8

The Curious Tale of the Stolen Pets

The Curious Tale of the Stolen Pets

En el mundo de la Realidad Virtual, tengo que reconocer que las monerías me pueden todavía más que en plano. Poder ver en primera persona a criaturas adorables e interactuar con ellas «físicamente» es increíble, y eso ha hecho que juegos como MossAstro Bot me gusten incluso más de lo que lo harían por sus simples mecánicas. En este sentido, los juegos «tipo maqueta» son geniales, al parecer que jugamos con figuritas en amplios escenarios.

Por eso, el anuncio de The Curious Tale of the Stolen Pets me entusiasmó mucho el pasado E3. Después del genial Apex Construct, los chicos de Fast Travel Games cambian de registro por completo (sin olvidar la acción en su colaboración para Budget Cuts 2, por si hay algún amante de la acción), para ofrecernos una aventura de puzzles adorable, y perfecta para que cualquier usuario, independientemente de su experiencia con la VR o incluso los videojuegos, la puedan disfrutar. ¿Listos para rescatar a las adorables mascotas desaparecidas?

Bajo el pretexto de una historia de nuestro abuelo para que nos reconciliemos con nuestra hermana, visitaremos varios escenarios en busca de las mascotas que han desaparecido. Para ello, tendremos que resolver varios puzzles e interactuar con todo lo que veamos.

The Curious Tale of the Stolen Pets

La expresión «juego de maquetas» es totalmente aplicable a The Curious Tale of the Stolen Pets, ya que cada uno de los 5 niveles será como una gran maqueta, que podremos girar con nuestras propias manos. De hecho, los controles son muy simples, al utilizar los gatillos para absolutamente todo. Si estamos sosteniendo algo interactuable, lo usaremos o agarraremos. De lo contrario, servirá para empezar el giro del escenario. Antes decía que el juego se había diseñado para todo tipo de público, y se nota.

Otro aspecto sencillamente genial es lo increíblemente adorable que resulta toda la experiencia. En cada escenario habrá animales diferentes, a los que podremos acariciar una vez los hayamos encontrado, además de haber muchos elementos más que «toquetear». Incluso simplemente saludar a los personajes humanos es una delicia, ya que todo derrocha simpatía. No me arriesgo al decir que estamos ante el juego más cuco y mono de toda la VR.

Esta magia sirve muy bien para vendernos esta historieta de nuestro abuelo, que sirve como narrador durante todo el juego, y siendo la principal voz que escucharemos. Tranquilos, que esta vez Fast Travel Games ha traducido el juego a nuestro idioma, incluyendo subtítulos perfectamente legibles… Eso si los activamos, con que antes de empezar, visitad el menú de Opciones. Al menos, en la versión de Oculus Quest, que es la que he empleado para este análisis.

The Curious Tale of the Stolen Pets

En cada uno de los cinco niveles, además de rescatar a las mascotas, habrá una serie de monedas que sirven como coleccionable secundario. Algo que me gusta es que el menú para acceder a cada fase es nuestro cuarto, sirviendo cada uno de los cuadros como una ventana a la que acceder a cada uno de los preciosos mundos que visitaremos. Además, ahí veremos todo lo que hemos conseguido, con las mascotas marcadas en un tablón de corcho, y las monedas dentro de un tarro, estando cada vez más lleno. Dentro de las fases, para salir, tendremos que pulsar el despertador que tendremos al lado, como si estuviéramos viviendo un adorable sueño junto a nuestro abuelo.

Dicho esto, es una verdadera delicia explorar al detalle cada uno de los niveles de The Curious Tale of the Stolen Pets, viendo cómo se mueve cada cosa a medida que lo tocamos, qué podemos coger para interactuar en otro lugar, etc. La mayoría de los puzzles se basan precisamente en eso, sin llegar a ser ninguno especialmente complejo o frustrante. Siempre hay pistas visuales para que algo nos llame la atención, y al toquetearlo, veremos rápidamente para qué se usará. Todo se mantiene dentro de una lógica de cuento, con que por ejemplo, con un salero gigante podremos simular que echamos nieve en la montaña.

No me he encontrado nada que parezca fuera de lugar, y gracias a lo diferentes que son los escenarios, también cambia la forma de interactuar. Al fin y al cabo, no es lo mismo un volcán que una isla rodeada de agua. Ahora bien, The Curious Tale of the Stolen Pets es un juego bastante corto, y ésa es la principal pega que se le puede achacar. En apenas 1-2 horas, habremos completado los 5 niveles y conseguido todas o casi todas las monedas que están ocultas.

The Curious Tale of the Stolen Pets

Lo bueno es que, al ser un juego tan idóneo para enseñar a la gente qué es la VR y por qué puede ser maravilloso, puede tener algo más de vida útil que el de una partida en solitario, aunque sea para intentar impresionar al personal. Al menos, así no se alarga ni la narrativa ni las mecánicas, lo cual también es positivo.

Uno de los motivos por los que The Curious Tale of the Stolen Pets me ha gustado tanto es por lo adorable que resulta, y en esto resulta clave el apartado gráfico. Los chicos de Fast Travel Games vuelven a ofrecer una versión de Oculus Quest fantástica, que no tiene apenas nada que envidiar a las de otras versiones, ya que a nivel técnico, el juego no me ha parecido apenas diferente de lo que disfruté en la versión de Rift S durante la Gamescom. La imagen se ve muy nítida, y aunque se aprecian algo más los píxeles cuando tenemos una visión más global del nivel al inicio de éste, cuando estamos en la parte del juego como tal, todo se verá con muchísima claridad.

Las animaciones también me encantan, al ser en plan «stop motion», lo que hace incluso más adorables las expresiones de los humanos a los que saludar o los animales a los que rescatamos. ¿He dicho ya que el juego es monísimo? Pues lo digo otra vez, que es algo que salta a la vista.

El sonido no se queda atrás, gracias a un trabajo en el doblaje en inglés de gran calidad. La música también ayuda mucho a vender este mundo de cuento y tan adorable, redondeándose este apartado con unas expresiones de los animales que los hace todavía más tiernos.

The Curious Tale of the Stolen Pets

Conclusión

Los chicos de Fast Travel Games vuelven a ofrecernos un juego muy recomendable dentro del cada vez más completo panorama de la Realidad Virtual. Si con Apex Construct ya nos ofrecieron acción y exploración de calidad, ahora con The Curious Tale of the Stolen Pets han logrado crear una aventura adorable perfecta para cualquier tipo de público, y más aún para los no iniciados en el medio.

Puzzles sencillos pero simpáticos, controles más simples que el mecanismo de un boli Bic y una monería que se sale de la escala. ¿Podría ser más largo y completo? Desde luego, pero sabe perfectamente qué quiere ofrecer, y lo hace a la perfección.

Así que, si queréis una aventura divertida, de las que te sacan una sonrisa de principio a fin, y encima sirve para enseñar a amigos o familiares qué es esto de la VR, lo nuevo de Fast Travel Games es para vosotros.

8

Nos consolamos con:

  • Simpatía por todos los lados
  • Puzzles sencillos pero divertidos, y sobre todo, adorables
  • Sensación de estar ante maquetas muy conseguida
  • Perfecto para todo tipo de público

Nos desconsolamos con:

  • Muy breve
  • Poco rejugable a no ser que sea para enseñarlo a amigos o familiares

Ficha

  • Desarrollo: Fast Travel Games
  • Distribución: Fast Travel Games
  • Lanzamiento: 14/11/2019
  • Idioma: Textos en Castellano y Voces en Inglés
  • Precio: 14,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *