7

The Exorcist: Legion VR – Capítulos 1, 2 y 3

The Exorcist: Legion VR

Una de las películas de terror más famosas es sin duda El Exorcista, gracias a su icónica música y hasta inolvidables escenas, que son conocidas incluso por los que no vimos la película en su momento. En los últimos años la franquicia ha vuelto con fuerza gracias a una serie de televisión que dicen no está nada mal, y en el campo que nos interesa, un nuevo juego episódico para Realidad Virtual. The Exorcist: Legion VR lleva ya un tiempo aterrorizando a los usuarios de PC, pero ahora toca sentir miedo del bueno en PSVR gracias a los tres primeros capítulos del juego: First Rites, Idle HandsSkin Deep. Id preparando un buen conjunto de crucifijos y agua bendita, que los vamos a necesitar para sobrevivir y luego poder dormir por las noches.

Lo primero que quiero destacar es que The Exorcist: Legion VR está completamente en inglés, sin subtítulos en inglés ni nada. Esto nos pone bastante en desventaja si queremos descubrir la historia del juego, ya que como os podréis imaginar, tendremos que sacar todo de oído, y con los efectos en las voces para simular al demonio de turno, cuesta algo entender todo lo que dicen. Al menos, el argumento no es el punto de atención del juego. Cada uno de los capítulos cuenta una trama autoconclusiva, al mismo tiempo que hay un ligerísimo hilo conductor que conecta cada capítulo. En esencia, somos un detective de Boston que en el primer capítulo es enviado a investigar un terrible asesinato en una parroquia. Allí descubriremos que hay cosas paranormales en este mundo y que las carga el diablo (literalmente), por lo que así empezaremos nuestra carrera paralela como exorcista para poder sobrevivir, liberar al mundo del mal y descubrir qué narices está pasando.

The Exorcist: Legion VR

En esencia, The Exorcist: Legion VR se podría considerar una especie de walking simulator con toques de aventura gráfica, ya que en cada capítulo estaremos en una estancia más o menos pequeña, teniendo que activar los eventos que hacen avanzar la trama al interactuar con cierto elemento. Lo de aventura gráfica viene porque a veces tendremos que usar un objeto adecuado para progresar, y dicho objeto está en nuestro genial kit de exorcista, que viene con un crucifijo, agua bendita, sal para espantar los espíritus y un mechero-linterna para poder ver objetos fantasmales. Aunque el crucifijo se usa en todos los capítulos (¿cómo vas a exorcizar sin él?), en cada episodio alguno de los demás objetos cobra más protagonismo.

En general, cada capítulo dura unos 20 minutos más o menos, por lo que no estamos ante un juego largo. La gracia está en volver a repetir estos episodios (si no nos ha dado un infarto con anterioridad, claro) para encontrar más secretos y easter eggs, o completar los retos opcionales que nos proponen para llegar al 100%. Esto aumenta algo la duración, además de ser una delicia poner un capítulo suelto a alguna visita para que compruebe de primera mano lo que es el terror.

Porque sí, The Exorcist: Legion VR asusta que da gusto. No me suelo asustar mucho con los juegos, y hasta superé Resident Evil VII en VR sin demasiados sobresaltos (salvo una habitación donde sí sufrí de lo lindo), pero aquí lo he pasado mal prácticamente todo el tiempo. Los chicos de Wolf & Wood han logrado que cada escenario sea totalmente inmersivo y opresivo, de modo que no sabes qué narices te vas a esperar a cada paso que des, logrando una tensión constante para que te cueste avanzar por temor a lo que te encontrarás.

The Exorcist: Legion VR

Sí, hay algún que otro jumpscare, pero lo que hace grande al terror de The Exorcist: Legion VR, al menos en estos tres primeros capítulos, es que no se centra en soltarnos un “¡buh!” a la cara y dejarnos continuar. En su lugar, durante todo el tiempo escucharemos ruidos, voces de demonios, los escenarios irán cambiando, veremos cosas por el rabillo del ojo que se mueven o parecen hacerlo, y esto hace que cuando finalmente llegue el susto, se sienta totalmente ganado. Por ejemplo, en el primer capítulo notamos que algo va muy mal por el cadáver del sacerdote, y a medida que vamos recogiendo las piezas del kit del exorcista, vamos notando cambios sutiles en el escenario, o empezamos a escuchar voces, a veces como si nos susurraran al oído. Sí, jugar con cascos es recomendable para conseguir la experiencia completa, ya que te llegan a poner los pelos de punta en muchos momentos.

Otro aspecto que me ha gustado es que cada episodio es radicalmente diferente entre sí. El primero es el “típico” dentro de lo que podemos esperar en una aventura sobre demonios (una iglesia), mientras que en el segundo nos adentramos en un manicomnio para tratar con una sospechosa poseída, para terminar en el tercero exorcizando a un bebé en el ático de una casa. Entre el terror de muchas situaciones y ver cómo tenemos que desplazarnos hacia donde vibra el crucifijo, la tensión aumenta, ya que al mismo tiempo queremos ir para acabar con el demonio de turno, y queremos evitar más sustos. La sensación es sencillamente fantástica, haciendo que The Exorcist: Legion VR sea de los juegos más aterradores que he probado nunca.

La inmersión está muy conseguida, ya que no hay menús ni nada por el estilo. Las opciones están en nuestro móvil, mientras que la selección de capítulos es como observar los casos en nuestro despacho de la comisaria. El principal problema que nos encontraremos a la hora de jugar está seguramente en el control. Podemos usar tanto el DualShock como los Move, siendo ésta segunda opción la que me parece más inmersiva. Sin embargo, el movimiento es algo extraño, por la disposición de los botones para girarnos y desplazarnos, ya sea con el movimiento libre o el teletransporte. Muchas veces abría el inventario cuando quería moverme, lo cual es algo molesto. Entiendo que no tenemos sticks en los Moves, pero hay otros juegos que han resuelto este problema de forma más efectiva, como Skyrim, Killing Floor: IncursionRaw Data por poner varios ejemplos.

The Exorcist: Legion VR

Si nos fijamos en los gráficos, The Exorcist: Legion VR está realmente bien, ofreciendo unos escenarios muy detallados y nítidos, algo que siempre es de agradecer en PSVR. Esto hace que el terror que comentaba antes sea mayor, ya que parece que estamos realmente en este mundo. El principal problema que le veo es que los “blinders” o visión de túnel no se puede desactivar, y es muy exagerada. Esto hace que un juego bastante oscuro sea mucho más oscuro con cada giro o movimiento que hagamos, lo cual me parece molesto. Sé que se incluye para reducir mareos y demás, pero dadas las opciones que hay para el movimiento, me parece absurdo que no haya para la visión de túnel, con que espero que se añada en un futuro parche.

Otro aspecto negativo es que el manual del exorcista que conseguimos tiene una resolución muy, muy baja, lo que hace que sea casi imposible leer dicho manual. Es absurdo, ya que todo lo demás se ve de lujo, pero así nos perdemos la información sobre los diferentes objetos que podemos usar.

El sonido también está realmente bien, sobre todo si usamos unos cascos. El sonido espacial nos hace sentir más que estamos en este pesadilla de manual, aumentando la tensión y el terror. El doblaje de los demonios está muy conseguido, aunque es una pena que no haya subtítulos en nuestro idioma. La música que hay presente funciona bien para incrementar la tensión, con que cumple bien su objetivo.

The Exorcist: Legion VR

Conclusión

Para los amantes del terror, The Exorcist: Legion VR es sencillamente espectacular. A pesar de no asustarme con facilidad, el juego ha logrado ponérmelos de corbata en más de una ocasión, en cada capítulo por un motivo diferente. Quizá el segundo es el que menos sorprende, pero todos logran impresionar bastante, haciéndonos sentir como todo un exorcista luchando contra el mal. Es una pena que los capítulos sean tan cortos, no se pueda quitar la visión de túnel, los controles sean algo extraños y nos llegue completamente en inglés, ya que son problemas que molestarán a más de uno, y que alejan al título de la grandeza.

Aun así, The Exorcist: Legion VR es de los juegos más terroríficos que existen a día de hoy, ya sea en Realidad Virtual o no, con que para los aficionados al terror, estamos ante una propuesta fantástica que os dará más de una pesadilla, y hará que durmais con un buen conjunto de crucifijos bajo la almohada.

7

Nos consolamos con:

  • Terrorífico hasta decir basta. Además, es un terror bien trabajado sin recurrir solo a los jumpscares como muchos otros survival horror
  • Capítulos muy variados entre sí, que potencian diferentes elementos y logran sorprendernos
  • Visualmente es sencillamente espectacular
  • Bastante rejugable para encontrar todos los secretos

Nos desconsolamos con:

  • Completamente en inglés, y sin siquiera subtítulos
  • No poder desactivar la visión de túnel, que es además muy exagerada
  • Los controles no son nada intuitivos
  • Los capítulos son bastante cortos

Ficha

  • Desarrollo: Wolf & Wood
  • Distribución: Fun Train
  • Lanzamiento: 19/06/2018
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Inglés
  • Precio: Capítulo: 7,49 € - Temporada entera: 29,99 € - Capítulos 2 a 5: 26,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *