7

The American Dream

The American Dream

Estamos en un momento bastante peliguado con respecto a la política en EEUU. Tras tanta masacre, las culpas vuelven a estar en los videojuegos, mientras que otro gran grupo sostiene que es por la gran cantidad de armas que hay en el país. Es un problema peliguado, y es por este motivo por el que es muy valiente por parte de Samurai Punk el lanzar justo ahora a la venta The American Dream.

Este título de VR puede parecer a simple vista otro shooter de galería, de los que abundan tanto en Realidad Virtual, pero el subtítulo “Virtual Reality Trip” es bastante más apropiado. Estamos en esencia ante un juego sobre raíles centrado más en contar una sátira sobre el uso excesivo de las armas en EEUU, que en disparar objetivos. Todos conocemos el ideal del Sueño Americano, y si a este le sumamos el uso total de armas, tenemos este The American Dream. ¿Será esta una sátira de calidad, o es para destrozarla a base de tiros?

Sí, tendremos un arma en nuestras manos todo el tiempo, pero el énfasis de The American Dream está claramente en la narración. Estaremos en un viaje sobre raíles que nos lleva por todas las etapas de nuestra vida, desde que somos bebés hasta que tenemos una familia, y por tanto, se ha cumplido el gran Sueño Americano. La diferencia está en la forma de interactuar con absolutamente todo en este extraño mundo es mediante armas de fuego. No es que sea la realidad como tal, ya que todos los demás humanos son meros cartones, y el narrador que nos va llevando de una etapa a otra es un perro labrador que nos cuenta qué ir haciendo, por qué las armas son tan buenas, etc.

The American Dream

Todo esto nos lleva a situaciones increíblemente absurdas, como que desde bebés ya usemos armas para llamar la atención de nuestro madre, que liguemos con la vecina de al lado usando un rifle de francotirador, o incluso comamos en un restaurante usando las armas. Las situaciones de la vida cotidiana se vuelven cada vez más absurdas por el uso de las armas de fuego, siempre tratándolas como si fueran la mejor herramienta del mundo para las mejores personas del mundo: los americanos.

En cierto sentido, The American Dream se puede tomar únicamente como algo puramente cómico, y en ese sentido es genial. El perro/narrador tiene unos diálogos brutales, al igual que muchos de los demás personajes que irán apareciendo a lo largo de nuestra vida. Sin embargo, es fácil ver la enorme crítica que hacen no solo al uso de armas, sino a muchos estilos de vida idealizados, como el abuso de la comida rápida, que más que tomar comida, lo que tomamos es pura grasa para provocar infartos.

No soy de meterme en política o en camisa de once varas en los análisis, pero es imposible no acabar The American Dreams con cierta perspectiva y una idea de con qué estamos de acuerdo o no. Personalmente, creo que tantos problemas que tienen en EEUU son por su idealización de las armas ya aferrarse tanto a la Segunda Enmienda, que tantísimo mencionan en el juego. Otros pueden creer otra cosa y tomarán el juego como una exageración, o incluso se sentirán ofendidos por él. Está muy claro que Samurai Punk tiene unas ideas concretas, y nos machacan con ellas todo el tiempo, sin demasiados rodeos ni medias tintas.

The American Dream

Esto hace que las situaciones que se nos presentan en The American Dream me parezcan tanto desternillantes como terroríficas a partes iguales. Creo que eso es lo que pretendía el estudio, y vaya si lo han conseguido. De hecho, me engancharon desde el primer momento, y no paré hasta que vi los créditos, unas 2-3 horas después de empezar.

Es una pena que toda esta carga narrativa se pierda en gran medida en nuestro idioma por un problema típico en la VR: el idioma. El juego está completamente en inglés, y en principio, parece que ayuda algo más que otros títulos, al ofrecer subtítulos. Sin embargo, los subtítulos no están muy bien implementados, al no cuadrar siempre con lo que dicen, tapar objetos del escenario o verse tapados por ellos, o incluso taparse unos diálogos con otros. Es algo que se debería de haber cuidado más, ya que es algo que ayuda bastante cuando no se domina por completo el idioma. Otro problema viene por el tratamiento del sonido. El doblaje de las voces es increíble (sobre todo el perro/narrador, que suena como los de los típicos infocomerciales americanos), pero hay veces que unas voces se pisan a otras sin poder entender ninguna de ellas. Incluso cuando hay algo de música, puede que suene más que las voces y no entendamos absolutamente nada, y al no poder depender totalmente de los diálogos, tenemos un problema importante.

Hasta ahora me centrado en la narrativa, ya que es el foco de atención de The American Dream. De las 2-3 horas del juego, igual la mitad nos la pasamos únicamente escuchando al narrador. El resto del tiempo dispararemos varias armas (dos pistolas, un rifle, una ametralladora o una escopeta) en lo que son esencialmente minijuegos.

The American Dream

Dentro de cada capítulo habrá varias estrellas ocultas que podemos buscar además de completar el objetivo que sea, como cocinar hamburguesas, bailar con la novia (o novio) en el baile de final de curso, limpiar coches o pescar. Todo lo hacemos con armas, y el control de las armas es muy bueno.

Las pistolas son bastante típicas, al llevar una con cada mano. Para recargar, tenemos que pulsar unos botones de nuestro asiento, que hacen lanzar cargadores, y tendremos que poner el arma de la forma adecuada para que el cargador entre en la pistola. Es muy divertido de hacer, ya que te sientes como el p*to amo al hacerlo. Solo falta que nos caigan unas gafas de sol para hacernos más guays todavía.

Las otras armas de dos manos vienen equipadas con una pistola-mano, que tendremos que usar para hacer la acción de recarga, ya sea emplear el cerrojo del rifle o el “cachin” de la escopeta. En este último caso, es muy satisfactorio usar la escopeta, con que no me importaría más shooters usando así las escopetas.

The American Dream

Como mencionaba antes, las secciones en las que jugamos son básicamente minijuegos, y no todos son igual de buenos. El de la hambuguesería me gustó mucho, mientras que otros duran demasiado. Esto se puede aplicar a varias escenas en general, que tendrían mucho más impacto si fueran algo más cortas, aunque eso significara llevar la duración de cerca de las 3 horas a más bien 2. Por tanto, el ritmo es un poco desigual, con algún capítulo más soso seguido de alguno mejor.

Por lo poco de “juego” que tenemos en The American Dream y el énfasis total en la historia, cuando ya hayamos completado la historia, no tendremos demasiados motivos para rejugarlo todo. Aun así, para mostrar a amigos capítulos sueltos es de lo más divertido, y probar los diálogos con el chico o chica como pareja es bastante curioso para alguna ocasión suelta.

En lo visual, el juego funciona bastante bien, ofreciendo escenarios muy nítidos. No es que estén muy detallados, pero el apartado artístico es lo que hace que todo gane tantísimo, al vendernos de forma perfecta esta visión idílica de EEUU de los años 50. Y sí, el uso de cartones funciona bastante bien, algo que no me esperaba inicialmente.

The American Dream

Conclusión

The American Dream es un juego que no dejará indiferente a nadie. Se lanza en un momento muy crítico con la violencia de los videojuegos en el punto de mira, y el entredicho del uso de armas en EEUU. Esto puede alejar a más de uno, pero os animo que le deis una oportunidad. La sátira que nos proponen tiene un claro mensaje anti-armas (o mejor dicho, en contra de su uso excesivo), pero está realmente bien hecha y con unos diálogos impagables.

El precio al que sale a la venta es bastante apropiado para lo que dura, y aunque no juguemos demasiado, el control de las armas que controlamos es realmente bueno. Entre esto y el sentido del humor, The American Dream es una experiencia bastante recomendable si tenéis un dispositivo de VR.

7

Nos consolamos con:

  • Diálogos muy, muy divertidos
  • Sátira que divierte y horroriza a partes iguales
  • Control de las armas impecable
  • Apartado artístico genial

Nos desconsolamos con:

  • Completamente en inglés
  • Problemas con el audio, lo que nos hace perdernos algunos diálogos
  • Los subtítulos son bastante mejorables
  • Algunos capítulos duran más de lo que deberían

Ficha

  • Desarrollo: Samurai Punk
  • Distribución: Samurai Punk/Avance (Versión física)
  • Lanzamiento: Digital: 14/03/2018 - Físico: 07/04/2018
  • Dispositivo VR usado: PS VR
  • Idioma: Textos y voces en Inglés
  • Precio: Digital: 19,99 € - Físico: 24,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *