8

République

Republique 34435-republique-remastered-trailer-di-lancio_jpg_1280x720_crop_upscale_q85

Los móviles han venido para quedarse dentro del mundo de los videojuegos. Sin embargo, rara vez nos encontramos con propuestas que quieren llevar más allá el mercado de los juegos en móviles. Ahí entra République, un AAA diseñado para móviles por Camouflaj que ha tenido un desarrollo bastante tortuoso tras un Kickstarter exitoso. Los que han seguido esta aventura desde 2013 han tenido que sufrir largas esperas entre episodios, y lo mismo los que empezaron con la versión de PC, que llegó el año pasado.

Sin embargo, ya tenemos entre nosotros la versión final con los 5 episodios, con la versión de PS4 bajo el brazo. Tras tanto tiempo de espera, llega el momento de comprobar cómo se comporta este título de sigilo en su plenitud, y sobre todo, si la espera ha merecido la pena.

La historia de République es uno de sus puntos fuertes, aunque ciertamente hay que poner de nuestra parte para llegar a disfrutarla en su plenitud. Lo primero que el juego hace bien es saber para qué medio se ha desarrollado: móviles. Esto puede sonar como algo malo, ya que hay títulos que han saltado de móviles a Steam o consolas que no han sabido adaptarse, pero no es el caso.

Republique_A_Unity_5.0.0

Nosotros somos nosotros mismos. Empezamos aceptando una llamada de Hope, una joven atrapada en Metamorfosis, una ciudad muy al estilo de Orson Wells, con todo absolutamente controlado. Tal es el control por el Gran Maestro que incluso hay muchos libros prohibidos para no envenenar la mente de los pre-Cal, unos jóvenes a los que tienen controlados. Hope se da cuenta tras una especie de revolución iniciada por un manifiesto “envenenado” de que debe escapar, y para ello nos pide ayuda.

Por tanto, en République no encarnamos a Hope, sino que la ayudamos a cumplir sus objetivos. Para ello usaremos los sistemas de seguridad de Metamorfosis para guiar a Hope por los escenarios esquivando a los diferentes guardias, y poder llegar al exterior, donde nunca ha estado.

Hay un estilo muy de “Gran Hermano”, ya que absolutamente todo está controlado por cámaras de seguridad. Gracias al sistema OMNIvision, podemos saltar de una cámara a otra con mucha facilidad. De esta forma, tenemos que adelantarnos a Hope para localizar los posibles guardias, y así planificar los movimientos adecuados para que no nos descubran.

En todo momento veremos la acción a través de las cámaras de seguridad repartidas por Metamorfosis, usando por tanto casi ángulos de cámara fijos que recuerdan a clásicos como Resident Evil. El único problema de esta genial propuesta es que hay algunos pequeños tiempos de carga al saltar de cámara en cámara, por lo que la acción no es totalmente fluida.

Republique-02

Mientras que en las versiones móviles y de PC se guía a Hope como en una aventura “point and click”, en PS4 la controlamos directamente con el stick. Esto me parece más apropiado para un título de sigilo, pero el control a veces no es todo lo preciso que me gustaría, ya que en ocasiones Hope se quedaba pegada a un muro cuando no quería, o cosas por el estilo. No es algo grave, pero se podría haber cuidado más.

Como tal, République es un juego de sigilo muy de la vieja escuela. Los enemigos siguen varios patrones que tenemos que analizar, para encontrar el momento perfecto para escabullirnos por delante de sus narices. La IA no es muy brillante que digamos, y las patrullas son bastante estándar. Sin embargo, gracias a la peculiaridad de ver todo a través de cámaras de seguridad, esta sencillez le sienta como un guante.

Algo positivo es que las mecánicas no se mantienen fijas a lo largo de los cinco episodios. En todos ellos nos encontraremos con algún que otro rompecabezas, que de nuevo, pueden recordar a Resident Evil u otros clásicos de la era PSX. Además, los enemigos van consiguiendo mejoras, como granadas para noquearnos a distancia, armaduras para protegerse de nuestros ataques o la capacidad de realizar patrullas más aleatorias. El mayor cambio nos lo encontramos en el capítulo 4, que se acerca incluso al género del survival horror, siendo un cambio sorprendente, pero que funciona.

Republique 2925178-repub

Hope no tiene ninguna capacidad para pelear, pero sí que podemos usar unas pocas armas, como un spray de pimienta (bueno, una versión más potente), un táser o una mina que noquea a quien la activa. Estas armas se deben usar como último recurso cuando nos han descubierto, ya que la única que es permanente es el táser, y no funciona con todos los guardas.

Si nos descubren y no tenemos nada para defendernos, entonces o nos noquearán o nos llevarán a la celda más cercana. Esto le da un toque de realismo a este universo, ya que no reapareceremos de la nada, sino que simplemente nos volvemos a escapar de la celda. Esto choca bastante con lo que ocurre en un episodio, pero es un toque sencillo pero muy agradecido.

Antes mencionaba que para disfrutar de la historia de République tenemos que poner de nuestra parte, y esto se debe a que la gran mayoría la descubriremos a partir de la jugabilidad. Con las cámaras tendremos que analizar carteles, emails, llamadas, objetos y mucho más para enterarnos del argumento y de qué está ocurriendo en Metamorfosis, quiénes son los geniales personajes secundarios, etc. Aunque hay alguna escena de vídeo que avanza la narrativa principal, sin muchos coleccionables acabaremos perdidos, lo cual es positivo al no tomarnos como tontos que nos tienen que contar todo, pero al mismo tiempo puede ser negativo al igual perdernos información clave para no entender bien qué está pasando. No hay más que ver el hilo de Steam sobre el final del juego (entrad solo si lo habéis completado, claro), donde hay teorías y opiniones de los usuarios sobre lo que cada uno ha extraído del título.

Republique 1

Otro motivo para buscar información es que en determinados puntos podremos conseguir dinero al vender dichos datos para lograr mejoras para la OMNIvision que nos permite controlar ciertos dispositivos para distraer, analizar las rutas de los enemigos, etc.

Los coleccionables no están reservados solo para las cámaras, ya que hay disquetes de juegos que debemos robar de los guardas (hay mucho amor indie en este sentido) o libros prohibidos para encontrar, donde nos encontramos varias joyas de la literatura universal.

La aventura como tal puede durar fácilmente alrededor de las 10 horas, pero si queremos conseguir todos los coleccionables, bastante más. Además, hay un par de decisiones que hacen que el último capítulo sea completamente distinto, por lo que hay motivos para rejugar la huida de Hope y desbloquearlo todo al 100%.

Técnicamente hablando, République no parece un juego de móviles en muchos aspectos, y sí en otros. Por ejemplo, los escenarios son preciosos, siendo Metamorfosis un escenario muy atractivo. Sin embargo, algunas animaciones luego dejan que desear. También es curioso que podemos ver el pasaporte de todos los guardias, y aunque veamos que algunos son de color o están más rellenitos, no dejan de emplear el mismo modelo de soldado.

El audio está mucho mejor, con una banda sonora muy efectiva y un doblaje en inglés fantástico. Tranquilos, hay subtítulos en castellano para poder entender absolutamente todo (aunque a veces hay pequeños fallos tipográficos), por lo que el idioma no será un problema.

Republique 4

Conclusión

République es todo un ejemplo a seguir en cómo hacer grandes juegos para móviles, entendiendo el medio, y además cómo adaptarlo para ser perfectamente disfrutable en PC o en PS4 como en este caso. Si no te lo dicen no te crees que es un juego para móviles, ya que todo está cuidado al máximo. La historia es muy interesante, y si ponemos de nuestra parte para encontrar los audios y diferentes coleccionables, nos encontraremos ante un argumento que te puede hacer pensar sobre temas muy de actualidad, y sobre todo, encariñarte de los personajes secundarios y desear todavía más que Hope llegue a escapar.

La mecánica de usar las cámaras de seguridad y hackear objetos para guiar a Hope también está muy bien, lo que suple la simplicidad del sigilo como tal. Las únicas pegas que uno le puede encontrar son la falta de precisión del control en ocasiones y las micro-cargas al cambiar de cámara. Sin embargo, son pegas muy pequeñas para todo lo que ofrece République, haciendo que estemos ante un juego que no os podéis perder si sois fans del sigilo o de las grandes historias.

8

Nos consolamos con:

  • Historia muy atractiva y trabajada, siempre y cuando no nos importe buscar muchos audios.
  • Mecánicas muy interesantes gracias al uso de las cámaras de seguridad.
  • Apartado artístico y sonoro muy cuidados.
  • Un ejemplo a seguir en cómo hacer juegos para móviles exportables a cualquier medio.

Nos desconsolamos con:

  • Las micro-cargas al cambiar de cámara cortan el ritmo de juego.
  • Algunos problemillas de precisión en el control de Hope.

Ficha

  • Desarrollo: Camouflaj
  • Distribución: NIS America - Formato físico: Badland Games
  • Lanzamiento: 25/03/2016
  • Idioma: Textos en español y voces en español
  • Precio: 29,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *