6

PlayStation Vita Pets

PS vita pets

Sony nos trae a PlayStation Vita la última propuesta infantil en cuanto al cuidado de mascotas. Aunque el título PlayStation Vita Pets pueda hacer pensar que hay más de un tipo de animal disponible, únicamente adoptaremos perritos, aunque hay una decente variedad de ellos. En cierta manera, es la respuesta de Sony a Nintendogs.

Analizar un juego infantil no es algo sencillo, especialmente por alguien que entró en la edad adulta hace ya media vida, así que me he tomado mi tiempo para pasar este título por la experiencia de mi hijo de cuatro años, Edgar, que lo ha probado conmigo en varias ocasiones, y Carla, una amiga de 10 años que se ha llevado el juego a su casa por una semana. Al fin y al cabo, son el público al que va dirigido y verlo a través de sus ojos es tremendamente útil.

PS Vita Pets

Ambos coinciden en que la primera fase del juego es muy lenta y que PlayStation Vita Pets gana en interés a medida que lo jugamos. Básicamente, lo primero que debemos hacer es escoger a uno de los perritos que adoptar, cada uno de ellos de una raza y personalidad distintas y lo traeremos a nuestra casa virtual para empezar a interactuar con el. Es en este momento donde empieza también la fase más tediosa del juego, algo parecido al de un título Free-To-Play, donde para conseguir abrir la puerta del jardín y que nuestro perro pueda ir de aventuras debemos hacer que antes gane la fuerza suficiente. Para ello, debemos interactuar con él, ya sea rascándole o lanzándole una bola. Toda interacción ocurre en la pantalla táctil de la PS Vita, así que de vez en cuando tocará eliminar las manchas de grasa -e incluso mi hijo me dejo una muestra de mermelada del desayuno.

Carla indica que después de pasar con PlayStation Vita Pets “dos días” el juego se vuelve más interesante y adictivo. Esto es una vez se han desbloqueado diferentes elementos en la tienda virtual, como comida, ropa o juguetes. Adquirimos dichos objetos mediante el uso de “Buddy points“, algo que se consigue interactuando con nuestro perro. Los dos días de Carla corresponden a unas dos horas de juego, tiempo tras el cual mi hijo ya se había aburrido y no me ha vuelto nunca más a preguntar por “el perrito” -en cambio, sí que me pide constantemente que le ponga los robotitos del PlayStation Playroom en PS4.

Pet (1)

Así pues, cuando por fin conseguimos que nuestro perro tenga la fuerza suficiente para salir al jardín la cosa se vuelve más interesante. Salir afuera es salir a la aventura y, más concretamente en busca de “El tesoro del rey Rufus y su fiel perro Cosmo”, una historia legendaria. Durante la aventura intentaremos descubrir nuevas pistas y realizar minijuegos varios, como el de encontrar objetos enterrados con un tiempo limitado. A medida que más progresemos, ganamos más Buddy points, con los que comprar aún más cacharros o ropa virtual. Realmente podemos llegar a cambiar considerablemente el aspecto de nuestro perro. “¡Es la principal motivación para seguir adelante! – indica Carla.

2014-06-19-213836

Además, también podemos ir desbloqueando habilidades y trucos para nuestro perro, como el responder a la orden de sentarse. Cada habilidad tiene diferentes niveles de progresión, algo que requerirá la compra de objetos más avanzados si queremos que nuestro perro sea más fuerte. El ritmo de progresión es realmente glacial, algo que parece haber sido alargado un tanto artificialmente para compensar igual alguna deficiencia en cuanto a las posibilidades.

Los perros disponibles en adopción tienen voces y personalidades diferentes, aunque las frases terminan siendo repetitivas al cabo del rato. Aunque yo tengo menos tolerancia a la repetición, Carla está de acuerdo y sugiere que a lo mejor las voces deberían cambiar según la hora del día o el humor, como por ejemplo estaría bien que el perro tuviese una voz de dormido por la mañana.

2014-06-19-213711

En todo caso, el aspecto gráfico del juego en la Vita es excelente, especialmente los detalles de los perros y sus movimientos, aunque objetos del entorno como árboles y follaje no han estado tan cuidados. Al fin y al cabo, lo principal en PlayStation Vita Pets es nuestro perrito.

El control se realiza principalmente usando la pantalla táctil, aunque también podemos usar la voz para dar órdenes o llamar a nuestro perro si se aleja de nosotros. No hace falta ningún otro tipo de control, lo que lo convierte en algo realmente asequible para los peques de la casa.

2014-06-19-213609

Conclusión

PlayStation Vita Pets nos trae la oportunidad de adoptar a nuestro perrito virtual. Con una gran variedad de juegos y la posibilidad de ir más allá de tu casa para ir a la aventura es una pena que la progresión avance a un ritmo glacial, un modelo que recuerda a un título Free-to-play sin serlo realmente. Si los pequeños de la casa le ponen la paciencia para superar el tedio inicial y consiguen desbloquear nuevas ropas y chismes, tienen diversión para rato fardando de perrito virtual.

Para Edgar (4 años) el juego es demasiado complicado para el. Para Carla (10 años) es divertido pero no se llegó a enganchar realmente.

6

 

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *