7

Scribblenauts Showdown

Scribblenauts Showdown

A mí el sector del videojuego no para de sorprenderme, hace algún tiempo se lanzó al mercado el primer título de la franquicia Scribblenauts que permitía al jugador tener una mayor participación dentro del propio juego al poder crear personajes tales como una hidra o un dragón por poner un ejemplo.

Desde luego el juego fue un éxito y el problema principal de todo aquel juego que se convierte en éxito es el hecho de que rápidamente empiezan a salir secuelas año tras año que acaban desgastando a esa original idea del primer título. Eso es algo bastante común y esta franquicia no se iba a librar, de hecho hace bastantes años que no hemos visto una nueva entrega después de haberse lanzado algunas de manera continuada y de hecho Scribblenauts vuelve de una manera completamente nueva y diferente a lo que hasta la fecha conocíais, viene para llenarnos la casa de mini juegos y hoy os contamos que nos ha parecido y que os ofrece.

La fiesta llega al salón de tu casa

Este nuevo juego de Scribblenauts tiene 3 modos de juego diferenciados entre sí: cara a cara, Duelo y Modo Libre, cada uno con sus virtudes y especialmente indicados según la cantidad de jugadores que estén en la partida siendo el máximo de ellos 4. Así mismos hay otra opción como la posibilidad de crear nuestro propio Scribblenaut con los objetos que vayamos desbloqueando y comprando a medida que vamos realizando ciertas acciones en el juego.

Scribblenauts Showdown

Vamos a meternos de lleno en los modos de juego empezando por el de cara a cara que viene a ser el típico versus de toda la vida. Aquí los jugadores competirán entre ellos en una partida de 5, 7, 9, 15 o 25 rondas en mini juegos de palabras o rapidez que decidirán quién de los competidores es el vencedor. Este es el modo más rápido y directo ya que será la CPU quien escoja el mini juego a realizar dependiendo de si hemos escogido jugar los de palabras, rapidez o ambas categorías mezcladas. Lo lógico sería por ejemplo que si hacemos una partida de 9 rondas quien haya ganado 5 ganara la partida aun quedando en juego 4 aun por disputar, efectivamente ese jugador ha ganado la partida sin embargo tendrán que jugarse las 4 rondas restantes a pesar de que ya haya un ganador. En las partidas que hagamos de rondas cortas verdaderamente no será un problema excesivamente molesto, sin embargo si optamos por la de 25 puede hacerse un poco largo si ya llevamos 14 rondas y hay un marcador de 13 a 1 y en donde el vencedor ya está más que decidido.

El modo duelo es donde vamos a sacarle más miga con los amigos, el modo en donde la estrategia es casi igual de importante que el azar y en donde todo puede cambiar incluso en el último momento. Este modo irremediablemente te va a sonar mucho si has podido jugar a títulos como Mario Party o Itadaki Street ya que la mecánica es muy similar, nuestros personajes se moverán a través de un tablero a razón de las cartas que juguemos con el objetivo de llegar a la última casilla. Al comenzar la partida se nos otorgarán una serie de cartas con diferentes efectos que tendremos que jugar para poder movernos o en su defecto retrasar el avance de nuestros rivales, en cada nuevo turno de cada jugador este recibirá una carta nueva que podrá jugarla inmediatamente o bien guardarla y optar por alguna de las que ya tenía. Hay cartas de todo tipo que permiten entre otras cosas avanzar casillas de manera directa, intercambiar posiciones con otros jugadores, robar una carta a un rival, obtener una nueva mano de cartas… por supuesto que no pueden faltar tampoco las cartas de mini juegos que nos permitirán, si ganamos el mini juego, avanzar hacia nuevas casillas u otros efectos como hacer retroceder a nuestro rival o incluso robarles una carta entre otros. Este es el único modo que entrecomillas nos permite elegir que mini juego jugar siempre que tengamos esa carta mientras que en cara a cara tendremos que jugar directamente el que elija la CPU.

Scribblenauts Showdown

Por ultimo tenemos el denominado como modo libre, aquí se nos propone una serie de escenarios en donde tendremos que cumplir una serie de requisitos para satisfacer a los personajes que aparecen en los mismos, a cambio nos darán los starlites con los que comprar las diferentes modificaciones para personajes. En total son 8 escenarios en donde podremos poner en los mismos todo aquello que esté disponible en el amplio diccionario del título, pudiendo hacer cosas tan descabelladas como poner un dinosaurio en mitad de un barco en donde se los ira comiendo a todos o incluso poner a varios monstruos en un mismo lugar para ver una pelea de infarto entre ellos. Este modo también se puede jugar con un amigo más, sin embargo lo veo mucho más indicado para ser el modo de juego para un solo jugador a pesar de que podemos disfrutar de los otros dos contra la propia IA en 3 niveles de dificultad.

En cuanto a los mini juegos presentes tenemos para todos los gustos, para que os hagáis una idea de ellos podemos deciros que en el mini juego titulado “¡a volar!” iremos subidos sobre aquello que hayamos especificado sorteando los obstáculos al puro estilo del Flappy Bird. Pero también hay otros clásicos como los de machacar botones a alta velocidad e incluso una especie de Dance Dance Revolution pero en vez de usar los pies para pulsar las teclas usaremos las manos. La verdad es que son muy fáciles de jugar y usan todas las funciones del mando, en PlayStation 4 que es donde lo hemos jugado haremos uso del sensor de movimiento para algunos de ellos.

Scribblenauts Showdown

El mayor problema de este título lo vamos a encontrar en la rapidez en conseguir jugar a todos los mini juegos que incluye, para ser exactos un total de 24 dividido en las dos categorías. Esto hace que al final acabemos por jugarlo con amigos que es donde verdaderamente se disfruta de manera más que considerable o por el contrario acabemos recogiendo la mayor cantidad de starlites para poder comprar todos los objetos que vamos desbloqueando y conseguir todos los trofeos. Otra de las cosas que veo como un error es el hecho de no tener un selector de que pruebas hacer en cada momento, para así centrarnos única y exclusivamente en aquellas que requieran de ciertos requisitos para conseguir el trofeo como por ejemplo en demolición y derribar la torre enemiga en 8 golpes o menos, esperemos que el estudio se dé cuenta de esto y dicha opción se pueda añadir por medio de un parche ya que es bastante frustrante no poder centrarte en la que te falta para conseguir ese trofeo.

Gráficamente el juego sigue manteniendo la estética de la franquicia Scribblenauts, esto significa que tendremos unos personajes con una apariencia típica de un dibujo y de vivos colores. Para aquellos que sean seguidores de esta franquicia es algo que les viene especialmente bien pues no van a notar un salto excesivo entre los juegos anteriores y este, sin embargo a aquellos jugadores que lo juegan por primera vez seguramente esperaban algo que hiciera esforzarse más a las actuales plataformas. Esto no es del todo malo ya que a mí personalmente esta estética me llama bastante la atención ya que se aleja de los últimos lanzamientos del mercado y además permite que el juego corra perfectamente en lo que a tasa de frames se refiere. Otro de los puntos a tener en cuenta es su banda sonora, en todo momento son melodías alegres que nos mantienen en ese estado de fiesta que es lo que pretende transmitir el juego, una reunión con amigos o un momento tuyo en intimidad y que busca esa diversión sin complicaciones. Este título cuenta únicamente con melodías ya que no está doblado, lo que sí está es subtitulado a nuestro idioma lo que viene siendo los tutoriales para que aprendamos a jugar a los diferentes mini juegos.

Scribblenauts Showdown

Scribblenauts nos trae la fiesta a nuestras consolas

He de reconocer que no soy fan de la saga Scribblenauts, de hecho esta es mi primera aproximación con estos peculiares personajes. Algo había leído al respecto de lo que proponían en el resto de sus juegos y la verdad es que es muy diferente a lo que se había hecho hasta ahora con Maxwell y compañía.

Este es un juego plenamente social, es cierto que se puede disfrutar de manera completa de forma individual pero es en esos piques con tus amigos donde está su esencia. En ese sentido me quedo con el modo duelo ya que permite cierta estrategia y azar para alzarte con la victoria.

Pero no todo van a ser bondades, el juego es verdad que es excesivamente corto en lo que a cantidad de mini juegos se refiere. Tiene un total de 24 divididos en dos grupos que a simple vista pueden parecer más que suficientes pero al no poder elegir realmente cual jugar salvo que en el modo duelo te salga la carta de dicho juego en ocasiones puedes repetir el mismo mini juego 3 o 4 veces en una ronda un poco larga.

7


Nos consolamos con:

  • Muy divertido con amigos.
  • El modo duelo mezcla mini juegos y estrategia a partes iguales.
  • A pesar de ser un juego puramente social es perfectamente jugable de manera individual.

Nos desconsolamos con:

  • Lamentablemente se vuelve rapidamente repetitivo.
  • Falta la opcion de poder elegir en todo momento que mini juego quieres jugar.

Ficha

  • Desarrollo: Shiver
  • Distribución: Warner Bros Games
  • Lanzamiento: 09/03/2018
  • Idioma: Textos en Castellano
  • Precio: 39,99€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *