6

The Crow’s Eye

The Crow's Eye

Gracias al boom que hubo en YouTube con los “Let’s Plays” de juegos de terror, el género sufrió un aumento en su cantidad de juegos para Steam increíble, aunque no siempre para bien. Muchos estudios independientes simplemente querían ser el siguiente gran survival horror popular a base de jumpscares y poco más, por lo que el término “Survival horror en primera persona para Steam” llega a cansar bastante. Durante este boom, los chicos de 3D2 Entertainment iniciaron el desarrollo de The Crow’s Eye, que iba a entrar en dicha categoría.

Sin embargo, tras un tiempo decidieron darle un nuevo enfoque para centrarse más en la narrativa, los puzzles y los plataformas. Ha sido un desarrollo largo, pero el resultado final por fin está entre nosotros. ¿Listos para escapar de la universidad más peligrosa de la historia?

The Crow’s Eye nos pone en la piel de un joven que se ha despertado en una universidad de medicina abandonada, y sin saber cómo hemos llegado hasta allí, tendremos que escapar. Por desgracia, un cientifíco loco, y el antiguo director de la universidad, nos tendrá resolviendo diferentes retos para tener siquiera una posibilidad de escapar, al mismo tiempo que vamos descubriendo cómo se relacionan los hechos acontecidos en los años 40 y en la actualidad, estando el juego ambientado en los años 60.

The Crow's Eye

Sí, la premisa es muy típica dentro de los survival horror más recientes, al igual que la forma de ir desentrañando la historia a partir de textos y audios. Sin embargo, la trama se va desvelando a un buen ritmo, y aunque podemos conectar las piezas del puzzle para hacernos una idea de qué está pasando antes de que nos lo desvelen todo al final (lo cual puede reducir su impacto), no está mal del todo. Es cierto que hay momentos en los que varios aspectos de la trama chocan y no tienen mucho sentido, pero al menos, el científico loco que nos habla durante todo el tiempo presenta cierta carisma.

En cuanto a sus mecánicas, The Crow’s Eye pretende ser un cruce entre Bioshock por su ambientación, y los puzzles mezclados con plataformas de Portal. Esto se traduce en niveles lineales donde tendremos que resolver varios rompecabezas o secciones de saltos para poder progresar a la siguiente fase.

Los puzzles pueden ser de varias formas, pero generalmente consisten en encontrar X objetos por el mapa para fabricar algo, puzzles al uso de mover cajas o de averiguar alguna secuencia de palancas. Nunca llegan a ser excesivamente complejos, y en general, el juego repite varios patrones. Si al principio vemos un puzzle de mover cajas para llevarlas del punto A al B, más adelante aparecerá otra vez, pero más complejo. Estos rompecabezas más al uso se suelen repetir dos veces siguiendo esta norma de ser algo más complicados la segunda vez, pero sin llegar a ser nunca excesivamente complejos.

The Crow's Eye

El otro pilar del juego son sus secciones de plataformas, donde tendremos a nuestra disposición dos habilidades principales: ralentizar el tiempo unos segundos (y así dar grandes saltos si corremos) y un imán especial para lanzarnos o repelernos de superficies magnéticas. Las secciones de saltos van ganando en complejidad a medida que avanzamos, y aunque al igual que los puzzles, nunca llegan a ser especialmente desafiantes, van ofreciendo variedad para que no todo sea explorar en busca de objetos o resolver puzzles.

De vez en cuando, los puzzles y las plataformas se combinan, aunque no de una forma espectacular, para que, por ejemplo, creamos zonas de plataformas moviendo cajas a las posiciones adecuadas para poder superar un obstáculo.

El principal problema tanto de varios rompecabezas como de las plataformas es que las físicas no son las más responsivas del mundo. Hay cajas que a veces no se comportan de forma realista, y la forma de moverlas no es la más cómoda del mundo. A esto hay que sumar que los controles para las zonas de plataformas no son los más precisos del mundo, sobre todo cuando nos tenemos que repeler con el imán. Hubo una zona en la que me tiré 5 minutos para poder repelerme de la forma adecuada, porque las físicas decidieron irse de vacaciones o algo por el estilo, lo cual fue bastante frustrante.

The Crow's Eye

Antes he comentado cómo The Crow’s Eye empezó siendo un survival horror, y se nota en varios aspectos. Para empezar, la atmósfera es bastante oscura, y no es raro escuchar algún que otro sonido pensado para ponernos en tensión. Lo “curioso” es que de vez en cuando, al explorar varias zonas puntuales (como al abrir un cofre), nos podrá atacar un bicho en plan jumpscare, que la primera vez sorprende, pero luego termina por cansar un poco, además de no aportar nada al juego.

En general, esa sensación de que al final todo termina cansando es un poco lo que le ocurre a toda la aventura. Cuando ves que la mayoría de puzzles consisten en mover cajas, ya sea para luego saltar, abrirnos camino o simplemente resolver un rompecabezas,  y que encima todos los puzzles se repiten una vez, termina siendo todo bastante familiar.

Es una pena, porque al principio el juego parece que tiene potencial, para luego encontrarse con sus propias limitaciones y un diseño que no llega a sorprender en ningún momento. Al menos, tiene la duración adecuada para que no nos cansemos (unas 4-5 horas), y estemos intrigados por saber qué narices pasa en esta universidad infernal.

The Crow's Eye

Técnicamente, no puedo comentar demasiado, ya que mi ordenador no es muy bueno y me he visto forzado a jugar con todo al mínimo. Al menos, la parte artística está bastante bien, ofreciendo una atmósfera bastante lograda. El sonido destaca bastante más que los gráficos, gracias a unas voces en inglés realmente buenas. La música cuando hace acto de presencia no está nada mal, aunque hay bastantes segmentos del juego en el que desaparece para que nos centremos en los efectos de sonido. Como al final estamos ante un juego sin enemigos reales, la tensión que podrían producir se reduce, y personalmente hubiera preferido algo más de música mientras exploraba el escenario.

Conclusión

The Crow’s Eye es un juego que empieza bastante bien y con potencial de ofrecer una aventura de puzzles y plataformas muy interesante. Sin embargo, no termina de cuajar del todo gracias a unos puzzles muy sencillos y unas secciones de plataformas que no siempre funcionan tan bien como deberían.

Aun así, se trata de un juego que da para unas buenas horas de intriga por el argumento, y que no llega a hacerse pesado en ningún momento. Por desgracia, tampoco llega a destacar, y ese es quizá su principal problema. Aun así, si queréis un juego con la atmósfera de un survival horror, una trama interesante y puzzles sencillitos, The Crow’s Eye os dará varias horas de diversión.

6

Nos consolamos con:

  • Trama interesante que avanza a buen ritmo a través de sus audios y textos.
  • Gran trabajo de doblaje.
  • Buena atmósfera.

Nos desconsolamos con:

  • Puzzles muy sencillos.
  • Varios problemas con las físicas de algunos objetos.
  • A los controles les falta precisión en las secciones de plataformas.

Ficha

  • Desarrollo: 3D2 Entertainment
  • Distribución: NKidu Games
  • Lanzamiento: 20/03/2017
  • Idioma: Textos en castellano y voces en inglés
  • Precio: 14,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *