuestro objetivo, lo cual, de nuevo, es bastante común en los últimos niveles.

The-Surge

Al menos, The Surge sabe cuándo acabar, y no se termina por hacer pesado ni estirarse, ya que en unas 15 horas se puede completar el juego, variando este tiempo en función de la habilidad de cada uno y lo que uno se termine atascando. Después tenemos la opción de un Nuevo Juego Plus, donde no sólo nos enemigos son más fuertes y podemos mejorar más nuestro equipo, sino que hay nuevos enemigos donde antes no los había, lo que cambia la dinámica de la partida y nos obliga a replantear nuestras tácticas para niveles concretos.

Técnicamente, el juego no está nada mal. He jugado en PS4 Pro, donde se puede jugar a 1080/60 o 4K/30. Personalmente, prefiero la primera opción (no tengo una tele de 4K), ya que el rendimiento es muy bueno (aunque hubo un par de tirones en momentos puntuales), y eso mejora la experiencia jugable. Por defecto, en PS4 y Xbox One va a 30 fps, con que Deck13 ha aprovechado muy bien PS4 Pro.

A pesar de esto, el juego no es que llegue a impresionar en lo visual. Hay algunas texturas que dejan que desear, al igual que varias sombras. Lo bueno es que las animaciones sí que están a la altura, lo que nos ayuda a leer mejor lo que ocurre en los combates. Los efectos de luz también están bastante bien, y el diseño artístico, si bien no es excesivamente original, no está mal.

El sonido pasa algo más desapercibido en varias áreas. Por un lado, la música no está muy presente, apareciendo en momentos puntuales como los jefes finales y poco más. Esto hace que gran peso del sonido caiga en los efectos, y aquí el juego está a un muy buen nivel. Las voces (en inglés) no llegan a destacar en absoluto, y como mucho son pasables.

The-Surge

Conclusión

The Surge es una gran evolución para el estudio Deck 13, ya que han logrado crear un RPG de acción al estilo de los Souls, pero con varios toques personales que le quedan genial. El sistema de progresión me parece genial, al igual que el sistema de combate apuntando a extremidades en concreto para potenciar el daño o para obtener nuevo equipamiento.

La intensidad de las peleas, su ritmo y la ajustada dificultad hacen que el juego enganche, y las 15 horas que dura se pasen volando. Por desgracia, no es perfecto, y aunque el diseño de niveles a veces está muy bien, otras veces es demasiado confuso y llega a frustrar. La historia también podría haber dado más de sí, y algo más de variedad de enemigos no habría estado mal.

Aun así, como alternativa para las obras de From Software, o para los que quieran un RPG de acción de este estilo, pero con una ambientación futurista, The Surge es una propuesta más que sólida, que al igual que hizo Nioh en febrero, demuestra que hay mucha vida en los Souls-Like más allá de From Software.

8

Nos consolamos con:

  • Fantástico sistema de combate.
  • Gran progresión del personaje, tanto por el equipamiento como por los implantes.
  • Desmembrar enemigos es increíblemente satisfactorio.
  • Duración ajustada para no estirar más de la cuenta la aventura.
  • Gran aprovechamiento de PS4 Pro.

Nos desconsolamos con:

  • Le falta una mayor variedad de enemigos.
  • Cuando los niveles son confusos, te acuerdas del diseñador de niveles y de toda su familia.
  • La historia podría haber dado más de sí o estar mejor narrada.

Ficha

  • Desarrollo: Deck 13
  • Distribución: Focus Interactive/Badland Games
  • Lanzamiento: 16/05/2017
  • Idioma: Textos en Castellano y voces en Inglés
  • Precio: 69,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *