9

Stellaris Console Edition

Stellaris Console Edition

Juegos de estrategia y gestión hay de muchos tipos, ambientaciones y estéticas (de hecho, últimamente me habéis visto hablar de varios, como por ejemplo Big Pharma o Railway Empire), muchos centrados en aspectos concretos. Hoy vamos a hablar de Stellaris: Console Edition, un título muy completo de estrategia espacial que llega a consolas tras un lanzamiento para PC en el ya lejano 2016.

Pero empecemos por el principio: ¿qué es Stellaris? Pues se trata de un juego de estrategia espacial en tiempo real (aunque con pausas) en el que deberemos dirigir nuestro imperio hasta el éxito. Y cuando digo dirigir el imperio, lo digo en el sentido más amplio posible: deberemos tomar decisiones políticas, económicas y militares, teniendo en cuenta todos esos puntos y otros factores sociales, científicos, diplomáticos y organizativos.

Por tanto, deberemos estar atentos a infinidad de aspectos. Pero tranquilos, que iremos desgranándolos poco a poco para intentar dejarlo lo más claro posible. Eso sí, antes de empezar, comentar que yo he jugado unas cuantas partidas, pero siempre con los humanos. No es que no me atraigan el resto de civilizaciones disponibles, sino que prefería centrarme en una sola raza para dominar un poco el juego. Y os aviso ya: las partidas no son cortas.

Stellaris Console Edition

Para empezar, comentaremos la exploración espacial. Haciendo uso de nuestras naves científicas (empezamos con una, pero podemos crear más) exploraremos los diferentes sistemas. Si a estas naves les asignamos un científico, podremos sondear los sistemas completamente, con lo que iremos descubriendo planetas habitables (otra cosa es que sean adecuados para nuestra especie o no), encontrando planetas con diferentes recursos y hasta enfrentarnos a eventos únicos (encontrar naves abandonadas, por ejemplo) que podremos investigar. Y eso si no nos cruzamos con naves hostiles, claro está.

Una vez estudiado un sistema, las naves científicas podrán repetir el proceso en otro sistema diferente, y será hora de integrar (si nos interesa) el sistema ya explorado a nuestro imperio. Para ello, mediante naves constructoras, deberemos crear un emplazamiento base con lo que, además de anexionar el sistema a nuestro imperio desbloquearemos la posibilidad de construir en los diferentes planetas que lo conforman con tal de colonizar nuevos planetas (sólo aquellos que tengan ciertas condiciones óptimas para la vida, aunque según sus características pueden no ser habitables por nuestra especie) o extraer los diferentes materiales. Aunque bueno, he hecho bastante hincapié en el hecho de que los planetas han de ser habitables por nuestra especie, pero no he dicho que a partir de cierto punto de la partida podremos terraformar un planeta para adaptarlo a nuestras necesidades (aunque el proceso es lento, ya os aviso). Y si eso no os convence, podéis intentar integrar nuevas razas al imperio o mutar las ya disponibles, haciendo que sus características se vean alteradas.

Stellaris Console Edition

Y, por último en lo que a naves se refiere, podemos crear un ejército dividido en diferentes flotas que pueden estar conformadas por diferentes tipos de naves y que servirán para defendernos de ataques enemigos o para conquistar a la fuerza nuevos territorios. Estas naves, por cierto, son personalizables en función de las piezas que hayamos descubierto, por lo que hay que ir visitando regularmente el menú de las naves… o marcar la casilla de diseños automáticos, con los que el sistema creará diseños óptimos con las piezas desbloqueadas hasta entonces (básicamente, armas, defensas y propulsores).

Porque sí, ya sea mediante investigaciones en eventos únicos (los que comentaba unas líneas atrás), mediante diplomacia o gracias a las investigaciones en 3 ramas diferenciadas (ingeniería, sociedad y física) que harán nuestros científicos. Estos avances tecnológicos pueden repercutir directamente en las piezas a crear para nuestras naves (como ya avanzaba), nuevos métodos de extracción (con los que acceder a materiales raros en ciertos planetas), mejoras en la capacidad de gestión de nuestras flotas, etc.

Stellaris Console Edition

Pero cuidado, porque estas investigaciones no son instantáneas, teniendo unos periodos de investigación bastante prolongados en muchos casos. ¿Y esto que significa? Pues que debemos dejar pasar el tiempo hasta tener cierta mejora, por lo que quizás un competidor se nos avanza en la extracción de un material. O incluso algo mucho más habitual: que el encargado del proyecto muera y tengamos que sustituirlo por un nuevo científico de menor rango (ya que siempre empiezan en nivel 1 y a medida que completan investigaciones van ganando puntos y subiendo de nivel, por lo que serán más eficientes en el futuro).

Porque sí, en este juego veremos pasar muchos años en unas pocas horas (sobretodo cuando decidamos acelerar el ritmo, opción muy útil pero un tanto peligrosa porque requiere estar mucho más atento y ser más ágil en la toma de decisiones). Y no sólo es un determinante para las investigaciones, sino que por ejemplo tendremos objetivos a completar en cierto período, siendo el mas evidente la posibilidad de cumplir (o no) con las promesas electorales que pueda hacer un candidato a la presidencia (y que, si decidimos cumplir, nos reportará con beneficios).

En cuanto a la diplomacia, decir que esconde muchas posibilidades también: desde la creación de pactos de no agresión, apertura o cierre de fronteras, declaraciones de guerra, insultar a un líder o someter a vasallaje a nuestros enemigos, entre otras. Decisiones que tomaremos con objetivos en mente y en función de nuestra relación con los competidores, y que nos servirán para anexionar nuevos territorios a nuestro imperio, obtener nuevas razas, etc.

Stellaris Console Edition

Por cierto, supongo que os habréis fijado, pero he empezado a hablar directamente de las principales mecánicas del juego pero no he hablado de su campaña ni de sus modos… y es que realmente no hay demasiada opción en ése sentido. Si bien cada partida es única por la cantidad de variables que hay y de la aleatoriedad de ciertos elementos, así cómo a la cantidad de elementos a personalizar (cantidad de rivales, tamaño del mapa, raza a controlar, etc.), no dispondremos de ninguna campaña ni de ningún modo dedicado a servir de tutorial, por ejemplo. Y es que si bien hay tutoriales (obvio, pues es un título tan complejo al que no sabríamos ni cómo empezar), están integrados en nuestra partida.

Pasando a otros temas, decir que el control con mando está bastante bien resuelto. Si bien es cierto que en un primer momento tenemos algunos problemas porque no nos aclaramos con ellos (debido a la cantidad de opciones a controlar), e incluso puede costar ubicar ciertas opciones, a la que llevamos un rato jugando se hace bastante orgánico. ¿Mejorable? Sin duda, pero no tengo ninguna queja en este aspecto realmente…

Gráficamente el juego es una delicia: las representaciones de los sistemas y sus planetas son, simplemente, preciosas, y bastante detalladas (al contrario de lo que podía parecer), con opción de acercar y alejar la cámara para ver con más o menos detalle el sistema. Resulta especialmente espectacular, por cierto, en mitad de una batalla espacial multitudinaria. Ojo, no digo que el juego sea una maravilla técnicamente, pues en esta generación hemos visto juegos que sacan mucho más músculo técnico (Death Stranding, Ghost of Tsushima, The Last of Us 2, Forza Horizon 4 o Gears 5 son animaladas que superan a éste Stellaris, no nos engañemos), pero el título está cuidado y mimado, y es muy resultón. Además, los diferentes menús son bastante agradables de ver y a nivel artístico encontraremos varias ilustraciones que nos harán más llevadera la partida.

Stellaris Console Edition

Y hablando de elementos que hacen más llevadera la partida, quisiera destacar la espectacular banda sonora del título. Lo cierto es que tenemos horas de música por delante y, si bien es toda relativamente parecida (la mayoría es una mezcla entre música instrumental y electrónica y synthwave ligero, dándole un toque “espacial” al conjunto). En parte me ha recordado a las composiciones que vimos en Mass Effect, aunque aquí creo que es una música más calmada y relajante, algo acorde al tipo de juego. Los efectos de sonido cumplen, aunque no destacan demasiado.

Para ir terminando, comentar un par de cosillas: la primera, que he avanzado ya al principio del texto, es que las partidas son largas. Pueden ser muy largas, de hecho, llegando a tomar varias horas (y eso jugando durante mucho rato con el tiempo acelerado), así que tomároslo con calma, pues es un juego de un ritmo lento, y aun así resulta gratificante y divertido.

La segunda es que esta Stellaris: Console Edition, en su versión física, nos incluye el primer Expansion Pass en la caja, pudiendo descargar de este modo 3 DLCS (de hecho, 2 se catalogan como DLC y un tercero se cataloga como expansión) con los que ampliar todavía más las posibilidades del título. Si aun así os parece poco contenido, que sepáis que hay un segundo Expansion Pass disponible en las tiendas digitales (y todos estos DLCs se pueden adquirir por separado también).

Conclusión

Stellaris: Console Edition es un título complejo, abrumador por momentos, pero que si le concedemos un pequeño esfuerzo para descubrir (y aprender) sus mecánicas y ver sus bondades, nos mantendrá enganchados a lo largo de muchas horas. Estrategia de la que engancha, de esa que nos tiene absortos durante horas mirando menús y diferentes pantallas para ver como hemos estado toda la tarde jugando sin darnos cuenta, y descubrir que lo que en un principio era un pequeño imperio ahora domina la mayoría de la galaxia. Y eso, creedme, es muy gratificante. 

9

Nos consolamos con:

  • Visualmente, precioso
  • La banda sonora, magnífica
  • Muy gratificante
  • El juego ofrece una cantidad ingente de horas de contenido
  • El control, aunque en un principio puede ser lioso, está bien resuelto

Nos desconsolamos con:

  • A veces es complicado controlar tantísimas cosas a la vez
  • La falta de un tutorial dedicado con el que podamos aprender lo más básico
  • Una campaña con un hilo conductor no le iria mal al título

Ficha

  • Desarrollo: Paradox Development Studio
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 09/06/2020
  • Idioma: Voces en inglés, textos en español
  • Precio: 49,99€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *