8

RunGunJumpGun

rungunjumpgun

Los auto-runner se han hecho muy populares sobre todo en dispositivos móviles, al ofrecer juegos con acción instantánea perfectos para cualquier momento. El problema es que se han ganado una reputación algo negativa por los “endless” runners, donde escenarios generados de forma procedimental continúan hasta que morimos, algo que cada vez es más sencillo. Sin embargo, a veces se pueden lograr títulos de plataformas muy interesantes con la idea de que el personaje no pare de moverse, si a eso le unimos un buen diseño de niveles y unas mecánicas sólidas.

En móviles ya disfrutamos de los Rayman, y a la lista de juegos que usan bien esta idea podemos sumar el genial RunGunJumpGun, lo último de Gambitious para PC. Normalmente los títulos de los juegos suelen representar algún aspecto del juego, mientras que aquí literalmente explican las mecánicas principales: correr, saltar y disparar. ¿Listos para visitar planetas a punto de ser destruidos en busca de preciados recursos?

La historia del título es una mera anécdota, estando toda la importancia del juego en la propia jugabilidad. Básicamente, controlamos a alguien visita planetas que están a punto de ser destruidos, ya que hay una sustancia que recolectamos. Antes de cada nivel hay algún personaje que nos dicen algo para ir descubriendo esta sencilla premisa, mediante bastantes mensajes crípticos, eso sí.

RunGunJumpGun

En el juego podremos visitar hasta tres planetas diferentes, aunque antes hay que desbloquear los dos últimos. Para ello, tenemos que conseguir el número necesario de puntos en los anteriores niveles. Luego, cada mundo se divide en 40 niveles, por lo que tendremos a nuestra disposición unos 120 niveles, cifra nada despreciable pese a lo cortos que resultan.

En esencia, nuestro objetivo en cada fase es llegar hasta el nivel sin morir. Con un solo golpe o si nos atascamos en algún obstáculo moriremos, teniendo que volver al principio del nivel o al último punto de control, si es que había uno en el nivel. Creedme, vamos a morir muchísimo, por lo que es de agradecer que resucitemos casi de forma instantánea, con una animación que nos traslada al punto de reaparición.

Con tan solo dos botones realizaremos todas las acciones de nuestro personaje. Con un botón podremos disparar hacia delante. Con el otro, saltaremos al impulsarnos mediante disparos al suelo. Esto es muy importante, ya que no podremos disparar hacia delante y saltar, algo muy importante cuando intentemos reventar obstáculos que estén delante nuestra en mitad de un salto.

RunGunJumpGun

A simple vista, puede parecer que el juego es extremadamente simple, pero nada más lejos de la realidad. El diseño de niveles es fantástico, ofreciendo algo completamente nuevo en cada planeta. El primero se centra mucho en pinchos, lanzallamas y sierras, mientras que en el segundo se introduce el teletransporte, al poder pasar de la parte inferior a la superior como si fueran una continuación.

Esto da lugar a niveles muy imaginativos, en los que tenemos que ser altamente precisos con nuestros movimientos. Por ejemplo, hay sierras que podemos destruir al disparar, pero al acabar con ellas, se mueven hacia delante como los enemigos al morir en un Super Mario, pudiendo dañarnos todavía en este estado, por lo que la respuesta no siempre es no parar de disparar. Lo mismo ocurre al saltar, ya que lo haremos disparando al suelo, teniendo a veces que mantenernos en el aire por la inercia que tengamos acumulada, ya que si disparamos podremos activar algo que acabará con nosotros.

Aunque nuestro objetivo es acabar cada nivel, también hay una serie de puntos a recoger en cada fase, estando en lugares que o bien nos pueden hacer la vida mucho más complicada por estar en lugares difíciles de acceder o directamente rozando algún obstáculo, o que nos pueden servir para encontrar la mejor ruta posible, como en una fase llena de lanzallamas. Como es complicado recogerlos absolutamente todos, aquí estará el elemento rejugable de RunGunJumpGun, que de lo contrario, ciertamente no sería muy largo.

RunGunJumpGun

Junto al modo estándar, donde vamos superando cada nivel de forma independiente, también existe un modo maratón en el que tenemos que completar todos los niveles de un planeta del tirón, lo cual es bastante desafiante como os podréis imaginar.

Técnicamente, el estilo pixelado funciona muy bien junto a la paleta de colores escogida, ya que nos permite identificar rápidamente los diferentes tipos obstáculos, elementos destructibles, etc. Lo más importante es que el juego es frenético, y se mueve todo a una velocidad endiablada. Su otro punto fuerte es el sonido, al contar con una banda sonora de lo más movidita que nos mantiene en el ritmo de juego en todo momento.

Conclusión

Si juntamos en un único juego a Flappy Bird, Super Meat Boy y los auto-runners, RunGunRunGun sería el resultado. Puede sonar a una mezcla que no funcionaría, pero ciertamente lo hace. Es cierto que el juego no es el más largo del mundo y se basa mucho en la repetición de niveles hasta hacerlos perfectos, pero resulta tremendamente divertido, y está diseñado de forma perfecta. Así que si os gustan los plataformas, los auto-runners o las experiencias desafiantes, el juego no os decepcionará lo más mínimo.

Nos consolamos con:

  • Jugabilidad precisa a más no poder, y muy compleja pese a tener solo dos botones a usar.
  • La banda sonora es increíble.
  • Mucha rejugabilidad. ¡Hay que conseguir todos los puntos!

Nos desconsolamos con:

  • Aunque hay 120 niveles, se pueden hacer algo cortos.

Ficha

  • Desarrollo: ThirtyThree
  • Distribución: Gambitious Entertainment
  • Lanzamiento: 31/08/2016
  • Idioma: Español
  • Precio: 7,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *