9

Resident Evil 2 Remake

Resident Evil 2 Remake
Recuerdo perfectamente mi primera experiencia con Resident Evil 2 hace ya más de dos décadas. Recuerdo el resultado de aquellos primeros minutos de juego, de cómo provocaron en mi joven e inocente persona, sentimientos de verdadero terror. El tramo entre Raccoon City y la comisaría de policía me pareció brillante. Recuerdo perfectamente todos esos zombis deambulando por unas calles que hablaban de miedo y destrucción, de sangre y fuego; parecía un puto holocausto zombi. Estaba ante algo realmente grande y el horror acechaba en cada esquina. El único lugar que parecía adecuado para resguardarse de tanto horror, la Armería Kendo, resulto ser aún más desalentador, con un asalto masivo de zombis que nos giró el corazón a todos.

Tras llegar a la comisaría, y cuando parecía que las cosas se iban a relajar un poco, el juego nos trasladaba a aquella horrible mansión del primer Resident Evil, con un montón de sustos y gemidos extraños en cada instancia, con nuevos y peligrosos enemigos, con un montón de puzles que resolver, pero también, con nuevos aliados y nuevas armas con las que afrontar semejante toque de queda. El título original fue una experiencia única, épica, inigualable y Capcom, que sabía muy bien lo que se jugaba con esta adaptación, ha trasladado perfectamente… ¡No! ha superado con creces las expectativas de una obra maestra ideada, en su día, por el gran Hideki Kamiya y ejecutada por otro grande de la industria nipona: Shinji Mikami.

Me divierte mucho pensar que, paradójicamente, las mecánicas y el tipo de cámara utilizado en Resident Evil 4 ha nutrido, no solo a todos los juegos de acción en tercera persona en general, sino también a Resident Evil 2 Remake a ser lo que es, a ejecutarlo como se ejecuta, el Leon S. Kennedy del futuro ha mejorado al Leon S. Kennedy del pasado. Llamémosle regresión constructiva, brujería o simplemente ironía. Sea como sea, Capcom ha escuchado a los fans que pedían este “remake” y a diferencia de Square-Enix, ellos no tienen a Nomura, lo que les ha permitido publicar su juego en la generación de consolas para el que fue anunciado.

La calamidad de Raccoon City

Porque categorizar a esto de incidente es quedarse corto. Todo el mundo conoce, quien más y quien menos, lo que ocurre a nivel argumental en Resident Evil 2 por lo que tampoco ahondaré demasiado en este aspecto. Lo único que se debe saber es que Umbrella Corporation, la popular farmacéutica es en realidad algo mucho más grande y oscuro. Tras varias capas superficiales entre las que se encuentran los zombis infectados por el Virus-T y criaturas aparentemente indestructibles como Mr. X, se encuentra lo que es verdaderamente Umbrella, un complejo enterrado en las profundidades de Raccoon City donde se cocina todo el meollo, con el enloquecido virólogo William Birkin protegiendo su creación más preciada, el Virus G.

El inicio de este Resident Evil 2 Remake nos sitúa en una gasolina a las afueras de la ciudad. En ella tomamos el control de Claire Redfield, la hermana del legendario S.T.A.R.S Chris Redfield, o de Leon Scott Kennedy, el novato que empieza a trabajar en el cuerpo de policía de Raccoon City. Es en esta estación de servicio donde se puede comprobar dos cosas. La primera, sin lugar a duda, son los parámetros de producción entre los que se mueve el juego, con entornos oscuros y aterradores y una jugabilidad muy fluida y rápida. La segunda, evidentemente, es la forma de narrar la historia, que cambia sustancialmente, pero sin perder aquellos elementos que hacen que no te suene raro, distinto, demasiado diferente a lo que era originalmente Resident Evil 2.

Resident Evil 2 Remake

Este punto es crítico, ya que entra en juego nuestro recuerdo, nuestra experiencia personal y puede que algún tramo del juego pueda resultar una decepción, o quizás no. En mi caso particular, tengo algunos sentimientos encontrados con el juego a nivel argumental, ya que como he comentado al inicio de este análisis, tengo un gran recuerdo del inicio del juego en la versión original y esta adaptación me lo ha roto por completo. Esperaba sufrir una oleada zombi descomunal, esperaba atravesar de nuevo la Armería Kendo; en definitiva, esperaba disfrutar mucho más de la ciudad y, sin embargo, llegar a la comisaría ha sido excesivamente corto, excesivamente insulso y excesivamente decepcionante; la cosa no había empezado bien.

Pero que cojones, la comisaría lo curó absolutamente todo. Es como multiplicar por mil la sensación de pánico y terror. Era pasear por cada uno de los pasillos, arma en alto, como si esperase una amenaza desde cualquier ángulo. Lo gracioso es que eso sí ocurría en el momento en el que bajaba la guardia… ¡Hostia puta! Que mal lo he pasado jugando a este juego. Si algo hace bien Resident Evil 2 Remake es que no solo sabe trasladar el terror – psicológico y no psicológico – de su versión original, sino que lo multiplica hasta cotas insospechadas. Para colmo, al tener total control de movimiento de la cámara, se debe controlar todos los flancos, algo que no ocurría antes al tratarse de planos cerrados.

Resident Evil 2 Remake

¿Pero es todo tan perfecto? Desde luego que no. Si algo canta, es la forma en la que transcurre la aventura. No se si es por la fluidez del juego, por la eliminación de las famosas animaciones de abrir puertas, o qué se yo. El problema que veo es que el juego lo he sentido muy rápido, como atropellado. Es posible que mi memoria me esté jugando una mala pasada y recuerde el Resident Evil 2 original mucho más largo, pero también es cierto que el control ortopédico original jugaba a su favor, dándole un “pacing” mucho más pausado, algo que no ocurre en este Remake. Creo que la combinación del control rápido y la eliminación de las animaciones – seña e identidad de la marca Resident Evil clásico – ha influido en el ritmo general de las aventuras.

Donde RE2 más flaquea es a nivel narrativo. No por la calidad de las cinemáticas, ni mucho menos, aquí el RE Engine hace un trabajo espectacular. Mi critica va más con – nuevamente – la celeridad de los hechos, sobre todo en los primeros finales de Claire y Leon los cuales terminan de una forma absurdamente abrupta. Resident Evil 2 Remake también cuenta con un modo Nueva Partida 2 – o “New Game+” – que, en realidad, no es una nueva partida con todo el equipo anterior, sino más bien otra forma de narrar la historia del personaje con el que no hemos completado el juego. En este modo nuevo modo, el cual cambia suficientes elementos como para considerarse una campaña totalmente nueva, la celeridad de absolutamente todos los hechos se agudiza mucho más, y si ya de por si la campaña “base” me parecía rápida, en esta nueva campaña se alcanza la velocidad de la luz… ¡No! eso es muy lento, mejor la velocidad absurda.

Resident Evil 2 Remake

A nivel argumental, todo es bastante personal y subjetivo. Personalmente no me ha encantado, tampoco me importaba en exceso para ser sinceros. Lo que no voy a negar es que las escenas en las que aparece Birkin me han parecido gloriosas y espectaculares.

La perfecta – o casi – herencia de Resident Evil 4

La valentía de Capcom de abandonar la vieja y ortopédica forma de jugar a un Resident Evil con el lanzamiento de Resident Evil 4 chocó de frente con los esencios más temibles que consideraban la aventura “española” de Leon S. Kennedy un atentado contra la franquicia. Lejos de eso y dejando de lado a ese grupo de infectados por el Virus-N(ostálgia), el cuarto episodio de la saga supuso un cambio de pensamiento global de cómo se debía entender el videojuego de acción y disparos. Todos los juegos conocidos como “Third Person Shooters” beben de Resident Evil 4, y Resident Evil 2 Remake no solo sigue el mismo patrón de acción, sino que además cuenta con la ventaja de gozar de unas mecánicas maduradas al sol, con multitud de juegos como Resident Evil 5, Resident Evil 6 e incluso Resident Evil Revelations 1 y 2 que han pulido la exquisita fórmula.

Resident Evil 2 Remake

Desde el primer instante se nota que Claire Redfield y Leon S. Kennedy se mueven con total libertad. Poder apuntar y caminar al mismo tiempo es como un sueño hecho realidad, poder tener un campo de visión totalmente libre sin tener que trazar trayectorias en nuestra mente es la mejor noticia y, sobre todo, poder disparar a la cabeza de los zombis sin que éstos se encuentren a medio metro de nosotros es, por sorprendente que suena, un gran avance. Aún así, el sistema de acción no es perfecto. Resident Evil 2 Remake no cuenta con un botón de esquivar o de rodar por el suelo. Parece que en los primeros compases de la aventura no se necesita, al fin y al cabo, tumbar a zombis no es nada exigente, pero cuando se presentan enemigos como Mr. X o los Lickers que se mueven más rápido que los protagonistas, se echa en falta una mayor libertad de movimiento, porque eso de ir corriendo en dirección contraria para luego girarse y encarar al enemigo es como muy… Resident Evil 2 de Shinji Mikami.

Por lo demás, no puedo dejar de alegrarme de ciertos componentes que responden al apartado de “Quality of Life” o «QoL» que son todos esos elementos que mejoran la experiencia del juego de manera sustancial. Para empezar, tenemos un inventario que se puede ir ampliando si encontramos riñoneras. Realmente esto es una mejora notable respecto a la versión original ya que, en 1998, además que el inventario era invariable en tamaño, el jugador tenía que hacer verdaderas virguerías para tenerlo todo bien organizado. Además, reorganiza automáticamente los objetos y colocamos, por ejemplo, armas u objetos que ocupan dos casillas. Encima, esta gente de Capcom son tan majos que nos indican, con un símbolo de “check” de color rojo si un ítem ya no tiene más usos en el juego para así, poder guardarlo en el baúl o bien, descartarlo y liberar un hueco en nuestro preciado inventario.

Resident Evil 2 Remake

Otro de los elementos que más se agradece en Resident Evil 2 Remake es el mapa. En él se especifica muchas cosas. La primera y más importante es que nos pinta en rojo o azul las estancias que se han visitado y completado al 100%. Esto quiere decir que, si una habitación está en rojo, falta algo por hacer ahí. En el mapa también se indica qué tipo de llave abre cada puerta – si la requiere – y también se indica con un icono de exclamación si hay alguna tarea pendiente de realizar, tal como abrir una caja fuerte o una taquilla. El mapa también nos indica qué ventanas están rotas, dónde se encuentran los baúles o máquinas de guardado e incluso los objetos que nos hemos dejado por el camino y que, por falta de espacio, no se han podido guardar para volver a por ello en otra ocasión.

A nivel de jugabilidad también encontramos este apartado de “QoL”. Para empezar, Resident Evil 2 cuenta con un menú de acceso rápido para poder asignar armas de fuego. También se puede asignar cuchillos y granadas en un segundo menú de acceso rápido que se activa dejando pulsado el botón L – en PlayStation – o LB – en Xbox One – y una de las cuatro direcciones de la cruceta analógica. Además, tener este tipo de armas arrojadizas o cuchillos de combate pueden salvar la vida a los protagonistas del juego si se ven abordados por las distintas amenazas que campan en el juego.

Resident Evil 2 Remake

Y para terminar, Resident Evil 2 Remake ofrece tres tipos de dificultad, el modo Hardcore donde los enemigos te matarán de un golpe – o casi – además de necesitar cintas de tinta para guardar, al más puro estilo clásico. El modo Estándar, el indicado para disfrutar de una experiencia equilibrada y finalmente, el modo Asistido, en el que nuestro personaje apunta automáticamente a los enemigos y, además, les provoca mucho más daño. Opciones y más opciones para ofrecer una experiencia ajustada a cada jugador.

Un juego no apto para taquicárdicos

Era 1998 y yo tenía 15 años. Recuerdo que mi amigo Xavi me retó a jugar a Resident Evil 2 por la noche, antes de ir a dormir, con las luces apagadas y el volumen a toda hostia. La verdad es que recuerdo aquel día como si fuese ayer porque ambos peguemos un bote cuando una manada de cuervos rompía los cristales de un pasillo en el que pasaba Claire Redfield. El susto fue tan monumental que apaguemos la consola en el acto y nos metimos bajo las sábanas. Podía sentir mis palpitaciones en la cama, como también podía escuchar los gruñidos de los zombis esa misma noche cuando tenía ganas de ir al lavabo. Desde entonces, me prometí que jamás volvería a jugar a un Resident Evil de noche, y así se ha cumplido hasta que ha llegado Resident Evil 2 Remake, ya con 36 años a mis espaldas y con un hijo al que proteger para que mis pesadillas no sean las suyas. Ahora solo tengo las noches para jugar… ¡Mierda!

Lo he pasado fatal, ha sido horrible. Empecé jugando en sesiones de 30 minutos porque notaba que el corazón se me salía del puto pecho. Resident Evil 2 tiene una atmósfera implacable, excelente, soberbia. Ha sido todo tan opresor que he pasado más de una noche ansioso y con un ojo abierto, escuchando de nuevo los gruñidos de los zombis en el pasillo de mi casa, otra puta vez. Ha sido una hostia de nostalgia tan importante que me ha devuelto a 1998 y lo más importante, me ha transmitido muchas más sensaciones de las que me transmitió en su día la obra original y eso es algo que no puedo pasar por alto. He sonreído al ver llegar a la sala de descanso junto a la escalera la escalera del lado oeste, pero la sonrisa me duró poco al escuchar un zombi que rompía una puta ventana detrás de mí – imbesil – y para cuando quise darme la vuelta, tenía a otro zombi mordiéndome la pierna porque iba arrastradose por el suelo. Ese es el resumen del juego, un título que te mantiene alerta constante pero que sabe perfectamente en qué momento te vas a relajar para lanzarte el último ataque, el susto de muerte que no te mata en el juego, pero sí en vida.

Resident Evil 2 Remake

A nivel sonoro, por una parte, tengo que destacar el diseño de sonido, que es de una calidad altísima. Todos los efectos, el sonido envolvente… LOS PUTOS PASOS DE MR. X además que agradezco profundamente que este juego no tenga música. Me parece un gran acierto dejar el juego sin ningún tipo de melodía y tan solo introducirla en los momentos más tensos. De esta manera se consigue enriquecer la acción y acelerar el pulso del jugador. También quiero hacer mención especial al doblaje en castellano de Resident Evil 2 Remake. No soy para nada de jugar a juegos con voces en castellano, huyo de ellos, pero en este juego está muy bien logrado y encaja perfectamente con la acción de los personajes, así que un diez en este apartado. Espero que pase mucho tiempo hasta tener Resident Evil 3: Nemesis Remake, necesito tiempo para asimilar todo esto.

Conclusión

Resident Evil 2 Remake cumple sobradamente lo que se esperaba de él. No parecía tan difícil, ¿no? tan solo tenían que escuchar a los fans y no alterar en exceso la aventura original. Lo primero lo han hecho, pues de no haber escuchado a la gente, este juego no existiría. Con lo segundo sí que se han columpiado un poco más y han alterado ciertos aspectos, pero en todo momento se ha jugado y sentido como una verdadera adaptación de Resident Evil 2. Es un juego que ha mejorado en el 90% de sus aspectos, seguimos teniendo una narrativa cuidada, pero nada sobresaliente, un “gunplay” prácticamente perfecto salvo que me ha faltado el poder esquivar mejor a los enemigos, un diseño de niveles sublime pese a faltarme más tipos de enemigos y jefes finales, y una ambientación y unas opciones de juego de las que nada tengo que objetar.

Sin duda Resident Evil 2 Remake puede ser el punto de partida de muchos más juegos en esta línea, porque funcionan, porque a la gente le devuelve la esperanza de recuperar aquello que hizo grande a la saga y quien sabe, quizás, podamos tener más remakes de títulos como Resident Evil, Resident Evil 0, Resident Evil 3: Nemesis, Resident Evil: Code Verónica e incluso, Resident Evil 4. Capcom ha abierto una puerta que puede traer muchas alegrías a los fans de la franquicia y mucho dinero a sus bolsillos, pero también puede girarse en su contra si no mantienen el nivel ofrecido en este juego. 2019 va a ser un gran año para la gran y gloriosa Capcom.

9

Nos consolamos con:

  • Ambientación espectacular, inigualable
  • El RE Engine ha creado un verdadero gigante técnico, modelados y expresiones cojonudas
  • Un «QoL» impecable en muchos aspectos jugables (mapa, inventario, acción y accesos rápidos)
  • La cámara libre y la fluidez de movimientos le sienta genial a la aventura
  • Las armas y sus efectos, como se desmiembran los zombis
  • Logra transmitir exactamente las mismas sensaciones que el juego original, incluso más
  • Exploración y puzles, es un Resident Evil clásico a todos los efectos
  • Los combates contra Birkin ¡OMG!

Nos desconsolamos con:

  • Los cambios narrativos, pese a ser necesarios, me han sacado un poco del ritmo
  • ¡Me han destruido el tramo de la ciudad hasta la comisaría, uno de mis favoritos!
  • El juego es tan ágil que se termina en un abrir y cerrar de ojos, y encima, de forma muy abrupta
  • La segunda partida con el otro protagonista va aún más rápido
  • He echado de menos cierto tipo de enemigos como los cuervos o las arañas

Ficha

  • Desarrollo: Capcom
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 25/01/2019
  • Idioma: voces y textos en castellano
  • Precio: 49,90 €

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *