6

Resident Evil: Revelations

La saga Resident Evil es de las más cambiantes que hay en el mundo de los videojuegos. Empezó como un survival horror al uso, para ir acercándose a la acción, pareciendo más una película de Michael Bay en la sexta entrega principal que un título de terror. Aunque Resident Evil 7 ha recuperado el espíritu original de la saga, hubo un tiempo en el que la franquicia no tenía muy clara su identidad. En un intento de volver a sus raíces, Capcom inició el spin-off Revelations, empezando primero en Nintendo 3DS, y luego dando el salto a todas las demás plataformas.

Aunque se originó en portátiles, Resident Evil: Revelations se ha ido publicando en más plataformas, hasta llegar a PS4 y Xbox One recientemente, y dentro de algo más de un mes en Switch. ¿Estará a la altura esta entrega tras los juegos más recientes de la saga para los usuarios de las nuevas consolas?

Esta versión no ofrece cambios más allá de unos pequeños cambios visuales, por lo que la campaña presenta el mismo argumento. Estando situado entre la cuarta y la quinta entrega de la saga, seguiremos a Jill en una misión para la BSAA, donde tiene que investigar junto a su compañero Parker el Queen Zenobia. Al final todo resulta ser bastante más complejo de lo que parecía inicialmente, al estar todo lo que ocurre en 2005 con el Desastre de Terragrigia y el grupo terrorista Veltro.

La historia no es que sea gran cosa, al contar con giros de guión de lo más previsibles, y en general, no aportar demasiado. Al menos, los personajes siguen siendo carismáticos. La verdadera protagonista del título es Jill, aunque también controlaremos a varios otros personajes, como Chris o Parker, en situaciones muy concretas. Una de las peculiaridades de la trama es que se muestra como si fuera una serie de televisión, contando con un “Anteriormente en Resident Evil: Revelations” al iniciar cada uno de los 12 episodios.

A nivel de mecánicas, estamos ante una versión evolucionada de los controles vistos en las entregas desde Resident Evil 4, por lo que tenemos una perspectiva desde el hombro, pero ahora contamos con una buena movilidad al apuntar. En esto está muy bien, ya que incluso contamos con la posibilidad de realizar esquivas, lo que nos convierte en agentes bastante capaces de acabar con todas las BOWs que se nos pongan por delante.

Durante la campaña, tendremos momentos algo más “tranquilos”, pensados en meternos de lleno en la atmósfera del Queen Zenobia, para ponernos tensos ante cualquier ruido extraño que escuchemos. Luego habrá momentos más de acción, con jefes finales incluidos, por lo que tener una buena cantidad de munición y hierbas medicinales será esencial si queremos salir con vida.

Sobre el papel, todo suena bastante bien, pero hay varios problemas que hacen notar que estamos ante un juego que se originó en Nintendo 3DS. Para empezar, los escenarios no son demasiado grandes, y hay puertas que sirven como claras pantallas de cargas para separar zonas, tardando demasiado en cargar para estar en una consola potente como PS4.

También me chocan varias mecánicas, como por ejemplo, las esquivas. Más que esquivar, el movimiento nos da unos segundos de invencibilidad, ya que hay un jefe con el que aunque esquives, claramente te sigue llevando por delante, pero como estás con esa animación, no hay problema y no te hace daño. Esto crea una desconexión importante entre lo que hacemos y lo que vemos en pantalla.

El diseño de los niveles y los combates tampoco es que sean los mejores del mundo. A veces están bien, pero otras veces te quedas con la sensación de que se podría haber hecho algo más. Es lo que tiene haber probado esta entrega después de su secuela directa, que es muchísimo mejor en todos los apartados. Por no dar, no da ni miedo, y algunas secuencias de combate en Resident Evil: Revelations son bastante pobres, como las secciones en una torreta. Puede que sea una opinión impopular, pero acabé pasándomelo muchísimo mejor con Resident Evil 6 que con esta entrega.

A pesar de estos problemas, la campaña se puede llegar a disfrutar, aunque tampoco es que dure demasiado. En unas 6 horas se puede completar sin ningún problema, y aunque se necesite algo más para conseguirlo todo, tampoco es que anime mucho el juego a hacerlo. El ritmo de la campaña es desigual, con momentos entretenidos y otros de puro relleno para hacerte recorrer las mismas secciones del barco una y otra vez. Aunque a veces el propio Parker diga en broma que nos tienen dando vueltas por el barco, eso no hace que sea más divertido de vivir.

Fuera de la campaña tenemos el modo Asalto, que no está nada mal, pero de nuevo, palidece cuando se compara con lo visto en la secuela. Aquí la gracia es que para desbloquear más niveles tendremos que superar niveles de la campaña de forma obligatoria, y luego, meternos de lleno en este modo. No poder jugar a pantalla partida le hace daño, ya que sólo se puede jugar cooperativamente online. Es un divertimento interesante, pero tampoco algo excesivamente llamativo.

Técnicamente, Resident Evil: Revelations tiene el peso de venir de Nintendo 3DS, y no es que se haya retocado mucho en su salto a PS4 desde la anterior versión para consolas de sobremesa. Las escenas de vídeo cuentan con modelos de personajes bastante limitados, junto a unas texturas que a veces se ven en primer plano que dan bastante miedo. En el juego como tal, todo luce algo mejor, pero tampoco demasiado. Algunas animaciones están algo desfasadas, y los diseños de los enemigos son algo simples cuando se comparan con los de otras entregas de la saga. El sonido sí que está mejor, gracias a unos buenos efectos de sonido y un gran doblaje al castellano.

Conclusión

Puede que en una portátil Resident Evil: Revelations logre destacar al ofrecer una experiencia más o menos completa dentro de la saga, y hasta con algunos momentos de tensión bien logrados. Sin embargo, en los tiempos que corren y con su secuela directa disponible, me cuesta recomendar esta entrega. Revelations 2 es muchísimo mejor en todos los apartados: los gráficos están a la altura, la trama está mejor, y sobre todo, el espíritu de survival horror está mucho más logrado. La experiencia es infinitamente mejor en la secuela, y en caso de que queráis jugar toda esta sub-saga, entonces disfrutaréis de esta entrega. Si queréis adentraros en los spin-off Revelations, entonces empezad directamente por su secuela, que es más divertida, aterradora, intensa y completa.

6

Nos consolamos con:

  • Gran doblaje al castellano de todas las voces.
  • Situaciones intensas.
  • El modo Asalto.

Nos desconsolamos con:

  • Se nota mucho el origen de Nintendo 3DS.
  • Técnicamente hay algunos aspectos que apenas se han retocado y “cantan” mucho.
  • Algunas secciones muy aburridas dentro de la campaña.

Ficha

  • Desarrollo: Capcom
  • Distribución: Capcom/Koch Media
  • Lanzamiento: 29/08/2017
  • Idioma: Textos y voces en Español
  • Precio: 24,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *