8

Ruiner

Ruiner

Hace tiempo que la distribuidora Devolver Digital se ganó cierto prestigio porque sus lanzamientos suelen ser juegos bastante buenos y, por lo general, arriesgados con ciertos temas que tocan. En su mayoría, esto se traduce en títulos de acción frenética con una alta dosis de violencia, aunque no son los únicos temas que se tratan (consumo / abuso de drogas, por ejemplo). El caso de Ruiner es uno de estos juegos que tienen un alto componente violento, y tras su paso por distintos sistemas aterriza en Nintendo Switch. Reconozco que, aunque lo conocía de oídas, no había jugado aun al juego, así que si queréis conocer más del título (y de su versión de Nintendo Switch) acompañadme en éste análisis.

Ruiner nos traslada a un mundo ciberpunk que podría ser el hijo bastardo surgido de una noche loca entre Blade Runner y Akira. Tecnología y decadencia se dan de la mano en unas calles con carteles de neón y nosotros estamos ahí en medio sin saber muy bien cómo hemos llegado hasta ahí (ni por qué). La historia nos lo irá narrando, mediante diálogos (en muchos de ellos podemos elegir como actúa nuestro personaje, por cierto), quienes son los personajes que buscamos, los sitios que visitamos y otros detalles de éste mundo. Sin ser una obra maestra de la narrativa, cumple su función y tiene hasta algún giro de guión.

Ruiner

A nivel de mecánicas, Ruiner es un twin stick shooter bastante frenético y que en algunos aspectos nos puede recordar a títulos como Hotline Miami (aunque las similitudes realmente no son tantas, ya os lo aviso). Con el analógico izquierdo moveremos al personaje, y con el derecho haremos que gire sobre su posición para mover su vista. Hasta ahí todo normal, pero en cuanto pasamos a la acción veremos ciertas peculiaridades: aquí siempre vamos armados con un arma cuerpo a cuerpo (empieza siendo una tubería, pero iremos cambiando en nuestro viaje) y una pistola (la llamada Ruiner) y que tienen munición infinita. Si lo preferimos, o el momento requiere de mayor potencia, podemos recoger armas de distinto tipo que encontremos por los escenarios o que suelten nuestros enemigos al morir, teniendo un completo arsenal (ametralladoras, escopetas, lanzadores de rayos, láseres, katanas…) con sus particularidades y, estos sí, con munición limitada.

En cuanto a la acción en sí, se desarrolla en niveles bastante grandes (y que vale la pena explorar) y que, según avancemos, nos iremos topando con pequeñas “arenas” en las que combatir contra distintos tipos de enemigos (incluidos bosses y minibosses, con mayor vida y rutinas de ataque más complejas). Los enemigos nos irán atacando sin compasión, aunque nosotros tampoco la tendremos con ellos, y gracias a nuestros ataques cuerpo a cuerpo (con el botón L) y los disparos de nuestras armas a distancia (con ZL) daremos buena cuenta de ellos. También podemos asignar (si lo desbloqueamos previamente) un dispositivo al botón Y (por ejemplo unas granadas que dañan a los enemigos en un área cercana a nuestro personaje) y otro al botón ZR (un escudo contra los disparos, por ejemplo), así como podemos hacer uso de una esquiva con el botón R, y hasta podremos realizar espectaculares ejecuciones presionando el analógico izquierdo.

Ruiner

Sabéis que no detallo demasiado en mis análisis el control del juego (considero que eso es tarea del juego y/o su manual), pero en el caso de Ruiner quiero hacer hincapié porque, aunque hay bastantes acciones a realizar y es un título que en los momentos de acción es muy intenso, su esquema de control está bien pensado y no es excesivamente lioso.

Habéis visto que hablo de desbloqueables, de exploración y de cosas que poco tienen que ver (directamente) con el combate, y es que el juego tiene un cierto componente de evolución del personaje, ya que además de cambiar de arma “base” automáticamente (y de manera permanente) en determinados puntos de la aventura, iremos consiguiendo karma a lo largo de la aventura (ya sea en combate, abriendo cajas que hay por los mapas o incluso en alguna interacción con personajes de la ciudad) con el que subiremos de nivel nuestro personaje. Esto no modificará nuestras estadísticas base, pero sí nos dará puntos de habilidad con los que comprar habilidades o equipo del que comentaba antes, e incluso para mejorarlo.

Ruiner

Y hablando de la ciudad, comentar que será el hub del juego, en el que nos encontraremos con diferentes personajes que harán avanzar la trama y que nos indicarán donde hay que ir a continuación. Los niveles propiamente dichos son 3, divididos en diferentes secciones hasta dar con un total de 16 escenarios en los que masacrar enemigos. Personalmente me ha llevado unas 4 o 5 horas terminar la historia, y el juego tiene además un modo contrareloj (se elimina todo lo que es la ciudad y las conversaciones para pasar directamente a la acción) y un modo supervivencia con el que entrar en arenas de combate a demostrar nuestra valía, y de paso alargar un poquito más la duración del título.

A nivel técnico es una gozada, muy detallado y con un rendimiento sólido incluso en Nintendo Switch. Los personajes están bien animados y tienen modelados distintos según el nivel al que juguemos, además de mostrar múltiples efectos (disparos, chispas, humo, explosiones, etc.) sin sufrir demasiado. Los niveles son relativamente variados, aunque los que forman parte de un mismo escenario, obviamente, se parecen entre ellos, algo que desmerece un poco el conjunto. A nivel sonoro, decir que los efectos están muy cuidados y la música le va muy bien a la ambientación opresiva: es machacona, pero tampoco se hace molesta y acompaña bien la acción.

Conclusión

Ruiner es un muy buen twin stick shooter, con unos controles pulidos y una historia original. Su ambientación ciberpunk y su brutalidad en combate hacen que, en conjunto, el juego sea interesante y divertido a partes iguales. Tiene una duración muy correcta, pues ya sabéis que a veces menos es más, y este género puede acabar haciéndose pesado en juegos muy largos, y es de esos juegos que te dejan con un sabor buenísimo en la boca y, sobretodo, con ganas de más. 

8

Nos consolamos con:

  • Visualmente muy potente, especialmente a nivel artístico
  • Tiene una duración perfecta en su historia, y si nos quedamos con ganas de más, hay algunos modos de juego extra
  • Las capas de personalización del personaje, añaden variedad

Nos desconsolamos con:

  • Se agradecería más variedad en los escenarios (hay 3 ambientaciones «base»)
  • La trama es interesante, pero creo que podía dar más de sí

Ficha

  • Desarrollo: Reikon Games
  • Distribución: Devolver Digital
  • Lanzamiento: 18/06/2020
  • Idioma: Textos en español
  • Precio: 19,99€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *