9

Plants vs Zombies: Garden Warfare 2

Plants vs Zombies GW2_featured

La guerra nunca cambia, es dura y provoca pesadillas. A no ser que se luche por un jardín y los dos bandos sean las plantas y los zombies, que entonces la diversión está más que garantizada. Estos dos bandos empezaron su guerra en dispositivos móviles con un éxito apabullante, hasta dar el salto a consolas hace un par de años con el sorprendente Garden Warfare. Tras habernos ofrecidos horas y horas de luchas online, los chicos de PopCapc han vuelto a la carga con Plants vs Zombies: Garden Warfare 2, que es sencillamente mejor y más grande en todos los aspectos posibles.

Para empezar, olvidaos de los menús. Ahora todo está en el mundo, pudiendo disfrutar de un mini-mundo abierto en forma de Suburbia. Cada bando tiene su propia base y en este mundo abierto podremos enzarzarnos en tiroteos con el otro bando sin necesidad de estar en una partida. Incluso podremos ir a hacer el tonto con nuestros amigos por su “patio”, desbloqueando además bastantes secretos ocultos por todo el escenario. Aunque algo importante de Suburbia es que nos ofrece algo que se echaba en falta en la primera parte: algo de contenido para un jugador.

No se trata de una campañ como tal, sino una serie de misiones que bien pueden servir de entrenamiento antes de entrar al multijugador, como ocurría hace años en los juegos centrados en el multijugador. Eso no desmerece las misiones, ya que llegan a ser divertidas, y las podemos completar tanto solos como con amigos.

Plants-vs-Zombies-Garden-Warfare-2-review

En el bando de las plantas nuestro objetivo es seguir las directrices de Dave-Bot y las nuevas clases de plantas para ser un agente de LEAF, mientras que con los zombies nuestro objetivo serán cerebroz, digo ser un mejor zombie. Todos los diálogos que tenemos son muy absurdos y divertidos, al igual que los objetivos que se nos plantean. Algunas misiones se desarrollan en este mundo abierto, mientras que otras consisten en el modo “Operaciones”, o lo que es lo mismo, superar oleadas de enemigos en mapas del multijugador.

Al completar todas las misiones de cada bando accederemos a una misión especial en la que nos enfrentaremos a un nuevo ejército: los temibles gnomos de jardín. Para hacer frente a su inmenso poder usaremos un vehículo especial que no quiero desvelar porque descubrirlo por primera vez es sencillamente espectacular. En total estas misiones nos pueden llevar fácilmente entre 4-6 horas, y eso no es más que la punta del iceberg de todo lo que ofrece Garden Warfare 2.

Entre las novedades más destacables tenemos tres nuevas clases para cada bando, que junto a las cuatro del original, suman 7 clases. En el bando de las plantas tenemos a la mazorca, que tiene una gran potencia de fuego y puede lanzar una especie de misiles y solicitar un ataque aéreo de mantequilla caliente. El pomelo puede convertirse en una bola para arrasar por el escenario, mientras que en su forma de tipo tanque puede crear un escudo y disparar un rayo de naranja a tope de vitamina C. Finalmente, la rosa puede crear una zona que ralentiza a los enemigos, y lo que es mejor: usar un hechizo para convertir a los zombies en cabras. Sí, los de PopCap están como una cabra, y eso es genial.

Plants vs Zombies GW 2 rendition1

Con los zombies tenemos a un pirata que sirve tanto de escopetero como de francotirador con su mismo arma, además de contar con todo tipo de habilidades piratescas como meterse en un barril explosivo o lanzar a su loro para atacar desde el aire. El superhéroe tiene como punto fuerte el cuerpo a cuerpo, aunque también puede hacer algo de daño a distancia con unos rayos que le salen de las manos. Finalmente está zombidito, que se ha convertido en mi personaje favorito. Es de muy pequeño tamaño y se mueve rápidamente, aunque a cambio tiene muy poca salud. Su punto fuerte está en que pasado un tiempo puede pedir un titán (sí, a lo Titanfall) con el que ganar mucha potencia de fuego y de blindaje durante el tiempo que dura su batería, ya que va a cuerda y claro, eso se agota.

Las clases del original se mantienen, con que seguimos ante un shooter en tercera persona que es tremendamente accesible, pero que esconde mucha profundidad bajo su superficie. Si así lo queremos, poder ir con la clase que más nos guste a pegar tiros por donde queramos, pero si realmente queremos ganar todas las batallas, tendremos que ver cómo se complementa cada clase. Por ejemplo, el girasol o el doctor no deberían faltar en todo buen escuadrón para curar a los aliados, al igual que el cactus o el pirata para los ataques a distancia. Para las refriegas de corto alcance la planta carnívora y el superhéroe son las clase ideales, y así con muchas más situaciones.

Esto se traslada muy bien a los diferentes modos de juego. Para los que prefieren cooperar está el modo Operaciones, donde las plantas defienden su jardín y los zombies su cementerio de oleadas cada vez más duras de enemigos. El uso de plantas o bots para ayudarse es importante, además de adaptarte a lo que te pueden lanzar en la siguiente oleada, habiendo algunas enfocadas en combates contra jefes finales u otras en ponernos frente a casi un ejército entero de enemigos. De nuevo se trata de un modo muy divertido en el que estar horas y horas.

plants vs zombies gw2-screen2_kqsa

En los modos multijugador competitivos Garden Warfare 2 no se queda atrás lo más mínimo, ofreciendo batallas muy alocadas para hasta 24 jugadores. Los modos de juego son los básicos en los shooters, como el duelo por equipos, “Baja confirmada”, demolición o dominación. También hay alguno un poco más peculiar, como “Jardines y Cementerios”, donde un equipo tendrá que defender o atacar una posición en el mapa durante un tiempo establecido. El equipo atacante puede invocar aliados controlados por la IA, mientras que los defensores pueden poner bots o macetas para defender. Estas batallas son bastante largas, al ir por varios puntos del mapa hasta acabar el nivel para ver quién ha conquistado o defendido más puestos.

Como os podéis imaginar, no estamos ante partidas multijugador realistas, sino muy alocadas. El diseño de los mapas y los modos de juego de hecho apuestan por esa locura, a veces centrando la batalla en puntos concretos, donde el caos y la diversión están garantizados. Algo que me encanta es que los mapas son muy variados entre sí, además de haber un número más que aceptable de ellos. Encima están siguiendo con la política de la primera parte de ofrecer nuevos mapas y personajes de forma gratuita, algo que mantendrá la vida del juego durante varios meses como mínimo.

Otro aspecto en el que han mejorado muchísimo respecto a la primera parte, junto al claro aumento de contenido, está en el sistema de progresión. Podremos tomar misiones centradas en el bando de las plantas, zombies o para el multijugador, para así obtener monedas y hasta mejoras en el multiplicador de experiencia. Cada personaje tiene su nivel propio, desbloqueando poco a poco mejoras que para nada rompen el equilibrio de juego. Cada personaje dentro de las clases da pequeñas habilidades especiales respecto al personaje estándar, con que no es una mera cuestión de un skin molón y listo.

plants vs zombies gw 2-screen3_789v

Para desbloquear más personajes tendremos que usar las monedas para comprar sobres. Aunque es cierto que implementaron las microtransacciones pocas semanas tras el lanzamiento, no afectan para nada al ritmo de progresión si así lo queremos. La obtención de monedas es mucho más rápida que en la primera parte, y tras unas pocas partidas tendremos el dinero suficiente para comprar el sobre más caro, que nos da un personaje diferente. Los otros sobres son mucho más baratos, y nos dan elementos a usar en las partidas, partes de un personaje o nuevos elementos visuales para personalizar a los personajes.

Por tanto, tenemos un sistema de progresión muy bueno, para que siempre estemos avanzando de alguna forma, ya sea en forma de experiencia (también nos dan experiencia esta vez solo por jugar, en cualquier modo de juego) o de monedas, lo que nos mantiene más pegados al mando si cabe.

Técnicamente, Garden Warfare 2 entre por los ojos gracias a su genial estilo artístico. Es sin duda su punto fuerte, ya que si bien gráficamente está bien, es el estilo de los escenarios, la locura de su arquitectura o el brutal diseño de los personajes los que hacen que cada partida sea espectacular. Aun así, hay varios aspectos mejorables, como popping de elementos a pocos metros de nosotros, en especial detalles como el césped o cosas por el estilo. Esto lo notaremos en Suburbia, pero en el fragor de la batalla ni nos daremos cuenta. El sonido también está bastante bien, con melodías divertidas pero poco memorables, y ruidos graciosos para simular las voces de Dave o de los zombies.

Plants vs Zombies GW2_Launch_05_1920x1080-1

Conclusión

Plants vs Zombies: Garden Warfare 2 es todo un ejemplo a seguir en cómo hacer secuelas, y algo en lo que han fallado muchos juegos en esta generación: cómo hacer títulos centrados principalmente en el multijugador completos y divertidos en todos los aspectos posibles. Porque si algo no le falta al juego es contenido entre las misiones para un jugador, el modo cooperativo (que incluso puede ser a pantalla partida) o los diferentes modos online competitivos. Si a eso le sumamos las expansiones gratuitas o el genial sistema de progresión, tenemos entonces a uno de los mejores juegos multijugador de la actual generación.

9

Nos consolamos con:

  • Misiones individuales divertidas y que desbloquean una misión final divertidísima.
  • Muchísimo contenido entre todos los modos de juego.
  • Las nuevas clases son geniales y añaden todavía más profundidad a los tiroteos.
  • Se mantienen las expansiones gratuitas.
  • Gran sistema de progresión.

Nos desconsolamos con:

  • Meter las microtransacciones “a posteriori”, aunque no afecten, es algo feo.

Ficha

  • Desarrollo: PopCap
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 25/02/2015
  • Idioma: Español
  • Precio: 59,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *