7

Sonic Forces

Sonic-Forces

La historia de Sonic con las tres dimensiones es como una montaña rusa, llena de subidas y bajadas. Por un lado tenemos los juegos que están popularmente reconocidos como buenos, como Sonic Generations, Sonic Colors y los Sonic Adventures. Luego están los aceptables, como Sonic Unleashed, Sonic HeroesSonic Lost World, para terminar en los desastres del nivel de Sonic 06Sonic Boom entre muchos otros. Por suerte, en las 2D el erizo siempre ha tenido mejor suerte, y de hecho, ha vuelto por la puerta grande este año con Sonic Mania, que es considerado por muchos como una de las mejores entregas, eso que ha sido desarrollado básicamente por un grupo de fans en vez del Team Sonic.

Personalmente, siempre he disfrutado con los juegos de la saga que he probado, y salvo alguna excepción (como el horrible Shadow The Hedgehog), me he librado de los malos. También es cierto que no soy el mayor fan, y tengo varios pendientes de las entregas más recientes, pero gracias a Mania, tenía muchas ganas de ver con qué nos sorprendía Sonic Forces. Por fin podremos crearnos a nuestro personaje, se introduce un villano que parece súper poderoso y el Doctor Eggman hace algo bien. ¿Acaso algo podría salir mal?

A nivel argumental, hay un par de aspectos que me sorprenden bastante de Sonic Forces. Creo que nadie se toma muy en serio la trama de un juego de este tipo, ya que al fin y al cabo, la seriedad posible de estos animales antropomórficos se pierde cuando los ves luchar contra robots extraños y soltar chistes cada dos por tres. Aun así, es lo que intentan vendernos, para que parezca que está todo perdido. Tras la primera misión, Eggman ataca el mundo junto a un equipo con villanos de anteriores entregas, y gracias al nuevo malo de turno, Infinite, logra derrotar por fin a Sonic. Todos le dan por muerto, por lo que Eggman ha tomado el mundo, Tails está deprimido, y lo único que se opone entre el malvado científico y la dominación total es un grupo de rebeldes liderado por Knuckels. Obviamente, Sonic no está muerto, pero ojo al dato, dicen que ha sido torturado durante meses por el “buen” doctor.

Sonic-Forces

A pesar de toda esta seriedad, en las escenas parece que no se toman muy en serio las amenazas, con que vemos a personajes soltando alguna gracieta, y por algún motivo, me parece todo sencillamente adorable. Sí, el argumento es bastante estúpido al intentar ser tan épico y serio, pero logra funcionar. Así, tenemos un buen motivo para luchar junto al Sonic clásico (que aparece por algún motivo) y nuestro personaje creado (un novato de la Resistencia), y salvar el mundo una vez más.

La principal pega que le pondría a la narrativa de Sonic Forces es que Infinite no se llega a desarrollar en ningún momento. Para ver un poco de sus motivaciones tenemos que jugar al Episodio de Shadow, que sirve de precuela, y aun así, se queda en un villano bastante plano pese a su inmenso poder. Tampoco entiendo por qué recuperan a Silver, ya que todos intentamos olvidar el juego de 2006 en el que apareció por primera vez, pero al menos, la gran mayoría de personajes secundarios de la franquicia (como Amy, Espio, Rouge o hasta Omega) tienen alguna línea para mostrar que están presentes, y luego dejarnos a nosotros para que lo hagamos todo.

A nivel jugable, hay tres tipos de niveles: los del Sonic clásico, los del Sonic moderno y los de nuestro Avatar. Cada uno tiene sus particularidades, pero como os podréis imaginar, todos se basan en la velocidad, pero de diferente forma. Los niveles más básicos son seguramente los del Sonic clásico, al funcionar como las entregas en 2D del erizo. Por tanto, sólo tenemos a nuestra disposición nuestra habilidad, podemos coger escudos y no podemos usar el ataque dirigido hacia los enemigos. Estas fases se controlan bastante bien, aunque las físicas no están tan bien conseguidas como en Sonic Mania, recordando en ese sentido más a las vistas en Sonic Generations. De hecho, Sonic Forces es como la secuela no oficial de dicha entrega, al coger las mismas mecánicas vistas en éstas, pero añadiendo alguna que otra mejora.

Sonic-Forces

Los niveles del Sonic moderno alternan momentos en los que nos movemos en tres dimensiones a toda velocidad destrozando enemigos con nuestro turbo, saltando de rival en rival o esquivando obstáculos; para luego pasar a momentos de scroll lateral. Nuevamente, las físicas no están demasiado logradas para conseguir los saltos más precisos del mundo en las secciones en 2D del Sonic moderno, aunque es cuestión de acostumbrarse.

Por último, tenemos a nuestro personaje propio. Lo primero a destacar es que Sonic Forces nos permite personalizar prácticamente todo del novato del Equipo Sonic, como su raza (cada una de las razas tiene una ventaja permanente, como atraer anillos o mantener unos cuantos al ser dañados), su arma y su apariencia visual. Al principio del juego, las opciones son bastante limitadas, pero tras completar cada fase o desafío interno, iremos desbloqueando más y más opciones de personalización. En este sentido, la progresión me encanta, ya que constantemente estaremos desbloqueando nuevos elementos, lo que nos permitirá crear a un personaje que encaje bien dentro del universo (como mi lobo algo remolón con mochila de mensajero), o auténticas locuras como caballeros, robots o monstruos que parecen más villanos que héroes.

Sus niveles son similares a los del Sonic moderno, al intercalar momentos en 3D con otros de scroll lateral. Sin embargo, su movimiento es algo más preciso, y tiene otras particularidades importantes. Para realizar los ataques de salto, usamos nuestro gancho, por lo que es algo más lento que el ataque de Sonic. Por contra, tenemos un arma, que nos permite acabar fácilmente con los enemigos y acceder a rutas diferentes en función del arma que tengamos. Por ejemplo, si tenemos el lanzallamas, podremos activar un modo especial para crear explosiones que nos llevarán por el aire, mientras que con el lanzarayos podremos seguir la estela de un conjunto de anillos. Esto permite que sus niveles sean muy rejugables, probando con diferentes armas para descubrir todas las rutas posibles dentro del nivel.

Sonic-Forces

Hay algunos niveles especiales, en los que el Sonic moderno y nuestro avatar forman un equipo, siendo niveles de puro 3D, pero en los que se combinan las habilidades de ambos. Estos son seguramente mis niveles favoritos, al poder ir a toda velocidad con el turbo de Sonic, luego usar el arma del avatar, su habilidad especial, y terminar con unos ataques rápidos de Sonic.

En general, las mecánicas de Sonic Forces funcionan realmente bien, y son de las mejores que he probado en un Sonic moderno. La principal pega del juego viene por su diseño de niveles, que es algo plano y sin demasiadas florituras. Después de disfrutar en Sonic Mania de fases llenas de rutas alternativas, secretos y demás, en comparación, aquí los niveles son mucho más simples. Lo normal es que haya un par de rutas nada más, y se vuelvan a juntar enseguida después de haber mostrado el anillo rojo oculto en la ruta complicada. Otro aspecto que me choca es que los enemigos casi no hagan nada, siendo más obstáculos que enemigos en el sentido literal de la palabra, además de que apenas hay un par de tipos. Nuevamente, otros juegos lo han hecho mucho mejor en este sentido.

Un aspecto que se ha criticado es que las fases son muy cortas, y es cierto, pero como siempre ha pasado en los Sonic. Los niveles nos podrán durar un par de minutos fácilmente, pero si nos ponemos a ir deprisa, bajaremos el tiempo, mientras que si buscamos todos los secretos, tardaremos algo más. Ése no es el problema, sino que estas fases son muy planas, y muchas veces, con ir corriendo hacia delante con el turbo activado, no tendremos problemas.

Sonic-Forces

¿Esto quiere decir que Sonic Forces es un desastre? En absoluto, ya que a pesar de su simplicidad, me lo he pasado en grande en cada una de las fases. Al centrarse en la mejor característica del erizo, su velocidad, la experiencia es increíble, al ver cómo hacemos toda clase de movimientos épicos, nos llevamos por delante a decenas de robots de una tacada y luego superamos algún desafío no muy complicado de plataformas más clásico.

Es cierto que no estamos ante un título complicado. De hecho, recomiendo poner directamente la dificultad “Difícil”, que es la que además recomiendan. Morí un total de menos de 10 veces en todo el juego, y al no haber vidas, tampoco supone un problema morir en un mismo punto.

Los jefes finales también dejan algo que desear en su mayoría. No son muy numerosos, y por algún motivo, no luchamos contra Chaos, a pesar de formar parte de este equipo de villanos que lidera Infinite. Por suerte, el jefe final es genial, funcionando a todos los niveles, y ofreciendo un broche de oro para la aventura.

Sonic-Forces

Sobre la duración total, Sonic Forces no es nada largo. En una tarde podemos completar los 30 niveles de la campaña principal y los 3 del Episodio de Shadow sin problemas. Sin embargo, estamos ante un título muy rejugable. Los piques por bajar el tiempo, conseguir S en cada fase (lo que nos da más elementos para personalizar el personaje), conseguir los anillos rojos, completar las fases extra (más centradas en las plataformas, y que no están mal) o superar los diferentes desafíos que nos proponen (como los SOS para buscar aliados prisioneros en las fases o usar un avatar diferente al nuestro) aumentan notablemente la duración. Personalmente, he jugado a Sonic Forces en Switch, y este enfoque le viene de perlas para jugar en cualquier lado, al poder ponerte, hacer una misión o dos, y luego seguir con tu viaje en el metro/tren/bus.

Técnicamente, Sonic Forces luce de maravilla. La sensación de velocidad es brutal, lo que hace que los niveles sean más divertidos. A nivel artístico tampoco está nada mal, ya que ofrece una buena variedad de escenarios, algunos teniendo mucho detalle. Por ejemplo, en las fases que tienen lugar en la ciudad, me encanta ver cómo de fondo hay grandes batallas contra los robots de Eggman. Ojo, esto lo digo habiendo jugado a la versión de Switch, que es la “peor” al tener menos resolución, menor nivel de detalle e ir sólo a 30 fps. Sin embargo, va de lujo, y en modo portátil es sencillamente espectacular.

La música es sin duda lo mejor del título. Los temas cañeros hacían que disfrutara más de cada fase, mejorando la experiencia notablemente. Sin estos temas, seguramente no me habría gustado tanto el juego, y el tema principal, “Fist Bump”, le pega a la perfección al título. El doblaje al castellano también es digno de mención, repitiendo los actores de la serie Sonic Boom, la cual recomiendo al ser más inteligente de lo que uno podría imaginar (además de contar mejor historias en 10 minutos que en todo un juego), lo cual es genial para mantener la continuidad entre productos para los fans del erizo.

Conclusión

Puede que Sonic Forces tenga bastantes fallos, como un diseño de niveles mejorable, una duración breve y unas físicas en las fases de scroll lateral que palidecen frente a Sonic Mania. Sin embargo, me lo he pasado como un enano con el juego desde el primer momento hasta el final. La historia es estúpidamente absurda y divertida, lo que hace que funcione pese a que intenta ser demasiado “edgy”, y eso la hace tan adorable. Los niveles logran divertir, y la sensación de ir a toda pastilla reventando todo a nuestro paso mientras suena la fantástica banda sonora es genial.

Luego tenemos lo rejugable que es el título, las amplias posibilidades de personalización y lo bueno que es el jefe final, con que al final tenemos un Sonic en 3D que logra funcionar, y sobre todo, es divertido. No será el mejor plataformas de este año ni mucho menos, pero sí que lo he disfrutado una barbaridad (incluso más que Mania), con que si sois fans de la saga, Sonic Forces os va a dar mucha velocidad y diversión.

7

Nos consolamos con:

  • Historia absurda que parece tomarse más en serio de lo que debería, pero que de alguna forma funciona
  • Sensación de velocidad muy conseguida. Que sea el foco de atención de los niveles es un acierto
  • Montones de opciones de personalización para nuestro personaje
  • Banda sonora espectacular
  • Muy rejugable…

Nos desconsolamos con:

  • … Aunque el juego como tal es bastante corto
  • Infinite es una decepción como villano. Podría haber dado más de sí. Y sobre villanos, Chaos tiene una aparición anecdótica
  • Diseño de niveles mejorable
  • Los controles no son todo lo precisos que deberían

Ficha

  • Desarrollo: Team Sonic
  • Distribución: SEGA/Koch Media
  • Lanzamiento: 07/11/2017
  • Idioma: Textos y Voces en Castellano
  • Precio: 34,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *