3

SYREN

syren

Si algunos juegos acojonan ya de normal en una pantalla, cuando los vives en Realidad Virtual es realmente para huir corriendo. Si no fuera por los cables del HTC Vive que nos mantienen enganchados al ordenador ya lo habríamos hecho en más de una ocasión mientras jugamos a SYREN, el nuevo juego del estudio inglés Hammerhead VR.

Tenía muchas ganas de jugar a un buen juego de terror con el HTC Vive, pero sin embargo, la multitud de errores y la falta de pulido que tiene este juego hará que a menudo se pierda la inmersión, algo que es un crimen en cuanto a Realidad Virtual se refiere.

SYREN intenta tomar el relevo a Alien: Isolation en cuanto a juegos de terror futuristas donde nos veremos perseguidos por terroríficos seres -en este caso Sirenas, pero no de las que cantan dulces canciones- y donde no nos queda otra que intentar evitar encontrarnos con ellas, o destruirlas, para avanzar. Nos encontramos en una base submarina que parece que debemos evacuar. La buena impresión inicial se verá rápidamente afectada por dudosas decisiones en cuanto al diseño del juego. A nivel gráfico no pinta mal, pero lo malo es que el afán por crear un entorno realista hace que cualquier cosa que se aleje de la realidad rompa estrepitosamente la inmersión. Por ejemplo, es posible coger las cosas de dentro de un armario… sin abrirlo, a través del cristal. Si tiramos un bote de vidrio al suelo nunca se romperá y cualquier cosa que lancemos nos recompensará con un sonido apagado, como distante, que a menudo es igual independientemente del material.

Eso lo podríamos llegar a perdonar, pero lo malo es que desde la primera sección ya nos daremos cuenta de la decepción que nos espera tras encontrarnos con la primera de las sirenas. A esta llegaremos tras apagar un incendio con un extintor -algo que nos acaban de enseñar a hacer en el tutorial- y se encuentra esperando detrás de una puerta en un encuentro claramente en el guión. La primera reacción instintiva ante el grito estremecedor de la sirena es intentar huir, momento en el que descubrimos que eso es algo imposible desde el momento que abrimos la puerta y no nos podemos desplazar. Cuando morimos -a mordiscos en primer plano de la sirenita- volveremos al principio de nivel. Venga, otra vez a apagar el incendio y a volver a abrir la puerta. Entonces, quizás funcionen los puñetazos, ¿no? Al fin y al cabo tenemos los mandos del HTC Vive en la mano. Pero no, ni se inmuta y más mordiscos. Hasta que descubramos que hay una hacha cerca de la zona inicial que podremos usar contra la sirena si le golpeamos directamente en la cabeza. También podemos usar el hacha para destruir una serie de cajas justo antes de la puerta, que se rompen como si fueran de piedra tras el roce del hacha, y es algo que había evitado hasta el momento ya que es imposible pasar esas cajas usando teletransporte.

Syren

En SYREN podemos tanto desplazarnos con teletransporte, algo que aprecian las tripas de los más susceptibles al mareo en VR, o locomoción. Además, si estamos con HTC Vive como ha sido mi caso, nos podemos desplazar por la habitación simplemente andando. Aunque al principio suceda sin querer, esto último hace que podamos atravesar las paredes, algo que engañará vilmente a las sirenas que nos persiguen. Es una pena que lo hayan permitido, pero ¿para qué abrir una puerta si la podemos atravesar?

El diseño de los niveles también deja bastante que desear y hay decisiones difíciles de entender. El juego ya es corto de por si, pero es que además hay espacios que no parecen aportar nada al juego. Es un poco confuso, ya que es probable que no queramos indagar demasiado ya que en esos espacios igualmente hay una sirena y queremos ahorrarnos el tener que empezar desde el principio del nivel de nuevo. Hay momentos que simplemente existen porque sí, como por ejemplo, una especie de vehículo sobre railes en uno de los niveles que avanza en línea recta por un pasillo. En un determinado momento, una explosión ocurre detrás nuestro, pero como se me había caído la tarjeta necesaria para salir del nivel, simplemente decidí volver para atrás y como si nada hubiera ocurrido.

Syren

La animación de las sirenas tampoco acompaña y aniquila completamente su realismo. Por alguna misteriosa razón, las sirenas tienen piernas y de sus pies aparecen un tipo de protusiones, como si de atletas paralímpicos se tratara. Si cuando andan parece que derrapan, cuando corren lo hacen de forma brusca y alocada, sin ningún tipo de control hasta estar encima nuestro, cuando la animación cambia a los dichosos mordiscos. Mientras te muerden, siguen ahí delante tuyo, incluso si os ponéis boca abajo la sirena seguirá ahí, del revés claro. También tienen problemas de IA, a veces nos verán desde la otra punta de la habitación, pero otras no se darán cuenta que estamos justo delante suyo. Además, parece que no pueden ver a través de cristal. Corriendo como corren, a menudo también se encallarán con los objetos del entorno.

Cada nivel está claramente escrito en el guión. Las sirenas empiezan en el mismo sitio y patrullan haciendo el mismo recorrido, lo que hace que sea posible memorizar el mejor camino y le quita la diversión de tener que improvisar.

Tampoco ayuda el aspecto sonoro de las sirenas. Van gruñendo todo el rato y es imposible determinar en muchos casos la distancia o dirección del gruñido, que también cruza las paredes y cristales como si fuera aire.

Syren

Y a todo esto se suman multitud de glitches que hacen pensar que el juego no ha tenido un proceso de testeo. Ventiladores que en vez de girar lateralmente en su eje lo hacen de delante a atrás, botones que se quedan volando frente nuestro cuando se abre la puerta, objetos que desaparecen por debajo del suelo, como fue el caso de la llave que necesitaba para terminar el nivel y que me hizo reiniciar, o incluso secciones con la textura cuadriculada que Unreal Engine 4 pone por defecto. A lo largo del juego encontraremos alguna arma, pero cuando la agarremos nos daremos cuenta que la posición es totalmente antinatural y que para disparar debemos de apuntar como si se tratara de una linterna y, lo que es peor, disparar con el trackpad en vez del gatillo (ya que este es la tecla para agarrar objetos).

Vamos, que al precio que llega SYREN, se hace muy difícil de justificar y, aunque tiene algún puzle o momento memorable y los desarrolladores tienen muy buena voluntad y parecen estar dedicados a arreglar los problemas, creo que estos son lo suficientemente profundos para que se puedan llegar a solucionar. Con SYREN se han centrado mucho en conseguir un buen aspecto visual en un juego de VR, pero han dejado atrás la jugabilidad.

3

Nos consolamos con:

  • Aspecto visual
  • La oportunidad de jugar a un juego de terror en Realidad Virtual.

Nos desconsolamos con:

  • Diseño que deja mucho de desear.
  • Gran multitud de fallos y falta de pulido.
  • Excesivamente caro.

Ficha

  • Desarrollo: Hammerhead VR
  • Distribución: Hammerhead VR
  • Lanzamiento: 15/02/2017
  • Dispositivo VR usado: HTC Vive
  • Idioma: Inglés
  • Precio: 19,99€

SYREN está disponible para HTC Vive y Oculus Rift, y más adelante también lo saldrá para PS VR.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *