7

Root Letter

root-letter

Con la proliferación de los medios electrónicos, ahora cuando queremos enviar un mensaje usamos correos electrónicos, tweets o WhatsApps. Esto ha hecho que se pierdan ciertas tradiciones, como el uso de cartas al uso, y con ellas, el tema de amigos por correspondencia, o “penpals” por su término en inglés. Está claro que todavía se pueden hacer amigos lejanos por medio de Facebook y demás medios, pero no es lo mismo.

Precisamente en los penpals es en lo que se centra Root Letter, una nueva novela visual con ligeros toques de aventura gráfica y Phoenix Wright, ya que nos tocará adentrarnos en un misterio relacionado con nuestra amiga por correspondencia de la infancia. Todo esto al mismo tiempo que hacemos turismo, porque investigar y disfrutar de la zona no tienen por qué estar en contra. ¿Listos para viajar a la ciudad de Matsue para desentrañar uno de sus principales misterios?

Nosotros tomaremos el papel de Max (este es su apodo, ya que su nombre lo podemos cambiar), un joven que tras acabar los estudios universitarios, rememora su época de instituto. Durante su último año, gran parte del apoyo vino por parte de Aya Fumino, una amiga por correspondencia de la ciudad de Matsue. Al revisar sus cartas, descubre una que no abrió en su momento y no tienen ningún tipo de sello, dejando un mensaje de lo más inquietante: que había matado a alguien.

root-letter

Ante este intrigante mensaje, Max decide ir unos días a Matsue para encontrar a Aya y descubrir a qué se refería con esta última carta. Cómo no, encontrar a Aya no va a ser tan sencillo, ya que al llegar descubre que Aya Fumino murió años antes de tener siquiera a su amiga por correspondencia, y los amigos de la supuesta Aya tienen un secreto que quieren mantener oculto.

No quiero entrar más en detalle, porque obviamente la historia es lo principal en toda novela visual, y Root Letter no es una excepción. El argumento como tal no está nada mal, siendo bastante interesante ver qué narices ocurrió hace tantos años como para que se tenga que mantener en secreto, además de descubrir qué le pasó a Aya o quien sea que nos haya mandado esas cartas.

El desarrollo de la historia no está mal planteado, al descubrir la identidad de uno de los amigos de Aya en cada capítulo, teniendo que investigar antes en base a los datos de la carta que leeremos en ese capítulo, y luego arrinconar a quien pensamos que es el amigo para que diga la verdad. Para ello, estaremos ante un momento a lo Phoenix Wright o como los juicios de Danganronpa, teniendo que usar las pistas adecuadas para pillarles y que confiesen.

root-letter

Poco a poco nos iremos haciendo una idea de qué fue lo que pasó hace años, aunque el ritmo de la historia por desgracia se va diluyendo a medida que avanzamos. La identidad de algunos personajes es un misterio, mientras que otros están cantadísimos, lo que hace la parte de investigación algo tediosa al habernos adelantado al propio protagonista. Además, lo que vamos descubriendo sobre Aya no siempre es muy relevante, haciendo que algunos capítulos parezcan casi de relleno.

La conclusión tampoco es algo que me haya gustado demasiado. Hay un total de 5 finales, pudiendo desbloquearlos en función de las respuestas que les demos a las cartas con las que arranca cada nivel. Estas respuestas sólo afectarán a los dos últimos capítulos del juego, mientras que todos los demás siempre serán iguales, sin importar en absoluto estas “decisiones”. Las entrecomillo, porque tampoco parecen muy importantes, y el hecho de que por una respuesta en una carta cambien de forma tan dramática el resultado me parece que está muy cogido con pinzas.

Al menos, hay pistas y detalles a lo largo de toda la aventura para que cada final tenga algo de sentido, incluyendo los más extravagantes. Como os podréis imaginar, para ver cada desenlace de Root Letter habrá que rejugar los capítulos y dar las diferentes contestaciones posibles a las cartas. Por suerte, tras completar una vez la historia podremos saltarnos los capítulos hasta llegar al 8, lo que hace la búsqueda del 100% bastante más llevadera. Aun así, se me escapa por qué no podemos saltar el capítulo 8 también, cuando siempre se jugará de la misma forma, independiente de a qué desenlace vayamos a llegar en los capítulos 9 y 10. Esta rejugabilidad aumenta la vida útil del juego, que de lo contrario se quedaría en unas 6-7 horas, en función de lo rápidos que seamos leyendo.

root-letter

Como os podréis imaginar, al ser una novela visual, las mecánicas jugables de Root Letter son bastante escasas. Aun así, hay ciertos elementos que recuerdan a las aventuras gráficas, como poder elegir hacia dónde ir a continuación, poder usar objetos del inventario, preguntar a los personajes con los que nos crucemos o pensar por si nos quedamos un poco atascados. Además de, cómo no, los momentos de investigación con los que acaban cada capítulo, siendo fácilmente los que más se disfrutan de toda la aventura.

Algo a destacar, y que afecta a absolutamente todo el título es el idioma. Como es demasiado habitual con este género (¿hay alguna novela visual que haya llegado traducida?), el juego nos llega totalmente en inglés. Por tanto, si no se tiene un alto dominio del idioma, estaremos perdidos. Aun así, a veces cuesta entender algunos términos al referirse a costumbres japonesas, ya que el título hace también de guía turística de la ciudad de Matsue, que existe en la realidad y nos la pintan realmente hermosa, clásica y mística.

Técnicamente, hay una parte muy positiva y otra muy negativa. Por un lado, hay un gran número de ilustraciones, siendo todas ellas preciosas. Es una delicia tener una novela visual con tanto de visual, que algunos títulos se olvidan mucho de esta parte. Las voces en japonés también están a muy alto nivel. El problema, sin embargo, viene por la música. Los temas como tal no están mal, pero durante casi todo el juego estará en bucle la misma canción, y llega a cansar una barbaridad. Cada vez que cambia la música me daban ganas de saltar de alegría para quitarme el tema de la cabeza.

root-letter

Conclusión

Root Letter es una novela visual con varias partes muy positivas que la hacen muy recomendable para los amantes del género. Su factura visual, junto a sus partes de investigación son sin duda sus puntos fuertes. Sin embargo, también hay algún que otro problemilla a destacar. La historia, por un lado, parte de una premisa cogida con pinzas (si tanto apreciaba a esa amiga por correspondencia, ¿cómo es que tenía una carta sin abrir suya?), y tanto el ritmo como algunos desenlaces dejan algo que desear. Al menos no se puede negar que los finales son variados, ya que los cambios de unos a otros son tremendos, y dan lugar a tipos de historias bastante diferentes.

Con todo esto, si os gusta el género y las historias de misterio, entonces Root Letter os enganchará pese a sus defectos. Si por el contrario preferís otro tipo de historias, será mejor que esperéis a otras novelas visuales, que al menos el género está tan activo últimamente que es fácil encontrar el tipo de juego que más atraiga a cada usuario.

7

Nos consolamos con:

  • Visualmente es precioso. Ojalá todas las novelas visuales tuvieran tantas ilustraciones y tan bonitas.
  • Gran doblaje en japonés. Te venden los actores a sus personajes.
  • Las partes de investigación son muy divertidas.
  • 5 finales muy diferentes entre sí…

Nos desconsolamos con:

  • … Aunque no siempre son muy satisfactorios.
  • La canción principal termina por cansar de lo mucho que se repite.
  • El ritmo decae hacia la mitad de la aventura.
  • Completamente en inglés.

Ficha

  • Desarrollo: Kadokawa Games
  • Distribución: PQube - Badland Games
  • Lanzamiento: 28/10/2016
  • Idioma: Textos en Inglés y voces en Japonés
  • Precio: 39,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *