8

Tales of Berseria

Tales of Berseria

No voy a engañar a nadie. Es mi primer Tales of, o quizás debería decir que es mi primer Tales of sin abandonarlo a las pocas horas de empezarlo por ser incapaz de adaptarme a la personalidad de sus protagonistas o al sistema de combate. Y este quiero y no puedo viene de lejos, desde la época de PSX con Tales of Destiny hasta PS3 con Tales of Xillia pasando por GameCube o PSP (Tales of Symphonia y Tales of Eternia respectivamente) entre muchos otros títulos. El resultado siempre ha sido el mismo: abandono. Con Tales of Zestiria, sin embargo, mis ganas se volvieron a regenerar, pero la mala crítica del título dirigido por Hideo Baba hicieron que siquiera intentase probarlo.

Y entonces llegó ella, Velvet Crowe, la protagonista de Tales of Berseria que aparentaba maldad y sensualidad al mismo tiempo. Y a mí este tipo de diseños me ganan, me superan y, por lo tanto, me prometí a mí mismo que éste sería el Tales of que quería jugar, sí o sí, desencadenando una batalla interna que decantaría finalmente la batalla a favor de Namco Bandai y su nuevo proyecto, esta vez con Yoshimasa Tanaka a la cabeza de dirección.

La prueba de fuego definitiva llegó antes de lo esperado, pues el pasado 19 de enero se publicó la demo de Tales of Berseria y con ella, el fin de mis batallas internas; el fin de la guerra. Me encontré con un juego precioso a nivel visual, unos protagonistas que no paraban de lanzar puyas contra el sexo opuesto y otros diálogos tan sorprendentes como estúpidos. Y qué decir del combate; un sistema tan rápido y confuso que no entendí un carajo de lo que estaba pasando por pantalla… Cosa que me encantó. A todo esto, la banda sonora a manos del maestro Motoi Sakuraba hizo que la decisión fuese más fácil de tomar: Tales of Berseria era mi juego de enero.

Berseria y el cuñadismo

La historia de Berseria transcurre en Wasteland, 3000 años antes de las aventuras protagonizadas por Sorey en Tales of Zestiria (en este juego, el mundo se llama Glenwood). Sí, ambos títulos comparten el mismo mundo, la misma mitología, así que si has jugado a Zestiria te sonarán nombres y localizaciones, incluso enemigos… ¡Hasta conocerás el destino de alguno de los protagonistas de Berseria! En cambio, para los que solo hemos jugado a Tales of Berseria, se nos abrirá el apetito para conocer más sobre el mundo de Wasteland con Zestiria y nos dará un nuevo prisma del universo creado por Velvet Crowe y culminado por Sorey.

El inicio del juego nos atrapa a los pocos segundos. Una noche oscura y de color rojo, un apuesto joven protegiendo a su familia; humanos que son transformados en hombres lobo. La Noche Escarlata es una maldición que asola el mundo y que transforma a los humanos en bestias, también llamadas Daemons. Dicha noche solo ocurre una vez cada 3 años, pero hace que el mundo sea un coto de caza para los demonios que solo piensan en alimentarse. Los hermanos Crowe, Velvet y Laphicet, y su cuñado Arthur son los supervivientes de la primera Noche Escarlata que se conoce. Pero por el camino pierden a Celica Crowe, hermana mayor de los críos y pareja de Arthur.

Tales of Berseria

Tres años después de estos terribles sucesos, todo parece estar en calma salvo las terribles fiebres que sufre Laphicet. A parte de esto, la pequeña aldea de Aball vive en paz y harmonía tres años más. Pero se acerca una segunda Noche Escarlata y con ella, se abren viejas heridas que hace que Arthur ejecute su plan y realice un conjuro de protección a cambio de un sacrificio humano. Dicho sacrificio hace que Velvet Crowe no soporte el dolor y se transforme en una poderosa y violenta criatura, capaz de absorber el poder de los Daemons mientras los devora. Es tanta la rabia que arde en su interior que su única razón para no perder la cordura definitivamente es la venganza. Velvet tiene como objetivo lo que todo ser humano desea en las comidas familiares: destruir a su cuñado. Así comienza Tales of Berseria, el juego que hará justicia contra el cuñadismo.

Una banda de desgraciados y egoístas

Tras ser transformada, Velvet es encerrada durante años en la Prisión de Titania, una fortaleza en medio del océano donde la Abadía apresa y encierra Dameons de todo Wasteland. Dicha fortaleza está rodeada de condiciones meteorológicas muy adversas, lo que hace imposible cualquier plan de fuga. Pero eso no frenará a Velvet en su vengativa misión: la joven es liberada y ésta provoca un motín, liberando a todos los Daemons encerrados. En este instante es cuando Velvet conoce a sus dos primeros aliados, Rokurou Rangetsu, un espadachín samurái deshonrado y la vengativo y Magilou, una joven y alocada maga negra sin motivaciones más allá de hacer lo que le venga en gana. Ella será la verdadera estrella del juego, os lo puedo asegurar.

Tales of Berseria

Tras el motín los sucesos del juego nos presentarán al resto de protagonistas. Eizen, un joven y maldito pirata que lleva la muerte a sus espaldas, nos ofrecerá transporte a cambio de encontrar a su capitán, un tal Van Aifread. El jefe de la maldita tripulación ha sido secuestrado por un alto miembro de la Abadía, la organización más importante y sacra de Midgand, reino donde se desarrolla las aventuras de Berseria. Sin apenas darnos cuenta, Velvet ha formado su pequeña banda de piratas que irá de continente en continente superando todos los obstáculos necesarios para lograr su objetivo, sin importar demasiado el método utilizado para ello (y ningún método es bueno). En una de estas incursiones, Velvet “secuestra” a Número Dos, un jovencísimo Malak (o Malakim) que es despojado de su Exorcista. Los Malak son reencarnaciones de seres humanos caídos que sirven a los exorcistas a modo de apoyo en combate. Los Exorcistas, por su parte, son un equipo de élite de la Abadía que reciben el Poder del Repectáculo o capacidad para vincular Malakims a su existencia para poderlos usar a su voluntad.

Número Dos termina bautizado como Laphicet, Laphi o Phi dependiendo del momento en el que se encuentre la historia y el proceso madurativo del renacuajo. Cabe destacar que los Malak carecen de libre albedrio y solo son usados como objetos que se limitan a acatar órdenes. Sin embargo, estar acompañado de esta panda de inadaptados hará que comience a replantearse su existencia y será, de largo, el personaje con mayor y mejor desarrollo personal de todo el juego. En el resto de expedición, tanto los protagonistas de la aventura como los secundarios, evolucionan de forma correcta. Algunos se quedan en la cuneta a medio juego, otros progresan durante toda la aventura y otros, incluso, oscilan entre el bien y el mal. En líneas generales, es un cast realmente bueno, con brillantes diálogos entre ellos y momentos de lo más alocados, perversos… E incluso pervertidos.

Tales of Berseria

Si algo destaca de Tales of Berseria es su elenco de protagonistas. Si partimos de la base que Velvet es un ser lleno de odio que le importa muy poco las consecuencias de sus actos si eso le acerca cada vez más a su objetivo final, nos podemos imaginar qué clase de repudiados sociales acompañarán a la protagonista en el juego. Generalmente, todos los personajes y secundarios serán “acogidos” bajo coacción o amenaza de muerte, o simplemente son recibidos como seres que no tienen dónde ir, destinados a morir en el olvido, en una fría y desolada cueva. Esto sí que es un Escuadrón Suicida.

Sistema de combate

Uno de mis objetivos era entender lo que había ocurrido en la demo de Tales of Berseria. De dar sentido a ese montón de hostias que se presentaba por pantalla, con luces y colores y animaciones fabulosas: erré de primeras. La verdad es que el sistema, para un newbie en la saga como yo es realmente un reto. Y debo decir que, a día de hoy, aún con la historia completa y las horas consumidas, sigo sin entender ciertos aspectos del juego. Pero bueno, voy a intentar ser lo más “Tales para Dummies” posible, para ayudar a gente como yo a comprender cómo funciona el sistema de batallas de este nuevo y oscuro Tales.

El nuevo sistema recibe el nombre de Liberation Linear Motion Battle System y como novedad más importante respecto a cualquier entrega de la saga, éste no sigue una línea recta a la hora de combatir ni tenemos que pulsar ningún botón para entrar en modo Free Run y movernos libremente por el escenario. En Tales of Berseria podemos utilizar todo el campo de batalla para movernos libremente y poder realizar diversas tácticas o escapar de la zona enemiga si estamos recibiendo demasiadas collejas.

Tales of Berseria

Como en Tales of Graces o Tales of Zestiria, utilizaremos un sistema de Artes en forma de árbol que se podrán asignar a cada botón de acción (en el caso de PS4 a cuadrado, círculo, triángulo y cruz). Cada botón de acción podrá albergar hasta cuatro Artes distintas. A medida que subamos de nivel nuestro personaje, éste adquirirá nuevas Artes que podremos incorporar al árbol. Pero ojo, las Artes se pueden mejorar con su uso y se pueden combinar entre ellas para crear nuevas sinergias, potenciando el efecto de las mismas dependiendo del tipo y la clase de enemigo. Bastará con pulsar el botón R1 para inspeccionar al enemigo y ajustar las habilidades con el panel táctil de nuestro mando para configurar sobre la marcha las Artes necesarias para cada tipo de enemigo. Y esto es muy importante porque el sistema de Berseria se basa en buscar las debilidades de cada tipo de enemigo y romperla en mil pedazos para empezar a repartir hostias como panes.

Tales of Berseria

Otra de las grandes novedades de Tales of Berseria es el Soul System. Cada personaje tiene un medidor de Soul, representados con rombos de color azul en el HUD de nuestro personaje. Cada rombo significa que podemos concatenar una serie de Artes o combinarlas entre ellas pulsando los distintos botones. A medida que ataquemos, los robos (también llamados BE) se irán consumiendo y solo se recargarán si dejamos de pelear o si logramos romper alguna defensa del enemigo (elemental, de flanco, etc.) podemos llegar a tener hasta cinco puntos BE lo que permitirá a nuestros protagonistas no parar de atacar y lanzar artes cada vez más poderosas. Si golpeamos con todos los BE recargados, pegaremos más fuerte y será más probable poder romper alguna defensa.

¿Es posible recuperar BE? Sí. Podemos recuperar BE o bien rompiendo defensas enemigas (encontrando el arte concreto para ello) o bien, bloqueando y esquivando un ataque enemigo en el momento perfecto. Si eso ocurre, aparecerá por el mapa ítems luminosos que recuperarán puntos BE. Vale, necesito muchos BE para poder encadenar más combos y hacer más daño, pero ¿eso es todo? Pues no, porque Tales of Berseria incorpora el sistema Break Souls que hace que el juego sea más espectacular y más táctico si cabe. Esto es importante, si tenemos como mínimo tres puntos BE podremos activar el modo Break Souls que hace que se ejecuten artes ocultas y mucho más poderosas que romperán todo tipo de defensas en el enemigo. Cuando tenemos tres o más puntos BE, podemos pulsar el botón L2 para activar este modo y empezar a hacer estragos en el combate. La situación más común que os encontraréis contra enemigos poderosos es que os quedéis siempre con un o dos puntos BE y busquéis de forma desesperada la habilidad necesaria para poder romper alguna defensa y conseguir ese tercer punto que os permita activar el modo Break Souls y empezar a ser productivo en el combate.

Pero eso no es todo. Tales of Berseria incorpora el modo Blast, que también regresa a esta nueva entrega Tales of. El modo Blast es un contador que se va rellenando a medida que utilicemos las Break Souls. Cuando el contador también llegue a tres, podremos ejecutar con el botón R2 un poderoso ataque especial que hará verdaderos estragos. Ahora bien, procura lanzarlo cuando estemos provocando el máximo daño al enemigo (si este se encuentra abatido o aturdido y/o con la defensa rota), el lance del combate se decantará MUY favorablemente a tu favor.

Wasteland, un enorme mundo que explorar…

Pero no de primeras. El mundo de Tales of Berseria está bastante encorsetado al principio de la aventura. Durante las primeras 20 horas aproximadamente todo se basará en ir de “A a B” y no te puedes desviar porque siempre hay un asentamiento de la Abadía montando guardia o el típico diálogo de “ahora no debemos despistarnos”. Eso me molestó, solo un poco, aunque no en exceso pues la trama del juego era realmente atractiva (además de enterarme que es algo marca de la casa). Cuando el juego avanza un poco más ya podemos hacer algunas (no muchas) misiones secundarias o hacer misiones de cacería de Daemons ultra peligrosos que andan sueltos por todo el mundo de Wasteland. Algo es algo.

Tales of Berseria

Durante nuestro periplo también recogeremos Almas de Gato. Una especie de esferas que servirán para abrir cofres especiales, de color rosa, que contienen hermosos gatitos que nos darán complementos para vestir a nuestros protagonistas. Algunos cofres requieren una gran cantidad de Almas de Gato por lo que no está de más que vayas recogiendo durante tu aventura para ir abriéndolos todos. Algunos atuendos son totalmente desternillantes. Tanto las almas como los cofres los encontraremos repartidos a lo largo y ancho de las localizaciones que visitemos en Tales of Berseria. Además de Almas de Gato, también encontraremos esferas brillantes y parpadeantes en paredes, plantas, estanterías, etc. Recógelos siempre que puedas pues se trata de ingredientes y/o componentes para cocinar nuevos platos y/o mejorar armas y armaduras.

Y como buenos piratas, no podía faltar lanzar expediciones a terrenos desconocidos. Las expediciones son un minijuego pasivo donde mandamos a nuestro barco a surcar islas desconocidas en busca de tesoros en forma de ingredientes comunes, recetas secretas y un montón de extras que atacarán directamente a tu OCD. Cada expedición dura unos treinta minutos reales y se nos avisará cuando el navío haya atracado en el puerto (para volver a mandarlos de paseo, claro).  Tenemos cacerías, cocina, expediciones, coleccionables y misiones secundarias. Pero aún faltan varias cosas. Por un lado, tenemos un mini juego de cartas y un minijuego con distintos retos que nos permitirá recoger Monedas Tales que podremos canjear por complementos especiales o accesorios fuera de lo común. Vamos, que en Tales of Berseria no te vas a aburrir tan rápidamente.

Apartado técnico

Si algo tiene la culpa de que hoy, aquí, os esté escribiendo esto sobre Tales of Berseria, es su apartado técnico y artístico. El trabajo de Mutsumi Inomata o Daigo Okumura entre otros en el diseño de los personajes es, simplemente sublime. De no ser por el look oscuro y despreocupado de Velvet Crowe, quizás este juego no me hubiese llamado ni una décima parte de lo que me llamó. Todos y cada uno de los personajes tienen un look maravilloso, único. Para mi gusto, ninguno baja el listón y en las escenas reales del juego, mucho menos. Los escenarios son vivos, preciosos, grandes y muy bien detallados, el único pero que pongo es no ver ciclos de día-noche o cambios climatológicos, pero qué narices, es hermoso recorrer los parajes de cada continente y saber que lo único que vamos a hacer es sembrar el horror allá por donde pasemos. Es tan poco común una historia así que solo podemos sonreír malévolamente.

Pero si el juego ya me entró por los ojos, lo que entró por mis oídos no fue peor. No entendía como la demo de Tales of Berseria podía tener temas tan hermosos hasta que me descubrieron que el compositor del juego era, nada más y nada menos que Motoi Sakuraba. Vale, sí, siempre ha sido el compositor de la saga, pero escuchando otras bandas sonoras de la saga, la de Berseria está en otra liga, otra galaxia. Totalmente lógico si ha compuesto parte de la Banda Sonora de la Humanidad, la banda sonora de Dark Souls III.

Cabe destacar que el juego nos permite ajustar el audio de salida tanto en idioma inglés como las voces originales en japonés. He jugado varios tramos del juego en cada idioma y la verdad es que los dos son realmente buenos. Pero seamos sinceros, es un juego japonés, tiene momentos puramente nipones, sería un insulto no vivirlos en su versión original y disfrutarlo como originalmente estaba pensado. Eso sí, que nadie se asuste pues el juego llega perfectamente traducido al castellano, y una señora traducción. Todo son buenas noticias.

Conclusión

He perdido la virginidad con un Tales of y como buen virgen a los 34 (casi 35), quería que saliese bien, que fuese con el juego perfecto para mí. Muchos lo han intentado y solo uno lo ha conseguido, y como buen virgen desvirgado, ha sido mágico, pura fantasía. Las aventuras de Velvet Crowe me han atrapado desde el principio y he devorado, literalmente, el juego en poco más de una semana. Vale que igual me he dejado cosas por hacer, pero la historia estaba tan interesante que no quería desviar mi atención en exceso en otras tareas que fuesen llevar a cabo mi venganza, nuestra venganza. El resto del mundo puede esperar, al fin y al cabo, el mundo entero nos importa un pimiento, ¿verdad?

El resultado de más de 40 horas de juego es que hoy mismo he comprado Tales of Zestiria. El universo que se muestra, el lore del mundo y su mitología, los personajes…  Todo me ha gustado tanto que no me conformo con Tales of Berseria. Necesito saber más, quiero ver como evoluciona Wasteland y necesito saber como el mundo se vuelve a ir a la mierda en las aventuras de Sorey; quiero ver todas esas referencias y seguir disfrutando de la saga, porque ya me he quitado todos los miedos con ella y necesito experimentar más con la saga. Ahora tengo miedo que nada llegue al nivel de Berseria, pues el setting oscuro, la banda sonora y Magilou han marcado un antes y un después en mi corazón.

8

Nos consolamos con:

  • Personajes con un desarrollo brutal y una historia que se sostiene hasta el final.
  • Entornos preciosos y banda sonora brillante.
  • El sistema de combate es rápido y frenético, a veces demasiado.
  • Magilou.
  • Aunque no sea su fuerte, se agradece el contenido extra del juego (atuendos, misiones secundarias y cacerías).

Nos desconsolamos con:

  • Algunas localizaciones no ofrecen demasiada recompensa y a veces se exceden de longitud.
  • El combate termina siendo muy repetitivo.
  • Algún que otro personaje se pierde por completo a mitad de juego.

Ficha

  • Desarrollo: Namco Bandai Games
  • Distribución: Namco Bandai
  • Lanzamiento: 27/01/2017
  • Idioma: Textos en Castellano y voces en Inglés o Japonés
  • Precio: 64,95€

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *