8

Super Cloudbuilt

Super Cloudbuilt

Desde que se introdujo el parkour en los videojuegos, se ha explotado mucho para títulos de plataformas, y más desde Assassin’s CreedMirror’s Edge, que lo aprovecharon a la perfección. Así han surgido varios juegos de plataformas que han aprovechado bastante bien este estilo urbano de movimiento, en algunos casos de forma realista, y en otros, yendo a por la locura más extrema.

Super Cloudbuilt de CoilworksDouble Eleven, apuesta claramente por la locura, al ser la versión mejorada del título que ya llegó a Steam hace un tiempo. Aprovechando las mejoras (de ahí el “Super”, no es que la protagonista lleve capa), el juego ha llegado a consolas, dispuesto a hacernos movernos a toda velocidad por sus escenarios con nuestras habilidades de parkour y un jetpack. ¿Listos para saltar y correr por las paredes sin parar?

En Super Cloudbuilt controlamos a Demi, una joven que está en forma de cuerpo etéreo, sin poder acceder a su cuerpo físico, que está postrado en una cama de un hospital. A medida que vayamos completando niveles, iremos descubriendo más de Demi y el conflicto que la ha llevado a esta situación, aunque a decir verdad, no estamos ante un juego en el que la narrativa sea lo más importante, estando todo el peso en la parte jugable.

Super Cloudbuilt

A pesar de tener que superar niveles, un aspecto que me ha gustado de Super Cloudbuilt es cómo no tenemos que completar cada fase en un orden concreto, sino que tendremos a nuestra disposición varias alas del hospital en el que estemos, que se irá desarrollando de forma independiente a las demás. Esto nos permite que, si nos atascamos en un nivel en concreto, podamos dejarlo y seguir con otro, sin por ello frenar por completo nuestro progreso, lo cual es de agradecer.

En cuanto a las mecánicas, básicamente podremos correr por las paredes, saltar en cualquier dirección desde ellas, y usar un jetpack para dar un doble salto o correr por las paredes hasta en vertical. La gracia está en combinar nuestras habilidades, ya que por ejemplo, correr por una pared sin usar el jetpack depende por completo de nuestra velocidad, por lo que encarar un muro tras habernos dado un impulso con el jetpack nos permitirá llegar más lejos. También es posible que necesitemos darnos algo de impulso con el jetpack una vez estemos en el muro, ya sea porque no lleguemos o tengamos que ganar algo de altura para esquivar obstáculos, y aquí entra el jetpack en juego de nuevo.

Cómo no, el jetpack no se puede usar de forma infinita, por lo que administrar su energía es clave para superar cada reto con éxito. Su combustible sólo se recarga cuando estamos en el suelo, por lo que antes de encarar una zona de plataformas, hay que ver cómo usarlo de forma eficiente para no quedarnos sin energía para dar un doble salto justo al final y morir en el intento, por ejemplo.

Super Cloudbuilt

El diseño de niveles de Super Cloudbuilt es muy bueno, ya que suelen ofrecernos varios caminos para seguir avanzando, con varios obstáculos a superar en cada uno de ellos. Esto nos permite, incluso dentro del mismo nivel, probar un camino u otro por si nos atascamos, lo que es genial. Eso sí, esto puede ser a veces un poco contraproducente, ya que cuando hay un único camino y se nos atraganta, igual nos frustamos un poco más al no poder coger otro camino como de costumbre.

Junto a lásers, obstáculos, minas y rayos eléctricos, también habrá varios enemigos en nuestro camino. Por suerte, disponemos de una pistola, por lo que a veces nos enzarzaremos en tiroteos mientras nos movemos a toda pastilla. A veces, la experiencia es muy satisfactoria, pero a veces, estos momentos más de acción dejan que desear, al ser excesivamente caóticos y no saber ni de dónde nos vienen los disparos. Personalmente, me han parecido lo más flojo del juego con diferencia, pero como a veces es opcional liarnos a tiros, no supone un impedimento a que nos lo sigamos pasando de miedo.

Un aspecto que me ha gustado es el de los puntos de control. Éstos están marcados por banderas en el mapa, pero a veces, los puntos de control están rotos. Es entonces cuando la posibilidad de poner nuestros propios puntos de control gana importancia, por lo que explorar los niveles en busca de banderas extra que colocar gana importancia. Y ojo, que poner un buen punto de control es esencial, ya que tenemos vidas limitadas, que por suerte, irán aumentando a medida que completamos niveles y encontramos coleccionables.

Super Cloudbuilt

Tras completar los niveles del modo historia de forma tradicional, desbloquearemos diferentes modalidades para alargar la vida útil del juego. Por un lado, dentro de la campaña se desbloquean los desafíos donde, por ejemplo, igual tenemos que completar un nivel sin poder disparar. Esto nos obligará a buscar otras vías a las que estamos acostumbrados, ya que no podremos disparar a barreras o minas que antes nos bloqueaban el paso, teniendo muchas veces que pensar de otra forma a lo tradicional. Así conseguiremos más objetos equipables para tener más puntos de control o que el arma haga un poco más de daño.

Otra modalidad de Super Cloudbuilt consiste en superar los niveles de forma individual para lograr los mejores tiempos posibles (compitiendo en las tablas de clasificación), o en el último modo, hacerlo en conjuntos de niveles, lo que es más desafiante. Hay gente que hace auténticas virguerías, estando ante un juego muy bueno para los amantes del speedrunning, lo que aumenta notablemente su rejugabilidad, ya que de lo contrario, estaríamos ante un juego más o menos corto.

Técnicamente, el juego es bastante resultón, gracias a un estilo casi de dibujo animado, pero del dibujo propio a veces de bocetos, algo que se nota por su paleta de colores y las texturas. Puede no gustar a todo el mundo, pero personalmente, me ha gustado, al ofrecer bastante claridad al movernos rápidamente por los escenarios. Lo más importante es que va totalmente fluido, algo esencial en un juego así de rápido. El sonido también está muy bien, gracias a un buen doblaje en inglés para Demi, y una banda sonora de corte electrónico que nos anima a movernos a toda velocidad.

Super Cloudbuilt

Conclusión

Super Cloudbuilt es un juego de plataformas con toques de acción muy divertido y frenético, que logra atrapar gracias a sus geniales niveles y divertidas posibilidades. La posibilidad de ir progresando en la campaña a nuestro ritmo por las diferentes vías es un acierto, al igual que los niveles con tantos caminos alternativos.

Luego, gracias a sus sólidas mecánicas y gran diseño de niveles, la posibilidad de ir arañando segundos al crono para el contrarreloj nos pueden tener pegados al juego durante bastante tiempo. Así que, si sois fans del género y buscáis más parkour del loco y frenético, Super Cloudbuilt no os decepcionará.

8

Nos consolamos con:

  • La posibilidad de progresar con libertad por los niveles
  • Las mecánicas de salto y el jetpack funcionan genial
  • Buena variedad de retos a resolver
  • Muy rejugable gracias a los desafíos y al contrarreloj

Nos desconsolamos con:

  • El combate no está tan pulido como las plataformas
  • Algún pequeño pico de dificultad

Ficha

  • Desarrollo: Coilworks
  • Distribución: Double Eleven
  • Lanzamiento: 25/07/2017
  • Idioma: Textos en Español y Voces en Inglés
  • Precio: 19,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *