9

Sunset Overdrive

Sunset OVerdrive

Normalmente, los apocalipsis en los videojuegos son sinónimos de aventuras oscuras, violentas y basadas en llevar al ser humano hasta el extremo y demostrar de qué está hecho realmente. Pero, ¿el fin del mundo no significa también el final de cosas malas, como los trabajos aburridos, los jefes coñazo o las normas que muchas veces nos dan tantos quebraderos de cabeza? Los chicos de Insomniac Games se han quedado con esta segunda parte más positiva, por lo que tras mostrarnos un apocalipsis dramático en los Resistance, para su primera exclusiva en Xbox One han decidido apostar por la locura y la diversión. Esas son las mejores palabras para definir Sunset Overdrive, que se gana a pulso el derecho a ser un auténtico must-have para la consola de Microsoft.

Bienvenido al lopetalipsis

En lugar de contar con un protagonista predefinido, nosotros encarnaremos al Jugador. Así, sin más. Nuestro personaje será precisamente nuestro, pudiendo crearlo con un potente editor y personalizarlo con la ropa más alocada, absurda, moderna o pija que os podáis imaginar. Todo vale, y solo seremos nosotros los que nos limitemos.

Sunset Overdrive

Nuestro héroe empieza la aventura trabajando de basurero mientras toda la ciudad de Sunset City se lo está pasando en grande con la gran fiesta de lanzamiento que ha montado la compañía Fizzco por su nueva bebida, la Overcharge. Pero algo malo tenía que pasar, y es que la bebida convierte a todo el que la bebe en peligrosos mutantes, armándose un caos de mucho cuidado. La compañía se quiere cubrir las espaldas, por lo que dejan a todos los supervivientes restantes atrapados en la ciudad para así mantener todo este asunto en secreto.

Nuestro objetivo será escapar de Sunset City y acabar con Fizzco. Para ello, nos encontraremos con muchos personajes de diferentes facciones, como los Oxford, unos niños pijos mimados; o unos exploradores que han adoptado prácticas samuráis. El sentido del humor es clave durante todo el título, con montones de bromas divertidísimas en todos y cada uno de los diálogos. Jugar una partida sin reír es prácticamente imposible.

Y esa es la gran fortaleza del argumento. En ningún momento pretende contar algo profundo o sorprendente, pero al lograr su objetivo de presentarnos un apocalipsis, o más bien, un “lopetalipsis” como lo llaman en Sunset Overdrive, no hace falta pedirle más.

Sunset Overdrive

Pase lo que pase, no pares

Puede que la historia no se tome a sí mismo en serio en ningún momento, pero la jugabilidad sí que lo hace, ya que es bastante exigente, pero tan alocada como el resto de la aventura. En esencia, podríamos resumir Sunset Overdrive como una mezcla de Ratchet & Clank, Jet Set Radio, Tony HawkInFamous. Puede parecer que es un batiburrillo que no puede quedar bien, pero no solo lo hace, sino que además es sensacional.

En su esencia, estamos ante un shooter en tercera persona, pero no uno basado en coberturas donde hay que planificar nuestros movimientos antes de saltar a la acción. En su lugar, tendremos que movernos sin parar, usando barandillas y cables para grindear; las paredes para correr por ellas; y casi todo lo demás para rebotar. Cuanto más nos movamos, más espectacular es la acción, y más seguros estaremos, ya que en tierra somos un blanco fácil para las decenas de enemigos que nos atacarán.

Entre los rivales tendremos tres clases bien diferenciadas. Por un lado están los mutantes, los enemigos más comunes y más débiles, teniendo en el fuego su mayor debilidad. Los bandidos humanos, aquí llamados sarnosos, serán especialmente débiles a los balazos, pero hacen mucho daño desde las largas distancias. Finalmente, los robots de Fizzco serán nuestra mayor amenaza, pero con unas cuantas armas basadas en electricidad les podremos contener. Cada grupo tiene varios tipos de enemigos, por lo que hay mucha variedad en cuanto a bichos que querrán matarnos.

Sunset Overdrive

En cuanto a las armas, los chicos de Insomniac se han mantenido fieles a su tradición de ofrecer jueguetitos raros y divertidos, con armas de todos los tipos, colores y tamaños. Podemos pasar de un lanzador de ositos de peluche llenos de dinamita a un lanzador de bolas de bolos en llamas, sin olvidarnos de lanza-fuegos artificiales y mucho más.

Al igual que en los Ratchet & Clank, cuanto más usemos un determinado arma, más experiencia ganará, lo que aumentará su potencia y cargador. Pero ese no es el único sistema de progresión, ya que tenemos mucho más gracias a los Amplis, unas modificaciones creadas a partir de Overcharge que activan habilidades especiales.

Los Amplis se pueden aplicar a nuestras armas o a nosotros mismos, habiendo algunas que nos permiten transformar a los enemigos en osiTNT, congelarlos o crear un reguero de llamas a nuestro paso. Para que se activen, tendremos que jugar con estilo, saltando por los diferentes objetos de raíles o plataformas, al mismo tiempo que vamos matando enemigos. Por lo que la tremenda movilidad que antes comentaba no solo nos ayuda en lo defensivo, sino que amplifica nuestra capacidad ofensiva de forma notable. Hay una gran variedad de Amplis, por lo que trastear con ellos para ver cuáles son nuestros favoritos es de lo más divertido.

Por si esto no fuera suficiente, tenemos los Turbos, que se consiguen al ganar insignias por matar muchos enemigos de X tipo, usar un determinado tipo de arma o usar mucho una habilidad de movimiento. Los Turbos están activos todo el tiempo, pero como con los Amplis, tenemos ranuras limitadas, por lo que tenemos que experimentar para ver cuáles se adecuan más a nuestro estilo de juego.

Sunset Overdrive

Por tanto, Sunset Overdrive tiene una base jugable frenética que anima a la experimentación y a no parar de movernos, mezclando de forma brillante el género shooter y el de las plataformas en el mundo abierto de la ciudad de Sunset, que nos da mil y una opciones para movernos de un lugar a otro.

Es por eso que es una lástima que las misiones del juego no tengan tanta frescura como la jugabilidad. Resumiendo, todas consisten en llegar a una zona, matar a todo lo que se mueva y llegar al punto B. A veces hay algo diferente, como jefes finales, pero no suele cambiar la fórmula. No es que el juego se haga repetitivo, ya que durante las 15 horas que se necesitan para completar todas las misiones (principales y secundarias), nos lo pasaremos como unos enanos saltando, destruyendo a nuestros enemigos y moviéndonos sin parar.

Además de todas las misiones tenemos un montón de desafíos centrados en el uso de armas concretas, nuestras habilidades de movimiento y un largo etcétera. Conseguir la medalla de oro (junto a las recompensas económicas y de equipamiento que ello conlleva) se convertirá en una verdadera adicción, sumando más horas de juego. Eso por no mencionar las 150 cámaras de seguridad para destruir, los globos de Fizzco que recoger o los rollos de papel higiénico entre otros coleccionables que nos esperarán por Sunset City, y que servirán como moneda para comprar nuevos Amplis.

Sunset Overdrive

El apocalipsis más cartoon y explosivo de la historia

Jugando solos podemos llegar a encontrarnos momentos de auténtica locura, con rayos, explosiones, fuego o enemigos en pantalla. Pues bien, ahora imaginaos cómo debe de ser con otros 7 jugadores más y tendréis el modo Caos, que es el modo cooperativo del juego. En él nos enfrentaremos a una serie de misiones por la ciudad para ir aumentando el nivel de caos y obtener diferentes mejoras para aplicar luego en la Defensa Nocturna, que es básicamente defender la base, como ocurre en el modo individual, pero amplificado a la enésima potencia.

Cuanto mayor sea el nivel de caos, más difícil será completar esta última misión, pero también mayores serán nuestras recompensas, que puede ser equipamiento, dinero o nuevos Amplis. Puede que no estemos ante el cooperativo más impresionante del mundo, pero resulta muy divertido colocar trampas y defender nuestro depósito de Overcharge ante decenas de mutantes (o colgados, mejor dicho) con tanta gente saltando, deslizándose y provocando tantas explosiones. Ojo, que en estas partidas morir es bastante normal, pero gracias a las desternillantes animaciones de respawn, morir nos hará hasta gracia.

Algo que me preocupaba es que tantas explosiones afectaran al rendimiento del juego, pero en absoluto. A pesar de haber tal cantidad de elementos en pantalla, Sunset Overdrive se mueve con muchísima soltura, sin ningún tirón ni nada por el estilo. El estilo visual de estilo cartoon es genial, ya que ayuda a vender esta visión desenfrenada del fin del mundo. Esto se traduce en escenarios muy detallados y con una buena distancia de dibujado, y unos personajes con geniales diseños y animaciones. Sin embargo, las caras son muy simples, pareciendo casi de la generación anterior.

El sonido mantiene este estilo de acción despreocupado, con una música muy cañera y un doblaje al castellano sensacional, salvo por el trabajo realizado por el youtuber Rubius, notándose claramente a quién dobla, sin obtener muy buenos resultados. Aun así, los apartados técnicos nos meten genial en este lopetalipsis.

Sunset Overdrive

Conclusión

No siempre es necesario crear experiencias que nos cambian la vida para ser una maravilla, ya que Sunset Overdrive apuesta por la diversión más directa posible con un resultado sensacional que nos enganchará desde el primer minuto de juego. Montones de chistes, un ritmo trepidante, armas locas y mucho por hacer nos esperan en este auténtico imprescindible de Xbox One, convirtiéndose en uno de los motivos de peso para hacerse con la consola.

Es cierto que no estamos ante un juego perfecto (¿cuál lo es?), ya que las misiones podrían haber sido mucho más variadas y la historia principal algo más larga, pero cuando te lo pasas tan bien acabando con los colgados mientras grindeas y saltas sin parar, ¿qué más se puede pedir?

9

Nos consolamos con:

  • Genial jugabilidad que nos obliga a movernos sin parar.
  • La progresión del personaje y el equipamiento.
  • Armas impresionantes.
  • Un sentido del humor que nos hará reír sin parar.

Nos desconsolamos con:

  • Misiones muy poco variadas.
  • Historia principal bastante corta si no hacemos nada secundario.

Ficha

  • Desarrollo: Insomniac Games
  • Distribución: Microsoft
  • Lanzamiento: 31/10/2014
  • Idioma: Español
  • Precio: 64,95 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *