8

Shadow of the Tomb Raider

Shadow of the Tomb Raider

Pocos aficionados a los videojuegos podíamos pensar que la franquicia de videojuegos Tomb Raider que inició Core Design en el año 1996 iba a llegar con tan buena salud a superar su veinte aniversario. Seguro que se debe al buen hacer de Crystal Dynamics que con sus últimas entregas nos ofrece una Lara Croft más humana y cercana, a la vez que las historias que protagoniza son capaces de atraernos de principio a fin.

Con Shadow of the Tomb Raider se cierra la trilogía que se inició con Tomb Raider y comprobaremos por nosotros mismos como Lara Croft se convirtió en la saqueadora de tumbas que conocimos en los primeros videojuegos de la saga. Un cierre que le sienta como anillo al dedo, después de que Crystal Dynamics haya pulido cada apartado jugable hasta dejarlo casi perfecto y haya equilibrado de forma eficiente las diferentes partes basadas en exploración, combate y habilidades.

Shadow of the Tomb Raider no tiene uno de los mejores inicios de la saga, esto tampoco lo voy a negar. Le cuesta arrancar para situarnos en situación. De nuevo vamos tras la pista de la Trinidad y seguimos la pista en México de un nuevo artefacto junto a Jonah, el amigo de Lara. En su deseo de adelantarse a la Trinidad Lara provoca con su desesperación el inicio del apocalipsis y debe viajar a Perú para intentar frenarlo. En nuestro camino, aparte de Jonah, se cruzarán otros personajes, alguno con más peso que otros en la historia, pero ninguno a la altura de la protagonista.

Shadow of the Tomb Raider

Parte fundamental en Shadow of the Tomb Raider, aparte de la exploración para avanzar, descubrir tumbas o criptas, será hablar con los personajes que nos encontremos a nuestro alrededor. Esto resulta básico a veces para que nos ofrezcan pistas sobre lugares interesantes donde se encuentran criptas cercanas, documentos, desafíos o incluso objetos que nos otorgan puntos de experiencia. Otros personajes nos ofrecen misiones secundarias que bien podemos hacer o saltar, aunque siempre que las hagamos ganaremos también puntos de experiencia.

Se vuelve a repetir tras las anteriores entregas la opción de activar campamentos u hogueras en las que Lara podrá volver a viajar para visitar de nuevo el lugar o activar habilidades, mejorar armas o fabricar nuevos atuendos. De nuevo toca buscar y rebuscar por toda la selva o lugares dónde nos encontremos en busca de objetos y recogerlos, también toca cazar animales o incluso recoger plantas o ramas bien para fabricar flechas o incluso curarnos. Esta parte de nuevo vuelve a ser fundamental en Shadow of the Tomb Raider, aunque se me hace raro la facilidad con la que encontrar todos los recursos, lo que provoca que lleguemos a la mitad de la aventura y no podamos recoger más cosas porque tengamos el inventario lleno.

Shadow of the Tomb Raider

Una forma de vaciar nuestros bolsillos será visitar a diferentes mercaderes en los lugares o pueblos que visitemos para comerciar. Podremos vender y comprar objetos o enseres. Una buena forma de conseguir recursos o aquel material que se nos resiste como la piel de un animal. También podremos conseguir armas o munición para estas o incluso atuendos con los que podremos mejorar ciertos aspectos de Lara ya sea en el combate o la exploración.

Sin duda los elementos de rpg como podéis observar han ganado fuerza en Shadow of the Tomb Raider. Pero todo muy bien equilibrado con el resto, ahora me explico. Ciertos aspectos se han mejorado como la hora de crear flechas o incluso curarnos o activar la habilidad de supervivencia. Mientras que esto ha ganado peso en la jugabilidad los combates han perdido peso, y para mi eso es bueno. Se han reducido estos a muy pocos momentos y se premia el sigilo sobre matar a tumba abierta. Aquí cabe destacar la opción de Lara de embadurnarse el cuerpo de barro para mimetizarse con la naturaleza y no ser detectada por los enemigos, al más puro estilo Rambo. También ha ganado peso la exploración, que encontremos una cripta o una tumba y nos lancemos a descubrir sus secretos sin que nos saque para nada del contexto del juego. A esto hay que unir los momentos en los que nos sumergiremos en las aguas bien para encontrar salidas o entradas a cuevas subterráneas o bien porque los lugares por dónde hemos escalado se acaban y no nos queda otra que zambullirnos o bien para huir de los enemigos una vez nos han detectado.

Shadow of the Tomb Raider

En líneas generales el juego no supone un gran desafío, es más, diría que de la trilogía formada por Tomb Raider, Rise of the Tomb Raider y Shadow of the Tomb Raider, este último es el más fácil de superar. Las tumbas, las mayorías de ellas, no suponen tampoco un gran reto mental, sino más bien de superación de obstáculos y trampas, y los puzles que hay que resolver en su gran mayoría tampoco tienen un reto más allá de la lógica o de pistas que encontremos a su alrededor.

Donde sí que hay que destacar el trabajo de Crystal Dynamics es en el apartado visual. Los paisajes incas son de extrema belleza y la representación de todos los lugares y la naturaleza tiene un nivel alto, sobretodo si puedes disfrutar del juego a 4k ya sea en PlayStation 4 Pro o en Xbox One X. Con mi PlayStation 4 a secas no he llegado a los extremos vistos en esas consolas, pero aún así el juego luce de maravilla, a la misma altura si cabe que el último Uncharted. Utilizad si podéis el modo foto porque realmente es impresionante y una novedad dentro de la saga.

Shadow of the Tomb Raider

De la misma forma que en este último también tendremos secciones como cuando ocurre una inundación o un terremoto en el que tendremos que salir corriendo y elegir el camino corriendo a la vez que saltamos, superamos obstáculos y utilizamos nuestro gancho para saltar todavía más lejos. Secciones muy gratificantes tanto en lo emocionantes que suponen como en lo gráfico. Pero, dónde el juego cojea es en las animaciones de los NPC y personajes con menor importancia, cuyo acabado y gestos, e incluso integración con nuestra protagonista resulta hasta cómico.

El apartado sonoro es otro en el que Shadow of the Tomb Raider no deja de sorprendernos. Localización perfecta, incluso con personajes indígenas hablando un castellano con acento (aunque descontextualizado porque nadie se cree que un pueblo perdido sea capaz inmediatamente de mantener una conversación a la primera con una extranjera nada más llegar). La música ideal también encaja a la perfección con su banda sonora con la aventura de Lara y los sonidos en las cavernas y en nuestro periplo por la selva es de auténtica sensación de estar allí.

Shadow of the Tomb Raider

Conclusión

Podemos pensar que Shadow of the Tomb Raider no es la entrega más ambiciosa de Lara Croft, pero sí que es la saga que se acerca más a sus orígenes y en la que veremos un mayor cambio de actitud de la protagonista. La vuelta a la exploración, a descubrir tumbas y criptas a costa de interactuar más con los pobladores de las diferentes zonas y de renunciar a más tiempo de combates. Si eres seguidor de la saga no puedes perderte Shadow of the Tomb Raider, tampoco si quieres ver todo el potencial que te ofrecen las pantallas a alta resolución junto con el buen hacer de las consolas que ofrecen esta capacidad técnica.

8

Nos consolamos con:

  • Excelente apartado gráfico.
  • Jugabilidad más equilibrada con menos importancia a los combates y más a la exploración de tumbas.
  • Conocer el fin de la trilogía y lo que determina el carácter futuro de Lara Croft.

Nos desconsolamos con:

  • Más fácil de superar que entregas anteriores.
  • Lara parece inmune a todo, incluso sabe comunicarse con indígenas que nunca habían visto un extranjero.
  • No aprovechar más los androides para generar un poco de tensión.

Ficha

  • Desarrollo: Crystal Dynamics
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 13/09/2018
  • Idioma: Voces en Inglés y textos en Castellano
  • Precio: 59,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *