8

Predator: Hunting Grounds

Predator: Hunting Grounds

El cine nos ha dado algunas de las historias más grandes de todos los tiempos, desde el comienzo en aquellas películas mudas en blanco y negro hasta las grandes superproducciones cargadas de punteros efectos especiales de la actualidad hemos podido disfrutar como enanos frente a una pantalla. No podemos negar que el rumbo que el cine ha ido tomando a lo largo de los últimos años es mucho más comercial, películas prácticamente cortadas bajo un mismo patrón que aseguran el agrado del público y que se dejen el dinero en ellas tanto a la hora de disfrutarlas en una sala de cine como hacerlo en la comodidad de su casa a través de diferentes medios. Puede que yo ya esté un poco viejo para estas cosas o simplemente añore aquellas décadas de mi niñez y juventud donde pude disfrutar de algunas de las películas más icónicas del cine como Alíen el Octavo Pasajero, Regreso al Futuro, El resplandor, En busca del arca perdida, Blade Runner, Terminator, La princesa prometida… y por supuesto, Predator.

Todas ellas, salvo Alíen el Octavo Pasajero que se estrenó en 1979, son de la década de los 80 y no quiero alargar en exceso una lista que podríamos hacerlo perfectamente con películas de los 90 y del principio de este siglo en el que estamos ahora. Lo bueno de estas películas es, que, aunque pase el tiempo irremediablemente desde que se estrenaran por primera vez, siguen teniendo ese yo que sé que que se yo que a pesar de verle más que nunca las carencias en lo que a efectos especiales se refiere con el paso de las mismas a la Alta Definición, siguen llamándonos cada cierto tiempo para ser visionadas una vez más. Como suele ocurrir muchas veces con el cine que intenta revivir viejas glorias con reinicios o nuevas entregas de más que dudosa calidad, hay ocasiones en las que estas icónicas películas regresan en forma de videojuegos para tocarnos esa vena sensible que todos llevamos dentro, algunas veces para bien, pero otras irremediablemente para mal.

Predator: Hunting Grounds

Predator es quien ahora nos visitan tanto en PlayStation 4 como en PC con Predator: Hunting Grounds, un título multijugador en línea desarrollado por los estadounidenses IllFonic que seguramente los recordareis de otras adaptaciones del cine al mundo de los videojuegos como Friday the 13th: The Game. Vamos a comentaros que nos hemos encontrado en nuestras visitas a la jungla, cuáles son sus puntos fuertes, pero también cuáles son sus carencias y que acaban por ensombrecer lo que podría haber sido un juego redondo.

Una misión con vistas a convertirse en un baño de sangre.

Lo primero a tener en cuenta es el hecho de que Predator: Hunting Grounds no tiene un modo historia detrás de él que pueda servir como base a algo un poco más complejo, la propuesta es clara y directa siendo un juego multijugador asimétrico en donde tenemos el grupo de soldados compuesto por 4 personas y por otro lado tenemos a un quinto jugador que tomará el papel de Predator. Mientras que los soldados estarán en la zona para cumplir una misión específica que suele ser matar a algún objetivo importante, recoger algún objeto… la misión del Predator será simple y llanamente el eliminar al grupo de soldados antes de que puedas escapar en el helicóptero de evacuación.

Al contrario de lo que ocurre en otros juegos multijugador en donde hay dos «equipos» con diferente número de personajes, aquí tenemos que sumarle pequeños grupos de soldados que están desplegados por el mapa los cuales también deberán ser eliminados para poder completar la misión en muchas ocasiones, ya sea por el grupo de soldados o por parte del Predator lo cual nos permitirá sumar una serie de puntos para subir de nivel. Con ciertas subidas de nivel iremos desbloqueando nuevo armamento para ambos grupos y además es subida en común por lo que si subimos al nivel 100 jugando partidas simplemente como soldado tendremos desbloqueadas todas las armas del Predator y lo mismo ocurre si lo hacemos al revés.

Predator: Hunting Grounds

La única diferencia en las subidas está en las de las propias armas y que tendremos que usar para suban y así desbloquear los diferentes accesorios como por ejemplo miras, silenciadores o un cargador mucho más amplio en las armas de los soldados. Además del armamento propiamente dicho también podremos equiparnos una serie de equipamiento adicional como botiquines, armas, trampas… además de diferentes habilidades pasivas que nos permiten entre otras cosas mejorar nuestra vida, nuestra defensa, ganar más experiencia… tanto uno como otros están limitados a una serie de puntos que no podremos sobrepasar por lo que tendremos que estudiar cuales son las mejores para nuestra forma de jugar y para el tipo de personaje que llevamos de las 3 clases diferentes las cuales varían en la cantidad de salud, defensa, velocidad…

¿Escuchas eso?… ¿¡Donde está Delta!?.

Lo divertido de este título es sin lugar a dudas poder usar al Predator, ir corriendo por la jungla o escalando a los árboles para ir saltando entre ellos en lo que han denominado como Predakour siendo junto al camuflaje óptico nuestras mejores armas contra los soldados. Para intentar que no sea un combate tan desigual, tenemos una barra de energía que desciendo cuando estamos usando el camuflaje, el sensor del calor, el cañón de energía… muy útiles frente a grupos poco entrenados, aunque las escabechinas las haremos con las armas cuerpo a cuerpo como la espada o la lanza que son en muchísimas ocasiones completamente letales como pille a un jugador algo rezagado. Estamos ante un cazador completamente brutal que puede acabar en el acto con sus enemigos que están en el suelo malheridos a base de desgarradores remates por lo que jugar con él es especialmente divertido y siempre nos queda la opción de explotarnos a nosotros mismos y a todo lo que pille en el rango de la explosión si vamos a morir, aunque esta bomba puede ser desactivada si se es lo suficientemente rápido.

Predator: Hunting Grounds

¿Todo parece bueno verdad? pues ya vengo a quitarte esa sensación de felicidad ya que a pesar de que todas las apariencias del juego podremos ganarlas a base de lootboxes con moneda del juego que se gana EXCLUSIVAMENTE jugando, si quieres jugar encarnando a la imponente figura del Predator es mejor que te armes de muchísima paciencia. Encontrar una partida siendo este personaje es una completa locura, mientras que siendo soldado puedes entrar en una en medio minuto para ser el Predator puedes estar fácilmente 10 minutos a pesar de tener conectado el juego cruzado entre plataformas, lo cual ya de por sí puede penalizarte jugando tu con un mando mientras que en PC están con teclado y ratón lo cual para la parte de los soldados es infinitamente más beneficiosa. Así pues, lamentablemente estás abocado a tener que jugar como soldado si no quieres esperar una vida o armarte de paciencia y un buen libro si buscas la experiencia del cazador definitivo.

Visualmente el juego está bastante notable la verdad, La representación de la selva está a buen nivel, aunque lamentablemente la cantidad de escenarios disponibles es escasa y acabas jugando muchas veces en el mismo mapa. Al igual que pasa en muchos otros juegos de este tipo hay que diferenciar visualmente también entre soldados y el Predator ya que los primeros de ellos tendrán la cámara en primera persona como si de cualquier shooter se tratara mientras que en el caso del Predator tenemos una cámara en tercera persona que nos permite ver una mayor cantidad de entorno. En cuanto al sonido también estamos ante un apartado muy notable, los sonidos de la serva se entremezclan con las voces de tu equipo y los de los soldados que hay en la zona y siempre con la tensión de empezar a oír ese sonido tan característico que te hace sentir un escalofrío en la nuca al saber que el Predator está muy, muy cerca de ti…

Conclusiones

La idea de Predator: Hunting Grounds es muy buena, meternos en la piel de uno de los depredadores más letales de la historia del cine en un juego multijugador de 4 VS 1, cada uno con misiones completamente diferentes, pero que lamentablemente se empaña la experiencia demasiado pronto. Encontrar una partida en la que puedas encarnar a este alienígena es un suplicio, puedes tirarte diez minutos fácilmente mientras que para el grupo contrario es cuestión de segundos, algo que deberían de mejorar ya que ni con el juego cruzado entre PlayStation 4 y PC se soluciona. Por lo demás es un juego muy entretenido en donde avanzas a base de jugar, nada de gastar el dinero para conseguir las diferentes skins, todo a base de jugar y jugar.

Nos consolamos con:

  • El Predator.
  • Al ambientación tanto visual como sonora.
  • Todas las skins, armas… se consiguen jugando, nada de dinero real.

Nos desconsolamos con:

  • Jugar como Predator es un suplicio en lo que se refiere a encontrar partida.
  • Poca variedad de mapas.
  • Solo hay un único modo de juego.

Ficha

  • Desarrollo: IllFonic
  • Distribución: Sony Interactive Entertainment
  • Lanzamiento: 24/04/2020
  • Idioma: Voces y Textos en castellano
  • Precio: 39,99€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *