8

Synth Riders

La mayoría de los juegos musicales para la Realidad Virtual intentan apostar por elementos futuristas, ya que al fin y al cabo, la VR es casi algo del futuro. Esto es lo que ha dado tantísimo éxito a Beat Saber (las espadas láser no es que sean muy retro), y lo mismo ocurrirá en breve con Audica. Sin embargo, hay un género musical que ha repuntado bastante, sobre todo por la popularidad de series muy ochenteras como «Stranger Things»: El synthwave.

Es aquí donde entra Synth Riders, el juego musical de Kluge Interactive que lleva ya bastante tiempo en Early Access, pero por fin se pone a la venta en su versión completa. No solo eso, sino que también llega a Oculus Quest. ¿Preparados para una buena dosis de música y estética retro-futurista?

A nivel de mecánicas, estamos ante una propuesta bastante conocida para los que jugamos a títulos musicales en la VR. Cada brazo tiene un objeto de un color que corresponde con las notas que aparecen en pantalla, teniendo que llevar cada brazo a la nota correspondiente. Además, hay diferentes obstáculos que debemos esquivar para no ir perdiendo energía y acabar la canción antes de tiempo. Como particularidad, habrá una serie de notas especiales, que debemos «pulsar» con las dos manos a la vez (notas doradas), o con una sola mano, que elegiremos nosotros al pulsar la primera nota (notas verdes), obteniendo un bonus especial por completar esta serie de notas especiales.

Obviamente, saber la teoría es más fácil que luego trasladarla a la práctica, y aquí es dónde entran los diferentes modos de juego de Synth Riders. No tenemos ningún tipo de campaña ni nada, sino directamente, las canciones, junto a una serie de textos para enseñarnos a jugar (en inglés, eso sí). Por lo que he visto, en PC hay un editor de mapas para crear canciones de manera oficial, pero no he encontrado nada de esto en la versión de Oculus Quest, que es la que he analizado.

Disponemos de un total de 31 canciones, que podremos jugar en el modo tradicional, en un modo que mide la fuerza con la que pulsamos las notas para puntuarnos, y otro donde podemos activar diversos modificadores, como hacer las notas más grandes o más pequeñas, lo que afecta a las puntuaciones que recibimos. Al final, son pequeñas modificaciones en la forma de jugar, por lo que la clave es que la base sea sólida, y aquí Synth Riders no decepciona.

En vez de estar quietos en una zona a que las notas vayan a nosotros, en cada escenario nos moveremos hacia delante, por lo que somos nosotros los que avanzamos hacia las notas. Puede parecer tonto, pero creo que esto da mayor dinamismo a las canciones, y unido a los 7 escenarios dinámicos por los que nos ponemos a «bailar», tenemos una experiencia de lo más satisfactoria. La forma en la que están las notas dispuestas también ayuda, al tener notas sueltas, junto a otras que nos obligan a seguir su «ola», para que mantengamos siempre el ritmo en el cuerpo.

Las 31 canciones se pueden dividir entre las más típicas del synthwave, otras más de EDM, y otro grupo final con toques de hardcore metal, lo cual me ha sorprendido por lo bien que funciona con esta estética. De todos los temas, no es que hubiera ninguno especialmente reconocible, a excepción de «Tonight» de «Sunset Neon», pero aun así, su calidad es bastante alta. Por lo visto, en PC la manera de meter mods es muy fácil, y espero que en Quest ocurra lo mismo en el futuro, ya que eso siempre le dará más vida útil al juego.

Aun así, Synth Riders ahora tiene bastante que ofrecer, ya que puede haber hasta 5 niveles de dificultad. Todas las canciones tienen 4 niveles de dificultad, pero algunas tienen hasta 5, para ofrecer un reto cada vez mayor. Y creedme, aunque en Beat Saber seais los reyes del mambo, aquí va a tocar cambiar el chip, ya que los movimientos que haremos son diferentes, y lo más probable es que, al empezar, fallemos más de una canción. De hecho, ha sido como volver a empezar de nuevo desde la dificultad «Difícil», con algún tema todavía resistiéndome en las dificultades más altas. Pero como ocurre en todos los juegos musicales, esa subida gradual de dificultad es de lo más satisfactoria.

En general, Synth Riders es satisfactorio a todos los niveles, gracias a la vibración de los mandos al golpear cada nota, ver cómo obtenemos cada vez mejores puntuaciones, etc. Lo único que sí creo tiene margen de mejora, al menos en Oculus Quest, son los tiempos de carga. Son muy breves, pero los micro-cortes que hay entre elegir una canción y empezar a «bailar» cortan un poco el ritmo, y es algo en lo que títulos como Beat SaberDance Central no tienen en Oculus Quest.

Conclusión

Está claro que el juego musical rey en la VR es Beat Saber, pero tener propuestas similares y a la vez diferentes como Synth Riders me encanta. Su estética ochentera, junto a una selección de canciones bastante variada, la forma de navegar los 7 escenarios y la calidad de los mapas, hacen que estamos ante otro juego musical de lo más recomendable. La adaptación a Oculus Quest del juego es excelente, al poder jugar sin cables (siempre una delicia) y sin ningún problema de tracking en las intensas coreografías a las que nos enfrentaremos.

El soporte oficial para mods es también un acierto (al menos en PC, ya que en Quest no he encontrado la opción), lo que redondea un juego musical bastante completo y divertido. Mover el esqueleto en estos entornos retro-futuristas al ritmo de la música synthwave es una experiencia genial, con que si estáis buscando otro juego musical al que engancharos, Synth Riders no os decepcionará.

8

Nos consolamos con:

  • Tres géneros musicales que pegan mucho con la ambientación y mecánicas
  • Los 7 escenarios son de lo más llamativos
  • Mapas que nos hacen bailar de lo lindo

Nos desconsolamos con:

  • Los micro-cortes para cargar las canciones en la versión de Oculus Quest
  • Si estáis esperando canciones muy conocidas, mejor esperad sentados

Ficha

  • Desarrollo: Kluge Interactive
  • Distribución: Kluge Interactive
  • Lanzamiento: 31/10/2019
  • Idioma: Textos en Inglés
  • Precio: 16,99 €

Comentarios

  1. Muchas gracias Manuel!

    Y para todos, los mods SÍ son compatibles con la versión de Oculus Quest. Se introducen igual que en PC, o de forma más fácil, usando Sidequest. Todo de forma oficial, con que cuando se actualice el juego, no deberían de romperse los mods ni nada por el estilo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *