6

Red Wings: Aces of the Sky

Red Wings: Aces of the Sky

Red Wings: Aces of the Sky es un arcade de aviones ambientado en la Primera Guerra Mundial. Esta es, sin duda, una propuesta original por todo lo que conlleva: ni los arcades predominan en el mercado hoy en día, ni los títulos de aviones abundan demasiado ni los juegos ambientados en la Primera Guerra Mundial son excesivamente abundantes. Teniendo todo esto en mente… ¿logra convencer? Sígueme en éste análisis para descubrirlo.

Como comentaba en la introducción, Red Wings: Aces of the Sky es un juego ambientado en la Primera Guerra Mundial, uno de los conflictos bélicos más importantes de la historia de la humanidad, especialmente para los europeos (aunque, como su nombre indica, traspasó fronteras e involucró a las principales naciones en la época). Esta guerra fue la primera guerra moderna, caracterizadas entre otras cosas porque los aviones (y sus pilotos) cobran especial relevancia, en éste caso destacando el célebre Barón Rojo. Y precisamente, este juego nos pone a sus mandos en diversas misiones (además de poder manejar otras aeronaves, todas con sus estadisticas propias).

El juego, que consta de 2 campañas: una para la Triple Alianza y otra para la Triple Entente. Para los que no lo sepáis, la Triple Alianza era el bando formado por el Imperio Alemán, el Imperio Austrohúngaro (comprendía los territorios de lo que hoy en día son más de 10 países europeos, tales como la actual Austria, Hungría, Croacia o Polonia, por citar unos pocos) e Italia. Por su parte, la Triple Entente era una coalición entre Francia, el Imperio Ruso y Gran Bretaña. Con esto en mente, y sabiendo que fueron los dos bandos que participaron activamente en la guerra, podemos decir que estas campañas muestran el punto de vista de los dos bandos en un mismo conflicto.

Red Wings: Aces of the Sky

Esto se ve reforzado en las secuencias animadas que nos narran, como si de un cómic se tratara, algunos elementos, hechos y personajes destacables de la contienda. No es que sea una clase magistral de historia, pero nos da algunas pinceladas con las que contextualizar el período, algo que se agradece.

En cuanto a mecánicas, como ya he dicho, se trata de un título de corte arcade en el que deberemos superar diferentes niveles, cada uno con unos objetivos sencillos bien marcados: destruir ciertos objetivos (ya sea con nuestro caza o con un bombardero con el que destruiremos posiciones enemigas), completar un circuito pasando a través de todos los aros o defender nuestros globos de los ataques enemigos.

Para ello, como ya he comentado, nos pondremos a los mandos de la aeronave y con un control sencillo y preciso, nos pondremos a surcar los cielos. Volaremos con un stick y con el otro podremos subir o bajar la velocidad de nuestra aeronave, para acercarnos y alejarnos de los enemigos, así como contaremos con un botó para disparar, 4 botones de habilidad e incluso un zoom. Para hacer frente a las hordas de enemigos, además de nuestra ametralladora fija (correspondiente al disparo «normal». Y cuidado, porque se recalienta y hay que dejar reposar, además) contaremos con cuatro habilidades activas la mar de útiles, cada una asignada a un botón: llamar a un avión aliado para que ataque una aeronave enemiga, un giro de 180 grados con la que cambiar rápidamente de dirección, una barrena con la que esquivar los ataques enemigos (y que, además, nos permite acabar con aviones enemigos sin sufrir daños si les golpeamos mientras dura la maniobra) y, por último, un tiro de remate con el que además de acabar con una aeronave enemiga que esté debilitada se nos recargarán las otras habilidades y hasta podremos recuperar salud.

Red Wings: Aces of the Sky

Porque sí, cada una de estas habilidades tiene un período de cooldown: las tres primeras se recargan automáticamente con el tiempo, teniendo cada una de ellas una duración distinta (la que más tarda en recargarse es el ataque aliado, que por cierto es el poder que menos me ha gustado), mientras que el remate se recargará sólo cuando derribemos aviones enemigos (es decir, que hasta que no derrotemos cierto número de enemigos no podremos volver a utilizarla).

Pero cuidado, porque no sólo hemos de estar atentos a nuestra salud, a los objetivos de la misión y a nuestros enemigos, sino que tendremos que vigilar el combustible que lleva nuestro avión, pues se va gastando y si se acaba, adiós a la misión. Para recargar combustible, y de paso recuperar toda la salud que pueda faltarnos (la barra de vida está dividida en 4 segmentos. Cada segmento se recupera automáticamente tras unos segundos en los que no recibamos daño, a no ser que se vacíe del todo y quedará “roto” hasta que lo recuperemos mediante un remate o pasando por un aro de combustible y salud).

Y ojo, que no sólo hay que vigilar al estado de todas estas variables, sino que habrá que estar muy atento a la pantalla (y al minimapa, aunque este no acaba de ser del todo claro) para localizar a los enemigos: ya sea mediante contacto visual o a través de las flechitas rojas que nos indicarán en qué dirección están las aeronaves enemigas. Pero cuidado, porque las nubes bloquearán parcialmente nuestra visión y, además de las molestias “directas” que puedan suponer, implican la desaparición de parte de la interfaz cuando no hay contacto visual directo con un enemigo.

Sobre las misiones en sí, decir que al completarlas podemos ganar (o no) un máximo de 3 estrellas en función de nuestra actuación (en algunas misiones van en función del tiempo, en otras de la puntuación. Y cuando lo que cuenta es la puntuación, es importantísimo mantener un combo alto eliminando enemigos rápidamente, o si no resultará imposible lograr las cantidades solicitadas), así como nuevas skins para los aviones disponibles. Estas estrellas podemos utilizarlas para desbloquear mejoras pasivas para nuestras aeronaves (menor tiempo de recuperación de habilidades, más daño en ataque, mayor capacidad de combustible…), lo cual siempre se agradece. Eso sí, preparaos porque hay algunas realmente difíciles de obtener… Por cierto, que no lo había dicho, estas estrellas se «comparten» en las 2 campañas, así que cuanto mejor lo hagáis en una, mejores habilidades tendréis en la otra.

Red Wings: Aces of the Sky

Y hablando de cosas difíciles, decir que el juego me ha parecido un tanto irregular en la manera de retarnos, pues la mayoría de niveles no me han supuesto demasiado reto pero algunos concretos me resultan poco menos que imposibles. No voy a decir que no se pueda mejorar mi actuación, claro está, pero estos picos tan pronunciados de dificultad resultan un tanto frustrantes.

Para ir terminando, comentar que el juego gráficamente luce bastante bien, con buenos modelados en escenarios y aeronaves, y efectos bastante cuidados. Además, su rendimiento (tanto en Switch Lite como en el modelo original) es sólido y se ve bastante bien. Quizás parte del mérito lo tenga el estilo artístico elegido, que si bien no es un cell-shading muy marcado, sí que suaviza ciertas formas y texturas y le da un aspecto bastante potente. Lo que sí agradecería que la habilidad de remate tuviera más animaciones, pues se hace un tanto repetitiva la que se muestra todo el rato.

A nivel sonoro el título no destaca demasiado, pero cumple las expectativas. El doblaje al inglés es correcto (aunque hay algunas frases que se repiten más que el ajo…) y tanto los efectos sonoros como la banda sonora cumplen sobradamente. Sobre la banda sonora quisiera destacar, eso sí, las melodías que suenan en los menús del juego, unas piezas realmente bellas y que cuadran perfectamente con la ambientación del juego. La música en los combates, por eso, pasa a un segundo plano y aunque acompaña bastante bien la acción, no resulta demasiado memorable.

Conclusión

Red Wings: Aces of the Sky es un título de corte arcade muy divertido y original en su propuesta. Agradezco mucho que el juego esté separado en 2 campañas que nos muestran los 2 puntos de vista de un mismo conflicto, y a nivel jugable se le notan buenas maneras e ideas, pese a lo limitado de su propuesta. Por desgracia, algunos fallos de diseño y en la calibración de la dificultad lo alejan de la excelencia 

6

Nos consolamos con:

  • Disponemos de 2 campañas, cada una representando un bando
  • La premisa y ambientación, bastante originales
  • Fácil manejo del avión, en unos pocos minutos lo controlaremos como pilotos profesionales
  • Gráficamente bastante reultón…

Nos desconsolamos con:

  • … aunque la animación de la ejecución se repite demasiado
  • A nivel sonoro no destaca en exceso, y aunque cumple, algunas voces se repiten demasiado y acaban cansando
  • Picos desajustados de dificultad

Ficha

  • Desarrollo: All in! Games
  • Distribución: All in! Games
  • Lanzamiento: 21/05/2020
  • Idioma: Voces en inglés, textos en español
  • Precio: 19,99€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *