7

SnowRunner

SnowRunner

Los títulos de conducción son ya uno de los fijos en los calendarios de lanzamientos. Distintas compañías se han ido arriesgando a apostar por ellos e incluso algunos de ellos a soltar los cheques para hacerse con importantes licencias como puede ser el de la Fórmula 1. La gran mayoría de estos títulos tienen como objetivo acabar el primero de la carrera o ir puntuando con la intención de ganar un campeonato, es por ello que cuando se nos ofrece una alternativa a esto hay que agradecerlo y echarle un ojo a ver qué podemos encontrarnos.

SnowRunner es uno de esos títulos de conducción diferente, uno de esos que no te insta a quemar rueda como un loco, ni ir a 300 Km/h con la intención de pasar el primero por la línea de meta, es un juego interesante y profundo al que le hemos echado unas cuantas vueltas para ver qué nos encontrábamos en él después de que su anterior entrega, MudRunner, se lanzara hace ya más de dos años y podéis disfrutar de el por ejemplo en el servicio de GamePass.

Lo importante es tu forma de conducir.

Como ya os hemos avanzado, SnowRunner es un juego de conducción que se aleja completamente de otros títulos del género para ofrecernos una aventura en donde vamos a tener que sacar lo mejor de nosotros mismos y de los diferentes vehículos que vamos a tener la oportunidad de conducir. Nos ponemos en la piel de un personaje que tendrá que conducir muchos y variados vehículos completando diferentes tipos de contratos mientras visita el extenso mapa con el que cuenta el título. Es pues una especie de sandbox con coches en donde mayoritariamente tendremos que ir entre diferentes puntos del mapa realizando misiones. Este mapa lo iremos completando a medida que vamos jugando, tendremos distintos puestos de observación repartidos por el extenso mapeado en donde al interactuar con ellos se irán desbloqueando las diferentes misiones y tendremos en el mapa distintos tipos de información que nos va a ayudar durante nuestro viaje.

SnowRunner

Seguramente con esto no te va a llamar en exceso la atención, créeme que entiendo y comprendo tu incredulidad al ver que ya te estamos recomendando un juego tan sumamente básico como ir completando misiones marchando entre diferentes puntos del mapa. SnowRunner no tiene en ello precisamente su punto realmente fuerte del mismo, este está en que cada movimiento que hagamos tendremos que hacerlo con la cabeza antes de meternos a empezar a pisar el pedal del acelerador.

Nada más empezar tenemos un pequeño tutorial que ya nos indica la complejidad del mismo, ya que nos moveremos por diferentes tipos de terreno, además de diferentes tipos de vehículos cada uno con sus características propias, en donde tendremos que emplear diferentes tipos de conducción si queremos avanzar. El barro es uno de nuestros primeros obstáculos y con el que vamos a ver que no va a ser tan sencillo y tendremos que usar mucho las marchas del vehículo si queremos salir del problema. Con una marcha lenta podremos evitar quedarnos varados en el barro a cambio de ir mucho más lento mientras que con una marcha más rápida el poder salir del barrizal no va a ser nada fácil, además la velocidad y como conduzcamos también influirá en el gasto de combustible que también tendremos que vigilar.

Lo mismo ocurre con los vehículos los cuales tendremos de diferentes tonelajes y tipos los cuales tendremos que usar para transportar aquello que sea preciso para poder cumplir con los contratos. Como decimos son diferentes y no es lo mismo meter un todoterreno en un lodazal que un camión con un tráiler de carga ya que las posibilidades de quedarnos varados a causa del barro y el agua suben exponencialmente, es por ello que antes de decidir por donde ir tendremos que ver si podremos llegar sin problema a nuestro destino o tendremos que reconsiderar el trayecto.

SnowRunner

SnowRunner

Este es el encanto de SnowRunner, ir completando diferentes misiones mientras superamos distintos obstáculos por el camino gracias a nuestra pericia al volante, un título donde se premia más el ingenio que la velocidad y en donde podremos completar los distintos trabajos, tanto de día como de noche y con diferentes condiciones climatológicas, ayudándonos del resto de jugadores gracias a su modo online para hasta 4 jugadores.

Visualmente el juego es bastante potente, tenemos la sensación en todo momento de estar metidos de lleno en el entorno con una mecánica más que notables lo cual se antoja imprescindible para poder disfrutar de un título de estas características. El título ha sido analizado en su versión de Xbox One en un modelo S y las sensaciones han sido más que satisfactorias por lo que seguramente el juego luzca incluso mejor en versiones de consola superiores y PC. En cuanto al sonido contamos con melodías agradables que nos acompañaran a lo largo de las decenas de horas que podemos echarle a este título que además cuenta con textos en castellano.

Conclusión

SnowRunner es un juego diferente, de esos que sabes que tienes que tomártelo con calma pues cualquier fallo en la carretera va a ser letal y vamos a necesitar ayuda para poder salir del embrollo. Su punto fuerte más allá de la diferencia respecto a otras propuestas al ser más un juego de estilo sandbox, son las mecánicas del juego en los diferentes entornos y terrenos por los que vamos a movernos, cada situación es completamente diferente gracias como decimos al terreno, pero también al tipo de vehículo que estemos conduciendo en ese momento.

Nos consolamos con:

  • La cantidad de vehículos.
  • El éxito o fracaso depende de nuestras decisiones y forma de conducir.
  • El apartado vísual.

Nos desconsolamos con:

  • Se echa en falta un poco mas de ayuda para los novatos.

Ficha

  • Desarrollo: Saber Interactive
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 28/04/2020
  • Idioma: Textos en castellano
  • Precio: 49,95€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *