7

Star Wars Battlefront

star_wars_battlefront

Estar luchando en la nieve de Hoth, con explosiones por todos lados mientras intentas desesperadamente detener el AT-AT que viene hacia la base rebelde. Todo parece perdido hasta que Luke Skywalker sale de la base al campo de batalla mientras suena el icónico tema de la franquicia, dando la vuelta a la batalla y logrando en el último momento ganar gracias a un Ala-Y que usa un cable para derribar el AT-AT que quedaba.

Estos es uno de los muchos momentos épicos que se pueden tener en Star Wars Battlefront, y como encima estamos en el año de Star Wars con la película a las puertas, es algo sencillamente espectacular. También es algo relativamente sencillo de experimentar, y ahí es donde entran en conflicto varios aspectos del último FPS de DICE, y el primer título de Electronic Arts basado en la Guerra de las Galaxias. Quitémonos de encima lo principal: no estamos ante una experiencia equivalente a la vista en los Battlefront antiguos, y eso no es necesariamente malo, pero tampoco es algo completamente positivo en función de qué cosas se han cambiado para esta nueva visión de la guerra intergaláctica entre los Rebeldes y el Imperio.

Lo primero que decepciona es la falta de modos offline. Hay unas pocas misiones de tutorial que son muy sencillas y nos permiten aprender a jugar con varios vehículos o con los héroes, pero no son demasiado divertidos. El que es más llamativo es el de la moto Speeder en Endor, ofreciendo una experiencia excesivamente sencilla al jugar, pero que visualmente es alucinante.

Star Wars Battlefront

Otro modo offline o que podemos disfrutar con los amigos son unas partidas contra la máquina, intentando conseguir los puntos que van dejando los rivales al ser abatidos. Por otro lado está el modo de oleadas, que resulta ser más divertido de lo que uno podría pensar al principio, pero que termina resultando algo fácil (os recomiendo ir directamente a la dificultad más alta). Además, solo hay cuatro mapas en los que disfrutar este modo, con que se queda algo cojo.

Es una pena que no haya una campaña, aunque fuera algo sencillo, ya que las cinemáticas con las que nos presentan cada misión es bastante buena, por lo que se queda la sensación de que se podría haber hecho algo más. Por desgracia, estos modos ni siquiera se pueden jugar sin estar conectado a internet, aunque sean offline en un principio, lo cual es extraño. Al menos podemos jugar en pantalla partida con un buen rendimiento, algo en lo que más juegos deberían aprender de Star Wars Battlefront.

Así que, todo el atractivo del juego se encuentra en su parte multijugador competitiva, y tenemos varios modos para entretenernos durante varias horas. Los más llamativos y los que nos pondrán en batallas enormes de hasta 40 usuarios son Supremacía y el de los AT-AT. En el primero estamos ante una especie de modificación del clásico modo Conquista de los Battlefield, teniendo que tomar varios puntos de control para ir presionando al otro equipo cada vez más atrás en el mapa. En el otro, como rebeldes, tendremos que tomar puntos de control para poder pedir un bombardeo que elimine los escudos de los AT-AT, y así poder derribarlos. Como miembro del Imperio tendremos que defenderlos a toda costa y lograr que lleguen a la base Rebelde.

Star Wars Battlefront

El modo del AT-AT se ha equilibrado bastante durante la beta, y aunque el Imperio sigue teniendo más probabilidades de ganar, si jugamos bien nuestras cartas, podemos ganar también como rebeldes. En ambos modos también se ha mejorado el tema del respawn, sin aparecer tan frecuentemente en mitad de una zona de combate, aunque es algo que se debería de seguir mejorando. Aun así, la experiencia general que se consigue es bastante positiva, hasta que te das cuenta de que solo hay 4 mapas para este modo.

Bueno, hay muchos otro modos más con sus mapas particulares, al estar pensados para partidas más pequeñas de hasta 20 usuarios. En estos modos tenemos variaciones del Duelo a Muerte por Equipos, Capturar la Bandera o Dominación. Hay un par de modos en los que los Héroes son los protagonistas. En uno cada equipo tiene a sus héroes presentes, y junto a soldados rasos, el objetivo es derrotar a los héroes del equipo rival. En otro sólo hay un héroe y los demás son soldados normales, siendo el último que aseste el golpe final el que se convierta el héroe, consiguiendo puntos al matar enemigos.

El problema de esto es que sigue faltando contenido por todos lados. Sí, hay unos cuantos mapas más para jugar en estos modos, pero no son tan diferentes entre sí o lo visto en cualquier otro shooter, lo que hace que Star Wars Battlefront destaque por la licencia en la que se basa que por el contenido propiamente dicho.

star wars-battlefront

En cuanto a los héroes, hay un total de seis, tres por el bando de los Rebeldes y tres por el bando de los Imperiales. Cada uno tiene su contrapunto en el equipo rival. Por ejemplo, los Jedi son Luke Skywalker y Darth Vader, con controles muy similares al poder atacar o desviar disparos con su espada láser, pero luego con poderes de la Fuerza diferentes, al uno poder empujar a los soldados y otro estrangularles. Los pistoleros son Han Solo y Boba Fett, que es un personaje más divertido y muy poderoso gracias a su jetpack. Finalmente como soporte tenemos a Leia y al Emperador Palpatine, que pueden crear objetos de salud para los demás héroes (los soldados rasos tienen salud regenerativa), y otros jugadores tienen la opción de aparecer como soldados más poderosos de lo normal para protegerles.

El problema de estos héroes es que se quedan cortos, y Palpatine resulta sorprendentemente débil. Su ataque es con los rayos, que apenas hace daño y resulta muy débil en un combate de frente. Vale que sea un personaje pensado para apoyar a los demás, pero estamos hablando del maldito Emperador, el que derrotó a Yoda. ¿No podía tener también su espada láser, como sí tiene en Star Wars: Galaxy of Heroes? Otro aspecto que me ha decepcionado son los combates entre Jedi, siendo cutres y nada satisfactorios.

El último modo que nos ofrece el juego está centrado en batallas aéreas, pero solo en la superficie de un planeta, sin llegar nunca al espacio. Esto es ya de por sí bastante estúpido, pero bueno, al menos visualmente se logran batallas muy espectaculares. El control es muy sencillo, por lo que es fácil meterse de lleno a luchar. También hay héroes aquí, al poder pilotar el Halcón Milenario y la nave de Boba Fett. Es un modo que ofrece algo ligeramente fresco respecto a los demás modos, pero debido a su sencillez, no es un modo en el que podamos estar mucho tiempo sin terminar aburriéndonos.

Star Wars Battlefront 2916875-star_wars_battlefront

Este es uno de los principales problemas de Star Wars Battlefront: su excesiva sencillez. Han apostado por un estilo de juego arcade más cercano de un Call of Duty que de los propios Battlefield de DICE. Esto se traduce en que no haya clases, y lo más importante sean nuestros reflejos que el trabajo en equipo.

Otro aspecto que no me termina de convencer del todo es el tema del equipamiento. Las armas que hay son muy escasas, y encima se parecen muchísimo entre sí, por lo que será difícil motivarnos a ir desbloqueando más armas según vamos subiendo rangos. Para el equipamiento hay un sistema de cartas, pudiendo llevar dos gadgets equipados y una mejora temporal que se asigna al arma. Estos gadgets pueden ser granadas, un rifle de francotirador o un jetpack. Estas habilidades tienen un tiempo de recarga tras su uso, que se puede ir reduciendo al mejorarlas con los créditos que vayamos obteniendo.

El sistema de cartas es sencillo, pero no está mal, ya que nos permite explotar más nuestro estilo de juego particular. Sin embargo, como ocurre con los mapas y modos de juego, no hay demasiadas, o mejor dicho, no hay demasiada diferenciación que nos permita sentirnos atraídos por unas cartas u otras. Al final casi todos los usuarios llevan las mismas, por lo que mucha variedad no es que haya.

El sistema de personalización del personaje es directamente de chiste. Las opciones visuales son muy escasas, suponiendo unas caras casi idénticas pero con un color de piel o un peinado distinto. Lo realmente interesante para cada bando (aliens para los Rebeldes y los uniformes de élite para los Imperiales) solo se desbloquean en los rangos finales. Todo lo demás está ahí casi de pegote, y al que le pareció buena idea que los soldados Imperiales vayan sin casco se merece un premio a la peor idea del mundo.

Star-Wars-Battlefront

Como podéis ver, me estoy quejando bastante de Star Wars Battlefront, pero es que sencillamente estamos ante un juego que decepciona en muchos aspectos. Aunque la jugabilidad sea buena y puedas disfrutar de momentos épicos de forma muy fácil gracias a su accesibilidad, debido al poco contenido que hay en una tarde habremos visto casi todo lo que ofrece el juego, y a partir de ahí será repetir lo mismo. Vale, al ser multijugador podremos vivir cosas diferentes en cada partida, pero no son unas diferencias tan abismales como para que no se haga repetitivo. Para un juego que solo se centra en el multijugador, esta falta de contenido es un problema abismal.

La faceta arcade, por otro lado, no está mal, y las mecánicas de disparo son geniales, tanto en primera como en tercera persona. Eso sí, lo que no me termina de convencer es el uso de power-ups para todo: desde armas especiales a montarnos en vehículos. Así se rompe el “realismo” de la batalla, y personalmente, habría sido mejor que todo estuviera en el escenario, y seamos nosotros los que nos montemos en un vehículo que vemos, o usemos un arma en concreto. Así tampoco se limita el uso de un tipo de vehículos entre bandos, eliminando la posibilidad de colarnos en la base enemiga y usar su vehículo pesado contra ellos.

Todo esto es una pena cuando tenemos en cuenta el enorme grado de detalle y calidad visual de la que hace gala Star Wars Battlefront. Estamos ante uno de los juegos más bellos que hay, que encima tiene un rendimiento estupendo. Los mapas de Endor en especial me parecen sublimes, con una iluminación que quita el hipo. Todo está cuidado al detalle, con unas animaciones espectaculares, unos personajes altamente detallados, y unos efectos sonoros de un nivel también altísimo. El uso de la banda sonora está muy bien llevado a cabo (escuchar la Marcha Imperial mientras masacras Rebeldes con Darth Vader es increíble), aunque el doblaje de los héroes deja mucho que desear.

Star Wars Battlefront

Conclusión

Star Wars Battlefront podría haber sido fácilmente uno de los grandes juegos de este año. Tiene la licencia por detrás para apoyarle, y su apartado técnico es sencillamente de lo mejor que hemos visto. Por desgracia, esos terminan siendo sus principales puntos fuertes, ya que su jugabilidad, al ser tan arcade y sencilla, junto a una falta abismal de contenidos, termina por crear una experiencia que es genial para partidas esporádicas, pero que termina haciéndose muy repetitiva como estemos algo de tiempo seguido.

Y es una pena, porque la base no es mala. El problema está en tanta accesibilidad, que si no se hubiera arrastrado a todos los modos, podría haber ofrecido algo accesible para unos, y algo más hardcore para los demás. Esto no es un problema en sí mismo, sino una decepción para los que esperábamos una experiencia equivalente a la de los Battlefront originales. Sin embargo, el mayor pecado del juego está en su alarmante falta de contenido. Cuando juegos que tienen campaña y multijugador tienen más mapas y hasta modos diferentes que uno centrado exclusivamente en el multijugador hay un problema muy grave. El futuro tampoco pinta muy alentador, ya que a pesar de la existencia de varios mapas gratuitos que vendrán en el futuro (como el de la Batalla de Jakku), la división entre la comunidad que se creará cuando lleguen los DLCs va a ser importante.

En definitiva, este primer intento ha salido muy bien en algunos aspectos, como hacer realidad nuestras fantasías de ver un juego visualmente impecable que recree con todo lujo de detalles este universo. Sin embargo, ha salido rana en otros aspectos importantes, y aunque estamos ante un juego que logra divertir, solo lo recomendaría para los que lo vayan a jugar en dosis pequeñas. De lo contrario, os acabaréis aburriendo más que viendo el Episodio II.

7

Nos consolamos con:

  • Técnicamente impresionante.
  • Vivir momentos épicos en el universo Star Wars.
  • Muy divertido en sesiones cortas.

Nos desconsolamos con:

  • Poquísimo contenido. A medio-largo plazo se hará repetitivo.
  • Excesivamente sencillo y plano. Se echa en falta algo más de profundidad.
  • Opciones de personalización visual y de equipamiento demasiado limitadas.

Ficha

  • Desarrollo: DICE
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 18/11/2015
  • Idioma: Español
  • Precio: 69,99 €

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Bastante de acuerdo con el análisis, quizás sin ser tan tremendamente crítico jaja A nivel visual y sonoro es genial, a nivel de juego…pues arcade. Lo que es imperdonable es esa manía de que todo se centre en el online. En la caja (de la versión de PS4 al menos) debería aparecer en grande estilo cajetilla de tabaco: “AVISO, SI NO TIENES EL PSPLUS NO PODRÁS ACCEDER AL 80% DEL JUEGO” porque sin el online solo juegas en 4 mapas pequeños y sin vehículos ni naves (salvo los 2 minutos del tutorial…) No es que sea contrario al online, pero creo que poder jugar simplemente con la IA a lo mismo que haces online no es tan complicado…

  2. Graficos y sonidos espectaculares, pero me parece patetico, que el juego sea casi 100×100 online, si pone Misiones en local pues que asi sea, pues no al contrario no se a que le llaman misiones, porque lo unico que tiene medio decente son las oleadas pero solo 4 mapas, a ver señores un juegonde 70€ que no es un juego, parece solo una parte del juego, en fin vaya timo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *