8

Prey

prey

Llegó la hora de enfrentarnos a extrañas criaturas alienígenas en Prey. El título del desarrollador francés Arkane Studios que llega pocos meses después del lanzamiento de Dishonored 2, y en esta ocasión no se trata de una secuela, sino de un titulado basado en la licencia del homónimo juego desarrollado por Human Head Studios y producido por 3D Realms allá por el año 2006.

Arkane Studios deja una marca propia o seña de identidad en cada uno de sus títulos y por supuesto que Prey la tiene. Una buena historia con diferentes finales, una excelente ambientación acompañada de una música brillante, y unas armas y poderes asombrosos. Con todo esto nada puede salir mal, tampoco por sus referencias a títulos como System Shock 2, Bioshock o incluso el mismísimo Half-Life. Pero, algo sale mal en Talos I, así que toca enfundarse el traje experimental e investigar en la piel de Morgan Yu.

Despertamos ya sea en la versión femenina o masculina de Morgan, algo que últimamente Arkane Studios suele hacer en sus desarrollos, y descubrimos que somos el paciente de unos extraños experimentos. Pero algo sale mal y comprobamos que no todo es lo que parece, estamos a bordo de una nave espacial y unos alienígenas miméticos llamados Tifón han invadido casi todas sus estancias. Nuestro objetivo será descubrir qué ha ocurrido y saber más sobre nuestro pasado.

prey

Así que toca investigar todas y cada una de las partes de la nave, recoger todo aquello que podamos y a veces construir cosas con ellas. Por lo que craftear será algo básico si queremos sobrevivir en la Talos I. Los miméticos no nos van a poner las cosas fáciles, pero contaremos con varias armas para contrarrestar sus poderes y poder vencerlos. Armas bastante curiosas, que parecen sacadas de algún juego de Naughty Dog. Aparte de las típicas pistola y escopeta, como un cañón de espuma que no sólo nos servirá para paralizar temporalmente a los alienígenas, sino también para poder crear caminos a lugares en los que sino sería imposible llegar.

Esto es algo fundamental en Prey puesto que habrá varias formas de alcanzar un lugar o un objetivo, ya sea principal o secundario en la historia. Sobretodo recomiendo en la primera partida no saltarse las historias secundarias, pues dan bastante información de lo que sucede. Pero volvamos al anterior punto, y es que gracias a unos dispositivos para nuestro traje llamados Neuromods seremos capaces de obtener y aumentar ciertas habilidades, ya sean humanas o extraterrestres. Estas nos ayudarán en defensa o ataque, pero también por ejemplo a hackear puertas, terminales o torretas, o mover objetos según su tamaño. Si no tenemos estas habilidades quizás no podemos superar una puerta cerrada o mover cierto objeto pesado, pero tranquilo porque siempre hay algo alternativo que podamos hacer. Por ejemplo, transformarnos en una taza (como seguro habéis visto en algún vídeo de Prey) y pasar por el hueco de una ventana.

Esto que parece poca cosa da muchas posibilidades en las partidas y a buen seguro que cada una de ellas es diferente según el jugador que se enfrente a Prey, pues cada uno es libre de gastar los Neuromods en las habilidades que prefiera e incluso de investigar y descubrir los caminos alternativos.

prey

Lo que está claro es que en Prey vas a morir muchas veces. De ninguna de las maneras vamos sobrados de munición y kits de medicina. Por tanto muchas veces intentaremos pasar desapercibidos para que los extraterrestres no nos detecten o incluso salir corriendo en plan no gastar ni una bala y pasar esa zona con el menor daño posible. Por tanto aquellos que esperéis encontrar un shooter al uso en Prey vais bastante equivocados. Es más, me atrevo a decir que en este aspecto el juego cojea bastante y cuando llega la hora de enfrentarte a los miméticos acabarás muchas veces a golpes de llave inglesa, y ni siquiera tampoco es lo más efectivo del mundo.

Mientras en varios aspectos Prey es gloria bendita en otros parece que no se haya pulido o mejorado lo suficiente. Espero, por ejemplo, que llegue el día en el que podamos ver un sandbox desarrollado por Arkane Studios y nos dejemos de pantallas de carga, más frías que el espacio, que suelen durar aproximadamente un minuto.

En cambio, al otro extremo, cabe destacar la excelente banda sonora y música que nos acompañará durante toda nuestra aventura en Talos I y lo bien que le sientan a Prey las fases de gravedad cero en las que tenemos que movernos por dentro o fuera de la nave a propulsión sin gravedad y que nos permiten mayor libertad si cabe. Tampoco debemos pasar por alto el buen doblaje, y es que Prey viene totalmente localizado a nuestro idioma. Algo que se agradece y mucho, cuando notas, terminales, libros, mensaje grabados, comunicaciones…. todo y más es necesario para entender lo que ha sucedido y acontece en nuestra aventura espacial.

prey

Prey te permite cambiar la dificultad en cualquier momento del juego, y sin penalización alguna. Esto en realidad es bueno, pero significa que quizás no está del todo bien equilibrado. Tras empezar Prey en modo Normal tuve que pasar al modo más fácil, pues la carencia de armas y munición es tal que alcancé la muerte demasiadas veces. Ante tal planteamiento es necesario, por no decir imprescindible, recorrer todas las salas, incluso los lavabos en busca de cualquier cosa que podamos reciclar para luego poder crear otra cosa. En estos lugares también podremos beber agua y es que no hay que olvidar que beber, ya sea alcohol o agua, nos hará restablecer la salud.

En cuanto al apartado visual, una de cal y otra de arena para Prey. Los modelos de alienígenas son pocos aunque varían, mientras que los humanos que nos encontramos ya sean vivos o muertos mantienen todos la misma esencia, o son bien gordos o son muy flacos. La ambientación de la nave espacial, objetos y demás, en cambio, es para no parar de aplaudir, y realmente hace que te sientas en ese lugar. Sobretodo me recuerda por la temática y objetos al gran Bioshock. Por último, comentar que en varias ocasiones el juego sufre unos tirones en su motor gráfico bastante molestos, sin entender muy bien a qué se deben, ya que a veces ocurre en salas amplias o incluso en salas pequeñas… cosas del diseño, entiendo.

Conclusión

Prey es un gran juego, aunque no un buen shooter. Tiene una gran historia, aunque su dificultad a veces es demasiado alta para poder llegar a conocerlo todo. Una aventura espacial que no te puedes perder si eres amante del género o seguidor de Arkane Studios. Pero ojo Arkane porque no vale hacer clones de tus juegos en ambientaciones diferentes, creo que deberíamos exigirle un poco más.

8

Nos consolamos con:

    • Diferentes formas de progresar y solventar soluciones.
    • Armas con doble función.
    • Gran ambientación, banda sonora y doblaje.
    • Referencias a otros grandes juegos.

Nos desconsolamos con:

    • Una dificultad por momentos demasiado endiablada.
    • Desesperantes tiempos de carga.
    • Te pasas la mayor parte del tiempo recogiendo cosas y crafteando.

Ficha

  • Desarrollo: Arkane Studios
  • Distribución: Bethesda Softworks
  • Lanzamiento: 05/05/2017
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 69,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *